Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Recursos Energéticos y Agua

LOS BIOCARBURANTES Y EL BARRIL DE PETRÓLEO

Los teoricamente sabios están hechos un lio

Estudiosos españoles de los graves problemas actuales, provocados por la creciente presión alcista de los precios agrarios estiman que, el alza del precio del barril de petróleo, b-p, provoca una mayor demanda de biocarburantes, reforzándose con ello la tendencia alcista existente en el precio de los cereales y de las proteaginosas.

Actualizado 24 febrero 2011  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  

El “nivel de riesgo” a partir del cual califican a esa demanda como “muy preocupante” es el de 100 dólares por b-p. La verdad es que nosotros no encontramos razón alguna para estas afirmaciones, no comprendemos como se ha llegado a la frontera de los 100 dólares ni que debe entenderse por una demanda “muy preocupante”.

A finales del 2007, al contrario de lo que ahora se afirma,  los operadores económicos del sector estimaban que los altos precios del petróleo y de las materias primas afectaban negativamente  a la demanda de biocarburantes. Ellos sabrán...Hoy ¿puede ya determinarse el  “nivel de riesgo” que desencadena una demanda “muy preocupante” de biocarburantes?  ¿a nivel mundial? ¡Pobre España!
Compartimos el principio de que  cualquier demanda de biocarburantes, y por tanto de sus materias primas, básicas por otro lado para la alimentación humana y animal, elevan siempre los precios agrarios, provocando graves consecuencias en la seguridad alimentaria y , a veces, una gran inestabilidad social en los países más pobres. No compartimos, por el contrario, el principio de que, un determinado nivel del precio del barril de petróleo provoca una demanda “muy preocupante” de biocarburantes. . El problema no es “lineal”, su enorme complejidad tiene origen, para nosotros, en el error nuclear de promover una agro-energía intensiva, siempre con una aportación energética muy marginal, como parte de la compleja política de abastecimiento energético mundial, fomentarla con políticas nacionales muy variopintas.

¿100 dólares por barril de petróleo?, ¿demanda de biocarburantes “muy preocupante?, ¿Y...?
El bioetanol y el biodiesel tienen balances energético y de eficiencia económica, además de medioambientales y desarrollo sostenible, demasiado amplios como para, con carácter general, relacionar su demanda con el precio del barril de petróleo. El balance energético para un mismo biocarburante varía, desde coeficientes inferiores a la unidad en algunos cereales, hasta superar el índice 8 en la caña de azúcar y el 10 en el aceite de palma.
 Hace pocos años, la O.C.D.E realizó un estudio intentando identificar el umbral de producción competitiva del etanol  en función del precio del petróleo. El precio base del CH3-CH2-OH (etanol), osciló, en función de las materias primas utilizadas en su obtención, sus orígenes, tecnologías utilizadas y condiciones socio- económicas, entre los 100 USD por barril para el trigo USA, 80 USD en Polonia, hasta los 29USD por barril para la caña de azúcar en Brasil, pasando por los 44 USD por barril del maíz USA, 66 USD en Canadá, o los 80 USD por barril para la remolacha en Polonia. Para el biodiesel de girasol, colza, soja o palma, las horquilla es aún más amplias que en el caso descrito del etanol.
Por ello ¿cuál es el “nivel de riesgo” para considerar la demanda de bioetanol como “muy preocupante”? Los 100 USD son cuanto menos una “frivolité”.

En el año 2008 la F.A.O, afirmaba que: “El efecto de los biocarburantes en el precio de los alimentos es objeto de un gran debate. Existe la necesidad urgente de analizar las actuales políticas que establecen ayudas, subvenciones y mandatos imperativos”. Hoy,  tres años más tarde de la recomendación F.A.O y de otros muchos, las políticas sobre biocarburantes, en particular la política española  han ido en la dirección contraria a la exigida. Las subvenciones superan el precio de las materias primas destruidas y los mandatos imperativos se han elevado. El “nivel de riesgo” es POLÍTICO y por tanto “INDETERMINADO”. Todos los operadores económicos tradicionales son coincidentes en ello.

“Solo existe una solución, absolutamente simple además, y es, no usar alimentos para producir carburantes”, esa es hoy la regla de oro de la sostenibilidad del sistema. “ Sin biocarburantes no habría inflación alimentaria. Se quiere combatir la subida de los precios de los alimentos, los gobiernos deben  dejar de promover mas  los biocarburantes más que considerar restricciones a la especulación”. En enero de este año en el Foro de Davos, el presidente de Nestlé también afirmó que: “El problema no es algo que tenga que ver con las especulaciones diarias, tiene que ver con arreglar  los fundamentos, eso es el uso  de los alimentos para producir biocarburantes, y  después puede abordarse el problema de la inflación de los alimentos  en un periodo relativamente corto.”
Más “libres” que el Sr. Brakech nosotros decimos que su reflexión “dejar de promover los biocarburantes” nos parece poco contundente tras su afirmación de “no usar alimentos para carburantes”. Una vez “desparasitadas” y “descontaminadas” las políticas de fomento de los biocarburantes, los gobiernos, afirmamos nosotros, deben analizar y arbitrar políticas que dificulten, al máximo, la destrucción de alimentos básicos, azúcar, cereales, proteaginosas...¡Debe hacerse lo mismo que ahora pero al revés!

Volviendo al principio del artículo...lo que a nosotros nos parece “muy preocupante” es, el “nivel de riesgo”  que se corre al calificar a una demanda de biocarburantes, como “muy preocupante” en función del precio del barril de petróleo. Esos estudios y esos estudiosos que lo afirman, legitiman una política intrínsecamente rechazable por sus graves daños a derechos humanos básicos y  a las estructuras  agrarias e industriales levantadas, sobre unas bases excesivamente volátiles e incontrolables. Hay que recordar que “la política sobre biocarburantes no es ni una política agraria ni una política industrial” (Comisario Mandelson Bruselas junio 2008). La C.O.G.E.C.A, los brasileños y en general todos los productores de biocarburantes “le dijeron de todo menos bonito”. Terminará por tener razón el Comandante- Dictador Castro cuando, en su artículo del 10 de mayo de 2007 en el diario Gramma, dijo, hablando  sobre biocarburantes que: “EL CAPITALISMO SE DISPONE A IMPONER UNA MASIVA EUTANASIA, CON EL FOMENTO DE LOS BIOCARBURANTES,  DE LOS MÁS POBRES”.

PARA QUE LA DEMANDA DE BIOCARBURANTES NO SEA MUY PREOCUPANTE LO PRIORITARIO ES, PONER EN PRÁCTICA NIVELES NACIONALES DE SEGURIDAD MEJOR QUE, EVALUAR  UN NIVEL DE RIESGO POR EL PRECIO MUNDIAL DEL BARRIL DE PETRÓLEO.

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Recursos Energéticos y Agua

SIGRE o como reducir el consumo de materias primas 

Green Cycles obtiene el Certificado de Biodegradabilidad Marina

La bioindustria de la celulosa y el papel reporta resultados

La introducción de gases renovables reduciría las emisiones de gases

Fábulas y verdades en torno al medio ambiente

Los gastos en protección medioambiental crecen

Estas Navidades reciclaremos un 4% más de papel y cartón

La gestión de residuos crece

Un millón de personas viven en zonas de inundación recurrente

50 años del embalse de Iznájar, el más grande de Andalucía

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.