Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

¡Ministro!, te esperamos con urgencia.

Los tiempos no estan para bromas

Todo lo que está ocurriendo, movilizaciones, tractoradas y manifestaciones, desde hace ya más de una semana en el sector agrario español era, por decirlo de una forma suave, absolutamente previsible. Era imposible mantener la dignidad en medio de las sinrazones que, desde hace ya demasiado tiempo, se estaban cometiendo contra todo lo agrario y lo que para nosotros es aún más grave, con el silencio culpable de todos los responsables gubernamentales del sector.

Actualizado 6 febrero 2020  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Desde ASAJA nos dicen ahora que, “la incertidumbre y la inestabilidad climática, política y comercial, que han caracterizado al ejercicio de 2019, han afectado al conjunto de la actividad agropecuaria, que ha sufrido la pérdida del 8,6% de la renta agraria y que ha sido especialmente sangrante comprobar la pasividad, cuando no directamente la animadversión del Gobierno de España, que ha pasado de puntillas por los problemas del campo (sequía, bajos precios, aranceles…) e incluso con alguna de sus medidas, como la subida del salario mínimo (SMI) o la implantación obligatoria del registro horario, ha contribuido a agravarlos.
 
Los agricultores salen a la calle para protestar por los bajos precios en origen, que afectan cada vez a más cultivos, el incremento de los costes de producción, sobre todo desde la subida del salario mínimo interprofesional (SMI), la caída del 9% de la renta agraria, a lo que se une las dificultades que tienen para exportar por los aranceles americanos, el 'Brexit' o el veto ruso, entre otros. Además, del posible recorte de las ayudas comunitarias que planean desde Bruselas.
Las organizaciones agrarias reclaman, por fin, “medidas de apoyo que vengan a paliar los graves perjuicios” que están sufriendo. “Nos preocupan los desequilibrios que aún persisten entre los distintos eslabones de la cadena en la conformación de los precios y la falta de rentabilidad que sufren las explotaciones”. Desde Asaja, COAG y UPA se pretende que, con este proceso de movilizaciones, convocado desde la unidad de acción, las Administraciones competentes tomen conciencia de la gravedad del problema y se pongan en marcha “verdaderas políticas” de apoyo a un sector estratégico de la economía, que contribuye de “forma esencial” al mantenimiento del medio rural y el espacio natural. Por otro lado, reiteran que en un momento en el que se habla tanto del reto climático, de la España vaciada y de la necesaria vertebración del medio rural, es necesario, “más que nunca”, tener en cuenta al sector agrario, porque sin él no será posible acometer los retos que la sociedad demanda.

El mercado laboral no es fácilmente adaptable, pero sí es cierto que, todas las organizaciones profesionales, han puesto el grito en el cielo por el impacto que puede tener la subida del salario mínimo interprofesional, al ser la rentabilidad de las explotaciones muy sensible a los cambios de esta variable. Además de los gastos e ingresos derivados de la actividad profesional, marcados por el libre mercado, en los flujos de caja de la empresa agraria son esenciales las subvenciones de la Política Agraria Común (PAC), que no en vano representan alrededor del 30% de la renta agraria. Por ello, el simple anuncio de recorte de la futura PAC 2021-2027, actualmente en fase de negociación, pende sobre las cabezas de los agricultores y ganaderos españoles.
¿Alguien comprende que el sector agrario español pueda mantenerse con las “melonadas” que está sufriendo desde la UE con la aquiescencia de nuestros gobernantes?
Siempre hemos defendido la libertad empresarial de todos los agentes económicos, pero en lo que siempre hemos estado en total desacuerdo y por supuesto seguiremos denunciando es que, entre otras muchísimas cosas,  el desarrollo industrial, fundamentalmente centroeuropeo, el “verdeo” medioambientalista reinante, los tratados comerciales firmados en los últimos años con fines extra agrarios, el socialismo imperante empujado especialmente por el fundamentalismo y metodismo francés… … en todas las medidas adoptadas por la UE, se hagan a costa de la agricultura mediterránea y fundamentalmente de  nuestro sector agrario.

 
¿Alguien puede entender que se siga sin resolver el agua para regar, que se suban los insumos sin limitación alguna, que se toleren las competencias de productos importados sin control en sus formas de producción, que se aumenten, por que sí, los salarios mínimos obligatorios causa directa del cierre y ruina de muchísimas pequeñas explotaciones, que se dé por bueno la minoración de las ayudas directas PAC, que se nos hable de nuevas imposiciones “verdes” sin  compensación alguna e incluso con la condena explícita ministerialmente de nuestras actividades, que se nos condene a vivir encadenados a explotaciones familiares porque para “estos sabios” el futuro está en servir productos de forma directa desde “el campo a la mesa” mientras condenan la posibilidad de avanzar profesionalmente en unidades muchísimo más grandes y competitivas, que se nos engañe con la España “vacía”, con el camelo de la sostenibilidad, la economía circular, lo maligno del gas-oil o la bondad de los biocombustibles biomásicos… …?
Y mientras tras la semanita pasada el nuevo-viejo ministro no ha dicho “ni mus” sobre el tema y al parecer ha vuelto a convocar, una vez más, para el próximo martes a las organizaciones profesionales agrarias. Para qué.
Para UPA, COAG y ASAJA sus razones para echarse a la calle se basan en que Los agricultores y ganaderos están “al límite”. Al límite de la rentabilidad, al límite de sus fuerzas, al límite de seguir con su trabajo o de tirar la toalla. Es la realidad que sufren el ciento de miles de familias, que se dedican a la producción de alimentos en España.
Sus motivos los han centrado en:
1. La falta de precios justos: Los agricultores y ganaderos no obtienen un precio justo por sus productos que les permita alcanzar una mínima rentabilidad. El motivo: el desequilibrio de la cadena agroalimentaria, que provoca que gran distribución e industrias sean pocos y poderosos y los agricultores muchos y débiles.
2.La subida de los costes de producción: La subida de los costes de producción de todo tipo se convierte en un enorme problema para los agricultores y ganaderos, que no tienen capacidad de trasladar esa subida al precio de sus productos y se ven obligados a vender por debajo de sus costes. Esto ahoga a los productores de forma sangrante, hundiendo sus posibilidades de futuro y abocando al cierre a muchas explotaciones.
3.Evitar los recortes en las ayudas: las ayudas provenientes de Europa e incluso las que destina el Gobierno central y las Comunidades Autónomas llevan años sufriendo recortes. La situación de fragilidad es tal que obliga a destinar más fondos para apoyar a un sector estratégico y clave para el futuro de la sociedad.
4.El mal funcionamiento de las barreras comerciales: La imposición de barreras comerciales como el veto ruso, el Brexit o los aranceles de Trump a las aceitunas de mesa, al aceite y al vino son un grave problema para dar salida a muchas producciones que son demandadas y valoradas en el exterior. La balanza comercial de España se resiente, y la economía de los agricultores y ganaderos, más.
5.El empoderamiento de los agricultores y ganaderos: Somos un actor clave en el futuro de la sociedad, pero no somos valorados como tal. Sin nosotros, no hay alimentos. Sin nosotros, no habrá un medio rural vivo y con futuro. Sin nosotros habrá más despoblación. Desde UPA hacemos un llamamiento a la sociedad para que el orgullo rural se extienda a toda la población. Sólo un país orgulloso de sus orígenes –rurales- y de sus valores –como nuestros alimentos y nuestra gastronomía- podrá tener un futuro próspero.
6 El Reto climático: Los agricultores y ganaderos están aprovechando las protestas para defender su papel en relación con el reto climático. La capacidad de la agricultura y la ganadería para gestionar el entorno es indiscutible. Sin nuestras actividades tendríamos una naturaleza más asilvestrada y sin control y más riesgo de incendios forestales y desertificación.
7.El Control de la fauna salvaje: La convivencia entre la agricultura, la ganadería y la fauna salvaje debe ser controlada y regulada para que sea viable. No es conveniente confundir protección de la naturaleza con un silvestrismo mal entendido. La mejor manera de proteger a las especies salvajes es regulando sus poblaciones y permitiendo una convivencia real entre la fauna salvaje y el ser humano.
8.La Reglamentación de ciclos cortos de comercialización, productos de proximidad y etiquetado en origen: Las leyes deben dar respuesta a los problemas de los ciudadanos, no generar más perjuicios de los que resuelven. Urge un cambio legislativo para permitir que agricultores y ganaderos lleven a cabo la venta directa de sus productos. En materia de etiquetado, urge imponer la obligatoriedad de reconocer el origen de todos los alimentos en su etiqueta.
9.La necesidad de poner freno a la especulación con los productos agrarios: Mientras la rentabilidad de la agricultura está bajo mínimos, siguen produciéndose prácticas comerciales abusivas y desleales. Los intermediarios deben ser conscientes de su papel en la cadena agroalimentaria. La Ley de cadena alimentaria debe cambiar y hacerse más exigente con los que abusan.
10.La reivindicación del papel vertebrador de la agricultura y la ganadería frente al despoblamiento, a los problemas ambientales y territoriales: La preocupación de la opinión pública sobre el problema demográfico y territorial crece día a día. El debate sobre la España vaciada ha saltado a los primeros niveles. Sin embargo, en ese debate los agricultores y ganaderos debemos cobrar un mayor protagonismo. Sin nosotros, no habrá futuro para el medio rura
l.
Pero recordemos a todos, (dixit G.Jorrín en el Confidencial, con el que estamos plenamente de acuerdo), que:
“el gran problema de España es que el sistema de formación de precios está roto por los desajustes del mercado. Todos los demás, añadimos nosotros se resolvería de inmediato.
La atomización de los productores y la concentración de la industria procesadora hace que sea esta segunda quien fije los precios sin atender a los costes de producción. Así, cuando el precio de los agricultores sube, la industria intermedia traslada inmediatamente el 62% de ese incremento a los consumidores, el segundo dato más alto de todos los países europeos analizados. Sin embargo, cuando los precios de producción se reducen, entonces la industria procesadora apenas traslada el 9% de ese recorte al consumidor final. El resto del beneficio, se queda por el camino.

Ningún país europeo muestra este desequilibrio en la formación de precios, de modo que la industria intermedia mejora sus márgenes cuando los precios más fluctúan. Por el contrario, esta asimetría condena a los productores, ya que son ellos quienes asumen los costes de la competencia entre tiendas y supermercados. Como la subida de los precios en el campo se traslada casi por completo al consumidor, se genera una gran presión para congelar las subidas. Sin embargo, cada vez que bajan los precios, los beneficios se quedan en la industria intermedia y el consumidor apenas lo nota. De ahí que cada bajada de precios en el mercado haga más complicada una subida posterior.
… …Este desequilibrio refleja, a su vez, una de las grandes lacras de España: la gran cantidad de microempresas y autónomos que copan el tejido productivo y que, lejos de suponer un impulso económico, generan un freno al crecimiento económico, la rentabilidad y el avance de los salarios. La atomización de la producción significa que el territorio está plagado de pequeñas explotaciones sin capital físico ni humano que resultan muy poco productivas.
La reticencia del campo español a la concentración está también en la base del problema. No solo porque muchas familias no hayan querido desprenderse de sus tierras, también a las resistencias a la creación de grandes cooperativas que gestionen grandes volúmenes de producción y equilibren el poder negociador con las grandes empresas. En algunos casos, las pequeñas y medianas cooperativas han sido ejemplos de mala gestión que han introducido desincentivos en los pequeños propietarios.
Hay que hacer autocrítica, porque ha habido conformismo. Si fallan las estructuras, también es responsabilidad nuestra”.

Y las Organizaciones profesionales y Cooperativas españolas a qué se dedican… …dejémonos de culpar al libre mercado y asumamos todas nuestras posibilidades, dejémonos de fomentar lo pequeño y vayamos a unidades que puedan defenderse en sus procesos comerciales.
Responderá el nuevo-viejo ministro a las exigencias del sector porque hasta ahora la única respuesta que le hemos oído y mejor hubiera sido que se mantuviera callado, es que está de acuerdo con la subida del SMI, porque nuestra agricultura y ganadería lo pueden asumir.
De verdad lo cree así.
Esperemos las respuestas que la semana que viene se nos dan, pero mucho nos tememos que nada resolverán, que volverán de nuevo a ser la “nada con sifón” o si no … … al tiempo.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Cuál es el "Precio Justo" del aceite de oliva español.

¿Por qué no reacciona el MAPA ante la que se nos avecina?

El PP ante la nueva PAC.

Una nueva manipulación climática

¡Adiós al Acuerdo UE-MERCOSUR!

Planas debe de  exigir de la UE el trato que nos corresponde 

VOX, así no.

¿Por qué no vemos el contrasentido de la proposición? 

Tras 16 años , ¿solucionaremos el problema de los aranceles USA?

Por favor Planas, no más embelecos.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.