Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Recursos Energéticos y Agua

LOS BIOCARBURANTES Y LAS PATENTES DE CORSO

Los biocarburantes deben ser sostenibles en su producción y abastecimiento y, esa sostenibilidad debe demostrarse, bien a través de los Estados Miembros, bien de regímenes voluntarios aprobados por la Comisión Europea.

Actualizado 4 agosto 2011  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
La patente de corso como instrumento moderno de enriquecimiento

Las empresas que establezcan un régimen que demuestre que cumple con las condiciones mínimas sobre los criterios de sostenibilidad previstos en la normativa comunitaria, pueden obtener de la Comisión, el reconocimiento de este régimen, que los habilita a expedir “certificados verdes” a sus biocarburantes, haciéndoles acreedores de subvenciones públicas y ser tenidos en cuenta a efectos del cumplimiento de los objetivos nacionales de consumo obligatorio. En el caso de España el número de certificados anuales supera el millón y, las subvenciones, son mil-millonarias.
 
En Julio, la Comisión ha reconocido 7 regímenes, de los que 3 corresponden a la industria. Se espera que, en otoño, reconozcan otros 18 más.

Cuando tras largas décadas de investigación aún no se han resuelto las debilidades básicas fundamentales de la sostenibilidad en el comercio de la madera, no parece muy sensato, aceptar sin más, que la variada biomasa, materia prima en la producción de los biocarburantes y el abastecimiento de los mercados, cuente con más posibilidades de control y fiabilidad. La cadena iniciada en la recogida de la biomasa  sigue con numerosísimos eslabones hasta llegar a la certificación sostenible de un “líquido” que posteriormente se quemará en el transporte. Evidentemente esa posibilidad de credibilidad es nula cuando, como en este caso, existen mandatos de consumo obligatorios y milmillonarias subvenciones exclusivamente para biocarburantes amparados por “certificados verdes”. ¡Una locura!

No existiendo unas mínimas normas de transporte, de coordinación y no discriminación por países, materias primas y biocarburantes, para la libre circulación, respetando una trazabilidad mundial de la cadena de sostenibilidades medioambiental y social, la Comisión “ha tirado por la calle de en medio”. La Comisión ha comenzado a reconocer regímenes voluntarios de sostenibilidad de biocarburantes para conseguir desarrollar su nefasta filosofía, que comenzó con la manipulación de la ignorancia y mantiene con una sórdida obstinación.

En la Edad Media y en la Edad Moderna, los monarcas, sin posibilidad de costear marinas propias, expedían “patentes de corso”, por las que el receptor tenía permiso para atracar barcos y poblaciones enemigas. El corsario se convertía así en parte de las fuerzas armadas del país expedidor de la patente, aunque, ante la imposibilidad del control de sus acciones, estas fuesen claramente impropias de una marina nacional respetable, incluso en aquellos tiempos.

Las “patentes de corso” se abolieron en 1856 en el Tratado de París que finalizó la guerra de Crimea y sin embargo tenemos la impresión de que, el mecanismo de reconocimiento de los regímenes voluntarios de sostenibilidad de los biocarburantes, otorgados por la Comisión, pueden calificarse como “patentes de corso”, con gravísimas consecuencias para los indefensos ciudadanos.

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Recursos Energéticos y Agua

La UE impone aranceles de hasta el 18% al biodiésel indonesio

Las emisiones de CO2 de los coches empeoran por la caída del diésel

El gasto industrial de protección medioambiental, crece

La UE insta al Gobierno a revisar la cogeneración en el pniec

Algunas excusas comunes, pero no válidas, a la hora de reciclar

Jornada sobre desarrollo sostenible y cambio climático en el Vaticano

Endesa o como reducir los plásticos en un 75%

El cambio climático obliga a los inversores institucionales a actuar

Las ventas de segunda mano, también reducen la contaminación

La UE puede reducir un 50 % la emisión de gases en 2030

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.