Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

Ministro, ¡por favor!, desciende un momento de tu "nube".

Es necesario que el Ministerio vuelva a funcionar con normalidad

( sobre la situación actual del personal al servicio de la Administración pública agraria) Parece un tema menor aunque no lo es. La eficacia ministerial depende siempre del trabajo del personal funcionario y, por ello, toda buena gestión administrativa trata siempre de aprovechar al máximo todos los medios, de forma prioritaria los medios humanos, de que se dispone.

Actualizado 27 septiembre 2012  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  

A veces y ello es un problema muy generalizado entre los dirigentes políticos y los políticos agrarios no son nunca una excepción, se cree que un Ministerio va a funcionar convenientemente por el simple deseo y la dedicación de las veinte o treinta personas que se sitúan al lado del ministro recién llegado. Esta idea concluye siempre en una tremenda inexactitud.

Hoy es absolutamente necesario que nuestro Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente vuelva a funcionar con normalidad, cosa que según nos informan y puede deducirse fácilmente de las proclamas que continuamente están apareciendo en múltiples medios de comunicación,  no ocurre ahora.

Al margen del normal desarrollo de las reformas e ideas que el Ministro Arias pueda tener “in mente”, trabajo que mantiene en una cierta actividad  al personal funcionario, el Ministerio no puede limitarse, como parece suceder en la actualidad,  a trabajar sobre las “ocurrencias” del Ministro y las ingeniosidades de sus colaboradores más inmediatos. Todo Ministerio debe funcionar al completo, desarrollando programas preestablecidos de forma continua, en tareas que deben ocupar desde el portero hasta el subsecretario. Todos y cada uno de los empleados públicos deben tener claras sus funciones y desarrollarlas con regularidad, aptitud y eficiencia.

Nos dicen y algunos lo estábamos intuyendo casi en directo que, nuestro Ministerio, sufre una elevada atonía laboral, atonía permanente y casi total y que, entre los funcionarios de “a pie”, se ha instalado una lasitud que aumenta de día en día sin que nadie tome medida alguna. Es indubitable, todos funcionarios o no somos conscientes de ello,  que el personal funcionario, ha sufrido y padece los efectos de una tremenda agresión en sus derechos, embestida gubernamental absolutamente inadmisible porque este gobierno, hasta el momento presente, solo ha embestido contra los funcionarios y las clases medias. La casta política continúa en su universo, en su burbuja, al margen de la tremenda realidad que sufre el ciudadano.

Veamos algunas perlas del estado administrativo actual de nuestro Ministerio de Agricultura:

-.  El pasado 3 de Agosto en Notas dirigidas al Señor Subsecretario y al Presidente del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), la Junta de Personal y el Comité de Empresa del FEGA denunciaba los “gravísimos recortes a los derechos económicos, laborales y sociales de los empleados públicos” que sufren los funcionarios agrarios con la aplicación del real-decreto-ley 20/2012 de 13 de julio, “de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad”. Los empleados públicos están hartos de “pagar una crisis que no han generado” y no son responsables de la dilapidación y despilfarro que han cometido los políticos y algunos gestores, altos cargos de la Administración, y exponen en la Nota las medidas, que ellos creen  necesarias y que no se han tomado, para contribuir a racionalizar e incrementar la eficiencia de la gestión pública. Se pide:

1. La supresión de coches oficiales
2. La supresión de las clases individualizadas de inglés en el FEGA, con profesores privados, para subdirectores, subdirectores adjuntos y jefes de área, a las horas que estos decidan, así como las inmersiones lingüísticas que tiene estos mismos funcionarios como la última vivida en Arévalo. Por supuesto todo ello a costa del erario público.
3. La supresión de las “externalizaciones” de servicios a empresas externas, trabajos y servicios  que deben ser desarrollados por personal funcionario y que siempre suponen un derroche de recursos económicos
4. No se comprende que el edificio de Beneficiencia esté en obras de conservación y reparación permanentes, cambiando suelos, moviendo tabiques, poniendo mamparas... ...siempre para los mismos.
5. La supresión de cursos de formación de temas ajenos a la actividad del organismo
6. Ajustar el número de funcionarios que se desplazan a trabajos exteriores, dietas duplicadas..., viajes a Bruselas...
7. Supresión de ordenadores portátiles y móviles de segunda generación para los mismos de siempre


.- El 12 de septiembre tuvo lugar la reunión correspondiente para negociar fundamentalmente el “Plan de Acción Social” 2013 y en ese momento el funcionario de a pie  se enteró de que, “el presupuesto previsto de Acción Social para 2012 no llegaba ya, cosa inexplicable, para pagar ni la primera parte de la ayuda anual. Es fácil entender el estado actual del funcionario que ve que, no solamente le han detraído este año el 7% de sus emolumentos sino que de minorar sus prestaciones sociales.

.- Además resulta que la Administración, tras informar el 6 de septiembre a  los delegados de Prevención  y  posteriormente el día 11 de septiembre a los Sindicatos, ha decidido poner en marcha el PRU, Plan de Reubicación de Unidades, es decir una molestia más en un momento complicado. Cierto es que se trata de ahorrar y ello es absolutamente necesario e imprescindible pero y ese es parece ser el motivo de una nueva discordia en el Ministerio, resultan inexplicables las soluciones adoptadas. Hay movimientos inútiles que encarecen la situación y solo producen molestias innecesarias al personal. Ministro hay que parar este despropósito.

.- Para colmo en medio de todas las reducciones salariales que el funcionario está padeciendo se siguen concediendo “bufandas”,  gratificaciones graciables  y absolutamente discrecionales que premian al que decide el político de turno.  No se respetan los criterios de reparto establecidos en el extinto MAPA  ni se dan a conocer, con la disculpa de que lo impide la legislación sobre protección de datos, las cantidades individualmente percibidas. Una vergüenza que permite que algunos de los “colaboradores más directos” puedan compensar la pérdida oficial de emolumentos.
.- Señalemos finalmente que el pasado 20 de septiembre CSIF nos ha comunicado y esperemos que no sea cierto que: “el gobierno prepara un nuevo recorte colectivo de empleados públicos en los Presupuestos Generales para el año próximo 2013 reduciendo en un 22% las prestaciones sociales en el régimen asistencial de MUFACE.

El político de turno, sin oír a nadie, no es quién para decidir, aislado, enclaustrado en sus inconstancias, cuales son los problemas “principales”, los problemas que en cada momento “tocan” o “no tocan”, los problemas a resolver son los que, en cada momento y de forma permanente, están en la actualidad ciudadana y ahora, lo quiera o no el Ministro Arias, hay que resolver cuanto antes y de la mejor manera posible el problema del personal al servicio de la administración agraria.
 Todos somos conscientes de las actuales limitaciones económicas en las que nos movemos y de las extraordinarias limitaciones presupuestarias que se nos avecinan, pero sería muy aconsejable que las penalidades nos afectaran “a todos”. No obviemos, son una auténtica inmoralidad, las inevitables minoraciones salariales con compensaciones encubiertas bajo la pomposa denominación de “Productividad por Objetivos”. Estas nepóticas e injustificables gratificaciones son absolutamente condenables se miren por donde se miren. Ministro, desciende de la “nube” en la que a menudo te instalas y enfrenta, resolviéndolo, el problema del personal de tu Ministerio.
 

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Seis razones para llevar la energía del sol a las explotaciones

Huelga Mundial por el Clima.

Ustedes mismos.

Sí, pero no. (Sobre un artículo del periodista agrario Vidal Maté)

MERCOSUR

Transición Energética Española. ¡Así no!

Hay que rectificar lo antes posible.

En defensa de la Energía Nuclear.

Siete años después.

No estamos solos.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.