Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre
(Orden HAP/848/2012 de 26 de Abril)

NO DEBERÍAMOS SEGUIR CON LA SOCIALIZACIÓN DEL SECTOR AGRARIO

Aunque muchos no lo queramos y consideremos que el camino que se sigue va en dirección contraria a la deseable, hoy estamos inmersos, estamos viviendo, en un sistema absolutamente socializado para el sector Agrario.

Actualizado 3 mayo 2012  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Ocio
  
Las consecuencias son las que importan

Todo depende cada vez más del papá Estado, los empresarios y sus Organizaciones financiadas, ¿compradas?, todas por el Estado, permanecen al acecho de las ayudas oficiales nacionales y comunitarias ante cualquier dificultad que se presente en el desarrollo de sus negocios. Se  olvida con frecuencia la necesidad  de independencia y libertad, necesarias en cualquier desarrollo empresarial buscando, a menudo, en la lectura del B.O.E la fuente primaria del negocio.  

Hoy tras la aprobación en Consejo de Ministros de la Orden HAP/848/2012, de 26 de abril, “por la que se reducen para el período impositivo 2011 los índices de rendimiento neto y el índice corrector por piensos adquiridos a terceros aplicables en el método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas para las actividades agrícolas y ganaderas afectadas por diversas circunstancias excepcionales” es necesario preguntarse sobre la bondad del camino que llevamos recorriendo, si el camino de la permanente asistencia del Estado al mundo rural es el adecuado o por el contrario es un sistema que, desde hace décadas está impidiendo el desarrollo que todos deseamos.

Cierto es que para la población agraria, todos aquellos que se meten bajo el paraguas de “agricultor”, la Orden anterior es un triunfo para el Sector y prueba, nos dirán, de lo adecuado de la nueva política que nos han traído los del PP, pero de verdad creemos que, la aparición de las Administraciones en todos los ámbitos de lo rural, es una buena noticia.

Reflexionemos sobre lo acontecido.

En primer lugar afirmamos que la Orden, no obedece a ninguna nueva política ni se trata de ningún éxito imputable a nadie porque, debemos recordar que, de acuerdo con el artículo 37.4.1.º del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, aprobado por el Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo (Real Decreto Zapateril o Zapatérico como ustedes prefieran), se establece que cuando, el desarrollo de actividades económicas a las que fuese de aplicación el método de estimación objetiva se viese alterado por incendios, inundaciones u otras circunstancias excepcionales que afectasen a un sector o zona determinada, el Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas podrá autorizar, con carácter excepcional, la reducción de los signos, índices o módulos. Nuestro nuevo Ministerio se ha limitado, por tanto, a presentar el Informe correspondiente poniendo de manifiesto que,” durante el año presente 2011, se han producido las circunstancias excepcionales en el desarrollo de las actividades del sector a que hace referencia el Real Decreto 439/2007. Sin embargo, la reducción del “índice corrector por piensos adquiridos a terceros aplicable a las actividades ganaderas”, a causa, como nos dice la Orden “del elevado impacto que ha tenido el incremento del precio de los piensos durante el período impositivo 2011, así como la falta de pastos derivada de una situación sequía meteorológica”, es una decisión más que discutible porque, el tema del encarecimiento de los insumos en una explotación y más, si como nos ocurre en este caso, son asegurables, deberían sustanciarse de otra manera.

¿Es normal que en la actual situación, tras el cierre de cientos de miles de pequeñas empresas y la desaparición de multitud de empresarios autónomos en prácticamente todos los sectores económicos, los agricultores y ganaderos sean auxiliados en su fiscalidad por el Estado a costa de incrementar las imposiciones al resto de los ciudadanos?

Recordemos además, (siempre nos referimos a datos medios que pueden distorsionarse en un caso concreto) que, la mayor parte de las ayudas comunitarias al Sector Agrario, a las empresas  que lo compones, son ayudas “desacopladas”, independientes de la producción, ¡vámos!, que se reciben “pase lo que pase” y que , estas ayudas, vienen a representar ya, en nuestro país el 35 % de la Renta Agraria, es decir que el agricultor recibe el 35% de su actividad aunque sus cosechas no prosperen. ¿En que otro sector o actividad económica ocurre esto?

Además como ya también hemos citado, el contribuyente español aporta para el aseguramiento de los agricultores y ganaderos, para el pago de las primas de los seguros, unos 350 millones de euros y que, los daños por sequía se contemplan en los actuales Planes Anuales de Seguros, por lo que es un daño asegurable por el empresario, es un coste que el emprendedor debería asumir en su actividad, es un daño cuyos negativos resultados no deberían cargarse sin más los contribuyentes.

No debe olvidarse tampoco que, la escasez de las  materias primas produce siempre el incremento de sus precios y dado que los resultados empresariales son el producto de la cantidad por el precio, parece lógico, no utilizar medidas correctoras de forma previa, porque ya, pase lo que pase hasta el fin del ejercicio, la pérdida de ingresos del Estado, será un hecho inevitable y el Estado tendrá que incrementar el “saqueo” en otras fuentes.

Piensen ustedes sobre la Orden que hoy comentamos, por un lado se bajan los impuestos a los agricultores afectados por la sequía por su falta de producción y, por otro, se minoran también los impuestos a los ganaderos por el coste de sus piensos. Las subidas de precios de las materias primas, que indudablemente favorecen a los productores de las mismas,  son la causa de   premio fiscal a los ganaderos que las utilizan, una situación se deriva de la otra, una y otra tienen una perfecta relación causal, pero en ambos casos el “paganini” es el ciudadano, personaje totalmente ajeno a la situación.

 ¿Sería factible que ambas situaciones se compensaran a nivel global?. ¿A que nadie ha pensado en la posibilidad de incrementar los módulos … … en los casos o situaciones en los que los empresarios agrarios  tengan un buen año o compren baratos sus piensos o sus resultados sean satisfactorios? ¿Por qué admitir como normal la situación contraria?.

Nosotros no somos contrarios, en absoluto, a que los empresarios agrarios se beneficien de las ventajas fiscales que legalmente se concedan, lo que si somos contrarios es a la perpetuación del sistema actual. Mientras el Estado esté en todas las encrucijadas, como “chica para todo”, mientras al Estado se le dé carrete para resolver todos los problemas , mientras que el sector Agrario como el resto de los sectores económicos de nuestra economía tengan que mantener “5 Administraciones”, local, provincial, regional, nacional y comunitaria,  el coste administrativo a soportar, como ha ocurrido con las prebendas del denominado “estado de bienestar” será enorme y, como ahora se dice, “insostenible” para el Sector, los nuevos sistemas establecidos no tendrán aplicación universal y la competitividad se separará del resto de las economías occidentales de nuestro entorno por el incremento de coste de nuestras producciones.
 

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Huelga Mundial por el Clima.

Ustedes mismos.

Sí, pero no. (Sobre un artículo del periodista agrario Vidal Maté)

MERCOSUR

Transición Energética Española. ¡Así no!

Hay que rectificar lo antes posible.

En defensa de la Energía Nuclear.

Siete años después.

No estamos solos.

De nuevo lío en el sector del aceite de oliva español.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.