Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

No sigamos mintiendo. Sí se puede hacer de otra manera

A lo largo de la semana que termina, hemos podido ver, oir, leer, como en el Congreso de los Diputados, tenía lugar el debate de investidura a la presidencia del Gobierno para los próximos cuatro años.

Actualizado 12 abril 2008  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Isidro Garcia
  

Durante el debate, y por parte del aspirante, sin que los portavoces de la oposición dijeran nada en contra, se afirmó que del incremento del índice de inflación, -estamos ya en el 4,6%, casi el doble del existente hace un año- eran responsables los incrementos de precio del petróleo y los cereales.Por supuesto, ambos incrementos, ocurridos en el inaccesible mercado internacional, no son responsabilidad, según el presidente del Gobierno en funciones y candidato a la nueva Presidencia, de actuaciones del Gobierno que el ha presidido. Siempre es el mismo problema. Para cualquier Gobierno los malos resultados son cosa de otros y efecto de causas que no pueden corregirse. Todo político, emite al menos un sofisma por semana escondiendo la verdad y todo Presidente que se precie, al menos dos.
El incremento de la inflación, cuyos efectos se miden por las oscilaciones del Indice de Precios al Consumo, siempre tiene un origen, el exceso de dinero circulante, en relación con los bienes disponibles, causa debida a un exceso de medios o a una escasez de bienes, como ocurre en este caso, hace ya casi dos años que se viene anunciando en estas páginas.
¿Cómo un país como el nuestro, España, con importaciones masivas de cereales para consumo alimenticio puede meterse en el sinsentido de los biocarburantes? Se negó, incluso desde el Gobierno , la incidencia en los precios, de los desvíos y anuncios de utilizaciones energéticas de las materias primas, fundamentalmente, cereales y oleaginosas, pero ahí están los resultados. Somos conscientes de que  no toda la subida de los cereales en España, insistimos en España, se debe a la causa preanunciada, pero sí una buena parte de ella. ¿Cómo justificar los cientos de miles de euros detraídos de los bolsillos de los españoles para subvencionar complejos industriales dedicados a la producción de biocarburantes ¿Cómo justificar, ahora,  la exención total, mas de 80ptas./l. de los biocarburantes que suman muchos millones de euros no ingresados en la Hacienda Pública? ¿Cómo justificar las ayudas para la producción de cereales energéticos?
Todo ello, claro qué ha incrementado el dinero circulante, a minorado la oferta alimentaria y ha creado inflación. Y toda ella es responsabilidad del Gobierno, no de los EE UU., ni de la China, ni de ….    …no, es responsabilidad nuestra y soin temas que se deducían fácilmente desde hace más de dos años.
Y en relación con el petróleo,… … por supuesto que nuestras posibilidades de influir en su precio son nulas pero, ¿porqué España sigue teniendo una dependencia energética del petróleo de mas del 80%, cuando los europeos la tiene de menos del 50%? Durante cuatro años nos hemos metido a fondo en todos los charcos energéticos, o hemos encabezado temas que nadie quiere. Recordemos:  Kioto, Organismos  Modificadores, cambio climático, antinuclearismo, etc. etc. y esos si tienen influencia en los costes empresariales. Como podría negarse nuestro Gobierno a la producción nuclear en un país, sin agua, sin materias primas, carente de petróleo…  …y , ¿la oposición donde está? El español comprueba como los ingleses o los franceses duplican su producción nuclear, como todos los europeos se niegan a jugar a Kioto, mandan a hacer puñetas el cambio climático, etc. y nosotros seguimos sin corregir el rumbo. Ya va siendo hora de cambiar, de dirigirnos hacia una via contraria.
Sí, se puede hacer y se deben tomar medidas de nuestra exclusiva responsabilidad para minorar el IPC. Con lo dicho en la investidura, nada de nada, seguiremos siendo igual de desastre que hasta ahora.

 

 

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Seis razones para llevar la energía del sol a las explotaciones

Huelga Mundial por el Clima.

Ustedes mismos.

Sí, pero no. (Sobre un artículo del periodista agrario Vidal Maté)

MERCOSUR

Transición Energética Española. ¡Así no!

Hay que rectificar lo antes posible.

En defensa de la Energía Nuclear.

Siete años después.

No estamos solos.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.