Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

Qué tendrá la rubia…

Sus propuestas requieren ciertas correcciones

Vamos a trasladar, al menos durante una semana, la publicación de nuestras opiniones,  sobre las 66 medidas anunciadas por nuestra Ministra, (hemos publicado la primera entrega), como objetivos agrarios, pesqueros y medioambientales para la nueva legislatura, para intentar, al menos, entender el "por qué" del tratamiento fiscal que, desde siempre, ha tenido y tiene la "rubia".

Actualizado 5 enero 2017  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Por supuesto que no nos referimos a ninguna de las "Marilines de turno", ni a nada parecido, aunque el título así pudiera sugerirlo.
Hoy trataremos una vez más de, como ya hemos indicado anteriormente, intentar comprender el "por qué" del respeto "fiscal", del tratamiento absolutamente respetuoso por parte de todos los gobiernos en materia tributaria, que desde siempre han tenido y tienen con la "bebida alcohólica hecha con granos germinados de cebada u otros cereales fermentados en agua, y aromatizada con lúpulo, boj, casia, etc.", ¡vamos!, para que todos nos entendamos, con la "rubia de nuestro artículo.
Desde hace unas semanas, desde que se toquetearon por enésima vez los denominados "impuestos especiales", alcohol, tabaco y azúcar fundamentalmente, todos los afectados con la "gracieta", están que trinan, están más que indignados con el nuevo aumento de sus impuestos, con la creación de un nuevo gravamen sobre los refrescos azucarados, con el que Hacienda espera recaudar, sacarles a mayores, unos  200 millones de euros.
Desde que se conocieron las modificaciones previstas, desde el primer momento del anuncio, tanto el sector remolachero azucarero, integrado por AGFAE, Azucarera, Acor, Asaja, COAG, UPA como la Confederación Nacional de Cultivadores de Remolacha, mostraron su total oposición a la subida de impuestos a las bebidas azucaradas por la repercusión directa que las subidas proclamadas tendrán sobre el cultivo y sobretodo porque nuestra Hacienda nos trata como imbéciles al justificar las medidas tomadas en el caso del azúcar, como medidas “para racionalizar su consumo, promover una alimentación más saludable y prevenir la obesidad”.
 
En un comunicado conjunto, todos concluyen en afirmar que las actividades que integran el sector remolachero-azucarero y su cadena de valor, agrícolas, industriales y de distribución al consumidor, “son un elemento clave en la dinamización económica y la generación de empleo, así como en el mantenimiento de la actividad productiva y del empleo en el mundo rural”. Nos recuerdan además que el final del sistema de cuotas de producción europeas previsto para 2017 sitúa al sector en un momento crucial por lo que, todos los agentes sectoriales, especialmente los agricultores remolacheros,
están  extremadamente sensibles con iniciativas como esta que "penalizan" la imagen de su producto.
Por su parte la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, la UPA, ha mostrado también y de forma directa, su “perplejidad e indignación” al conocer el impuesto a las bebidas con azúcar que pretende aprobar el Gobierno. Los agricultores creen que una medida así destruirá empleo y actividad económica en un sector que ya está “al borde del abismo” por la liberalización prevista para 2017. Los remolacheros creen “absolutamente injusto” castigar a un producto “básico para la vida” y abogan, por impulsar y favorecer los hábitos saludables en el consumo de productos con azúcar.
Por su parte la Asociación de Bebidas Refrescantes (Anfabra, que agrupa a empresas como Coca-Cola, Pepsico, Red Bull o Schweppes, entre otras) ha considerado que “los impuestos no solucionan problemas de salud pública” y ha recordado que los hábitos de consumo en España también son diferentes a los de otros países. A su juicio, este tipo de tasas son “injustas”, ya que “castigarán de forma especial a la población con menos recursos”.
La patronal ha remarcado que en la categoría de refrescos también existen bebidas sin azúcar y hace hincapié en que la propia OMS reconoce en su informe que medidas como la de aprobar más impuestos “deben estar adaptadas a la situación de cada país, sus hábitos de consumo y estilos de vida”.

La organización ha destacado que en España predomina la dieta mediterránea -lo que supone una mayor ingesta de frutas y verduras- y ha criticado a quienes pretenden “establecer categorías entre alimentos buenos y malos”.
Nosotros comentando el nuevo "numerito" Montoril en la Actualidad Agraria de hace dos  semanas, sección de AGROLIBRE, hacíamos un llamamiento a nuestra Ministra pidiéndole que:
… … "en vez de "sostenibilidades" derivadas de los acuerdos de París  y de la novedad de la "agricultura circular", nos  hubiera gustado conocer su opinión sobre el dislate fiscal que, su gobierno, ha cometido contra el sector agroalimentario. Ese tema, que debería ser su ocupación principal, le ha pasado sin siquiera rozarla y al menos nosotros, creemos que así no se fomenta el deseable camino de la competitividad, así se camina, nadie lo dude, por la senda de los excedentes, por las veredas de los nuevos problemas derivados de las disminuciones de consumo. Además y ello es totalmente insufrible, los mayores disparates, las mayores tropelías y los mayores incumplimientos programáticos, nos los siguen presentando, como si los ciudadanos fuéramos una manada de idiotas, como, en este caso los casos del azúcar y el alcohol, se tratase de programas para mejorar nuestra salud y eso sí que no… …para caraduras, majaderos e idiotas  ustedes… … ¿entienden?
¿Es entendible, sin ir más lejos en nuestras apreciaciones sobre sus capacidades, que si los "sujetos pasivos", objetos de sus falsas "cuitas", son el azúcar y el tabaco, no se graven directamente y una vez más, sigan complicándolo todo inventando sistemas indirectos que inducirán necesariamente al error? ¿O se trata de que ustedes  se mueven mejor en la ciénaga de las indefiniciones que en la claridad de sus decisiones y comunicaciones?..."
Y… … pues que como decimos en el título del artículo, en esta nueva tormenta… la "rubia sigue ausente como si no fuera con ella, como si no tuviera  sus entrañas  llenas de CH3 Ch2 OH…, de alcohol etílico.
La nueva Disposición, por la que se regula, por la que se aumenta, de nuevo la fiscalidad, el Decreto-Ley 3 de 2016, afirma en sus Preámbulos, sin ningún pudor ni racionalidad alguna, como si el tema de las exenciones tributarias a la "rubia" no fuese un auténtico y viejo dislate que:
… "las reformas tributarias del presente real decreto-ley se enmarcan en las buenas prácticas de tributación en los países de nuestro entorno, y en las recomendaciones de los organismos internacionales, incluida la Unión Europea. El texto normativo incluye un moderado incremento de la fiscalidad indirecta de ciertos productos para aproximar la recaudación, en términos relativos al PIB, a los países de nuestro entorno.
… en el ámbito de los Impuestos Especiales, en concreto, en el Impuesto sobre Productos Intermedios y en el Impuesto sobre el Alcohol y Bebidas Derivadas, se incrementa en un 5 por ciento la fiscalidad que grava el consumo de los productos intermedios y del alcohol y de las bebidas derivadas tanto en la Península como en las Islas Canarias. Con la nueva modificación de tipos impositivos, aunque estos permanecen entre los más bajos de la Unión Europea, se contribuye a reducir la diferencia de fiscalidad existente con la del resto de Estados miembros. "
Y… …¡tan ricamente!
 
Con razonamientos tan poco respetuosos con la verdad nada podemos hacer… además y de la rubia qué…¿donde la ponemos?
Pero el tema no es nada nuevo, viene de antiguo … veamos.
Según datos oficiales, de noviembre pasado, España bebe más cerveza que nunca y fuma menos que nunca. El consumo de cerveza en España alcanzó el año pasado su máximo histórico. Así lo reflejan los datos de recaudación publicados por la Agencia Tributaria y que indican que se comercializaron 3.538 millones de litros de cerveza, un 3,2% más que en el mismo período del año anterior. Se consolida el crecimiento registrado en 2014, que fue del 4,1%. La cerveza es un producto que está gravado por un impuesto especial específico –como sucede con el alcohol destilado, el tabaco o la gasolina– y por ello Hacienda puede ofrecer datos de consumo.
La recaudación del impuesto sobre la cerveza alcanzó los 297 millones de euros, también una cifra nunca vista. El impuesto especial es un tributo que se aplica en el momento en el que el producto sale de la fábrica para comercializarse dentro del país o se importa de terceros países. Es decir, grava el consumo interno. La cerveza que se fabrica en España y se exporta no está sujeta al impuesto especial interno y será objeto de un tributo específico en función de la legislación del país de destino.
Según la OCU los precios de la cerveza oscilan entre los 0,70 euros por litro de la más barata y los 2,13 euros por litro de la más cara, situándose el precio medio en 1,28 euros por litro. Para la OCU, las marcas blancas resultan no solo las más baratas, sino también a veces las mejores. Le siguen las marcas de fabricante y, por último, las cervezas de importación, que son las más caras, con un precio de 1,87 euros por litro de media.
Así, de acuerdo con los datos oficiales, -(un precio medio de 1,28 euros litro y un consumo interior de cerveza sujeta al impuesto de 3.100 millones de litros el 95 % de la comercialización oficial)-, y la recaudación de los 297 millones de euros anunciada por la Agencia Tributaria, resulta una carga impositiva de 0,1 euro por litro de cerveza.

La cifra es absolutamente concordante con la fijada como impuesto especial, 0,91 euros /hl/ºP, para la cerveza de una densidad de 11-12º P y una graduación de unos 5º, la cerveza típica española. (o,91x11º:100). El impuesto especial español para la cerveza de 0,91 euros/hl/ºP es el más bajo de toda la UE salvo el alemán que es de o,787. La media en la UE del impuesto especial por la cerveza es más de cinco veces mayor que en el caso español, sin que nadie sepamos el por qué de esta protección fiscal a la "rubia".
Qué tendrá la "rubia", que gobierno tras gobierno, la "eximen" de todas sus actualizaciones fiscales, olvidándose de que, dado su enorme consumo es la mayor fuente, para bien o para mal, de alcohol etílico que tenemos los ciudadanos españoles.
Hace tiempo recordemos, en concreto, el 13 de octubre del año 2011, en nuestro Artículo "Don Alfredo el Bioetanol y la Cerveza",-(que puede leerse fácilmente entrando con el título anterior en Google)-,  en circunstancias paralelas a las actuales nosotros ya denunciábamos la singularidad del tratamiento fiscal a la "rubia" sin encontrar motivos para ello  y decíamos:
"
 …el candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, ( el ínclito Rubalcaba), se ha comprometido a subir el 10% de los impuestos especiales del tabaco y del alcohol, excepto la "cerveza y el vino", para garantizar la financiación del sistema público de salud. Lo del vino es una solemne tontería matemática pues el 10% de cero es cero y es de suponer que el "ilustre" candidato nunca ha pensado en imponer un tipo positivo al impuesto especial sobre el vino, pero lo de la cerveza,.... .. lo de la cerveza, efectivamente, merece que nos explique el porqué de su excepción.
… en el año 2010  la recaudación por el impuesto especial sobre el alcohol fue de 810 millones de euros, de los que el 71% correspondieron al ámbito alcohol “excepto cerveza y vino” y por lo tanto, en el mejor de los casos, el aumento propuesto supondría unos 57 millones de euros en el conjunto de los 1.000 millones pretendidos. El alcohol consumido en las bebidas “excepto cerveza y vino” fue el 28 % del total, la cerveza el 36,2 % y el vino el 33,6 %. Por eso la Federación Española de Bebidas Espirituosas, únicas “paganas” del esfuerzo propuesto por el Sr. Rubalcaba, calificaba la medida como “injustificada, discriminatoria y electoralista”.
Nosotros nos quedamos con que, al menos, la medida es  “discriminatoria” y  lo mantendremos hasta que alguien nos explique y convenza de los motivos que han llevado a excluir del esfuerzo recaudatorio a la rubia cerveza. D. Alfredo... ...no será que alguien le ha convencido de que la cerveza es competitiva con el vino y como hoy,  aplicar un tipo positivo al vino en España sería un auténtico suicidio político, ha sido necesario también y en forma paralela, excluir del tema recaudatorio a la cerveza. Sin embargo nos permitimos recordarle, aunque usted tan listo debería saberlo, que la pretendida “liason” competitiva entre el vino y la cerveza es, en España, una obscenidad, se trata siempre de un matrimonio mediático de conveniencia para la “rubia” con daños colaterales para el vino.
 
Después tras justificar legalmente, (con los antecedentes y Directivas vigentes en la UE desde el año 2004), la inadecuación de ligar el destino tributario de la "rubia" al del vino terminábamos resumiendo que:
… "En ningún supuesto, España, conjuntamente con los grandes países comunitarios vitivinícolas, puede admitir, y por tanto debe vetar, un tipo positivo comunitario, ni español, para el vino del impuesto sobre el alcohol y las bebidas alcohólicas. Esta muy importante modificación intelectual sería origen de un largo y tortuoso camino administrativo y fiscal, con indeseadas consecuencias, a niveles nacional y comunitario.
 En definitiva, nada debe relacionar la fiscalidad del vino, en España, con la cerveza. "
Terminábamos el artículo haciendo la siguiente reflexión final:
"Sr. Rubalcaba, queremos suponer que su propuesta de incrementar en un 10% el tipo del impuesto especial sobre el alcohol, eximiendo de eses incremento a la cerveza, lo del vino es una tontería electoralista, es fruto de un profundo análisis y que, en ningún caso se ha inspirado en aquel refrán que afirma que “quien nísperos come y bebe cerveza, espárragos chupa y besa a una vieja... ...ni come, ni bebe, ni chupa, ni besa”
D. Alfredo, la cerveza se bebe, contiene alcohol, algunas veces bastante y ya está sujeta a un tipo positivo en la fiscalidad especial; la exención contenida en su propuesta merece alguna explicación añadida a la “manoseada” por recurrente explicación de su competitividad con el vino.
Es posible que de acuerdo con el refranero, el problema para dar alguna explicación coherente sea, también en esta ocasión, aquello de “mucho arroz para tan poco pollo”.

¿Y ?pues que, después de más de una década, todo sigue igual. De nuevo ante, nos dicen desde el gobierno PP con total y absoluto descaro, la  necesidad de incrementar los impuestos volvemos a machacar a todos menos a la "rubia".
Y como es posible, nos preguntamos, que de nuevo  emputezcamos una vez más a todo el mundo del azúcar, del tabaco y del alcohol, a todo el sector remolachero, Organizaciones Profesionales, Cooperativas, Confederaciones de cultivadores, Autonomías, Asociaciones de bebidas refrescantes, Coca Colas,  Pepsicos, Red Bull o Schweppes…., para según nos dicen los Montoritos para recaudar 200 millones de euros y dejemos sin tocar a la "rubia".
¿Alguien es consciente que incrementando simplemente el impuesto especial a la "rubia" en 0,1 euros por litro es decir pasando su precio medio de venta de 1,28 euros a 1,38 euros litro se conseguirían cerca de 400 millones de euros adicionales, el doble de lo que se pretende recaudar?
¿Sabe el gobierno que el precio medio de la "caña de la rubia" es de 1,20 euros y que con el incremento impositivo que proponemos el precio pasaría a ser el la barra del bar de 1,225 euros, es decir una auténtica ridiculez cubierta con los céntimos que todos dejan como propina?
¿Son conscientes los "hacendistas a la violeta" que a pesar de la subida que proponemos, "la rubia española" seguiría siendo la europea menos castigada impositivamente?
Decididamente, algo que se nos escapa y no queremos pensar mal, algunas razones de mucho peso deben pasar por la cabeza de algunos.
Y nuestra Ministra, ¿es que no tiene nada que decir ante la parcialidad exhibida por los recaudadores?, ¿no es consciente del daño que se puede originar a los sectores remolachero, tabaquero y al vínico-alcoholero?
 Qué tendrá la "rubia".
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Huelga Mundial por el Clima.

Ustedes mismos.

Sí, pero no. (Sobre un artículo del periodista agrario Vidal Maté)

MERCOSUR

Transición Energética Española. ¡Así no!

Hay que rectificar lo antes posible.

En defensa de la Energía Nuclear.

Siete años después.

No estamos solos.

De nuevo lío en el sector del aceite de oliva español.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.