Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Recursos Energéticos y Agua

¡Pero qué inoportunidad!

Nuestra ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, de manera absolutamente triunfante, nos ha comunicado a todos, de forma reiterada, que el Acuerdo de París sobre Cambio Climático, adoptado en la capital francesa el año pasado y que había entrado en vigor el pasado 4 de noviembre tras su ratificación por la Unión Europea, había sido, al fin, ratificado por nuestro Gobierno.

Actualizado 15 diciembre 2016  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
García Tejerina ha afirmado que la lucha contra el cambio climático es una prioridad para el Gobierno y nos ha vuelto a recordar que España, "cuenta con una política efectiva de reducción de emisiones de gases efecto invernadero que tiene como objetivo la transformación de nuestro modelo económico hacia un modelo económico de desarrollo bajo en carbono". Para ello, nuestro país, se ha dotado de numerosas herramientas, cumplió Kioto 1, cumplirá Kioto 2 y trabaja ya para cumplir el acuerdo de París.
Y mientras y de forma paralela, el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, que parece estar mucho más próximo a nuestras tesis, está buscando formas rápidas para que los EE.UU se retiren del Acuerdo mundial de París para frenar el “cambio climático”. El nuevo Presidente americano, ha calificado el calentamiento global como un engaño y ha prometido retirarse de los Acuerdos a pesar de estar ya ratificados por los EE.UU; el futuro Presidente americano está evaluando "las posibilidades de evadir el procedimiento de cuatro años teóricamente necesario para abandonar el pacto ambientalista".
"Fue insensato que el Acuerdo de París entrara en vigor antes de las elecciones americanas ". Al parecer la alternativa que le quedaría a Trump es la de enviar una carta de retirada de la Convención de 1992 que está asociada al Acuerdo de París, lo que restaría la participación de Estados Unidos en ambos en un año, o emitir una orden presidencial que borre la firma de Washington del acuerdo sellado en la capital francesa.
Muchas naciones, especialmente de la UE, han expresado su esperanza en que Estados Unidos se mantenga adherido al pacto. Para Marruecos, sede de las actuales conversaciones, “el acuerdo que busca reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en la segunda mitad del siglo es lo suficientemente fuerte como para sobrevivir al éxodo estadounidense”,”si una parte decide retirarse eso no pone en duda el acuerdo”.
Trump culpa al actual presidente estadounidense Obama por firmar un decreto ejecutivo sin buscar aprobación del Senado: "No tendríamos esta disputa diplomática en la agenda internacional si (Barack) Obama no se hubiera apurado en adoptar el acuerdo”.
"Las energías renovables, nos dicen y desean los miembros de la UE, van a ganar a Trump". Nosotros, quizás un poco más realistas,  pensamos que si Trump se retira del tema… …los Acuerdos de París se caerán.
No creen ustedes que tras las declaraciones de Trump, tras conocer el camino que los EE.UU van a seguir en los próximos años,  el gobierno español y en concreto su portavoz en estos temas, nuestra ministra, debería haber sido un poco más prudente, un poco menos triunfante, en sus declaraciones públicas. Cierto es que todo estaba ya acordado y se imponía la ratificación de los Acuerdos de París,  pero que hubiera costado hacerlo, firmar sí la ratificación, pero sin dar "tres cuartos al pregonero".
Además Trump, en la línea anunciada, decidió, hace unos días, el nombramiento del fiscal general de Oklahoma, Scott Pruitt,-(" criticado por negar públicamente el cambio climático y presentarse como defensor de los combustibles fósiles")-, para presidir la Agencia de Protección Ambiental (EPA, en inglés).
Según Trump, "por demasiado tiempo la Agencia ha gastado dinero de los contribuyentes en políticas anti-energía que están fuera de control y que destruyeron millones de puestos de trabajo, mientras afecta a nuestros granjeros, negocios e industrias". Pruitt "revertirá esa tendencia y restaurará la misión esencial de la Agencia de mantener nuestro aire y nuestra agua limpia y segura".
Según la ministra, el Acuerdo de París ha sido un "acuerdo vinculante y muy ambicioso", que plasmó el objetivo de que no se supere el aumento de la temperatura media global del planeta en dos grados y, si fuera posible, en un grado y medio, es un "acuerdo universal", que ya ha sido ratificado por 105 países, que representan el 75% de las emisiones totales, entre ellos 14 países de la Unión Europea. La Unión Europea se obliga a reducir, al menos, el 40% de las emisiones emitidas en 1990.
En el camino emprendido, en el pasado año 2015, la UE ya ha reducido sus emisiones en un 22% sobre los niveles del año 90, a pesar de que, en 2015, la economía europea ha crecido un 50%. "Somos capaces de crecer de una manera sostenible, hay crecimiento económico, y al mismo tiempo hay reducción de nuestras emisiones de gases de efecto invernadero". Todos los Estados miembros de la UE somos los donantes más importantes de financiación climática para los países en vías de desarrollo: "Más de la mitad de la ayuda climática mundial proviene de la UE y de sus Estados miembros, en 2015 contribuimos con más de 17.500 millones de euros". España empezó su contribución en el año 2015 con 467 millones de euros ". ¡Qué listos somos! ¿o no?
Al parecer España, en concordancia con las declaraciones gubernamentales, está ¿condenada? a subvencionar este tipo de festejos con más de 1.500 millones de euros anuales.
 A lo largo de la pasada década, recuerdan, el "despilfarro", nuestra aportación a la "sostenibilidad" mundial,  ocurrió con el tema de los biocarburantes, tema ya al parecer, felizmente desechado, ahora  y en los próximos años lo que nos ocupa y ocupará será la lucha contra el "cambio climático", causas todas más que discutibles y aunque muchos afirmen lo contrario, nada científicas.
Seguir llamando, al quizás deseable intento de reducir emisiones GEI,  lucha contra el “cambio climático”, es uno de los grandes despropósitos actuales que, con un mínimo de decoro científico, habría que suprimir de forma inmediata.
La ministra ha insistido y recordado el compromiso expresado y contraído ya por el presidente Rajoy de duplicar los 467 millones de euros del año 2015 hasta alcanzar en 2020 los 900 millones de euros. Al margen de lo anterior España contribuirá al Fondo Verde para el Clima con otros 120 millones de euros, de los que, cumpliendo los calendarios establecidos, ya se han desembolsado dos.
A partir del año 2020 y según ha difundido ya el Comisario de la Energía y Acción por el Clima de la UE, el ínclito Arias, los países firmantes de los Acuerdos de París, subvencionarán a los países en desarrollo, dicen que invertirían, con unos 379.000 millones de dólares que incidirían en la UE en unos 180.000 millones de dólares, (el 50%), tocándonos nuestros bolsillos anualmente, si se mantuvieran los porcentajes cantados por D. Mariano, en unos  9.000 millones de dólares. Esperemos que tanto las declaraciones de Arias Cañete como los cantos y adhesiones de nuestros gobernantes, Don Mariano y Doña Isabel, estén muy lejos de la realidad, porque si no…, aunque se trate de magníficas inversiones, ¡que Dios nos coja confesados!
¡Es lícito seguir engañando a todos los ciudadanos, fundamentalmente a los llamados ciudadanos residentes en los países “desarrollados”, embaucándoles con estos miles de millones de euros anuales, haciéndoles creer y convenciéndoles de que, si no nos sumamos a lo que proponen los oficialistas del “cambio”, los Al Gore de siempre,  dentro de 30 años....o más, depende del que pronostique, se producirían enormes cataclismos!
Nosotros creemos que no es así, nosotros creemos que no podemos seguir despilfarrando medios productivos, siempre escasos,  participando en ruinosos acuerdos globales, sin solucionar catástrofes mucho más cercanas y sobre todo mucho más cuantificables, guerras sin cuento, hambrunas generalizadas, escasez de  agua potable y medios sanitarios.....que con lo decidido y comprometido en la COOP de París tendrían una rápida solución.
 Seguimos todos inmersos en un mundo controlado por los "ecologetas" como nos dice J.M Mulet en su libro "Los productos naturales vaya timo", otro de los temas paradigmáticos en este mundo sostenible:
"… …la cuestión es estar asustado. El mundo está a punto de acabarse por culpa de nuestras malas acciones y siempre tenemos que estar haciendo algo para evitarlo. Primero fue el malévolo DDT, que nos iba a envenenar a todos para que la industria química se hiciera rica. Lo prohibimos. Luego luchamos por que cerraran las nucleares. No lo hicieron, pero con el tiempo dejaron de preocuparnos, salvo cuando algún tsunami nos lo recuerda. Después vino la capa de ozono, que estaba desapareciendo porque utilizábamos spray, y al final también nos olvidamos. Ahora nos asustamos por el cambio climático, los transgénicos, las pérfidas industrias química y farmacéutica y la medicina convencional, que son los nuevos jinetes del Apocalipsis. … …pagando más podemos consumir lo que nos brinda la naturaleza, y así mejoraremos nuestra salud y la del planeta. El panorama no es tan diferente de cuando hace unos siglos las diferentes religiones nos amenazaban con el fin del mundo y el castigo eterno. En aquella época el camino a la redención consistía en rezar y pagar cuantiosos donativos a la Iglesia de turno. La mayoría de las Iglesias cristianas abandonaron hace tiempo la idea del Apocalipsis inminente. En el siglo XIX y principios del XX, los testigos de Jehová y los adventistas del séptimo día retomaron esta idea, pero después de fallar repetidamente en sus vaticinios renunciaron a fijar una fecha, por lo que ahora sólo quedan los ecologistas en el mercado del fin del mundo, y ya se preocupan de recordárnoslo continuamente. Por suerte, a la vez que nos enseñan el problema nos ayudan a conseguir la solución. Si nos concienciamos y pagamos, nos salvamos. Así de fácil. Pero… ¿será verdad? ¿Es tan grave el problema? ¿Es tan buena la solución? … …
Terminemos insistiendo en la inoportunidad de cacarear y alardear nuestras posiciones ante el principal mantenedor de todas nuestras "bacanales energéticas y sostenibles", de todas las FAO´s, ONU´s… y demás Organizaciones… …  porque si este, el americano, deja sus asistencia como ya ha anunciado, ¿cree alguien que alguno de los grandes, Rusia, China, India… …, le sustituirá financiando sus aportaciones…¿Nadie recuerda, a nuestrro nivel, lo que supuso el desplante Zapateril para nuestras relaciones con los EE.UU?
¡Seamos discretos!
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Recursos Energéticos y Agua

SIGRE o como reducir el consumo de materias primas 

Green Cycles obtiene el Certificado de Biodegradabilidad Marina

La bioindustria de la celulosa y el papel reporta resultados

La introducción de gases renovables reduciría las emisiones de gases

Fábulas y verdades en torno al medio ambiente

Los gastos en protección medioambiental crecen

Estas Navidades reciclaremos un 4% más de papel y cartón

La gestión de residuos crece

Un millón de personas viven en zonas de inundación recurrente

50 años del embalse de Iznájar, el más grande de Andalucía

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.