Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Recursos Energéticos y Agua

Los Biocarburantes no pasan el examen del tribunal de Cuentas Europeo.

Lógicamente los suspendidos por el Tribunal de Cuentas Europeo, el T.C.E, no han sido los biocarburantes sino la propia Comisión Europea, los Estados miembros y la fauna que vive y vegeta, a nuestra costa en el mundo cenagoso de los biocarburantes que, distraídos en su estúpido fomento, se han olvidado de estudiar y aplicar unas mínimas lecciones sobre su "sostenibilidad".

Actualizado 4 agosto 2016  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Algo tendrá que exploicar los sabios y expertos de Bruselas
 INFORME ESPECIAL n 16/2016 (Tamaño: 1,1 Mb.)
Según se nos describe en la Directiva europea sobre renovables, "la producción de biocarburantes debe ser sostenible", condicción que debe ser demostrada mediante las oportunas certificaciones avaladas, eso sí, por los propios Estados miembros o expedidas en un sistema de regímenes voluntarios aprobados por la propia Comisión.
 
Transcurrida casi una década de la "vigencia" de ese principio básico sobre la "sostenibilidad" de los biocarburantes, hace unos días, el diligente y por supuesto ejecutivo T.C.E nos ha informado que la Certificación exigida legalmente por la Directiva de renovables no sirve, en realidad, para el propósito para el que se puso en marcha ya que, el sistema para la certificación no certifica nada en absoluto. Para el T.C.E ningún país europeo ha cumplido nada de lo establecido.
 
En el caso español, el T.C.E, ha especificado que ni en el año 2014, ni en el año 2015, ni en años anteriores, ni un solo litro de los biocarburantes utilizados puede ser considerado como "sostenible".
 
El T.C.E, para concluir con esta condena hacia nuestro país, no ha tenido que esforzarse en demasía ya que, los biocarburantes españoles, ni se presentaron al examen pues, el Real decreto Ley 4/2013 de 23 de febrero en su artículo 42 incorporaba una insólita "suciedad" a la estúpida política seguida por nuestros gobiernos sobre el tema.
Se nos dijo en el Real Decreto citado, recuerdan, que " se establece un periodo de carencia para la aplicación del periodo transitorio para la verificación de la sostenibilidad de los biocarburantes".
 
 
El Informe Especial nº 16/2016 presentado en estas fechas por el Tribunal de Cuentas Europeo, “El sistema de la UE para la certificación de los biocarburantes sostenibles” , se hizo con arreglo al artículo 287, apartado 4, párrafo segundo del TFUE – eso si que es una Constitución precisa. Y fue realizado por la Sala de Fiscalización, dirigida por dos Miembros del Alto Tribunal, el Jefe del Gabinete y su Agregado, el Gerente Principal y el Jefe de Área, Ese selecto grupo fie asistido por 5 auditores, ¡Y tan ricamente! ¿Quién audita al T.C.E.?
 
El Informe Especial, tras copiar definiciones, legislación y datos estadísticos, observa que la gobernanza y trasparencia del sistema de la UE para la certificación de los biocarburantes no es fiable y concluye recomendando que las cosas hay que mejorarlas mucho. La sorprendida Comisión, al evaluar el Informe Especial concluye que las cosa no es para tanto, -ella ha sido la madre del esperpento de los biocarburantes-  pero que toma nota. ¡¡Esa fauna si que es casta!
¿Recuerdan la "sucia" e "insostenible" posición, condenada en su momento por Agrolibre, mantenida por todos nuestros organismos oficiales sobre el tema de los ILUC, los innombrables e irresponsables CIEMAT, IDAE e incluso la posición del propio Magrama?
En su momento, insistimos, al menos nosotros denunciamos el sucio disparate publicando condenas sobre la actuación española en numerosos artículos.
 
Recordemos al menos, en particular, parte de nuestro artículo, publicado el 28 de febrero del año 2013, titulado "Biocarburantes: Real Decreto Ley 4/2013: Una frívola reorientación".
 
Decíamos ya entonces que:
"El Gobierno está acostumbrado a tomar importantes decisiones, en cualquier materia, modificando las complejas normativas vigentes a golpe de Real decreto-Ley semanal, con un bazar de temas. Este mecanismo provoca descrédito y desánimo pues da lugar a pensar que no se tiene una política seria y sostenible, fundamentada en estudios serenos y profundos, sino que todo obedece a frívolos impulsos coyunturales justificados con los más simples argumentos populistas
…admitido por todos que la necia política comunitaria, y en particular la española. en materia de biocarburantes, necesita un cambio radical, pues está demostrado que no cumple con  ninguno de los objetivos básicos para su implantación, y que es causa de muy graves daños a derechos fundamentales de la vida en el Planeta Tierra., en octubre de 2012, la Comisión Europea se vio obligada a proponer una “reorientación” sustancial de sus Directivas del año 2009. La “reorientación” se justifica por los graves daños que se causarían en la seguridad alimentaria, al medio ambiente y a la biodiversidad. La propuesta de “reorientación” está hoy sometida a debate en todas las instituciones comunitarias.
Parece ser que el Gobierno español no necesita debatir nada y  ha “reorientado” su política de biocarburantes basándose  en que “son más caros que los carburantes fósiles, ¿ahora se da cuenta?, lo que repercute de forma significativa en el precio final del gasóleo, y, por tanto, se “considera conveniente revisar los objetivos de 2013, estableciendo otros que permitan minimizar el precio de los carburantes”. ¡Cuánta frivolidad reorientadora!
… hasta el 1 de enero de este año, 2013, el déficit público lo aguantaba todo, pero ahora, cuando la milmillonaria exención da la cara en el boquerel de la estación de servicio de las diabólicas petroleras, el Gobierno lo considera inaceptable. ¡Cuánto populismo barato!
…  el Gobierno,  para minorar un poco más el sobrecoste derivado del uso obligatorio de biocarburantes, en el artículo 42 del RDL 4/2013, da una vuelta de tornillo a la normativa, pero la da en la dirección opuesta al intocable principio de la sostenibilidad de los biocarburantes.  La insostenible  “reorientación” consiste en que los biocarburantes no se encarezcan por tener que cumplir los criterios de sostenibilidad establecidos en el artículo 4 del RD 1597/2011; y, para consolidar esta “sucia” reorientación se inventa un periodo transitorio de un periodo transitorio ,-(ni los hermanos Marx)-, con el ingenioso artificio de que el primer apartado de la disposición transitoria única del RD 1597/2011 pase a tener la siguiente redacción:
“1- Se establece un periodo de carencia para la aplicación del periodo transitorio para la verificación de la sostenibilidad de los biocarburantes... ...”
 
En este caso, no hará falta que sea un RDL semanal el que determine la fecha en la que finalizará el periodo de carencia, pues de ello queda responsabilizado el currito de turno que ostente la Secretaría de Estado de Energía. ¿Frivolidad de frivolidades y todo es  frivolidad?
 
… Concluimos. Siendo IMPRESCINDIBLE una “reorientación” seria y profunda de la política de biocarburantes, ni un RDL tipo 4/2013 es la norma idónea para hacerlo, ni los argumentos justificativos de esa “reorientación” pueden ser tan frívolos como el de 1 céntimo de euro por litro. El asunto es de la mayor trascendencia,  a nivel mundial y  español,  con gravísimas consecuencias directas, indirectas, inducidas, colaterales... ... en derechos fundamentales de toda la sociedad."
 
Los auditores del T.C.E nos dicen ahora, en julio del 2016, que, con el sistema de certificación puesto en marcha por la Comisión y los Estados miembros, "no se garantiza el cumplimiento de los requisitos medioambientales" y llegan además a la conclusión de que, "los sistemas de certificación establecidos, no son fiables". ¡Qué les parece!
Nosotros sin auditores, ni otras mamandurrias de las establecidas por la UE para sus "amiguetes" medioambientalistas, ya analizábamos, en agosto del año 2011, el "profuso, confuso y voluntarioso sistema ideado para la imprescindible, decían, sostenibilidad de los biocarburantes y sus patentes de corso", calificando como tales al sistema y a sus agentes económicos adheridos. La Comisión, afirmábamos, había tirado por "la calle de en medio" concediendo el protagonismos a todos los zorros que acechaban al "gallinero". Los "corsarios" no se estudiaron nada bien los principios básicos para convivir con la sostenibilidad anunciada y bajo sus principios tradicionales, también tiraron por la "calle de en medio" pensando, como así ha ocurrido hasta ahora, que los Tribunales no les suspenderían pues siempre actuarían, de una u otra forma, amparados por "más patentes" expedidas por la autoridad competente.
 
El propio sector opina ahora que el T.C.E actúa poniendo más "palos en la rueda", en el tortuoso camino de la implantación de los Biocarburantes, sin pensar que el camino que ellos crearon, jamás debió ser abierto por la UE y muchísimo menos por los gobiernos españoles.
 
Y una vez más y van ya más de 421 artículos publicados por nosotros sobre el trema, ¿alguien sabe algo sobre los responsables públicos de este tremendo esperpento?.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Recursos Energéticos y Agua

La UE impone aranceles de hasta el 18% al biodiésel indonesio

Las emisiones de CO2 de los coches empeoran por la caída del diésel

El gasto industrial de protección medioambiental, crece

La UE insta al Gobierno a revisar la cogeneración en el pniec

Algunas excusas comunes, pero no válidas, a la hora de reciclar

Jornada sobre desarrollo sostenible y cambio climático en el Vaticano

Endesa o como reducir los plásticos en un 75%

El cambio climático obliga a los inversores institucionales a actuar

Las ventas de segunda mano, también reducen la contaminación

La UE puede reducir un 50 % la emisión de gases en 2030

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.