Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

Por Fin... ... ¡Cuotas Fuera!

Queda un largo camino por recorrer, pero somos optimistas

Analizando, en Junio del año 2011, lo ocurrido en la ganadería nacional, desde la última Reforma PAC del 2003 y ante la ya anunciada nueva Reforma para el año 2014, señalábamos en relación con el sector lácteo que: "en el tema de la leche, sector absolutamente "deficitario", sector "machacado" desde nuestra incorporación a la UE donde se nos recortaron más de 2 millones de toneladas de "cuota láctea", tema que nos ha maltraído desde entonces, los censos se han minorado de forma alarmante.....

Actualizado 19 junio 2014  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Como una mayor producción anual de leche de la fijada por la UE, es multada de forma importante, como  la “cuota es la cuota”, única razón que nos dice la Comisión,  es cifra inamovible,(entre otras razones porque nuestros vecinos franceses, a los que les sobra cuota, han impuesto sus tesis al igual que hicieron con los cupos de pesca, decimos nosotros), ocurre la paradoja de tener que limitar nuestra producción nacional, limitamos nuestra  oferta sobrando demanda, más de 2 millones de toneladas. Pero además el ganadero no se beneficia de nada, la leche no sube su precio en origen, porque para eso están los sobrantes franceses que no tienen limitación alguna. ¡Puede alguien pensar en un caos parecido! ¡Y luego se culpa a los mercados y a la libertad de todos los desatinos a los que estamos permanentemente expuestos!...¿no sería hora ya de suprimir la "cuota? "
Con el Ministro Arias ya en el gabinete agrario , en el verano del 2012, tras una de las múltiples bajadas del precio de la leche a los ganaderos, el problema lácteo  se veía desde Galicia, principal afectada por el tema, en palabras de su Presidente Nuñez Feijó  como, " una “reducción constante e intencionada” de los precios de la leche para que se convierta en un “reclamo” en las grandes superficies y cadenas de distribución a costa de los productores”, y el mismo Presidente, aún sin condenar el sistema de cuotas, se preguntaba ¿Cómo es posible que si consumimos más leche de la que producimos, cosa absolutamente cierta, el sector está en quiebra? En aquella ocasión, como en tantas otras, el Ministro Arias, ignorando la causa del problema, la sobreoferta francesa de leche aprovechando las escasez de "cuota" nacional y la facilidad comercial, ¡gracias a Dios!, de nuestras grandes superficies, prometió a los gallegos entre otras cosas, "actuar en diversos frentes" con el fin de garantizar la competitividad del sector lácteo español, afectado por la subida de los costes de producción en el precio de la leche”, “un acuerdo que lleve a una subida del precio que reciben los ganaderos gallegos por el litro de leche, actualmente en 28 céntimos”, “un decreto ley con el objetivo de facilitar que se formalicen contratos por escrito entre los productores y la industria láctea” y “desarrollar campañas de control de calidad de la leche para comprobar si mantiene los estándares exigibles para que puedan ser productos homologables entre sí y "para ver si las explotaciones con bajos costes cumplen los requisitos de calidad".

Nosotros en aquella ocasión como siempre que hemos tenido oportunidad de fijar nuestra posición, como creemos que la fuerza del individuo supera siempre, en libertad, cualquier traba o imposición estatal, concluíamos, ente el problema existente en el sector lácteo que, ahora, " Se celebrarán reuniones con unos y con otros, se programarán actuaciones intentando, como siempre se dice, “agarrar al toro por los cuernos”, se harán concesiones para cubrir unos meses de espera pero … … volveremos a las andadas hasta que, de una vez por todas, no se cambie radicalmente de política,  no se eliminen todas las trabas administrativas existentes, se deje actuar en completa libertad al mercado, se suprima el sistema establecido de cuotas, nadie olvide que  la “cuota” láctea que hemos sufrido en España, por su enorme insuficiencia es causa directa de casi todos los problemas que, desde nuestro ingreso en la CEE ,padecemos en el sector de la leche de vacuno."
Ese mismo otoño, otoño de 2012, volvimos a comprobar de nuevo que, sea cual sea el signo político de los que nos gobiernan, siempre se dictan leyes, decretos, reales o no, órdenes ministeriales, se firman protocolos, se establecen organismos de control, se intensifican las medidas administrativas existentes, en suma, siempre se utiliza, para resolver cualquier problema que se les plantee, como "bálsamo de fierabrás" y como única solución, el B.O.E. Nuestros dirigentes están convencidos, de que, el ciudadano, puede  pagar al productor agrario sus producciones  por encima de lo que, por no se sabe muy bien quién, se decidan como “costes de producción”, se puede hacer intervenir en el “mercadeo” agrario al correspondiente intermediario con los márgenes que desde un despacho se convengan, se puede acortar o alargar a conveniencia la cadena comercial, se puede hacer comprar y vender al industrial a tenor de lo que se pacte en un Protocolo, se pueden hacer fijos costes de la distribución en cualquier punto geográfico de un país y se puede y ello es lo decisivo, obligar al ciudadano, al consumidor a comprar y  pagar por sus alimentos el precio suma de todas las decisiones anteriores.
Así volvió a ocurrir con el problema lácteo y como era de esperar el gobierno de turno el  28 de septiembre de 2012, en este caso el Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, suscribió un Protocolo de colaboración con las organizaciones representativas de la producción de la industria y la distribución del sector de la leche, la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED), la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (ASEDAS), la Federación Nacional de Industrias Lácteas (FENIL), la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES), Cooperativas Agro-alimentarias y la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA), para “trabajar conjuntamente en la mejora de la  eficiencia y el incremento del valor en las cadenas de comercialización y distribución de la leche y los productos lácteos". En el Protocolo se especificaba que:
• en las próximas semanas se publicará un Real Decreto sobre las declaraciones de entregas de leche de ovino y caprino (más leña al mono)
• se realizará la firma de un nuevo Convenio de Colaboración MAGRAMA-INLAC con el  objetivo de establecer con INLAC  (Interprofesional láctea creada al amparo de creada al amparo de la Ley 38/1994), la gestión de la base de datos de contratos obligatorios.
• La Hoja de ruta incluirá la puesta en marcha de la Base de datos de Contratos Obligatorios GECOLE, que requeriría una transición de la actual base de datos de contratos homologados a la de obligatorios. Esta base de datos tendría que cruzar información con las otras (entregas, PROLAC), de cara a la realización de los controles oficiales y que
• Para  armonizar las actuaciones de control entre las distintas autoridades competentes se prevé el establecimiento de un Protocolo Armonizado de Actuaciones y un Plan de Control Oficial con las Autoridades Competentes de las CCAA. (¡Lo que faltaba!)
                                        
 ¿Cómo ven mucho más de lo mismo ¿Y? . Pues que, como era de esperar, todo el andamiaje administrativo montado ha demostrado su ineficacia a las primeras de cambio, en el mismo instante en que los productores lácteos, en este caso los ganaderos gallegos no aceptaron lo acordado. “Los ganaderos se resistieron a aplicar los contratos lácteos y denunciaron en una protesta que con estos precios sería la ruina del sector”, y las tres organizaciones agrarias gallegas insistieron en lo ya conocido de que “se dejarán en suspenso los contratos lácteos hasta que la Industria garantice un precio que cubra los costes de producción”. Obviamente, de forma inmediata salió ante la opinión públic, templando gaitas, el Ministro de turno afirmando que al sector, en este caso el lácteo,  se le trata divinamente y que “las ayudas directas adicionales de 31 millones de euros a los productores de vacuno de leche son superiores a las que se concedieron en el año 2009, año de la última gran crisis del sector”.
En mayo del pasado año 2013, bajo el grito de "fuera cupos, cuotas, derechos....",  decíamos otra vez que "es difícil, prácticamente imposible, convencer a nadie de los "establecidos" en los diversos sectores agrarios, fundamentalmente dirigentes y administradores institucionales, de la necesidad de cambiar radicalmente con las formas de hacer política agraria, modos que, de una u otra manera, vienen aplicándose como soluciones definitivas, en la agricultura y ganadería española y europea en los últimos cincuenta años". Invariablemente el gobierno de turno tras la correspondiente  planificación sectorial, (muy de moda desde los famosos planes de desarrollo, planificaciones siempre fallidas, siempre desacertadas porque su base teórica, el famoso "ceteris paribus", era y es  una total imposibilidad real, un juego absurdo en una sociedad viva), basándose en la necesidad de una sociedad agraria entonces mayoritaria en nuestro país, implementaba  las necesidades de los diversos sectores de nuestro mundo agrario, sin entender jamás que " el  signo más claro de su inutilidad, fue hacer siempre lo mismo, esperando que los resultados fuesen diferentes". Hay que constatar de una vez el fracaso de los sistema de "cuotas", "derechos"," contingentes", "cupos", "limitaciones productivas" y demás inutilidades aplicadas con total reincidencia por nuestros mandatarios europeos y españoles como soluciones  a los problemas de sectores agrarios tan representativos y decisivos, para nosotros, como el  sector azucarero, el lácteo y el mundo vitivinícola.

Terminábamos el artículo diciendo, en relación con el sistema vigente de cuota láctea, que:
" Creemos que todo lo que ocurre se debe a la existencia de "cuotas" en el mercado de la leche, "cuotas" que dejan nuestro mercado al descubierto, en manos de nuestros competidores europeos. ¿Cómo, por qué y en base a qué,  seguir admitiendo las "cuotas" de producción  impuestas hace más de treinta años tras nuestro ingreso en la UE?
Los españoles aunque no estemos en cabeza del ranking de los consumidores europeos de leche y productos lácteos, consumimos unos 90 litros de leche por  persona y año y según el Panel de Agricultura, unos 10 kilos de queso por persona sumando el consumo en hogares y en los locales de restauración, datos que configuran un gran mercado de consumidores muy útil para solucionar los graves problemas productivos, los excedentes estructurales, de los grandes países productores europeos.
España ingresó en la UE con una "cuota" de producción de 5,4 millones de toneladas y una demanda de más de 9,5 millones de toneladas y hoy, a pesar de las luchas administrativas mantenidas¿? y  los aumentos de la demanda nacional,  nuestra "cuota" productiva apenas alcanza los 6,5 millones de toneladas, seguimos teniendo un déficit estructural de más de 3,5 millones de toneladas de leche.  La restricción productiva derivada directamente de la existencia del sistema de "cuotas" ha conseguido limitar el desarrollo del mercado nacional, minorar la estructura empresarial y convertir nuestras necesidades primarias de leche en el mercado idóneo para la liquidación, muy a nuestro pesar, de todo tipo de excedentes lácteos europeos, (durante el pasado año 2012, se importaron 3,5 millones de toneladas de leche fresca, fundamentalmente francesa, 63.000 toneladas de leche en polvo, 270.000 toneladas de leches fermentadas y yogures,13.000 toneladas de nata , 18.000 toneladas de mantequilla... ...)
Así, con las limitaciones impuestas por la UE, admitidas por nosotros y pedidas con reiteración, ignoramos el por qué, por todos nuestros dirigentes agrarios para la nueva PAC,  nuestro mercado lácteo se ha convertido en  el "gran chollo" para la distribución de todos los grandes grupos europeos, Carrefour, Alcampo, Lidl, Aldi...; todos se han establecido en España, no para producir, no existe "cuota", sino para vender sus excedentes lácteos, fundamentalmente de quesos, impidiendo además con ello, el normal  desarrollo de nuestra industria láctea. Solamente la exportación conseguida por nuestra industria ha conseguido equilibrar algo el desequilibrio existente,( el pasado año exportamos por valor de más de 700 millones de euros e importamos más de 1.700 millones de euros). "

Pero hoy, al fin, la UE , ¿haciéndonos caso?... ¡creemos sinceramente que no!, entendió que el problema lácteo trae causa directa del sistema de cuotas y decidió, hace ya meses,  que la desaparición del sistema de cuotas ocurriría  partir del año 2015. Nuestro ministro anterior, Miguel Arias, aunque absolutamente contrario a la supresión de "cuotas", según todas sus manifestaciones que obviamos reproducir, ha tenido que aceptar la supresión en la nueva reforma PAC, y con toda urgencia  ha trasladado a sus "herederos", cosa que se puede comprobar con las nuevas posiciones de nuestro Ministerio, la necesidad de adecuarse a las nuevas formas.

Aún hoy, los Estados miembros, a seis meses de su aplicación, siguen divididos en dos grandes bloques opuestos en cuanto a las medidas que habría que adoptar, o no adoptar, para adaptar al sector a esta nueva situación. Por un lado, un bloque de Estados miembros quiere poner fin de manera anticipada a las cuotas y no ve la necesidad de reforzar el arsenal de instrumentos disponibles. El otro bloque quiere preparar, sobre la base de los instrumentos existentes, una batería de respuestas graduales en función de las situaciones de crisis en el mercado.

Francia, a la que siempre le sobró "cuota" que nos colocó cuando y como quiso, sigue como es lógico formando parte de este último grupo de países y presentó en el último Comité Especial de Agricultura (CEA),  un documento prponiendo nuevas acciones, nuevas ayudas, para el futuro del sector lácteo, una vez desaparecidas las cuotas de producción, para minorar en lo posible, tras la desaparición del sistema de cuotas, la situación de las explotaciones lecheras en las regiones desfavorecidas y los negativos efectos de las fluctuaciones del mercado. Según los franceses, el recién creado "Observatorio europeo del mercado lácteo" debería proporcionar información, para su manipulación si procede decimos nosotros, sobre los márgenes, (¡qué dislate!), de los diferentes operadores del sector y definir distintos niveles de crisis, a cada uno de los cuales se asociaría un conjunto de instrumentos con el fin de hacer frente a cualquier tipo de situación: almacenamiento público, reforzamiento del papel de las organizaciones de productores, promoción, pagos contracíclicos, restituciones, responsabilidad de los operadores,... Nos proponen determinar mecanismos de alerta precoz y de prevención de las crisis con el fin de asegurar la responsabilidad de los operadores, definir distintos niveles de crisis, según los criterios y los indicadores obtenidos del Observatorio europeo, en particular cuando se detecten caídas repentinas del margen de los productores y, en definitiva, indicar para cada tipo y nivel de crisis los instrumentos pertinentes y las condiciones que desencadenan su utilización. España, parece mentira tras lo ocurrido en las últimas décadas con el "temita", presentó un documento muy similar al francés insistiendo en la necesidad de tener muy en cuenta la importancia de la producción de leche ¿en términos de equilibrio regional?
Por contra Alemania, Irlanda, Holanda y Dinamarca se han mostrado contrarios al automatismo en el desencadenamiento de los instrumentos de gestión del sector en caso de crisis.

Todo parece cambiar ya desde todas las instancias oficiales. El propio Director General de Producciones y Mercados Agrarios del MAGRAMA ha afirmado  que, la desaparición del régimen de cuotas en la Unión Europea en 2015 “puede y debe representar una oportunidad para el sector español”, un sector, ha añadido, que cuenta en la actualidad con una producción de 6,5 millones de toneladas y que no cubre nuestra demanda interna, cifrada en 9 millones. ¡Qué diferente actitud! con la posición mantenida hasta hace unos meses!.
Ahora, con toda la razón del mundo, se mantiene que con la supresión de las cuotas, se podrán abordar las estrategias sectoriales y empresariales precisas para“ la mejora de la competitividad, la eficiencia, la internacionalización y el refuerzo de las relaciones intersectoriales”, se aseguran  las herramientas de las que se dispondrá en la nueva PAC para reducir incertidumbres y podrán demandarse a la UE las medidas adicionales necesarias de carácter comunitario que permitan actuar de manera ágil y efectiva ante posibles dificultades del mercado. ¡Vamos el chollo padre! y por qué preguntamos nosotros hemos sido tan enemigos de la supresión de las cuotas lecheras en los últimos quince años....

Queda un largo camino por recorrer pero, somos optimistas, el paso inicial ya está dado y a lo que parece, sin apariencia de marcha atrás.
 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Huelga Mundial por el Clima.

Ustedes mismos.

Sí, pero no. (Sobre un artículo del periodista agrario Vidal Maté)

MERCOSUR

Transición Energética Española. ¡Así no!

Hay que rectificar lo antes posible.

En defensa de la Energía Nuclear.

Siete años después.

No estamos solos.

De nuevo lío en el sector del aceite de oliva español.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.