Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Gastronomía > Restaurantes
Maitia

La casualidad de un local "perfecto"

No es fácil que uno pueda desarrollar, tal y como lo entiende una profesión tan complicada como la de cocinero/propietario, ni los mas afamados chef son capaces de lograrlo y muchas de sus "aventuras" terminan en pelea de socios y/o amigos. Si además eres mujer, la cosa se complica en general más, y en este sector, probablemente, mucho mas, porque las exigencias de la restauración hacen muy difícil compaginar eso que hoy se llama, de manera bastante cursi, "conciliación de la vida familiar".

Actualizado 3 noviembre 2012  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 3
Redacción Ocio
  

Sin embargo, a veces la flauta suena, y cuando lo hace te puedes llevar una mas que agradable sorpresa, porque todo el local, desde la cocina hasta el felpudo de la entrada rezuma un especial cariño y ha sido estudiado hasta en los mas mínimos detalles. 

Hacia ya unos meses que nos habían hablado del local, pero el verano y diversas circunstancias y compromisos habían hecho que la visita se fuese retrasando, así que en lugar de comentar un local recién abierto  o con alguna novedad digna de mención, llegamos a un local que dentro de unos pocos días cumplirá ya su primer año de existencia. Es decir el rodaje, el acoplamiento de todo él debería estar hecho, y efectivamente lo esta.

Maitia, es un local pequeño, muy agradable, tremendamente coqueto, pero que permite el lucimiento de la cocinera y por lo tanto el disfrute de los comensales a poco que se dejen llevar por las sugerencias que le proponen Covadonga o Federico, el matrimonio que ha sido capaz de soñar con su restaurante,  pero a la vez instalarse en pleno Madrid  a escasos metros de la calle Serrano ese sueño hecho realidad.

La historia de esta joven chef  la explica ella misma con bastante sencillez:  “Nací en Bilbao, y tras estudiar Derecho en Madrid, y obtener Le Grand Diplôme Le Cordon Bleu, en París, no he dejado desaprovechar las oportunidades que he tenido para aprender y trabajar junto a cocineros de la talla de Irizar, Subirós, Idiaquez, Paracuellos,  o Arzak…; realizando stages en restaurantes como Le Toit de Passy, Duquesnoi, El Motel Empordà; e impartiendo clases en distintas escuelas privadas de España, como Telva, Alambique, Cayena, La Sartén de la Cordelería, Anafe, Pimienta y Sal, La Cocina de Bea y, en Chef Bleu”  Tras toda esta aventura  es fácil entender algunos de los guiños de su cocina en la que calidad e imaginación juegan cada uno su perfecto papel, para  casi rallar en  la perfección en platos tan sencillos como unas lentejas  o algo tan sofisticado como una magret de pato adobado con sal y azúcar.
Pero no n os adelantemos del todo, porque el almuerzo se inicia cuando Covadonga explica el menú de ese dia  compuesto por un pequeño aperitivo, un entrante, un plato principal y postre; en función de la época del año.

Con esos prolegómenos podemos contar que nuestro almuerzo y ya que éramos tres, aunque al final  se nos añadió un cuarto comensal, nos permitió degustar varios platos  en forma de pequeña ración. Así llegó a la mesa  un pequeño aperitivo, una especie de rollito primavera, pero de masa brisé , rellena de queso brie, con el que se empezaba a adivinar  el contexto en el que se iba a desarrollar un delicioso almuerzo. Siguieron unos pequeños cuencos con una degustación de unas e lentejas estofadas sencillas y a la vez esplendidas.  A continuación, llego a la mesa  una ensalada de calabacín marinado y burrata, con un vinagre de trufa. Los tres sabores resultan espectaculares cuando llegan al paladar, porque los sabores se complementan  y hacen del plato toda una sensación refrescante. 

Mas adelante llego un “capricho” de la cocinera: la alcachofa con jamón en salsa de chalota perfumada y perejil. Una mini delicia en la que se conjugan  la verdura  y el cerdo a la perfección.  En seguida llego a la mesa  el  milhojas de berenjena con queso de cabra fundido y tomate. Ni que decir tiene que resulta ser otro bocado de los que se recuerdan, porque la combinación de la fuerza de la berenjena con la potencia del queso maridan  como si hubiesen estado juntos toda la vida.

Dentro de los llamados platos principales tuvimos dos opciones: magret de pato o carpaccio de rape.  El primero es un plato sorprendente, puesto que esta aderezado con sal, azúcar, pimienta y algunas cosas mas, pero que la cocinera se reserva para sí. La forma de comerlo es especial , puesto que el aderezo se encuentra entre la piel y la carne del pato y hay que restregar suavemente la piel sobre la carne, para luego disfrutar de ella  y con la  plenitud de los sabores que la han aderezado.
El carpaccio  de rape es totalmente distinto, fresco, suave y ligero en el que el sabor del pez permanece  y sobresale para delicia del comensal.

Por ultimo, llegamos al postre, un magnifico chocolate, negro y blanco, del que uno se hubiese podido tomar catorce raciones o todas las que quedasen, pero no se debe uno extralimitar, porque luego los médicos le regañan a uno.
Por cierto, cuando termine su almuerzo,  pida la infusión de la casa, es un final que le hará, si se ha excedido, incorporarse a trabajar en perfectas condiciones.


Maitia
Trueba y Fernandez, 16
91 172 31 40
Precio medio 36,50€

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.


Inés Srodowisko
04/11/2012
¡SORPRESA!.
Recién llegada de NY, Elena, una compañera de trabajo, y Paul, su marido, me invitaron a cenar en Maitia, ¡Sorpresa!, sorprendida me quedé tras casi tres horas de disfrute, entre la cena, la sobremesa y un par de copas que nos tomamos sin prisa ya que los tres nos encontramos bien, a gusto.
Me alegra perciba usted lo mismo que yo. Personalmente quiero resaltar la calidad humana de Covadonga y su dominio de la cocina, todo un arte en sus manos.
Inés
Paco Garca
03/11/2012
Gran acierto.
Me alegra que usted, coincida conmigo que en Maitia, ese pequeño gran restaurante, no solo se come rico, muy rico, si no que uno se encuentra como en casa tanto por el trato que se recibe desde el primer momento, hasta que te acompañan a la puerta y te agradecen cuentes con ellos para comer, cenar, con algún amigo, tu mujer o en grupo.
Hacía mucho tiempo que no percibía la delicadeza en el trato, la sencillez en la exposición de la carta-menú,...hasta la selección de la música.
Sin duda alguna, al menos para mi, mis amigos que hemos ido en distintas ocasiones a Maitia, es un restaurante de talla. Y como dijo un cliente con el cual coincidí un mediodía, ´´en esta casa, cada día se come mejor´´., ¡Bien por Covadonga!´´
 Otros artículos de Restaurantes

Lettera una trattoria moderna que acaba de abrir sus puertas

Llego el frio, es el momento del "cocido madrileño"

Sushita, convierte su nueva propusta en un apartamento

Un "ovillo" muy personal

ROOSTIQ donde Carmen Acero lo es casi todo

Baroz, un bar de arroces

Mediodías ´nikkei´ de la mano de Arevalo

Monogáfico de setas silvestres en Apicius

Llega diciembre con un menú de altura

Los sabores de temporada en la carta de Sandó

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.