Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Día a día del sector
Semana del 15 al 22 de diciembre de 2019.

Lo de Bruselas ya huele mal

Bruselas se mete en todos los charcos

El mundo del aceite de oliva español sigue absolutamente indignado y con toda la razón posible, porque, las medidas previstas en la legislación europea para resolver la caída de precios en origen, siguen mostrándose absolutamente incapaces por la "racanería" de las adjudicaciones realizadas y el aparente desprecio y total dejadez que las autoridades comunitarias muestran ante todos los problemas del campo español.

Actualizado 26 diciembre 2019  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Recordemos, confirmando nuestras afirmaciones, lo ocurrido en Bruselas con los cítricos, la leche, la pesca, el agua para riego, el sector ganadero, la miel… … ¡Ya está bien!  
 
Comentarios.
El sector vitivinícola español ha mostrado sus preocupaciones ante el anunciado cambio climático y tras dos semanas de “machaqueo” sobre el tema en Madrid en la COP25, ha manifestado que, en su mundo, los impactos medioambientales son cada día más explícitos. Al menos esa es la opinión de bodegueros, representantes sectoriales y organizaciones agrícolas del mundo vitivinícola.
Según José García Carrión, presidente de García Carrión, "para contrarrestar el cambio climático hay que poner más hectáreas de vid". Miguel A. Torres, presidente de Familia Torres, afirma que, "la emergencia climática es la mayor amenaza de la viticultura". Borja Eguizabal, CEO Bodegas Franco Españolas, dice que "las cepas han reducido su esperanza de vida un 30%". José Moro, presidente de Bodegas Emilio Moro, confirma que, en sus empresas, "estamos localizando nuestras plantaciones a 900 metros". Para Carlos Moro, presidente de Bodegas Familiares Matarromera todo pasa por la necesidad de que "la industria gestione de forma más eficaz sus cultivos". Carlos Villar, director general de Bodegas Protos, nos cuenta, ¿nos lo creemos?, que "el cambio climático viene influyendo en nuestras decisiones desde hace ya 15 años". Para Asun Eguren, directora gerente de la Bodega Eguren Ugarte, el cambio climático, “produce una subida del grado alcohólico en los vinos". Ignacio Arzuaga, director general de Bodegas Arzuaga Navarro,"sigue buscando terrenos en altitud y en cultivo ecológico". Victoria Torres, Bodegas Matías i Torres, lamenta el cambio y afirma "tengo plantas de más de 100 años que morirán este año".
¿Y? pues que como ven, así lo sentimos nosotros, la preocupación de los principales dirigentes del sector es de lo más variopinta, ¡vamos! que el “temita” del cambio, les tiene bastante poco preocupados, aunque como no, necesitaban unirse al carro de la actualidad, no fuese a ser que, con su escepticismo pudieran quedarse fuera del mundo de las posibles ayudas bioclimáticas.
Según el MAPAMA, la primera estimación de la Renta Agraria 2019, dista mucho de ser muy adecuada porque, tras unos buenos años de subidas generalizadas, nos enfrentamos con una realidad ciertamente triste. El Sector agrario no podía ser menos de lo que está ocurriendo con la economía española en los últimos dos años.

Los principales datos que nos aportan oficialmente son:
• La Renta Agraria 2019 (1ª estimación) refleja un descenso del (-8,6%) en términos corrientes.
• La Renta Agraria real (deflactada) por unidad de trabajo anual (Indicador A) disminuye un (-9,5%).
 • El valor de la Producción Vegetal disminuye un (-7,1%) y el de la Producción Animal aumenta un (+3,6%); ambos valores expresados a precios básicos.
• Los Consumos Intermedios experimentan un aumento del (+3,6%). • El valor de las Subvenciones totales prácticamente se estabiliza, con un aumento del (+0,6%).
• Las variaciones en porcentaje de los principales indicadores son las siguientes:
o Renta Agraria en términos corrientes -8,6
o Trabajo Agrario (UTA) -0,4 o Renta Agraria en términos corrientes por UTA -8,3
o Deflactor del Producto Interior Bruto +1,4 o Renta Agraria real (deflactada) -9,9
o Renta Agraria real UTA -9,5
Desde la Unión de Uniones nos dicen que según Eurostat, en esta la que sería la primera estimación del presente ejercicio, la renta agraria (RA) en la UE habría pasado de 167.000 millones de euros en 2018 a 171.000 en 2019, lo que representa un aumento del 2,4%, mientras que, en España en cambio, la RA habría ido a la baja, desde los 28.640 millones de euros en el pasado año, a los 26.180 millones de euros, del primer avance del corriente. Ello implicaría una caída del 8,6%, que se habría producido en base a una reducción del 3 % del valor de la Producción Agraria y un 3,6% de aumento de los costes intermedios. Se debe señalar también que los propios datos de 2017 y de 2018 han sido corregidos en esta última actualización de Eurostat. De esta manera, la Renta Agraria de 2018 sería de 1.573,8 millones de euros menos que la cifra que en su última estimación sirvió al Ministerio para hablar de un crecimiento del 4,3% el pasado ejercicio, cuando con los nuevos datos, en 2018 se habría producido en realidad un descenso del 1,75%, con lo cual en el acumulado desde el 2017 el descenso total sería del 10,2%.
Respecto a la renta empresarial agraria (REA), que indica la remuneración de los factores propios de producción - entre ellos la mano de obra familiar -, el descenso es todavía más significativo en España. Según los datos de Eurostat, la REA española ha pasado de 22.500 millones en 2018 a 20.000 millones en 2019, lo que indica un descenso del 10,9% en 2019 y del 15,0% desde el 2017.
Todo nos hace pensar que, querámoslo o no, el declive ya se asoma por el horizonte y no podemos seguir esperando el maná de la UE. Hay que reemprender el camino de la eficacia y la competitividad y dejarnos de las trilladas sendas de las sostenibilidades y demás zarandajas que hacen disminuir la viabilidad de nuestras explotaciones agrarias.

Los Estados Unidos han advertido ya que, las negociaciones del acuerdo comercial entre el Reino Unido y Washington previsto tras el Brexit, no deben incluir referencia alguna al cambio climático, según se señala en los documentos filtrados sobre los posibles acuerdos.
Un expediente de 451 páginas, filtrado el mes pasado, ha revelado el veto de los EE. UU., cualquier discusión o mención, sobre el cambio climático en las futuras conversaciones comerciales. La filtración ha provocado la indignación de los activistas climáticos, así como de los críticos de Johnson, que desconfían de la agresiva política exterior de Donald Trump. Nick Dearden, del Global Justice Now, ha manifestado que: “el hecho de que EE. UU. haya prohibido incluso la mención del cambio climático lo dice todo, sobre nuestro, futuro bioclimático.
¡Qué les parece a ustedes! ¿No creen que la UE y España en particular deberían copiar algo de lo que se cuece en los EE.UU?

Asaja de Castilla-La Mancha ha abogado este lunes 16 por que el Gobierno regional cambié el discurso sobre el agua y establezca un posicionamiento nuevo, antes de que se negocien los planes hidrológicos de las cuencas hidrográficas.
Para el secretario general de Asaja de Castilla-La Mancha, José María Fresneda, el Ejecutivo autonómico de Castilla-La Mancha “tiene que tener una posición clara en materia de agua todos los niveles, “tendría que haber una ley del Agua en Castilla-La Mancha“para que nadie se salga de las competencias en esta comunidad” y ha defendido que “si se necesitan más competencias es juntos como tenemos que ir a buscarlas”.
A su vez, el secretario general de Asaja de Ciudad Real, Florencio Rodríguez, ha explicado que para la organización agraria lo más importante es hacer un Plan Hidrológico Nacional, “que tenga en cuenta que las cuencas hidrográficas son diferentes y los problemas de los agricultores de las diferentes zonas son también diferentes”. “Lo que está claro es que hay un España excedentaria en agua y una España deficitaria”, y que de cara al futuro del regadío “se tiene que trasvasar agua de las zonas excedentarias a las deficitarias”, “es paradójico e inconcebible” que, aunque por Castilla-La Mancha pasan siete cuencas hidrográficas y somos generosos con Andalucía, con Extremadura, con Levante y con otras zonas y sin embargo tenemos las dotaciones de agua más bajas de toda España”. “Tenemos más del 50 por ciento de reducción con respecto a otros territorios de España y eso nos hace muchos menos competitivos, ya que las inversiones que se han hecho en la región han sido mayoritariamente a costa de la inversión privada”, ha lamentado.
Como ven sigue viva la guerra por el agua, sin que los responsables de solucionar el problema tomen decisión alguna. Y mientras el padre Ebro sigue inundando los campos y salando, sí salando, vertiendo al mar más de 7.000 hectómetros cúbicos anuales de agua. ¿Recuerdan que la guerra entre comunidades desaparecería con menos de 1.500 hectómetros cúbicos, trasvasados desde las zonas excedentarias a las zonas deficitarias situadas a menos de 300 kilómetros?

Recordemos en este tema que, como nosotros,  “Vox defiende "diseñar y aplicar un nuevo Plan Hidrológico Nacional bajo el principio de la solidaridad y el bien común" que permita "el reparto de los recursos hídricos en todo el territorio español". Es decir, garantizar el agua a los agricultores vía trasvases. "Sí a una política de trasvases que garantice el agua para todos. No a cualquier tipo de egoísmo regional. El agua de España es de todos los españoles sin distinción
Terminemos recomendando la lectura detenida del artículo de Fernando del Pino Calvo Sotelo, “La propaganda del consenso climático”, que hoy se adjunta como noticia. Estamos totalmente de acuerdo con sus tesis que de forma menos lucida venimos manteniendo desde Agrolibre.
Felices fiestas de Navidad 2019 a todos ustedes, que el NIÑO DIOS que hoy nos nace, nos haga a todos ser mejores personas.
 
Noticias.
-Los precios en origen del aceite de oliva siguen cayendo en picado lo que demuestra que, por ahora, el almacenamiento privado aprobado por la UE está provocando más problemas que soluciones y que lo único que está causando es que se esté hundiendo el sector. Y aunque se está a la espera de ver cómo acaba la segunda licitación, no es de extrañar que el propio ministro, Luis Planas, haya pedido a la UE “que sea más realista” Y a esto hay que añadirle la amenaza de Trump de subir aún más los aranceles al aceite, incluido el de granel. Con este panorama, según fuentes de Oleoestepa, esta nueva caída de las cotizaciones que está hundiendo al sector se debe a la incertidumbre existente en estos momentos en el mercado, que se mantiene a la espera de ver los resultados de la segunda licitación de almacenamiento privado de aceite.
Agroinformación.

-El Acuerdo Verde presentado ayer dejó dos pasajes controvertidos sobre la agricultura. Por lo tanto, se pospone el debate sobre la ingeniería genética y los valores límite de pesticidas.
El acuerdo verde presentado ayer por Ursula von der Leyen ha sido muy bien recibido por políticos y agricultores. Sin embargo, la versión final con respecto a la agricultura se ha debilitado en algunos puntos: en una versión anterior, todavía incluía una reducción del 50 por ciento en pesticidas para 2030 y nuevos objetivos de reducción para los fertilizantes. El documento oficial, por otro lado, solo habla de una "reducción significativa" en la protección de plantas y fertilizantes.
Obviamente, también se ha cambiado una sección sobre nuevos procesos de ingeniería genética en fitomejoramiento. La versión anterior del Green Deal indicaba que la Comisión quería presentar "medidas para desarrollar formas innovadoras, incluidas nuevas técnicas de genoma". Hay una fuerza explosiva detrás de esto, porque la cría de nuevos organismos utilizando tecnologías genómicas, a las que pertenecen las tijeras del gen Crispr, es muy controvertida. En un juicio en julio de 2018, el TJCE aún clasificó las plantas producidas de esta manera como ingeniería genética. Si la nueva Comisión se enfoca en la tecnología del genoma en el futuro, no solo sería una declaración en contra de la sentencia judicial, sino que también podría alejarse de la protección actual del consumidor, dijo el eurodiputado verde Martin Häusling en una entrevista con EURACTIV. Se teme que esos nuevos métodos de fitomejoramiento podrían estar exentos de la evaluación de riesgos de la agencia alimentaria europea EFSA, así como de la obligación de etiquetado. "La exención de los nuevos procesos de mejoramiento de la regulación de ingeniería genética va en contra del principio de precaución".
Euroactiv.
 
-España cuenta con 960.000 hectáreas de viñedos de las que 235.000 están especialmente expuestas al impacto del cambio climático. En un producto tan sensible a cualquier modificación, las bodegas se han tenido que lanzar a tomar medidas para proteger sus vinos, incluida la búsqueda de otros emplazamientos.
Cepas centenarias a punto de desaparecer, bodegas trasladando sus viñedos a zonas de mayor altitud, aumento en la graduación alcohólica, un sorprendente incremento de los viñedos en Reino Unido, peticiones de ayudas a Bruselas...
Tras dos semanas de cumbre del clima en Madrid, la clausura de la COP25 ha sido tan ambigua como se esperaba, mientras que hay sectores donde los impactos medioambientales son cada día más explícitos. Al menos esa es la opinión de bodegueros, representantes sectoriales y organizaciones agrícolas consultadas sobre la situación de un producto tan enraizado con la cultura mediterránea. In vino veritas (en el vino está la verdad) que diría Plinio el viejo.
La superficie de viñedo tiende a disminuir en España mientras las empresas del sector han lanzado diversas iniciativas para ajustarse a la nueva realidad. Se trata de uno de los productos más sensibles a cualquier tipo de variación en la maduración de la uva. Y las variaciones se suceden.
Los meses de la primavera son ahora mucho más secos y las temperaturas del verano se ha vuelto más extremas, con muchos episodios por encima de los 35º que pueden perjudicar a las vides. Hay menos heladas en invierno y más en primavera y la lluvia tiende a concentrarse en episodios de mucha intensidad. La conclusión es una carrera contra el calendario: Hay denominaciones donde la vendimia concluye ahora cuando antes empezaba; se han adelantado todos los plazos.
Ante este panorama se prueban nuevas variedades en zonas históricas como Burdeos, se impone el regadío en un país como España con un problema hídrico endémico y se desplazan cultivos
Según un informe de la Universidad de La Rioja, el 90% de los profesionales de la denominación de origen considera que existe un efecto del cambio climático.
De todos modos, las consecuencias del cambio climático son tan heterogéneas y difíciles de anticipar que no se pueden buscar recetas comunes.
Pablo Resco, doctor en ingeniería agrónoma y responsable de Gestión de Riesgos de COAG, ha elaborado el principal informe sobre el impacto del cambio climático en los viñedos españoles en colaboración con el Ministerio de Agricultura. Resco no quiere ser catastrofista, pero hay ya evidencias de un impacto. El informe constata que cabe "esperar una disminución de las zonas climáticas más idóneas para la calidad de la uva", ya que la aparición de nuevas áreas, especialmente en el norte, no servirá para compensar la pérdida de otras. Las zonas consideradas de mayor potencia vitivinícola pasarán de ser un 47% del territorio al 36% en 2050.
Hay varios fenómenos que centran la preocupación de los expertos: los aumentos de episodios de pedrisco, más heladas primaverales y los golpes de calor, en un contexto de subida de las temperaturas y mayor carestía de agua.
¿Y en qué afecta este nuevo paradigma climático?
Borja Eguizabal, CEO de Bodegas Franco Españolas, asegura que, aunque las plantas de la vid están aclimatadas a las temperaturas extremas, "no lo están a acumular tanto estrés por aumento de temperaturas. Cuanto más calor, más producción de azúcar en las uvas y con ello más alcohol en el vino". Además, también están proliferando nuevas plagas y elementos patógenos.
Este diario ha contactado con varias de las principales bodegas españolas y todas ellas han trazado su estrategia para intentar evitar los impactos del aumento generalizado de las temperaturas.
José Luis Benítez, director de la Federación Española del Vino, va un poco más lejos. Esta organización ha preparado un plan contra el cambio climático en el que trata de concretar las necesidades que podría tener el sector. Tendría que incentivarse la I+D+i sectorial, las inversiones directas (riego por goteo, protección contra heladas...) y la formación y divulgación entre los agricultores (las bodegas sólo controlan directamente el 17% de la producción). Para ello sería necesario 2.000 millones en varios años. De este modo, se podría atender a la superficie más vulnerable: de las 960.000 hectáreas de viñedo de España habría que proteger 140.000 que requieren de riego por goteo, unas 40.000 con un problema acrecentado de heladas primaverales y otras 55.000 que sufren en mayor medida el aumento de episodios de pedrisco. Los compromisos de París de la COP 21 aspiraban a evitar un aumento de las temperaturas de más de 2º. De no lograrse ese objetivo, todos los escenarios para el sector del vino serían exponencialmente peores. Esa es la otra verdad del vino.
España es el país con más riesgo de impacto climático en sus viñedos y el que tiene más superficie dedicada a ellos (960.000 hectáreas, unas 700.000 menos que las que tenía en 1980). En su mayor parte, se encuentran en Castilla- La Mancha (473.000 hectáreas), una de las zonas más sensibles al cambio climático y la falta de agua.
Del total, el 61% corresponde a secano y el 39% a regadío, unas 378.000 hectáreas, un 14% más que el año anterior. Cada vez más bodegas tienen que optar por el riego por goteo ante la falta de agua.
España no es el primer productor de vino, sino el tercero, con 34,3 millones de hectolitros, por detrás de Italia y Francia y con una previsión de caída del 10% este año (según la OIV), la mayor de todos los países productores.
Expansión.
 
-Unión de Uniones, tras revisar los últimos datos publicados por Eurostat, constata la caída de la renta agraria en 2019 en la mayor de los principales Estados Miembro de la Unión Europea (UE) a nivel agrario, con recorte del 8,6% para España situándose en 26.179,57 millones de euros.
Estos datos también revelan que la renta empresarial agraria también sufre un importante receso. La corrección realizada sobre los datos del 2018, apuntaría a una reducción acumulada desde 2017 del 10,2% en la renta agraria y del 15,0% en la renta empresarial agraria.
La renta agraria aumenta en la UE, pero desciende en los principales Estados miembro
Según Eurostat en esta la que sería la primera estimación del presente ejercicio, la renta agraria (RA) en la UE habría pasado de 167.000 millones de euros en 2018 a 171.000 en 2019, lo que representa un aumento del 2,4%.
En España, en cambio, la RA habría ido a la baja, desde los 28.640 millones de euros en el pasado año, a los 26.180 millones de euros, del primer avance del corriente. Ello implicaría una caída del 8,6%, que se habría producido en base a una reducción del 3 % del valor de la Producción Agraria y un 3,6% de aumento de los costes intermedios.
Se debe señalar también que los propios datos de 2017 y de 2018 han sido corregidos en esta última actualización de Eurostat. De esta manera, la Renta Agraria de 2018 sería de 1.573,8 millones de euros menos que la cifra que en su última estimación sirvió al Ministerio para hablar de un crecimiento del 4,3% el pasado ejercicio, cuando con los nuevos datos, en 2018 se habría producido en realidad un descenso del 1,75%, con lo cual en el acumulado desde el 2017 el descenso total sería del 10,2%.
En el caso de Francia, con un primer avance de renta agraria para 2019, de 26.725,5 millones de euros, el recorte de renta ha sido más suave y se cifra en un 7,2% respecto a 2018, mientras que en Italia (24.514 millones de euros) se cifra en un 2,2%. En Alemania (17.023,4 millones de euros), por su parte, ha aumentado un 34,3% en un solo año, lo que muestra un crecimiento muy llamativo.
Respecto a la renta empresarial agraria (REA), que indica la remuneración de los factores propios de producción - entre ellos la mano de obra familiar -, el descenso es todavía más significativo en España. Según los datos de Eurostat, la REA española ha pasado de 22.500 millones en 2018 a 20.000 millones en 2019, lo que indica un descenso del 10,9% en 2019 y del 15,0% desde el 2017. A nivel UE, en cambio, se ha incrementado en este ejercicio un 2,7%, y en Alemania un notable 136%, mientras que en Italia ha descendido un 5,6% y en Francia un 12,3%.
Cifras alejadas de la realidad
En todo caso, e incluso teniendo en cuenta las correcciones que se pueden realizar sobre avances y estimaciones hasta que las cifras de renta se elevan a definitivas, Unión de Uniones considera que estos indicadores pintan un escenario para los agricultores españoles muy alejado de la realidad del campo.
Según los últimos datos disponibles de la Agencia Tributaria que maneja la organización, los rendimientos declarados por los agricultores y ganaderos que fundamentalmente viven de esta actividad estaría en el entorno de los 11.500 euros anuales, muy por debajo de algunos indicadores oficiales del MAPA, como la Renta Agraria por UTA o la Renta Empresarial Agraria por UTA que sobrepasarían en las estadísticas los 30.000 y 50.000 euros anuales respectivamente.
De cara a la elaboración del Plan Estratégico Nacional de la PAC, en el que este tipo de indicadores serán utilizados para el seguimiento del objetivo de mejorar los ingresos de los agricultores, Unión de Uniones reclama una revisión de los procedimientos estadísticos para el cálculo y que se tenga en cuenta la realidad fiscal de los profesionales del sector, que es la que verdaderamente refleja la distancia que existe entre las rentas del campo y la ciudad y justifica las concesiones de las ayudas de la PAC para sostener las rentas de los agricultores y del medio rural.
Unión de Uniones
 
-Asaja de Castilla-La Mancha ha abogado este lunes 16 por que el Gobierno regional cambié el discurso sobre el agua y establezca un posicionamiento nuevo, antes de que se negocien los planes hidrológicos de las cuencas hidrográficas.
El secretario general de Asaja de Castilla-La Mancha, José María Fresneda, ha dicho en rueda de prensa que es el momento oportuno para plantearse un discurso distinto de cara al agua, porque ahora se dan las condiciones adecuadas, antes de que se inicie la negociación de los planes de cuenca.
Según Fresneda se requiere un posicionamiento nuevo del Ejecutivo autonómico, ya que Castilla-La Mancha “tiene que tener una posición clara en materia de agua todos los niveles”.
Así, ha considerado que tendría que haber una ley del Agua en Castilla-La Mancha “para que nadie se salga de las competencias en esta comunidad” y ha defendido que “si se necesitan más competencias es juntos como tenemos que ir a buscarlas”.
A juicio de Fresneda, “falta un modelo de política hidráulica” en España las confederaciones están haciendo “una dejación de funciones” y en este marco “nosotros vamos a defender el modelo de la legalidad por encima de cualquier otra cosa”, ha subrayado.
En España hay un escenario de catastrofistas y otro negacionistas, “pero nosotros somos adaptistas, nos vamos a seguir adaptando”, ha afirmado Fresneda, que ha asegurado que “somos realmente el único sector que mitiga el cambio climático”.
LO MÁS IMPORTANTE ES HACER UN PLAN HIDROLÓGICO NACIONAL, “QUE TENGA EN CUENTA QUE LAS CUENCAS HIDROGRÁFICAS SON DIFERENTES”
Por otra parte, preguntado por el ‘Pacto Regional del Agua’ que está planteando el Gobierno autonómico, Fresneda ha dicho que él no ha visto ningún pacto “solo un folio o medio folio diciendo unas “tontás impresionantes” y ha añadido que, “a mí me mandaron un papel, folio y medio, que no se todavía que quiere decir”.
A su vez, el secretario general de Asaja de Ciudad Real, Florencio Rodríguez, ha explicado que para la organización agraria lo más importante es hacer un Plan Hidrológico Nacional, “que tenga en cuenta que las cuencas hidrográficas son diferentes y los problemas de los agricultores de las diferentes zonas son también diferentes”.
Rodríguez ha señalado que “lo está claro es que hay un España excedentaria en agua y una España deficitaria”, y que de cara al futuro del regadío “se tiene que trasvasar agua de las zonas excedentarias a las deficitarias”.
En este sentido, ha aseverado que “es paradójico e inconcebible” que, aunque por Castilla-La Mancha pasan siete cuencas hidrográficas, “y somos generosos con Andalucía, con Extremadura, con Levante y con otras zonas”, sin embargo, tenga las dotaciones de agua más bajas de toda España.
“Tenemos más del 50 por ciento de reducción con respecto a otros territorios de España y eso nos hace muchos menos competitivos, ya que las inversiones que se han hecho en la región han sido mayoritariamente a costa de la inversión privada”, ha lamentado.
En Castilla-La Mancha “hay una gran deuda histórica a nivel de infraestructuras y a nivel de agua”, ha apuntado Rodríguez, que ha defendido que “por eso es fundamental que esta región abandere el movimiento de apoyar un Plan Hidrológico Nacional para subsanar las diferencias que puede haber entre regiones y unas zonas y otras”.
Y ha reiterado que, a pesar de tener siete cuencas hidrográficas, “es el territorio de España donde menos infraestructuras se han hecho, dónde menos se está haciendo por las deficiencias en materia de agua y para poder aprovechar y reclamar lo que en justicia le corresponde”.
ASAJA.
 
-La COP25 concluyó dos días después de lo esperado y sin un acuerdo vinculante que concrete las directrices del Acuerdo de París. Es decir, tras 14 días de reuniones entre diplomáticos, organizaciones y grandes compañías no hay una ruta que comprometa a los diferentes Estados a aplicar medidas que frenen la emergencia climática.
La inexistencia de un modelo energético alternativo a los combustibles fósiles, aleja la posibilidad de reducir las emisiones de CO2 en base a las advertencias científicas y las peticiones de las Naciones Unidas. La idea de contener el aumento de la temperatura global del planeta por debajo de los 2 ºC sigue estando sobre la mesa, pero continúa siendo papel mojado. Las razones que nos conducen a este escenario se resumen en la incapacidad para llegar a un acuerdo debido a los intereses de crecimiento económico que están en juego.
La oposición de China, India y Brasil
Las negociaciones de la cumbre han estado dando vueltas en torno a dos puntos clave: que se hiciese el mayor esfuerzo posible por acatar el Acuerdo de París y que esta voluntad se tradujese en desarrollo e implementación de medidas. Y es precisamente en este terreno donde los países en vías de desarrollo piden que se establezca una diferencia de criterio entre las potencias económicas asentadas, y las que ahora, están en pleno proceso de crecimiento económico.
Brasil, India, China y Sudáfrica han sido claros: no se comprometerán a cerrar unas cifras de reducción de emisiones hasta que los países desarrollados cumplan los objetivos fijados para 2020. En otras palabras, no están dispuestos a renunciar a fuentes de energía como el carbón que, hasta ahora, les están asegurando un desarrollo social y económico. Sin embargo "comprometerse" a ello tampoco es sinónimo de éxito. Recordemos que en el pasado Acuerdo de París todas las voluntades eran buenas y tan solo tres años después se demostró que tan solo 16 países estaban cumpliendo con las cifras de CO2 que les correspondían.
Por otro lado, Brasil y Arabia Saudí han manifestado su rechazo a las premisas que incluye el informe de la ONU sobre el uso de la tierra y su efecto en el clima.
La "emergencia climática" de la Unión Europea es un gesto vacío: los estados siguen emitiendo de más
A pesar de que este año se han quemado más de 4 millones de hectáreas en el Amazonas y que la agricultura y la silvicultura representan el 23% de los gases efecto invernadero, Brasil no aceptaba la parte del texto referente a la importancia de modificar la explotación del suelo. Finalmente, y debido a las presiones, el ministro de medio ambiente brasileño pasó por el aro y reculó. Eso sí, posteriormente se encargó de decir en sus redes sociales que "el acuerdo había quedado en nada", restando importancia al texto.
Sin regulación en el mercado de emisiones
China e India no quieren asumir la responsabilidad que tienen en la emisión de gases efecto invernadero. Junto a Estados Unidos, ambos países representan las potencias más contaminantes del mundo: China expulsa a la atmósfera el 27% de las emisiones globales, Estados Unidos el 15% e India el 6,8%.
Como resultado, no se han concretado medidas enfocadas a hacer realidad el artículo 6 del Acuerdo de París, lo que hace que éste no sirva como mecanismo para regular las emisiones. El objetivo tras los "avances" de 2015 aludía a que los países se comprometiesen a fijar unos límites tanto de cara a 2030 como a 2050 a través de un regulación del mercado de carbono. Así, el segundo punto de este artículo hace referencia a un comercio de emisiones enfocado a reducirlas y no a trampearlas:
Cuando participen voluntariamente en enfoques cooperativos que entrañen el uso de resultados de mitigación de transferencia internacional para cumplir con las contribuciones determinadas a nivel nacional, las Partes deberán promover el desarrollo sostenible y garantizar la integridad ambiental y la transparencia, también en la gobernanza, y aplicar una contabilidad robusta que asegure, entre otras cosas, la ausencia de doble cómputo, de conformidad con las orientaciones que haya impartido la Conferencia de las Partes en calidad de reunión de las Partes en el presente Acuerdo.
Hasta ahora, los estados continuaban funcionando en base a lo cerrado en Kyoto. Es decir, los países desarrollados estaban obligados a reducir sus emisiones de CO2, pero los que están en vías de desarrollo no. Esto se medía por un sistema de "cuotas" transferibles. Si un país superaba su umbral de emisiones, podía comprar "unidades" de emisión de CO2 a países que no hubieran alcanzado el suyo, generalmente menos desarrollados.
Esto generaba un problema de doble contabilidad. Lo países industrializados compensaban su extra de CO2 comprando "derechos" de emisión, pero al mismo tiempo los países en desarrollo no se descontaban la cuota de emisiones transferida, de tal modo que continuaban generando CO2.
El Acuerdo de París pretendía acabar con estas distorsiones permitiendo a los países desarrollados compensar su extra de emisiones financiando proyectos de emisiones negativas (como las reforestaciones) en países del tercer mundo. Uno de los objetivos del COP25 era clave definir una serie de obligaciones para todos los países, desarrollados y en vías de desarrollo.
Pese a ello, India, Brasil y China han rechazado ese punto porque el marco del protocolo de Kyoto les favorece. No están obligados a fijar una reducción de emisiones y todavía disponen de cuotas de CO2 de otros países, lo que les permite seguir emitiendo legalmente. El resultado tanto unos como otros podrán seguir contaminando por encima de sus compromisos, a través de los derechos de emisión adquiridos. De cara a la próxima cumbre de Glasglow, 73 países se han comprometido en trabajar para diseñar un modelo de mercado "que sirva a la ambición del Acuerdo de París".
Green new deal y plan de género
Por último y con la idea de salvar la cita con algún avance tangible, la COP25 ha sacado adelante el Plan de Acción de Género, un documento donde se establece que la transición climática debe ir de la mano de la igualdad de género. A pesar que países como Arabia Saudí no estaban de acuerdo en algunos puntos relativos a los derechos humanos, finalmente fue aprobado en uno de los últimos plenos de esta COP. Sin embargo, y al igual que sucedió en la cumbre de París, éste también carece de obligaciones e indicadores definidos.
A su vez y de forma paralela a la cumbre celebrada en Madrid, el parlamento europeo aprobó el denominado Pacto Verde, un nuevo paquete de medidas enfocadas a que Europa se consolide como el primer continente climáticamente neutro del mundo. Las líneas de actuación pasan por ir hacia un modelo energético que huya de los combustibles fósiles, apueste por una movilidad cero emisiones y garantice una cadena alimentaria sostenible, entre otras que se pueden consultar en este documento.
¿Cómo frenar el cambio climático? Reduciendo el número de humanos, según 11.000 científicos
No obstante, al igual que no fue casualidad que la Unión Europea declarase la "emergencia climática" tan solo cuatro días antes de la COP25, este movimiento tampoco ha sido azaroso. El parlamento europeo pretendía dar ejemplo en el marco de la cumbre y evidenciar que es posible concretar medidas que vayan hacia un cambio de modelo energético. No logró un consenso claro. Poloniam por ejemplo, ya ha dicho que se queda fuera del nuevo pacto y que no se compromete a reducir sus emisiones al 100% de cara a 2050, evidenciando las mismas limitaciones políticas que la COP25.
Así, tras catorce días de titulares y manifestaciones, volvemos al punto de partida, pero con una diferencia respecto a los meses anteriores: el Acuerdo de París entrará en vigor el próximo 1 de enero y lo hará sin medidas que frenen el aumento global de la temperatura.
I.Sierra. Magnet.
 
-El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, ha reclamado hoy, durante el Consejo de Ministros del ramo de la UE, medidas de apoyo para los sectores agroalimentarios más afectados por los aranceles de EEUU.
El Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la UE ha debatido, a petición de España y de Francia, sobre el impacto de los aranceles de EEUU en el sector agroalimentario, en el marco del litigio por el caso del consorcio Airbus.
Ocho países más han apoyado las demandas de apoyo presentadas por Francia y España, en reacción a los aranceles.
Los aranceles afectan a productos como el aceite de oliva envasado y la aceituna de mesa verde, el vino y los licores, las frutas y hortalizas en conserva, los cítricos, la carne de porcino y los quesos.
El ministro ha añadido que “urgente” disponer de apoyos adicionales para los sectores más afectados (agricultores e industria). La situación puede agravarse, ante el anuncio por parte de EEUU de la revisión de la lista de productos y la cuantía de los aranceles impuestos en el marco de la disputa por el caso Airbus.
La Política Agrícola Común (PAC) “dispone de instrumentos” que tenemos ya y que se pueden poner en marcha para estabilizar precios y mercados de un producto, según el ministro. A este respecto, ha subrayado la necesidad de que se aplique el almacenamiento privado de aceite de oliva de manera eficaz.
Por otro lado, dentro del debate sobre la reforma de la PAC, el ministro ha señalado que la futura PAC post 2021 debe tener herramientas para “dar respuestas a problemas como este y, en general, a la cada vez mayor volatilidad de los mercados”.  En ese sentido, ha pedido que de cara a la reforma se revisen los precios de referencia de desencadenamiento del almacenamiento privado de aceite de oliva.
MAPAMA.
 
-La decisión del Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) de autorizar un trasvase de 7,5 hectómetros cúbicos (al igual que en noviembre) a través del Acueducto Tajo-Segura para el mes de diciembre, que se destinarán exclusivamente al abastecimiento urbano sin posibilidad  de riego, ha provocado el enfado en las regiones de Murcia y Andalucía, que acusan al Gobierno de cerrar el trasvase a la agricultura.
El Ejecutivo de Murcia ha calificado de “intolerable” y como “nuevo ataque a todo el Levante español” la decisión del Gobierno de España de no trasvasar agua para regadío en el mes de diciembre, a pesar de contar con el informe favorable de la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura que, este miércoles 18, ha propuesto un trasvase de 19,6 hm3 para consumo y regadío.
 “Es una decisión gravísima y que marca un precedente histórico, cruzando una línea que no debían haber cruzado en ningún momento. Lamentablemente se repite la historia, en el mes de noviembre alegaron situaciones futuras para justificar su decisión partidista en contra del trasvase Tajo-Segura”, explicó el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, ante el anuncio del Ministerio para la Transición Ecológica.
“No podemos comprender que un Ministerio lleve a cabo, por segunda vez, una decisión de este tipo para perjudicar a toda la Región de Murcia y al Levante español, no sólo a los regantes”, lamentó el consejero, quien añadió que “nos gustaría saber cuál es su objetivo y, si es cerrar el trasvase Tajo-Segura, que lo digan claramente”.
Luengo añadió que “en esta ocasión incluyen al Mar Menor para justificar su injusta decisión. No sólo no están haciendo su trabajo en relación a las competencias que tienen en el Proyecto de Vertido Cero, sino que no están invirtiendo las partidas correspondientes; solo están criminalizando al Mar Menor y a la agricultura y parece que están esperando a que el ecosistema reviente”.
Agroinformación.
 

-La propaganda del consenso climático.
Tras dos semanas de bombardeo climático-apocalíptico en Madrid, el COP25 ha terminado en fracaso, como tantas de las anteriores 24 ediciones, con activistas, medios y profetas del final de los tiempos viviendo en un mundo ilusorio ajeno a la realidad. En efecto, y como no podía ser de otra manera, los combustibles fósiles siguen suponiendo hoy el 90% del consumo mundial de energía, exactamente igual que cuando se celebró la Cumbre de Río de 1992. De hecho, desde 1992 la demanda de combustibles fósiles ha aumentado un 54% y las fuentes primarias de energía que no emiten dióxido de carbono (sobre todo hidroeléctrica y nuclear, de las que el ecologismo nunca habla, además de las políticamente correctas solar y eólica) sólo han pasado del 12% al 15% en todo el mundo (Smil, 2019). Por tanto, cualquier pretensión de eliminar en pocas décadas los combustibles fósiles – que han sacado a gran parte de la Humanidad de la pobreza – es una quimera. La energía mundial depende de ellos y eso no cambiará hasta que se produzca una revolución energética que probablemente no esté en energías intermitentes e ineficientes como la solar o la eólica ni, desde luego, en la utilización de coches eléctricos, como absurdamente parecen hacernos creer. La “transición ecológica” sólo sirve para restringir la libertad, encarecer la factura eléctrica y el precio de los coches y servir de coartada para subir los impuestos una vez más.
Sin embargo, este COP25 ha servido para varias cosas. En primer lugar, la selección de pregoneros de extrema izquierda y la imagen de los activistas con el puño en alto ha aclarado a muchos incautos que la cuestión del cambio climático trata más de política que de ciencia, y que el activismo climático y la izquierda radical son conjuntos con una enorme intersección, como explicaría Euler, pues comparten adeptos, ideología y tácticas como el abuso de la mentira y la persecución del disidente. En segundo lugar, las exageraciones y falacias de la obsesiva cobertura mediática han vuelto a poner de manifiesto el obediente seguidismo y la escasísima fiabilidad de los medios en esta cuestión, con alguna brillante excepción. En tercer lugar, las afirmaciones de Sánchez, cuyo historial (verdaderamente extremo) lleva a presuponer que miente por defecto, nos ofrecen un indicio claro de que no es verdad que sólo “un puñado de fanáticos” cuestione el mantra del cambio climático antrópico.
No parece fanático el Premio Nobel de Física Ivar Giaever, que tilda el cambio climático de “pseudociencia” y piensa que “se ha convertido en una religión”, ni el Dr. Kiminori Itoh, de la Universidad de Yokohama, que afirma que estamos ante “el peor escándalo científico de la historia”. Tampoco el Premio Nobel de Física Robert Laughlin, que pide “que mantengamos la calma” porque “no tenemos poder para controlar el clima”, ni los 300 científicos que apoyaron al Profesor Lindzen (Doctor en Física y Matemática Aplicada por Harvard, Catedrático de Ciencias Atmosféricas del MIT durante treinta años y autor principal del Capítulo 7 del Tercer Informe del IPCC) cuestionando las bases científicas de la teoría del cambio climático antrópico y criticando las dañinas políticas propuestas para “revertirlo”, ni son fanáticos los 83 científicos italianos que este verano firmaron una petición a su gobierno afirmando que “las predicciones alarmistas no son creíbles (…) y es científicamente irrealista atribuirle al hombre la responsabilidad del calentamiento”. Sin duda, existe fanatismo e histeria, pero no precisamente en el campo escéptico, donde no utilizan a niños y adolescentes.
Pero es que en una reciente encuesta internacional (Yougov, 2019), y a pesar de la perenne, intimidatoria, invasiva y grotesca propaganda mediática, la proporción de la población que piensa que el hombre es el principal responsable del clima es de sólo el 35% en Noruega o Suecia, el 38% en EEUU, el 40% en Dinamarca, y el 49% en Francia y Alemania. En España, paraíso de los crédulos (o de los desinformados), este porcentaje sube al 69%, sólo superado por Tailandia e India. Preguntados sobre si el cambio climático tendrá un gran impacto en sus vidas, sólo el 11% de la población de los países nórdicos, el 16% de los alemanes y el 24% de los norteamericanos lo piensa.
¿Hay diversidad de opiniones entre los científicos? Naturalmente. Contrariamente a la consigna ecologista, es falso que exista un «consenso» o que el debate esté cerrado. A pesar de la enorme presión para no disentir públicamente, una encuesta de la Sociedad Americana de Meteorología publicada en el 2014 evidenciaba que sólo el 52% de sus miembros creía que el hombre era el principal responsable del calentamiento global, mientras que el 28% contestaba que aún no había suficiente evidencia para manifestarse y el resto opinaba que las causas naturales tenían una influencia significativa o mayoritaria. Esta encuesta también mostraba que los científicos escépticos tenían mucha menor probabilidad de ver publicados sus trabajos. En 2016, con preguntas más sesgadas, el 29% creía que el 80% o más del cambio climático era antrópico, el 38%, entre el 60% y el 80%, y un 33% se dividía entre los que creían que las causas eran naturales o que ambos factores influían de forma pareja.
Fieles a una agenda política que quiere imponer por la fuerza un pensamiento único, los activistas del cambio climático intentan silenciar la diversidad de opiniones para hacer creer que “todos piensan lo mismo menos tú”, vieja táctica de manipulación que explota el miedo del hombre a la soledad y al ostracismo. Esto es lo que pretende la consigna del “consenso”, un concepto proveniente de la política que olvida que la ciencia nunca ha avanzado por votación, sino porque un científico decide cuestionar el statu quo y desafiar una creencia generalizada en su tiempo. Por ello, el famoso Premio Nobel de Física Richard Feynman decía que la ciencia implicaba creer “en la ignorancia de los expertos”.
Saturados por la letanía catastrofista, cada vez resulta más evidente que el cambio climático es una ideología, un proyecto político hostil a la libertad, al progreso económico y al hombre mismo, un caballo de Troya que quiere imponer una sincrética religión mundial con la que controlarnos a través del miedo y la culpa. Su uso de la mentira es masivo: como no me cansaré de repetir, es falso que hayan aumentado los huracanes, las sequías o las inundaciones; es falso que haya un problema de deforestación en la Tierra, y es falso que los mares vayan a engullirnos, pues al ritmo actual tardarán entre 350 y 700 años en subir un metro. Creer que un ligero aumento de temperatura – que está siendo de menos de 0,15°C por década- vaya a tener consecuencias apocalípticas es una elucubración no sostenida por la lógica o por la evidencia empírica, y creer que podemos predecir y controlar el clima del planeta dentro de un siglo cuando no podemos predecir la meteorología local para dentro de una semana resulta tan ridículo como arrogante.
Por cierto, apuesto a que no han leído que, según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología, el año 2018 fue menos caluroso en España que el 2017, 2016, 2015, 2014, 2011, 2009, 2006, 2003, 1997, 1995, 1994 y 1989. Esperemos que este invierno no sea demasiado frío, porque el frío causa 17 veces más muertes que el calor en todo el mundo (Guo et al, The Lancet 2015). Sin duda, el frío es mucho más temible. Ah, ¿tampoco se lo habían dicho?
Fernando del Pino Calvo-Sotelo. Expansión.
 
-Los ministros de Agricultura de España, Francia y Alemania han alcanzado un acuerdo sobre la futura PAC.
Considerando que las negociaciones de la PAC comenzarán su ronda final durante la Presidencia croata, y atendiendo a Pacto Verde Europeo, los ministros quieren insistir en sus prioridades respecto a la futura política.
Los tres ministros exigen una PAC ambiciosa que asegure la viabilidad económica de las explotaciones agrícolas y de las zonas rurales, a la par que se cumplen las expectativas de la sociedad europea, especialmente en los aspectos medioambientales.  Los tres países apoyan la propuesta de la Comisión Europea (CE) relativa a la “arquitectura verde” para proporcionar un apoyo adecuado a los agricultores de cara a implementar una transición hacia un sistema productivo más sostenible, de cara a alcanzar la neutralidad del carbono en 2050.
Son favorables a una mayor condicionalidad y de un eco-esquema obligatorio e insisten en que, la transición ambiental, debe llevarse a cabo dentro de un marco europeo, basado en la aplicación de una serie de reglas comunes, que eviten la distorsión de la competitividad, proporcionando a los agricultores y ganaderos un marco común y justo para la producción.
Subrayan que el presupuesto de la próxima PAC debe estar a la altura de las elevadas expectativas de los agricultores europeos.
Reclaman una PAC más simple y eficiente para sus beneficiarios. Es necesario simplificar el nuevo modelo de aplicación, para asegurar una ejecución eficiente para los beneficiarios, los Estados Miembros, Länder, Comunidades Autónomas y regiones, y para hacerlo más comprensible para los ciudadanos.
Los ministros invitan al resto de ministros de Agricultura a apoyar esta declaración.
Agronews CyL
 

- “No queda otra que tirarnos a la calle para defender nuestros derechos”. “Es vergonzoso que, por segunda vez consecutiva, nos tomen el pelo de esta manera”. “Europa se ríe una vez más de España ante la perplejidad e indefensión de olivareros y cooperativas andaluzas”. Son solo las primeras impresiones del sector del olivar ante las ayudas concedidas por la CE en la segunda licitación para el almacenamiento privado de aceite de oliva. Unas ayudas que pueden sacar al sector a la calle antes que acabar con la crisis de precios que debería solucionar.
El secretario general de COAG Jaén y responsable del sector del aceite en COAG-Andalucía, Juan Luis Ávila, asegura tras conocer la segunda licitación del almacenamiento privado  que “no nos queda otra que sacar al sector a la calle para defender nuestros derechos, lo que es justo y de justicia”.
“A partir de aquí yo creo que queda clarísimo, que hay que pasar al siguiente nivel, que esto se tienen que tomar como una cuestión de Estado, y que, por supuesto, se tiene que tratar al más alto nivel”, ha asegurado Ávila.
“Ya está bien que se nos engañe por parte de la Unión Europea” ha asegurado Ávila, que considera que “ya hemos sido lo suficientemente pacientes”, y que cree la UE “ha engañado también claramente al Ministerio”.
Lo que se va a pedir desde COAG, en cuanto haya un Gobierno que esté formado formalmente es el presidente del Gobierno intervenga en la situación, que “estamos viviendo con una auténtica barbaridad de pérdidas que estamos teniendo los olivareros”. “Y vamos a sacar al sector a la calle demandado esas reivindicaciones, que yo creo que son justas que son sensatas y que creo que ya está bien que se nos tome el pelo”, ha concluido.
UNA DEJADEZ DE BRUSELAS Y UNA DECISIÓN VERGONZOSA, SEGÚN UPA JAÉN.
“Está muy claro que la agricultura mediterránea, y sobre todo el olivar, no es una prioridad para Bruselas. Es vergonzoso que, por segunda vez consecutiva, nos tomen el pelo de esta manera”, critica el responsable nacional de la Sectorial del Aceite de UPA y secretario general de UPA Jaén, Cristóbal Cano.
UPA Jaén lamenta que con esta nueva decisión el Gobierno europeo no demuestra compromiso con nuestro sector. “Este procedimiento solo sirve como maquillaje para intentar apaciguar unos ánimos que siguen enervados, porque la situación de ruina que sufrimos los olivareros es insoportable. Es la segunda vez que tiran por tierra las expectativas del sector para revertir el problema y buscar unos precios justos que son más que posibles con la implicación de las administraciones”, añade Cristóbal Cano.
El secretario general de UPA Jaén afirma que el sector ha vuelto a actuar de forma razonable presentando unas ofertas coherentes que la Unión Europea insiste en no tener en cuenta. Por eso, hace hincapié en la necesidad de movilizaciones más contundentes. “Tomaremos cartas en el asunto y plantearemos propuestas de fuerza para sacar al sector a la calle de la forma más enérgicas para revertir esta situación. No estamos dispuestos a consentir que esta ruina persista por más tiempo. No sobra aceite, sino que sobran especuladores. Porque cuando el consumo y la producción mundiales van acompasados, no hay razones que justifiquen que estos precios artificiales se prolonguen hasta el punto de poner en serio peligro el presente y el futuro de las explotaciones familiares, del olivar tradicional. Por eso, reclamamos al Gobierno español que siga con las presiones y el trabajo a todos los niveles, porque este problema tiene que ser ya declarado una cuestión de Estado. Los agricultores no podemos soportar, por más tiempo, las graves y millonarias pérdidas que sufrimos por estos bajos precios. Y las administraciones deben defender los intereses del sector agrícola, por ser estratégico, y del aceite de oliva como bandera de la marca España”, concluye Cristóbal Cano.
“EUROPA SE RÍE UNA VEZ MÁS DE ESPAÑA ANTE LA PERPLEJIDAD E INDEFENSIÓN DE OLIVAREROS Y COOPERATIVAS ANDALUZAS”
Por su parte, Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, que ya con la primera licitación ya amenazó con sacar al sector a la calle,  traslada su “incredulidad” ante “la nueva tomadura de pelo” de Bruselas al sector. Si en el primer período de licitación al almacenamiento privado solo se aprobaron ofertas por el 3% del volumen presentado, es decir por 3.650 toneladas, a 0,83 euros la tonelada y día, en el segundo plazo, el resultado no ha sido mucho mejor; en total, han pasado el corte 17.629,19 toneladas.
Las cooperativas avisaron en diciembre de que, pese a la “humillación sufrida”, volverían a presentarse con cantidad y valores similares, pidiendo al Gobierno de España su mediación ante Bruselas para subir los precios de corte, máxime teniendo en cuenta el efecto contrario provocado por la primera licitación en el mercado, donde las cotizaciones han descendido hasta 0,15 euros el kilo de media, como consecuencia de su nefasta resolución.
Cabe recordar, que en los almacenamientos de 2009 y 2011, es decir, hace ya una década, el precio fijado en los distintos períodos fue de 1,30 euros por tonelada y día. Por eso, sorprende y produce a Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía “perplejidad” y “enojo”, leer en el comunicado del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) que “en esta segunda licitación, los operadores han ajustado sus peticiones de una forma más realista”, al tiempo que se anima a las cooperativas, entre otros agentes, a que sigan “aproximando” las ofertas de cara a las dos siguientes pujas.
“La verdadera realidad es que Bruselas se está riendo de España, vendiendo que no había límite de cantidad a almacenar ni de presupuesto, y que los responsables políticos han engañado y abandonado al sector oleícola a su suerte”, manifiesta el presidente sectorial de la federación, Cristóbal Gallego Martínez. “Esto ya es absolutamente insostenible para un sector que lleva un año y medio de crisis de precios y en el que las soluciones políticas, anunciadas en plena campaña electoral, están empeorando más aún nuestra situación”, subraya.
“A todo esto hay que añadir la amenaza de nuevos aranceles por parte de Estados Unidos, que gravarían la totalidad de las 115.000 toneladas de aceite de oliva que exportamos allí, más otras 100.000 que vendemos a Italia y luego ellos envasan y colocan en los mercados norteamericanos, con el mazazo adicional de poder incrementar los impuestos del 25% actual al 100%”, explica Cristóbal Gallego Martínez.
Agroinformación.
 
-…Vox defiende "diseñar y aplicar un nuevo Plan Hidrológico Nacional bajo el principio de la solidaridad y el bien común" que permita "el reparto de los recursos hídricos en todo el territorio español". Es decir, garantizar el agua a los agricultores vía trasvases.
Abascal lo ha defendido en muchas ocasiones. "Sí a una política de trasvases que garantice el agua para todos. No a cualquier tipo de egoísmo regional. El agua de España es de todos los españoles sin distinción", dijo una vez al hilo de este asunto.
OFENSIVA CONTRA EL GOBIERNO
La reciente decisión del Ministerio para la Transición Ecológica de frenar cualquier trasvase del Tajo al Segura para los regadíos, con el argumento de la situación de deterioro que sufre el Mar Menor, ha espoleado a Vox en esta batalla del agua. La formación anunció este miércoles una "ofensiva" parlamentaria contra el Gobierno en funciones del PSOE, pero también de paso, para disputar el liderazgo de la reivindicación frente a lo que puedan hacer los Gobiernos murciano y andaluz del PP-Cs.
Vox solicita la comparecencia en el Congreso de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, para dar explicaciones de su decisión (que Vox tacha de "irregular" y "partidista"). En paralelo, va a presentar una nueva propuesta para hacer ese trasvase en el Congreso y mociones en el mismo sentido en la Asamblea de Murcia y en los ayuntamientos de las zonas afectadas. También de las provincias de Almería y Alicante.
"Vox no está dispuesto a consentir que se maltrate a las regiones leales mientras se privilegia a los partidos separatistas", denuncia el partido en un comunicado, que advierte de que la paralización del trasvase es un "ataque" contra el sector agrícola "en el Levante".
Asimismo, Vox vincula la decisión del Gobierno con el resultado de las elecciones para presentar la medida, no como un tema medioambiental, sino como una "intención clara" de Pedro Sánchez de "castigar aquellas zonas de España en las que Vox ha sacado sus mejores resultados".
El Mundo
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Día a día del sector

Variadas y curiosas versiones de un mismo acuerdo

Los dineros siempre crean problemas

No repetir los errores

La batalla de los precios no se gana de esta manera

La energía y sus costes, en medio de los problemas

Las soluciones llegan a paso de tortuga

Se quieren cargar la agricultura como sector económico

¡Vamos a los toros!

El aceite, nuestro gran problema

Llegan las rebajas del tio de la PAC

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.