Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Recursos Energéticos y Agua

Lo que no puede ser no puede ser y además es imposible.

Las petroleras españolas aguantan desde hace ya casi dos años, sin defenderse en exceso, pérdidas milmillonarias.

Según datos oficiales los precios de las gasolinas y los gasóleos, desde mediados de julio del pasado año hasta finales del mes de enero de este año, han bajado menos en España que en la UE, cosa que para muchos resulta absolutamente intolerable, sin que se tenga en cuenta que los precios al consumo tanto de las gasolinas como de los gasóleos ocupan, en nuestro país, la parte más baja en la escala de los precios europeos de los productos petroleros.

Actualizado 25 febrero 2016  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
En concreto, en materia de precios, España está en línea con los países de menor renta, salvo Austria y Luxemburgo. El precio medio europeo, área 19 a 25 de enero de este año, de la gasolina euro-super 95 octanos es de 1,26752 euros-litro frente al precio español de 1,09508 euros-litro, casi un 15% menor ; en el caso del gas-oil de automoción el precio europeo es de 1,00574 frente al precio español de 0,90948, un 10% inferior.

Cierto es que el barril de Brent, referencia Europa, que a mitad del año pasado se pagaba a unos 59 dólares, ha caído hasta los 28 dólares actuales, por los excesos de oferta en el mercado tras el levantamiento de las sanciones a Irán entre otras razones, y por la indudable minoración de las demandas de crudo tras las caídas de las economías de China y del resto de los países emergentes y las bondades climáticas del invierno actual  en los países occidentales.

Cierto es que los precios en España tanto de la gasolina-tipo, la de 95 octanos, como la del gasóleo, -(bajó un 18%, de 1,33 a 1,09 euros litro la gasolina 95 y en un 21% el gasóleo)-, se abarataron más que en la UE,-(que durante el mismo periodo rebajaron de media su precio en un 17 y un 19% respectivamente)-, debemos recordar que estos precios son los referidos al consumo por lo que son precios que incluyen no solo la repercusión directa del precio del barril del crudo sino también todos los impuestos, tasas y demás añadidos que , a veces de forma inasumible, soportan siempre los carburantes. En España, estos añadidos ascienden según la UE,¡ vamos y según todos los datos oficiales!, a casi el 60% en el caso de las gasolinas y a más del 56% en el caso de los gasóleos.

Esta bajada, la más exacta  y realmente importante para el consumidor, encubre la respuesta real de las compañías petroleras a las bajadas del crudo. Realmente,  los precios de los combustibles de automoción sin "añadido alguno" bajaron de media en Europa algo más que en España. En lugar de una bajada media del 34,1% en la gasolina95 en España se bajó el 30,7%, de 0,63 a 0,44 euros-litro; en los gasóleos, en vez del  36,8 %  de media en Europa se bajó 34,9%, de 0,58 a 0,38 euros-litro.

Pero, al margen de que los distintos Estados controlan en la UE los precios de los carburantes, al margen de que las compañías petroleras tienen, aunque parezca lo contrario, pocos grados de libertad y de que las múltiples agencias establecidas en la zona euro, falsamente llamadas con uno u otro apelativo "de la Competencia" persiguen y anulan, demasiado a menudo, la libertad en la actividad empresarial de las petroleras europeas, todos debemos ser conscientes de la realidad por la que atraviesan las Compañías petroleras. Se ha podido bajar un poco más, hablamos de unos dos céntimos por litro, pero en contra de lo que se nos está intentando vender, a pesar de esta menor repercusión las petroleras por "fas o por nefas" no parece que se "estén hinchando".
La verdad es que las petroleras españolas aguantan desde hace ya casi dos años, sin defenderse en exceso, pérdidas milmillonarias.
Así recordemos en concreto:

- que Repsol sufrió pérdidas en el tercer trimestre del año 2015. La caída en el precio del crudo, que pasó de 80 a menos de 50 dólares en el último año, llevó a la petrolera a perder 221 millones de euros entre julio y septiembre, frente al beneficio de 319 millones de euros registrado en el mismo periodo de 2014, según ha comunicado este jueves la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV

- que por cada dólar que baja el crudo Brent, Repsol sufre un impacto anual de 70 millones de dólares. Dado que la reducción del precio respecto a los 50 dólares de referencia es de 20 dólares,  el agujero anual es de 1.400 millones de dólares. Si se mantuviera el petróleo en los precios actuales hasta 2020 el agujero que le provocaría a la compañía sería de 7.000 millones de dólares, unos 6.400 millones de euros al tipo de cambio actual. Es decir, que Repsol no podría hacer frente al coste de 5.000 millones de euros que la empresa estima que deberá abonar en los próximos cinco años.

- que además el mercado espera incluso que el precio pueda caer hasta los 20 dólares por barril. Primero fue Goldman Sachs y ahora también Morgan Stanley y Société Générale los que apuntan que la menor demanda, junto con el mantenimiento (e incluso el aumento) de la oferta, presionarán a la baja sobre los precios.

- que al margen de recordar sus múltiples estupideces de la última década,-(compró un mega parque eólico offshore en Inglaterra cuyo desarrollo lo está efectuando junto con EDP, algo que no debería contar como proyecto Upstream)-, o los múltiples proyectos de Biodiésel que se han construido en España esperando que Repsol les diera una oportunidad de suministro que finalmente otros han sabido aprovechar,-( Vicentin de Argentina para el biodiesel de soja o Wilmar para el aceite de palma)-, dejando miles de millones de empresas y bancos nacionales invertidos sin rentabilidad alguna, no debemos olvidar que es una de nuestras empresas más importantes, núcleo de nuestra innovación y modernidad.
- y que desde el mes de agosto existe una correlación prácticamente exacta entre la caída de la divisa china y el abaratamiento del Brent, porque aunque el desplome de los precios del crudo  puede explicarse por factores coyunturales, (el exceso de oferta, la entrada en el mercado de la producción de Irán, el deseo político de Arabia Saudí de castigar a países como Rusia y Venezuela o la táctica endiablada de bajar los precios seguida por los saudíes para acabar con el fracking, que ha acabado por ser irreversible)-, se trata de una pesadilla estratégica a corto plazo porque la OPEP ha perdido la capacidad para manejar la producción y, por tanto, los precios.


Sí es cierto que los problemas de las petroleras y en concreto de Repsol, no pueden justificarse ni trasladarse a los consumidores y deben resolverse con cargo o a favor de sus accionistas, nadie puede exigir lo inexigible.

En concreto pensamos que no es el momento de que las Organizaciones Profesionales Agrarias más representativas del sector reclamen los dos céntimos de caída del crudo no repercutidos en el precio de los combustibles, que por supuesto, aunque callen las petroleras no sabemos su por qué, tendrán explicación y justificación legal.

No es el momento de que desde ASAJA se afirme que, "aunque la cotización de los carburantes ha bajado, la realidad es que el sector primario sigue haciendo frente a elevados costes del gasóleo agrícola". A día de hoy, se nos dice, el precio del gasóleo agrícola es de 0,642 euros el litro, un valor que no se relaciona con la bajada experimentada en el precio del petróleo y que supone que los agricultores y los ganaderos estén sufriendo las consecuencias de un desequilibrio del sistema de mercado.
La misma situación se da con los fertilizantes, que dependen también del precio del petróleo y su valor tampoco baja en función a ello, así como las gomas de riegos y sus derivados, que al ser de polietileno dependen también directamente del petróleo y no han bajado. Por ello desde ASAJA se solicita que el sector pueda acogerse a determinadas medidas fiscales como la posibilidad de poder reducir el 35% de la factura del gasóleo en el IRPF. ¡ Dónde irá el buey que no are!

¡Cómo puede solicitarse y reclamarse nada cuando estamos disfrutando de un gasóleo un 30% inferior al del resto de los contribuyentes,-(o,642 euros-litro frente a 0.9095 euros litro)-!

Decididamente cuidado con las reclamaciones que hacemos porque los contribuyentes, ya absolutamente exhaustos, pueden empezar a exigir el por qué de muchas de las ayudas. Por muy agrarios que seamos, no sigamos exigiendo lo inexigible.
 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Recursos Energéticos y Agua

Fábulas y verdades en torno al medio ambiente

Los gastos en protección medioambiental crecen

Estas Navidades reciclaremos un 4% más de papel y cartón

La gestión de residuos crece

Un millón de personas viven en zonas de inundación recurrente

50 años del embalse de Iznájar, el más grande de Andalucía

La UE impone aranceles de hasta el 18% al biodiésel indonesio

Las emisiones de CO2 de los coches empeoran por la caída del diésel

El gasto industrial de protección medioambiental, crece

La UE insta al Gobierno a revisar la cogeneración en el pniec

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.