Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Gastronomía > Restaurantes
Madrigal

Madrigal, suculencia en el corazón de Colmenar Viejo

Cada mañana suena el despertador y Antonio se dirige, diligente, hasta Mercamadrid. Personalmente selecciona el pescado. También visita a los proveedores más cercanos para que, día tras día, en su cocina no falten verduras frescas de las huertas, carnes de la Sierra, y así cumplir su objetivo: seducir a lsus comensales

Actualizado 7 octubre 2011  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 2
Redacción Ocio
  

De casta le viene al galgo, porque este joven procede de una reputada familia de carniceros y demostró un interés precoz por su oficio. Se formó junto a Salvador Gallego y José Juan Castillo, en su donostiarra Casa Nicolasa, entre otros. No se ha alejado del núcleo familiar y es, precisamente, en su localidad natal, Colmenar Viejo, en la que decidió crear su propio negocio rodeado de sus hermanos. Mérito, por lo tanto, para una propuesta que sitúa su restaurante a la cabeza de la oferta culinaria de la zona serrana y que es visitado, por supuesto, por gourmets de la capital y de otros lugares.
Madrigal fascina a primera vista. Lo hace por su imponente estética, tanto por su tamaño como por su elegancia. Cuenta con una cafetería, en la que comenzar la jornada desayunando y picar algo en cualquier momento. En el interior, presume de dos luminosos salones cuyos techos superan los seis metros de altura. Minimalistas, con grandes mesas y apenas elementos ornamentales, salvo una bodega de madera de nogal. Están separados por un panel y un gran cortinaje, y se pueden unir para la celebración de eventos sociales y empresariales, uno de los fuertes del establecimiento. Cuenta con un reservado más íntimo, para 12-16 personas y presidido por una bella lámpara de seda. Y en el exterior, dos terrazas con flores naturales y acondicionadas para ser disfrutadas todo el año. Pero en esta excepcional pista gastronómica, importa, y mucho, la cocina, la materia prima, el vino… Ellos son los protagonistas absolutos.

Antonio se inclina por la frescura y calidad del producto, tratado con pulcritud y pocos aditamentos. Todo, de principio a fin, cuidado y presentado con el particular sello de este apasionado chef. Por ejemplo, entrantes como el Guiso de verdinas con codorniz y carabinero; las Mollejas de cordero al ajo o los Corazones de alcachofas con almejas. Para continuar, arroces como el Meloso de carabineros y calamar y principales tan apetecibles como el Solomillo de vacuno mayor con su propia salsa y puré de patata ratte al tartufo; la Carrillera de vacuno glaseada con cremoso de manzana y crujiente de patata violeta así como Mero al horno sobre pisto de calabaza o Atún rojo con tomates compotados y crujiente de pimientos. Para finalizar, Hojaldre de crema con frambuesas naturales, entre otros postres artesanales.

Madrigal
C/ Salvadiós, 34. Colmenar Viejo. Madrid.
 Tel. 91 846 45 69. 


Calidad y sabor  son las notas predominantes, incluso en el menú diario que, por 18 €, propone tres primeros y tres segundos, a elegir, además de pan, vino y postre. Llegado el fin de semana, el cliente puede saborear el Menú Degustación: cinco especialidades por 35 € (En ambos, IVA incluido). El horario de apertura es de martes a jueves de 08.00 a 00.30 h. Viernes y sábado hasta las 03.00 h, perfecto por lo tanto para una copa tranquila. Cierra domingo noche y lunes. Los salones tienen capacidad para 110 y 60 comensales, y las terrazas, 110 y 80. El precio medio de la carta es de 45-50 € (vino incluido).

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.


Alberto Franco
02/08/2013
Para olvidar.
Suculencia? Quinta gama mal calentada más bien. De esos restaurantes de los que se alaba la decoración porque alabar la comida ya es más difícil. Mal servicio.
 Otros artículos de Restaurantes

Joaquín Felipe ´monta el pollo´ en Atocha 107

Las tardes se imponen

Aitatxu, trata de reinventarse 

La H es muda, crece

Los sabores de otoño llegan a Candeli

 Ramsés estrena espacio "dedicado a la brasa"

Tepic celebra el dia de los muertos

El burrito de pollo más famoso del mundo, aterriza en Madrid

Popa, la nueva "casa " de Moya

China Crown, o la vuelta a la cocina imperial china

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.