Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

Planas, así, sí.

En el pasado mes de junio les trasladábamos, en nuestra Actualidad Agraria y como Documento Semanal, las conclusiones y recomendaciones que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia había emitido en su IPN/CNMC/009/18 sobre el "Proyecto de Real Decreto relativo al etiquetado del origen como ingrediente en el etiquetado de la leche y los productos lácteos".

Actualizado 27 septiembre 2018  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
La CNMC dictaminaba que, "la obligación de incluir información sobre la procedencia geográfica de los productos puede ser relevante para el consumidor, pero también puede constituir una restricción a la libre circulación de mercancías y, por ende, a la competencia efectiva. Este tipo de medidas pueden tener un efecto proteccionista con la industria nacional, contribuyendo a compartimentar el mercado por zonas geográficas. Es por ello por lo que debe extremarse la precaución a la hora de introducir esta clase de obligaciones". Según la CNMC "debería justificarse mejor que el señalar el origen de la leche es una medida de interés público".
Desde la aparición del dictamen todos condenamos que Comisión Nacional de Mercados y Competencia, sostuviera que "etiquetar el origen de la leche perjudica la competencia en el sector porque, para todos, la decisión iba en contra de la libertad de información y elección que tienen los consumidores de nuestro país a la vez que contravenía las demandas por las que, desde hace años, clamaba todo el sector lácteo español.
La UPA llegó a decir que, "este informe es una artimaña para proteger los intereses de las industrias multinacionales”, preguntándose además sobre “ qué oscura razón tiene el Ministerio de Agricultura para mantener paralizado el Real Decreto que debe contener la norma sobre el etiquetado”.

Este informe fue “un varapalo más para la publicación del Real Decreto que debe recoger tanto la norma sobre el etiquetado de la leche como otras regulaciones del sector”.
Un Real Decreto que la propia ex ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, en su día, ya había prometido publicar a principios de año. “Todo es una estrategia en favor de intereses extranjeros”.
Nosotros, ya entonces, afirmábamos que  la CNMC, tras oponerse sin argumento válidamente creíble y asumible, -algún día conoceremos la verdadera razón de sus posiciones-, al etiquetado de la leche, había vuelto a enfrentarse con el sector lácteo al oponerse a que las organizaciones de productores planifiquen producciones y planificasen en común sus contratos comerciales. De nuevo, decíamos, la CNMC se cisca con el sector agrario intentando impedir lo que por otro lado es la única herramienta válida que tiene los productores en un mercado libre. El productor de un bien tiene o mejor dicho debe tener la absoluta libertad para producir lo que le dé la gana y venderlo al precio que quiera, rotulando su producto con al menos el detalle de su origen, tratando de diferenciarlo. Lo contrario es absolutamente atentatorio contra la libertad y la propiedad del productor.
Además en este caso concreto al negarse a que las organizaciones de productores planificasen sus producciones, la CNMC atentaba contra la legislación comunitaria porque en sus últimas modificaciones la propia PAC reconocía, (estos también están permanentemente descubriendo el Mediterráneo) , a los productores asociados la capacidad de negociar en común en defensa de sus producciones.
Una vez más, ,decíamos, debemos preguntarnos y preguntar al nuevo Ministro, ¿para quién trabaja la CNMC?
Cierto es que el nuevo ministro Planas al enfrentarse al Informe de la CNMC mantuvo el tipo y afirmó que llevaría adelante el etiquetado lácteo, pesase a quien pesase, a pesar de que muchos entre los que nos encontramos, dudásemos de esas afirmaciones.
Pero la realidad nos ha demostrado a todos los escépticos que, al menos en este tema el nuevo Ministro se ha mantenido fiel a sus promesas y tal como ya anunció ha sido capaz de sacar adelante un tema, el etiquetado de la leche y los productos lácteos, que ya olía a podrido.
 
Nos informa el MAPAMA que:
" El Consejo de Ministros ha aprobado, a propuesta del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, un real decreto por el que se establece la obligatoriedad de incluir la indicación de origen en el etiquetado de la leche y los productos lácteos. La normativa responde a la necesidad de dar solución al consumidor actual, que valora la transparencia y la información del origen de los alimentos que consume.
Con esta medida, el etiquetado de la leche y los productos lácteos elaborados en España deberán identificar el “país de ordeño” y el “país de transformación” de la leche utilizada como materia prima.
Cuando el país de ordeño y/o de transformación sea exclusivamente España, siempre deberá indicarse “España” y no se podrá sustituir por la expresión “UE”. Sin embargo, cuando la leche no sea exclusivamente española, tendrá que indicarse “País de ordeño” y “País de transformación”, seguidas del nombre del/los Estados Miembros (EEMM), o “UE”, “fuera de la UE”, “UE y fuera de la UE”. De esta forma, la etiqueta de estos productos distinguirá claramente la leche ordeñada y transformada en España.
Afectará, por tanto, a productos como:
• Leche y nata, sin concentrar, azucarar ni edulcorar de otro modo.
• Leche y nata, concentradas, azucaradas o edulcoradas de otro modo.
• Suero de mantequilla, leche y nata cuajadas, yogur, kefir y demás leches y natas, fermentadas o acidificadas, incluso concentrados, azucarados, edulcorados de otro modo o aromatizados, o con fruta o cacao.
• Lactosuero, incluso concentrado, azucarado o edulcorado de otro modo; productos constituidos por los componentes naturales de la leche, incluso azucarados o edulcorados de otro modo, no expresados ni comprendidos en otras partidas.
• Mantequilla y demás materias grasas de la leche.
• Quesos y requesón.              
Con la aprobación de esta norma, es la primera vez que se regula en España el etiquetado de origen obligatorio de un producto alimenticio por iniciativa propia, sin que constituya un mandato de la normativa europea, ya que el Reglamento de la Unión Europea en vigor sobre información al consumidor, y en particular al etiquetado de alimentos, es voluntario para cada país. 
APLICACIÓN DE LA NORMA
La obligatoriedad de inclusión del origen en el etiquetado lácteo, que estará en vigor durante un periodo de dos años, comenzará a aplicarse a partir de los cuatro meses de su publicación en el Boletín Oficial del Estado, por lo que la Industria Láctea tendrá tiempo en adaptarse.
En cuanto a los productos legalmente fabricados antes de la entrada en vigor del Real Decreto, podrán comercializarse hasta que se agoten sus existencias.

INFORMACIÓN PARA EL  CONSUMIDOR
Con esta medida puesta en marcha por el Gobierno los consumidores españoles van a poder tener una información clara sobre dónde se ha ordeñado y transformado la leche y los derivados lácteos que compren. Se trata de una medida en favor de la información veraz y un compromiso de la industria láctea con la transparencia.
Según se constata en algunas encuestas, los consumidores quieren conocer el origen de los alimentos que adquieren. De acuerdo con esos datos, el 88% de los consumidores españoles, un 4% más que los europeos, estiman necesaria la identificación del origen de la leche como producto y como ingrediente de otros productos lácteos  y el 86% de los distribuidores en su mayoría consideran que el identificativo del origen español aumentaría sus ventas de leche
En línea con esta propuesta del Gobierno, el Ministerio está comenzando a promover un cambio en el etiquetado de la miel para indicar su procedencia."
Ahora, por fin, podemos comentar una muy buena noticia para todos, productores y consumidores, ahora todos podrán saber, en el mundo de los lácteos, que es lo que compran, producen y consumen.
Al margen de todo lo anterior y en espera del necesario desarrollo de la norma publicada por el Mapama para comprobar su eficacia e idoneidad y como siempre ocurre, la COAG ha aparecido ante la opinión pública con un mensaje ciertamente contradictorio.
Nos dicen desde la COAG que:
"se felicitan por la aprobación del Real Decreto que obliga a etiquetar el país de origen de la leche y los productos lácteos. Sin embargo, tras el análisis pormenorizado del contenido del Real Decreto, hemos descubierto que, tras los aspectos más positivos, adolece de algunas cuestiones importantes:
Aspectos positivos:
.Será de aplicación para la leche de todos los animales de abasto (incluyendo así la leche de vaca, oveja y cabra).
.Las menciones sobre el origen deberán figurar cerca de la lista de ingredientes y se expresarán con el mismo tamaño y color de fuente utilizados para la lista de ingredientes. No podrán estar disimuladas, tapadas o separadas por ninguna otra indicación, imagen u otro elemento interpuesto.
Aspectos negativos:
La fórmula elegida para identificar el origen de la leche y los productos lácteos resultará confusa para los consumidores.
Será obligatorio indicar:
.País de ordeño (nombre del país), pero si no es España podrá sustituirse por “UE” o “fuera de la UE”.
.País de transformación (nombre del país), pero si no es España podrá sustituirse por “UE” o “fuera de la UE”.
.Cuando en las operaciones de ordeño y transformación intervengan varios países, el nombre de los países podrá sustituirse por “UE”, “fuera de la UE” o “UE y fuera de la UE”.
.Sólo será obligatorio indicar el origen de la leche utilizada como ingrediente cuando ésta represente un porcentaje superior al 50% (en peso) respecto al total de ingredientes utilizados en el producto lácteo final.
No es definitivo.
El RD se aplicará durante un periodo de 2 años desde su entrada en vigor (sin perjuicio de que pueda perder sus efectos en caso de que la Comisión Europea adopte algún acto de ejecución en otro sentido).
Además, el Ministerio de Agricultura no refleja la voluntad de evaluar el resultado de la aplicación del RD una vez transcurridos los dos años de aplicación del mismo. Dado que se trata de una norma con carácter experimental, deberían evaluarse los logros conseguidos con su aplicación tras ese periodo de dos años.
No hace ninguna mención a las labores de control ni a las sanciones en caso de incumplimientos".
Como ven aplauden sin aplaudir y las objeciones que presentan, ciertamente inanes e indefendibles, se deben a que, como muchos y en la mayoría de los casos, se creen en la obligación de presentarlas para justificar su permanente oposición.
Pero la verdad, pese a quien pese, es que el nuevo Ministro ha puesto una "piquita en Flandes". Así sí. En el tema lácteo ya somos, al fin, como los franceses, italianos o portugueses. 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Seis razones para llevar la energía del sol a las explotaciones

Huelga Mundial por el Clima.

Ustedes mismos.

Sí, pero no. (Sobre un artículo del periodista agrario Vidal Maté)

MERCOSUR

Transición Energética Española. ¡Así no!

Hay que rectificar lo antes posible.

En defensa de la Energía Nuclear.

Siete años después.

No estamos solos.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.