Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

¡Qué le vamos a hacer!

Hace unos días se presentó, a través de You Tube, el documental "El planeta de los Humanos", producido y realizado por el "oscarizado" Michael Moore, en el que se revelan de forma indubitable, los enormes impactos ecológicos que producen, al medio ambiente y a la economía del ciudadano, las hiper-subvencionadas energías renovables.

Actualizado 7 mayo 2020  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Merece la pena que todos intentemos, lo antes posible, entrar en los contenidos del reportaje viéndole en You Tube, porque, como era absolutamente previsible, ya se ha anunciado su prohibición. El documental nos enseña, de forma palpable, muchas de las estafas cometidas y nos demuestra exhibiendo los engaños y estafas que se esconden bajo el paraguas público de unas subvenciones absolutamente prescindibles.  
Michael Shellenberger, desde la web GWPF, muy recomendada y utilizada en nuestros comentarios, nos ha resumido los contenidos del documental que hoy, en este nuestro artículo semanal, les presentamos a ustedes.
“En los últimos 10 años, todos, desde influyentes famosos como Elon Musk, Arnold Schwarzenegger y Al Gore, hasta las principales marcas de tecnología como Apple, han afirmado en repetidas ocasiones que, tanto las energías renovables como los paneles solares y los parques eólicos, son menos contaminantes que los combustibles fósiles.

Pero un nuevo documental, "El planeta de los humanos", nos ha revelado que los parques eólicos industriales, los parques solares, la biomasa y los biocombustibles están destruyendo los entornos naturales, desmintiendo, las certezas oficiales.
En "Planet of Humans", muchos hooligans siguen respaldando y apoyando ideas Malthusiasnas, ya muy desacreditadas, ideas centradas en que nuestro mundo se está quedando sin energía, por lo que, para muchos de ellos, “sin una gran desaparición de la población humana no hay vuelta atrás".  Pero como ya afirmara y demostrara en su día Julián Simón, (científico norteamericano), la humanidad nunca ha estado en riesgo de quedarse sin energía. Siempre ha habido suficientes combustibles fósiles, como todos hemos podido comprobar, para impulsar la civilización humana durante cientos y quizás miles de años sin tener en cuenta la energía nuclear cuya vida es ciertamente infinita.
La retórica apocalíptica usada por los “calentólogos públicos”, queda destrozada en el documental, que expone, con total claridad la complicidad de los activistas climáticos en el uso y la promoción de la biomasa y el gas natural intensivos con la lucha contra la contaminación.

En concreto la película:
- muestra a la jefa de sostenibilidad de Apple, Lisa Jackson, afirmando, muy ufana y en medio de grandes ovaciones en un evento de Apple, que: "ahora ejecutamos Apple con energía 100% renovable”, pero paralelamente y tras la intervención de Lisa, se nos muestra un bosque talado para construir la granja solar de Apple. (¿?)
- afirma que, después de que el fundador del Día de la Tierra, Denis Hayes, afirmara en un concierto del Día de la Tierra de 2015 que, el evento estaba siendo impulsado por energía solar, el cineasta Jeff Gibbs se va detrás del escenario y nos descubre que, "el concierto se estaba realizando con un sistema de generación de diesel". ¿Recuerdan, en nuestra España, el cobro de subvenciones de huertos solares por la energía producida por la noche…?
- también desmiente la afirmación hecha por Elon Musk de que su "Gigafactory" para fabricar baterías funcionaba con energías renovables, porque realmente su “Gigafactory estaba conectada a la red eléctrica.
- afirma que "algunos paneles solares están construidos para durar solo 10 años".

- muestra a MicKibben en la inauguración de una planta de energía a leña en Middlebury College en Vermont gritando, “¿Qué debemos hacer ya?, a partir de esta tarde, la respuesta es fácil, son las astillas de madera”. Es increíblemente hermoso mirar el búnker de astillas de madera. ¡Todo lo que se quema podemos tirar allí! ¡Esto muestra que esto podría suceder en todas partes, debería suceder en todas partes y debe suceder en todas partes! Posteriormente el documental revela que. el activista climático Bill McKibben de 350.org, y el Sierra Club, apoyaron una iniciativa para que, el estado de Michigan, obtuviera el 25% de su electricidad de las energías renovables para 2025, y que la iniciativa fue respaldada por intereses industriales de biomasa y que, en paralelo, los esfuerzos para construir una planta de biomasa en la Universidad Estatal de Michigan fueron fuertemente rechazados por los mismos activistas de 350.org. Para estos activistas la biomasa no parece ser una “energía renovable”. Posteriormente en 2016, McKibben escribió un artículo para Grist.org donde argumentó en contra de quemar biomasa para producir electricidad. ¡Vaya caraduras!
- recuerda que los científicos, durante más de una década, nos han alertado de que, la biomasa y los biocombustibles causan la destrucción de la selva tropical en todo el mundo, incluidos Brasil y Malasia, y nos han demostrado que, cuando se tienen en cuenta sus impactos en el paisaje, los combustibles producen emisiones de carbono significativamente más altas que el petróleo y gas y que incluso puede producir impactos superiores al carbón.
- muestra al capitalista de riesgo de Silicon Valley Vinod Khosla, diciéndole a Leslie Stahl que su planta de biocombustibles producía "gasolina verde limpia y que era una gran idea. Un año después, la compañía de Khosla se declaró en bancarrota y dejó de pagar un préstamo de $ 75 millones que recibió del estado de Mississippi. Produjo biocombustibles por $ 5 a $ 10 por galón, "incluso sin contar el costo de construcción de la planta". Dos empresas anteriores de biocombustibles de Khosla ya se habían declarado en bancarrota después de recibir cientos de millones de subsidios del gobierno federal.

- señala que Al Gore aceptó personalmente el dinero de los combustibles fósiles en 2013 cuando él y un copropietario vendieron Current TV a Al Jazeera, que es financiado por el estado de Qatar, la nación exportadora de gas cuyos ciudadanos tienen la mayor huella per cápita de carbono en el mundo. Un año antes Al Gore había profetizado que el objetivo de "reducir nuestra dependencia del costoso petróleo sucio" era "salvar el futuro de la civilización".
¿Recuerdan nuestras denuncias sobre el tema y el fraude, de cientos de millones de euros, que el propio Al Gore nos hizo a los españoles, gobernando el socialista Zapatero?
Al Gore, en aquellos días, recibió más $ 100 millones en subvenciones, en su lucha contra los combustibles fósiles. Sin embargo, a los activistas climáticos no les molestó. "No creo que la comunidad esté demasiado molesta", dijo un ambientalista políticamente activo al Washington Post sobre el acuerdo de Gore con Qatar. "Mi sentido personal es que consiguió un buen trato". El socio comercial de Gore, David Blood, señaló que Al Gore "convierte los bosques en ganancias". “
Ya dijimos nosotros en su momento, en más de 300 artículos sobre el tema, hace más de una década y ahora lo confirma la película que, uno de los problemas que se generarían tras la teórica generalización en la utilización de los biocombustibles sería la enorme superficie de tierra que se requeriría, debido a su baja densidad de potencia generada. Así ahora nos dicen que, si Estados Unidos reemplazara toda su gasolina con etanol de maíz, necesitaría un área un 50 por ciento más grande que todas las tierras de cultivo actuales de Estados Unidos. Incluso los biocombustibles más eficientes, como los hechos con soja, requieren de 450 a 750 veces más tierra que el petróleo. El biocombustible de mejor rendimiento, el etanol de caña de azúcar, ampliamente utilizado en Brasil, requiere 400 veces más tierra para producir la misma cantidad de energía que el petróleo.
 
Públicamente, los defensores de las energías renovables promueven, como solución sustitutiva a los biocombustibles los paneles solares como una alternativa a los combustibles fósiles. Nos dicen que "hubo días en que Alemania estaba generando el 80 por ciento de su energía a partir de energía solar", aunque, en realidad la verdad es que la energía eólica y solar solo proporcionaron el 34 por ciento de la electricidad alemana en 2019 y que Alemania sigue dependiendo de la quema de gas natural, carbón y biogás a partir del maíz.
Y… … pues que seguimos en una contienda, para nosotros inútil e ineficaz, entre los “hooligan” que creen, sin duda alguna, en la necesidad de luchar contra lo que denominan “el cambio-climático al coste que sea, abandonando cualquiera otra forma de pensar y actuar, y los que creemos que toda esta contienda debe ser resuelta con la fuerza del mercado que hará imponer, con las cautelas que se requieran y en la ausencia de cualquier medida asistencial pública, las medidas más eficientes.
En nuestra España los “hooligans” encabezados por la Ribera, siguen abusando de su posición. La última que hemos conocido es que, “el Gobierno ha decidido regar con dinero público a las organizaciones eco-animalistas en mitad de una de las peores crisis sanitarias y económicas que haya conocido nuestro país. Mientras que médicos, enfermeros y auxiliares denuncian que reciben EPI que "son de vergüenza" con los que están "enviándolos al matadero", la política de Pedro Sánchez, teledirigida por Podemos, es satisfacer a colectivos afines ante la perplejidad e indignación de los cazadores. Así se ha concedido una partida de 547.512 euros a la organización ecologista WWF España, una filial de WWF que opera a nivel mundial. Los ecologistas utilizarán ese dinero para “cómo reducir los daños del conejo en la agricultura con métodos alternativos a la caza”.
Ahora eso sí, los críticos somos los menos, ¡qué le vamos a hacer!
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Tras 16 años , ¿solucionaremos el problema de los aranceles USA?

Por favor Planas, no más embelecos.

Vivimos inmersos en una tremenda manipulación climática.

Sobre la anunciada reforma de la Ley de la Cadena.

"cuando las barbas de tu vecino, el "fracking", veas quebrar, pon tus

Nuevo embrollo en el sector oleícola español.

¡Quo Vadis! Francisco.

De nuevo, ¿bioetanol en Castilla-León?

ACEITE DE OLIVA, Cooperativas versus Asociaciones de izquierda.

¿Es posible la contumacia sobre los biocombustibles? Sí

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.