Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

Ministra, tienes que responder

Garcia Tejerina debe de clarificar su postura ante el grave tema del agua y la sequía

¿Es autosuficiente la cuenca del Segura?, veamos. Pero en cualquier caso querida Ministra, lo sea o no lo sea, se necesitan con urgencia respuestas oficiales sobre el tema.

Actualizado 14 septiembre 2017  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  

De forma periódica y reiterada, por los actuales responsables políticos y la prensa especializada, se nos recuerda e insiste en que el año 2018 es la fecha tope para que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) alcance un nuevo Pacto Nacional del Agua, que fije las líneas básicas para la gestión de este recurso natural recordándonos al tiempo, para salvar su propia responsabilidad, que los encargados del desarrollo, territorio y agricultura, son las correspondientes Comunidades Autónomas que, por lo visto en las últimas décadas defenderán, con uñas y dientes, los intereses de su región. Se insiste en que el Mapama debe cambiar la política de inversiones en materia de aguas llevada a cabo hasta ahora porque para todos ha sido y es  totalmente insuficiente.

Con una inversión comprometida ya de 21.000 millones de euros para el periodo 2016 y 2021, contando los presupuestos de objetivos ambientales, satisfacción de demandas hidráulicas, mitigación de fenómenos extremos, conocimiento y gobernanza y otras inversiones, según los datos del Foro para la Ingeniería de Excelencia (Fidex), España necesitaría invertir otros 5.000 millones de euros sólo en el ámbito de depuración y medio ambiente para cumplir con los compromisos que exige la Unión Europea y evitar sanciones de Bruselas. A esta cifra habría que sumar las destinadas a modernizar y renovar depuradoras y redes de saneamiento de aguas ya existentes, como sucede en Madrid, que convocó este año “el concurso para poner al día un sistema que data de los años 70” y, por tanto, “no cumple” con los estándares de calidad de la UE, apunta Fidex.

España ocupa el puesto 26 de los 28 miembros de la UE en cuanto a nivel de inversión pública en depuración y saneamiento de agua. En concreto, en nuestro país, cada ciudadano invierte de media 6 euros al año en este concepto, un gasto que “debería duplicarse para afrontar los desequilibrios” y cumplir con la normativa comunitaria, señalan desde Fidex.

 

¿Y?, pues que seguimos insistiendo en los mismos temas, seguimos pensando en resolver el problema de la escasez de agua en el Levante español y este año ya, con motivo de la sequía que padecemos, en otras numerosas zonas regables, cumpliendo con la realización teórica y administrativa de nuevos Planes Hidrológicos, de nuevos Libros Blancos sobre el tema.

 

Nosotros, siempre hemos pensado en que la solución a las zonas regables del Sureste español, era el trasvase del Ebro, tema que se hubiese resuelto si el gobierno del innombrable Zapatero, asistido por la ministra Narbona, hoy nuevo personaje PSOE, no hubiera suprimido de raíz y a los veinte días de su acceso al poder, la realización del citado trasvase, que con sus 1.200 hectómetros cúbicos anuales, parte de los sobrantes y vertidos anualmente al mar desde el Ebro, hubieran resuelto de una vez por todas el problema.

Hoy muchos años después todo está por resolver y las administraciones públicas siguen mareando la perdiz esperando que "el que venga" siga buscando soluciones parcheando todas las situaciones que se vayan produciendo.

 

En estas estábamos cuando este agosto saltó la liebre y aunque nadie oficialmente ha dicho nada al respecto, nosotros sí queremos señalar que, aunque nos es difícil de admitir nos vemos en la obligación de exigir al Mapama que dé una respuesta clara a la solución aportada y descrita por el hidrogeólogo Francisco Turrión Peláez que, en su Informe "La Trama del Agua en la Cuenca del Segura Diez años después", realizado para  Greenpeace España  y que esta semana adjuntamos como Documento Semanal , entre otras conclusiones afirma que "las demandas previstas en el Plan Hidrológico del Segura para los próximos horizontes temporales, pueden ser perfectamente satisfechas con el agua propia de la cuenca sin necesidad de trasvases y que tanto los recursos subterráneos renovables, como las aguas desaladas, desalobradas y recicladas, deben integrarse en la gestión para abaratar costes y suplir el agua del Tajo". Y no se la primera vez que esta autoridad nos habla sobre el tema.

 

Recordemos, por su enorme interés, su artículo del 20 de noviembre del año 2015 publicado por la Opinión de Murcia :

 

" El Plan Hidrológico del Segura actualmente vigente 2009-2015 y su revisión (2015-2021), pendiente de aprobar por el Gobierno, contiene, en mi opinión, cinco errores en materia de aguas subterráneas que lo invalidan para prohibir nuevas concesiones y nuevos pozos de menos de 7.000 m3/año en la cuenca del Segura. Resumidamente, estos cinco errores son los siguientes:

1. El Plan del Segura no calcula el agua subterránea que contienen sus embalses subterráneos; es decir, sus acuíferos o masas de aguas subterráneas. Estos almacenamientos de agua ignorados, fueron estimados a finales de los años 70 por el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) y por el antiguo Iryda en unos 100.000 hm3 en el conjunto de la cuenca del Segura. Cifra que es cien veces superior al total del agua que pueden acumular sus embalses superficiales.

2. Tampoco calcula el agua subterránea que se trasfiere lateralmente entre acuíferos sin pasar por los ríos, ni la descarga subterránea al mar (SGD). Dicha corriente subterránea, y según recientes publicaciones científicas, es anualmente cinco veces superior en los océanos del mundo.

3. Los datos medios climáticos de Lluvia Media (P) caída en la cuenca y de Evapotraspiración Real Media (ETR) que en ella se produce al año no han sido estimados por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) del ministerio de Agricultura, sino por el Centro de Experimentación de Obras Públicas (Cedex) del ministerio de Fomento; lo que contraviene la Instrucción de Planificación Hidrológica de España (IPH). Esto se puede comprobar fácilmente viendo su Anexo VII: Fuentes de Información).

Este hecho puede suponer un error de más de la mitad, en cuanto al cálculo del agua total propia de la cuenca del Segura. Es decir, lo que para el Plan son 691 hm3/año de recursos naturales propios, pueden ser de 1.522 hm3/año.

Todo ello por aplicar una especie de 'regla del 10%', que consiste en reducir lo que llueve un 10% de lo que llueve en realidad (400 mm según el propio documento inicial de dicho Plan, 362 en el documento final), y decir que se evapotranspira un 10% más de lo que lo hace en realidad (el 90% de la lluvia caída dice el Plan del Segura que se evapora; y en cambio, el 80% dice el Plan del Júcar que se evapora en su cuenca. Dato éste último, por cierto, similar al de otras cuencas hidrográficas de similares características).

4. No define los acuíferos inferiores. Sólo reconoce la existencia de un único acuífero inferior (Sierra del Segura). Pero, aun siendo el más grande de la cuenca del Segura, y que ocupa el 8% de su extensión total, no calcula ni el agua que tiene ni la que se le infiltra anualmente, ni la que cede lateralmente. Es decir, el mayor acuífero no tiene agua para el Plan del Segura.

En cambio, en el Plan Hidrológico del Duero, por ejemplo, se define 52 acuíferos o masas de aguas subterráneas inferiores distintas de las superiores.

5. La medida del estado cuantitativo de los acuíferos, es decir, la variación del nivel del agua en dichas masas de aguas subterráneas, no se ha hecho en pozos de observación 'representativos', como obliga la normativa citada, sino en pozos de bombeo; es decir, pozos que están extrayendo agua constantemente, bien en continuo o en ciclos diarios, lo que distorsiona la apreciación del estado real del acuífero.

Además, dichos datos son antiguos y están desfasados, pues la última medida se realizó en 2009, cuando aún no estaba construida la Red Oficial de Piezometría de la Cuenca del Segura, formada por más de cincuenta pozos nuevos distribuidos por toda la cuenca del Segura y alejados de los pozos de bombeo (que distorsionan la medida real del nivel del agua) y que costó más de siete millones de euros.

Dicha Red Oficial de medida del nivel del agua en los acuíferos, del ministerio de Agricultura y de la CHS (con la que no ha contado el Plan del Segura ni 2009-2015 vigente, ni el que está pendiente de aprobación 2015-2021) lleva operativa y en perfecto estado de funcionamiento desde 2009 hasta hoy, y nos muestra que el nivel del agua en los acuíferos a lo largo del tiempo, desde su ejecución hasta el momento actual, que los acuíferos que mide no están sobreexplotados; antes al contrario, en las 3/4 partes de la cuenca del Segura están infrautilizados y en equilibrio hidrodinámico como lo han estado siempre.

Algo similar se puede decir del estado cuantitativo, es decir del grado de contaminación del agua subterránea; que no se mide en pozos representativos, que los datos están desfasados y que frecuentemente se toman muestras en pozos próximos a establos de ganado que no tienen los primeros metros cementados, para evitar la entrada de lixiviados del suelo al pozo. En definitiva, se suele confundir pozo contaminado por nitratos con acuífero contaminado.

Todos estos errores hacen creer que la cuenca del Segura tiene menos agua de la que dispone anualmente en realidad. Es decir, en mi opinión, la cuenca del Segura no tiene déficit.

En efecto, con los datos propios del Plan del Segura, que incluye un importante volumen de agua desalada, considerando una lluvia media de apenas 400 mm, como decía el Documento Inicial de dicho Plan y una Evapotraspiración Real similar a la del Júcar, del 80% de esa lluvia; la cuenca del Segura no tendría déficit, sino un superávit de 131 hm3/año incluso sin contar con el agua del trasvase Tajo- Segura.

Las consecuencia de estos errores es que el Plan del Segura no permite otorgar nuevas concesiones de agua subterráneas ni utilizar los pozos de menos de 7.000 m3/año para riego de cultivos leñosos de bajo consumo, ni sustituir el agua cara industrial, abastecida por las redes municipales, por agua subterránea, que es mucho más barata. Todo esto obstaculiza el desarrollo económico sostenible de la cuenca del Segura y dificulta su salida de la crisis.

En resumen, el Plan Hidrológico del Segura hace lo contrario de lo que debe hacer un Plan Hidrológico, a la luz de la Constitución y de la Ley de Aguas, que es promover las condiciones favorables para el progreso social y económico, con una distribución de la renta más equitativa; y, por tanto, satisfacer las demandas de agua para fomentar el equilibrio y la armonización del desarrollo regional y sectorial compatibles con el buen estado ecológico del dominio público hidráulico.

 

¿Qué les parece?

Hoy casi dos años después, se insiste en el mismo tema y en el Estudio-Informe de Greenpeace España, que se adjunta como Documento semanal, se sigue insistiendo en "El fraude en la planificación hidrológica".

En el mes de julio de 2016, el Parlamento Europeo reclamaba a las autoridades españolas que revisaran la gestión del agua en el país, en línea con los requisitos de la Directiva Marco del Agua. Así lo manifestaba en un informe en el que, además, se apostaba por la autosuficiencia hídrica del Levante peninsular. Pero ¿puede ser autosuficiente la cuenca del Segura? Sí. No sólo no tiene déficit de agua, sino que existe superávit de unos 200 hm3/año. Así lo demuestran numerosos informes elaborados en las últimas décadas, que se han ido sucesivamente guardando en cajones, sin que consten en la documentación de ninguno de los Planes Hidrológicos del Segura. Unos planes que, sistemáticamente, evalúan mal los recursos naturales de la cuenca.

 

Cómo se comete el fraude en la Planificación: ( se reitera lo dicho hace ya casi dos años)

. no se contabilizan los flujos de agua subterránea. El flujo subterráneo de agua en el caso del mar Mediterráneo puede ser hasta 15 veces mayor al del caudal de los ríos.

. no se contabilizan los embalses subterráneos, estimados ya a finales de los años 70 por el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) y el Instituto de Reforma y Desarrollo Agrario (IRYDA) en unos 100.000 hm3para el conjunto de la cuenca del Segura; cifra que es 100 veces superior al total del agua que pueden acumular sus embalses superficiales.

. los datos climáticos utilizados no proceden de la AEMT. Los valores anuales de lluvia y evapotranspiración medias de la cuenca, así como los escenarios regionalizados de predicción, no han sido estimados por la Agencia Estatal de Meteorología del Ministerio de Agricultura, sino por el Centro de Experimentación de Obras Públicas del Ministerio de Fomento, lo que contraviene la normativa sobre Planificación Hidrológica de España. Un hecho que puede suponer un error de más de la mitad en los cálculos: lo que para el Plan son 854 hm3/año de recursos naturales

propios, en realidad podrían alcanzar los 1.522 hm3/año. Todo ello por aplicar la “regla del 10%” que consiste en reducir un 10% lo que llueve en realidad y aumentar otro 10% la evapotranspiración.

. no se definen los acuíferos inferiores. El Plan Hidrológico del Segura sólo reconoce la existencia de un único acuífero inferior (el de la Sierra del Segura) en contra de los estudios del IGME y el IRYDA antes citados. Pero es más, ni siquiera se contabiliza el agua del acuífero reconocido: ni la que tiene, ni la que se le infiltra anualmente, ni la que cede lateralmente y

. el nivel de los pozos se mide erróneamente. La variación del nivel del agua en estas masas de aguas subterráneas no se ha hecho en pozos de observación “representativos”, como obliga la normativa, sino en pozos de bombeo que están extrayendo agua constantemente, bien en continuo o en ciclos diarios, lo que distorsiona la apreciación real de su estado.

 

Resumiendo, la suma de todos estos errores, hace que se crea que la cuenca del Segura tiene menos agua autóctona de la que dispone en realidad, que supone entre 500 y 800 hm3 de recursos renovables más al año. Es decir, la cuenca del Segura no tiene déficit, incluso asumiendo las demandas que establece su vigente Plan Hidrológico para el horizonte de 2021 y sin contar con el agua procedente del trasvase Tajo-Segura.

¿Cuáles son las consecuencias de estos errores? Pues que, por ejemplo, no se permite otorgar nuevas concesiones de aguas subterráneas, ni utilizar los pozos de menos de 7.000 m3/año para riego de leñosos, ni sustituir el agua cara industrial por agua subterránea, que es mucho más barata, impidiendo el desarrollo económico sostenible de la cuenca del Segura. El agua de las desaladoras del ACUAMED (Torrevieja,Valdelentisco y Águilas) tiene todavía un precio caro para la agricultura (0,4-0,5 euros/m3) y son pocos los que pueden pagar ese precio. Gestionándola, por ejemplo, con la de los acuíferos excluídos en el Plan Hidrológico del Segura, se podría obtener un volumen conjunto de unos 400 hm3/año a un precio del orden de los 0,25 euros/m3, que le permitiría al Segura desengancharse del Tajo en un plazo máximo de tres años.

Es posible lograr un escenario donde la economía de la Región de Murcia, sur de Alicante y costa norte de Almería sigan creciendo sin sobreexplotar la cabecera del Tajo con un trasvase innecesario. Sólo se debe dejar que los técnicos y no políticos ni representantes de los lobbies, se sienten a las mesas de discusión con la participación de la sociedad civil y se den los pasos oportunos como auditar los peajes, integrar en la gestión los recursos subterráneos renovables, así como las aguas desaladas, desalobradas y recicladas, actualizar el inventario de superficies regables… etc.

Greenpeace recuerda que un Plan Hidrológico debe “promover las condiciones favorables para el progreso social y económico, mediante la satisfacción de las demandas de agua encaminadas a fomentar el equilibrio y la armonización del desarrollo regional y sectorial, en armonía con el medio ambiente y el buen estado ecológico del dominio público hidráulico”. La cuenca del Segura tiene recursos propios suficientes para ello, para atender todas las demandas actuales y futuras que sean medioambientalmente sostenibles.

 

Con independencia de que para nosotros la solución está en otros "lares", para nosotros es necesario el trasvase del Ebro, ¿no creen que las propuestas descritas merecen alguna respuesta del Mapama?. ¿Es posible que toda la Administración agraria esté "marianizada", que siga a ciegas el ejemplo del Presidente y piense que el tiempo y la inacción todo lo curan?. Alguien tiene que salir al paso del Informe y con toda la fuerza técnica que se dispone, al menos en nuestra época así era, dar cumplida respuesta a sus propuestas ( al menos sobre el papel y en el Mapama, hay Secretaría de Estado, Dirección General del Agua, múltiples Subdirecciones Generales… sobre la cosa).

Exigencias y preguntas que nos tememos que nunca tendrán respuesta, que nadie responderá. Sin embargo nosotros seguimos soñando y decimos Ministra tienes que responder.

 

 

Madrid 11 de septiembre de 2017

Nota Final. Hemos repetido las "Razones del Fraude" por su enorme fuerza y concreción que deberían facilitar la respuesta oficial.  

 


 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Sobre la uberización del campo español.

Planas ha vuelto… …hasta cuándo.

El corrupto mundo de las nuevas energías renovables.

Un interesante análisis de la "Unión de Uniones" sobre la futura PAC

Al fin España ha logrado ser la cabeza del pelotón europeo.

Sobre el nuevo Presidente de Gobierno.

Sobre el Golden Rice.

Las perlas agro-ambientalistas de la Amazonía.

Las cotorras argentinas de Madrid.

La deuda pública alcanza el 98 % del PIB

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.