Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

Nuevo embrollo en el sector oleícola español.

De nuevo tenemos un gran lío en el sector del aceite de oliva español. Sí español porque en el resto de los países europeos con producciones de aceite de oliva no parece que les afecte el problema.

Actualizado 4 julio 2020  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
 
Como siempre, el campo volverá a pagar las guerras comerciales entre EEUU y la UE. En este caso será la aceituna española, que podría ver cómo se incrementa hasta un 100% los aranceles para poder exportar a Estados Unidos, mientras que la aceituna italiana, griega o portuguesa se librará de esta nueva presión. Y no hay que olvidar que los aranceles al aceite ya han provocado que se haya exportado la cifra más baja para un mes de marzo desde1989, con un volumen no llegó ni siquiera a las 600 toneladas, cifra un 92% inferior a la alcanzada en marzo de 2019. O que la exportación de aceituna negra de España a EEUU en el período enero-julio de 2019 se cifró en 8.325 toneladas, lo que equivale un 50% menos.
El Departamento de Comercio de Estados Unidos estudia imponer aranceles de hasta el 100% del valor a una nueva lista de productos por importe agregado de 3.100 millones de dólares (2.750 millones de euros) procedentes de España, Reino Unido, Francia y Alemania en el marco de la autorización por parte de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para aplicar tarifas adicionales en respuesta a las ayudas públicas prestadas a Airbus por la UE.

“El Representante Comercial de EEUU está considerando modificar la lista de productos de ciertos Estados miembros actuales o anteriores de la UE que actualmente están sujetos a aranceles adicionales”, ha anunciado la Oficina del Representante de Comercio de EEUU.
Entre los nuevos productos de estos cuatro países amenazados por los aranceles estadounidenses se encuentran la aceituna española, el chocolate y el cacao, la cerveza, la ginebra y el vodka, así como maquinaria y algunas clases de camiones.
El año pasado, EEUU ya había aprobado elevar del 10% al 15% los aranceles aplicados a los aviones importados del fabricante aeronáutico europeo Airbus, mientras que había autorizado un incremento al 25% de la tasa aplicada a una serie de productos de alimentación procedentes de los países de la UE, incluidos quesos y yogures.
Pero, para Planas, para nuestro ministro “cadena”, el problema se resuelve, ganando tiempo y generando nuevas Normas de regulación, en vez de haciendo frente al enorme problema generado por los aranceles americanos y la soledad de nuestra producción de oliva. Una más en su haber, qué le vamos a hacer.
Y así, el Ministerio de Agricultura que según nos dicen, está apostando decididamente por resolver los problemas del oliva, con diez medidas concretas de apoyo,( siempre un decálogo), ha decidido para ir ganando tiempo, por introducir cambios en el Proyecto de Real Decreto por el que se aprueba la norma de calidad de los aceites de oliva y de orujo de aceituna.
Se trata de que, con la nueva regulación se obligue a vender el aceite de oliva virgen extra en vidrio prohibiéndose, el uso del plástico incluso en la venta en envases de cinco litros, para hacerlo exclusivamente en cristal y la posibilidad de compaginar la actividad relacionada con el aceite de oliva y el aceite de orujo.

 
El MAPA al parecer tiene una prisa inusitada con el tema y ya ha tramitado y divulgado, con toda urgencia, un documento-encuesta con el fin de someter el futuro Real Decreto, incluyendo estas dos últimas novedades, al trámite de audiencia establecido en la Ley 50/1997.
Y decimos que tiene una prisa enorme porque el plazo señalado por el MAPA, para remitir sugerencias, ya ha finalizado, acabó como la declaración del IRPF el 30 de junio.  Es decir que, aunque no se lo crean, en menos de una semana, el sector ha tenido que argumentar o rebatir dos propuestas, para nosotros muy fundamentales por su importancia económica, que sin duda van a generar importantes problemas.
Y ciertamente a pesar de los pocos días señalados para remitir sugerencias al anteproyecto de Ley, el sector, según nos comunica Olimerca, ha reaccionado de manera urgente y para nosotros, concluyente en su negativa a permitir la propuesta ministerial. Sobre una muestra de 2.580 opiniones y valoraciones, el 57% de los encuestados se han manifestado en contra de la prohibición del plástico en los envases de la categoría de aceite de oliva virgen extra, un 27% de los encuestados considera la medida muy adecuada y un 16% opina que apoyarían la medida siempre y cuando se permitiera el plástico en almazaras para autoconsumo de sus asociados. Es decir que por uno u otro motivo cerca del 75% de los encuestados se muestran contrarios a las propuestas del Ministerio. ¡Y ahora qué hacemos ¡
Ciertamente que el envasado en vidrio siempre es una distinción de calidad y hacia ello habría que ir. Pero en estas circunstancias, tan adversas económicamente, con ofertas de aceite muy superiores a las demandas y con precios ruinosos, entrar en un tema de distinción comercial que siempre encarecerá el producto, es una auténticas majadería. El productor que libremente lo pueda hacer, que lo haga, pero obligar a toda la producción a producir “exquisiteces”, nos parece una ruina para los tenedores nacionales de aceites. Hablar de que “el vidrio se recicla mejor que el plástico y dignifica mejor el producto que contiene” o de que “la nobleza de un producto como el aceite virgen extra exige la correspondencia de un envase con un carácter de igual nobleza (fundamente vidrio o lata)”, es desconocer donde estamos.
Porque la realidad es que: (opiniones de la encuesta de Olimerca)

• Al sector hay que darle posibilidades y no ponerle trabas, así como recursos económicos y plazos que no supongan una traba en estos momentos difíciles para el sector.
• Hay que explicar y argumentar cuánto se le va a dar de posibilidades, tanto económicas para modificar todo, tecnificar, organizar y comercializar, y tiempo para poder adaptarse a las circunstancias.
• Sería importante no introducir restricciones legislativas a la comercialización de aceites de oliva virgen extra, de forma que no tengan que sufrir una limitación diferente a la del resto de categorías comerciales de aceite de oliva, y de otras grasas vegetales. Estas limitaciones pondrían en riesgo el volumen comercializado de aceite de oliva virgen extra español, y por tanto la rentabilidad de los productores que apuestan por la calidad en sus elaboraciones, entre ellos los inscritos en las DOP.
• La propuesta del Ministerio no se justifica ni por criterios de calidad, ni de seguridad alimentaria, ni de reducción del impacto medioambiental, ni siquiera porque contribuya a una mejora de los precios al olivarero. El PET es un buen material que ofrece seguridad a los aceites y condiciones de envasado similares al vidrio. Este material cumple las normas de la UE y es un plástico fácilmente recuperable, -más del 77% del PET puesto en el mercado se recicla en nuestro país-, y su uso se ha impuesto a nivel mundial como sustituto al BRICK o a los vidrios.
• Su facilidad de uso, de transporte, de menor coste de producción por envase y menor coste logístico, hacen que sea muy apreciado por el consumidor y por la cadena alimentaria. Respecto a los gases efecto invernadero, la botella de vidrio tiene un impacto 2,2 veces superior al de una de plástico.

• Los posibles sustitutivos del PET, aparte de no asegurar un abastecimiento a las plantas, no hay capacidad de fabricación de vidrio para dar respuesta a las necesidades actuales del sector envasador, además de que encarecen el producto final y, debido a su mayor peso y delicado manejo, ocasionan a la vez serios problemas logísticos a la hora del transporte y almacenaje.
• Se trata de una medida que distorsiona la competencia y que sitúa a la industria envasadora española en inferioridad de condiciones respecto a los competidores europeos. Cualquier envasador europeo podrá continuar envasando AOVE en el material que desee (plásticos) en su país y venderlo en España, mientras que los españoles estaremos limitados.
• El gran consumo del AOVE se lleva a cabo por familias y sector restauración, que utilizan el envasado de gran tamaño y fácil manejo, que además es el más económico.
• El paso para el consumidor a envasado sólo en cristal, supondrá un significativo aumento de costes, que junto a las malas perspectivas económicas actuales supondrá un varapalo para el sector olivarero, pues el consumidor se derivará a otras grasas alimenticias de menor coste (girasol, colza...).
• La consecuencia es que el olivarero no solo no mejorará la situación de su bolsillo, sino que la empeorará y los únicos que saldrán ganando serán las empresas de vidrio.
• En España no existen alternativas de materiales económicamente similares al plástico.

• Quien quiera envasar en vidrio que lo haga y quien quiera hacerlo en PET que lo haga, eso permite diferenciación sin tener que recurrir a prohibiciones y sin que se afecten los volúmenes de demanda, además de que permite el acceso al extra a los consumidores con un menor poder adquisitivo.
• En lugar de estas medidas que no conducen a nada e incluso son contraproducentes, habría que multiplicar el presupuesto en promoción como mínimo en tres o cuatro veces el actual y aplicarlo en campañas nacionales e internacionales con inteligencia como vía para incrementar el consumo, que es lo que al final desencadenaría una subida de precio….
• Esta ley llevaría a la ruina el escaso porcentaje de envasado que realizamos en las cooperativas. Con el precio actual de los graneles, si nos quitan el poco envasado que nos permite tener algo más de rentabilidad, iríamos de cabeza al precipicio.
• No se entiende que por un lado nos prohíban el plástico en las botellas y en paralelo impulsen las monodosis. Cuánto plástico se usa en una garrafa de 5 litros y cuánto plástico se gasta en envasar 5 litros en monodosis normales de 10ml.
• Se harían necesarias unas importantes inversiones por parte de las cooperativas y almazaras privadas que envasan, lo que supondría un menor precio a percibir por los agricultores que son los que al final pagarían estas inversiones.
• Podría provocar un mayor resentimiento del consumo de aceite de oliva virgen extra en el mercado interior, causando un efecto contrario al deseado. No es el momento en el que se debe implementar esta medida que, en todo caso, deberá ser siempre recomendable y voluntaria.
• Desde un punto de vista medioambiental, solo el 30% de los aceites de oliva virgen extras producidos se comercializan envasados, por lo que la medida carece de impacto ambiental.
• Sería una discriminación para los productores que elaboran una importante cantidad de virgen extra, y que ya cuentan con canales de comercialización directa al consumidor, con la garantía de origen y calidad de una DOP. Si se permite que el aceite virgen y el aceite de oliva refinado, sí usen el PET, estamos limitando y perjudicando a los que producen y envasan virgen extra, puesto que restringimos su acceso al mercado. En las cosechas tempranas es normal el cristal y lata, pero en los aceites de noviembre y diciembre sería un perjuicio.
• Si lo hacemos por sostenibilidad, entonces deberían restringirse todas las categorías de oliva, así como de aceites vegetales.

También Asaja Córdoba ha presentado, en esta misma línea, alegaciones al proyecto de Real Decreto de Norma de Calidad de Aceite de Oliva y de Orujo de Oliva debido a que, entre otras cuestiones, incorpora la definición de cosechero ante lo que la organización agraria propone sustituirla por la de agricultor en el sentido de “persona física o jurídica, titular de una explotación olivarera, que produce de aceitunas”.
Y es que el texto contempla ahora el término cosechero como “la persona física o jurídica que produce aceite de oliva virgen obtenido mediante molturación de aceituna de su propiedad por una almazara que le presta servicio de molturación”. Para Asaja, esta definición puede tener unas preocupantes consecuencias fiscales para los agricultores, pues puede suponer de facto su expulsión del régimen especial de IVA para la agricultura y, en muchos casos, la expulsión del régimen de módulos. Por tanto, debe modificarse para que quede claro que lo que se ha denominado cosechero, debería llamarse agricultor, que es la persona física o jurídica, titular de una explotación olivarera, que produce de aceitunas.
Por otro lado, en el apartado de prácticas prohibidas, se prohíbe la comercialización de los aceites de oliva virgen extra destinados a los consumidores finales en recipientes de plástico, a excepción de los suministrados en envases monodosis, por qué.
Ante ello, Asaja considera que “el sector está atravesando una grave crisis de rentabilidad y esta medida supondría un mayor coste de producción que tendría consecuencia en un menor precio a recibir por los agricultores por tres motivos”:
En primer lugar, se harían necesarias unas importantes inversiones por parte de las cooperativas y almazaras privadas que envasan, “lo que supondría un menor precio a percibir por los agricultores que son los que al final pagarían estas inversiones”. En segundo lugar, se produciría un encarecimiento del producto, pues no existen alternativas de materiales económicamente similares al plástico. Y, en tercer lugar, la prohibición resta competitividad a la categoría virgen extra frente a otros aceites, ya sean o no de oliva.
Todo ello, “podría provocar un mayor resentimiento del consumo de aceite de oliva virgen extra en el mercado interior, causando un efecto contrario al deseado”. Por tanto, añade que “no es el momento en el que se debe implementar esta medida que, en todo caso, deberá ser siempre recomendable y voluntaria”. Además, desde un punto de vista medioambiental y según datos de AICA, solo el 30% de los aceites de oliva virgen extras producidos se comercializan envasados, por lo que la medida carece de impacto ambiental.
Finalmente, Asaja considera también que debe concretarse que esta norma sea igualmente de aplicación al aceite que se importe en España, bien de mercados europeos o de terceros países, y cuyo destino final sea la exportación, bien envasado o a granel.    Y es que el texto recoge que es de aplicación a todos los aceites de oliva y de orujo de oliva elaborados y comercializados en España, sin perjuicio de lo establecido en la cláusula de reconocimiento mutuo. Y es de aplicación también a los operadores que elaboren o comercialicen aceites de oliva y de orujo de oliva en España.
En este sentido, la organización agraria considera que se debe añadir que “es de aplicación a todos los aceites de oliva y de orujo de oliva que entren en España procedentes de mercados intracomunitarios o de terceros países y cuyo destino de comercialización sea la exportación.”
¿Se enterará alguna vez el MAPA de las auténticas necesidades del Sector Agrario Español?
 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Cuál es el "Precio Justo" del aceite de oliva español.

¿Por qué no reacciona el MAPA ante la que se nos avecina?

El PP ante la nueva PAC.

Una nueva manipulación climática

¡Adiós al Acuerdo UE-MERCOSUR!

Planas debe de  exigir de la UE el trato que nos corresponde 

VOX, así no.

¿Por qué no vemos el contrasentido de la proposición? 

Tras 16 años , ¿solucionaremos el problema de los aranceles USA?

Por favor Planas, no más embelecos.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.