Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

¡QUÉ TORPES SOMOS!

"La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres".

Actualizado 15 agosto 2013  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
lEn 2015 la debacle

Siempre hemos pregonado, desde estas páginas, la superioridad de la “libertad” de actuación sobre cualquier medida estatal tendentes, nos dirán en el mejor de los casos, a solucionar problemas sectoriales y siempre hemos afirmado que, la existencia de cupos, cuotas, derechos y demás zarandajas, han sido la causa primera de los desastres sectoriales y por tanto el primer obstáculo conceptual que debe destruirse.
¡Qué torpes y desmemoriados somos todos!, recordemos que, desde hace ya más de treinta años venimos arrastrando y reiterando políticas absolutamente inoperantes en el sector lácteo, jugando con las “cuotas” a resolver problemas que nunca se solucionarán con los sistemas empleados. La “cuota láctea”, siempre lo hemos afirmado así, ha sido para nosotros, la causante desde su establecimiento, tras nuestra entrada en el Mercado Común allá por los finales de los años 70, de los males que han destruido al sector lácteo español.
Una “cuota” inicial, absolutamente insuficiente fue la causa directa del mercado “negro” que se originó en el sector y que fue directamente responsable de multas milmillonarias y de la posterior colonización de los productores e industriales europeos fundamentalmente franceses, italianos y alemanes que, con sus excesos de “cuotas” nacionales, les fue muy fácil conquistar y arrasar con sus productos el espacio lácteo español.
Muchos miles de pequeños productores de leche españoles han sufrido y experimentado con su desaparición y la destrucción de sus explotaciones lecheras, a lo largo de los últimos treinta años, las nefastas y terribles consecuencias de las políticas “proteccionistas” seguidas sin que, aún hoy, cuando está al caer una nueva PAC, se termine con estas formas de actuar. Aún hoy, desde nuestro propio Ministerio, se sigue instando, pidiendo prórrogas, para que la agonía láctea se prolongue más allá del 2015, fecha fijada por fin, como término de la sinrazón de la “cuota láctea”.
Pero suponemos que en esta ocasión, la Administración perderá su envite porque, las gentes del sector están abriendo los ojos y descubriendo el origen de todos sus males. Veamos.

España a partir del 2015 podrá expansionar al máximo su producción láctea y participar en el mercado mundial que se prevé absolutamente deficitario y por lo tanto con una posibilidades tremendas de expansión. Nuestros carceleros comunitarios, franceses y alemanes, dejarán de tener garantizado nuestro mercado lácteo con lo que la actual situación retornará a una realidad que nunca debió de abandonar. Recordemos que de la “cuota láctea europea” que supera los  151 millones de toneladas de leche de vaca sólo, 6,4 millones corresponden a España, frente a los 30 millones de Alemania los 26 millones de Francia los 12 de Países Bajos o los 11,3 millones de toneladas de Italia. ¿Es normal, o hace tiempo debería estar denunciado de forma permanente y no accidental que, la legislación actual UE permita producir con “cuota”, por ejemplo, 1.200 kilos por habitante y año a Irlanda, 390 a Francia y unos 140 litros a España?. Así, nosotros los españoles, necesitamos importar para nuestro consumo, 400.000 toneladas de leche y más de 2,5 millones de toneladas equivalentes en productos transformados como el queso, todo ello, para mayor gloria de nuestros vecinos europeos que se liberan así, haciendo un suculento negocio a nuestra costa, de sus excedentes estructurales.

ASAJA nos habla ya de que,"queremos producir nosotros toda esa leche que demanda el consumo nacional al menos, para depender menos de las importaciones francesas y por qué no, plantearnos exportar productos de valor añadido a Sudamérica, África y países emergentes asiáticos”.
UPA  insiste en que "hay que empezar a trabajar con volúmenes, porque, el fin de las cuotas, puede ser la gran oportunidad para recuperar el mercado interno y abordar los mercados internacionales y porque, además, permitirá acabar con los cupos miserables que han constreñido al extremo la producción, destruido miles de empleos y más del 80 % del tejido económico asociado al lácteo nacional”. “España, (terminan afirmando), debe jugar con las cartas descubiertas contra los tramposos que hunden el mercado, trabajar para reforzar la imagen del producto "made in Spain" y dejar de ser colonias de Francia o Alemania".
Finalmente desde COAG, quizás la organización profesional más radical ahora en este tema, insisten de forma clarísima, sin ambages, en nuestro diagnóstico y contra todo lo que han defendido en los últimos treinta años afirman ya que, "las cuotas han sido la causa primera y directa de que el sector esté como está", aunque a continuación sin poder olvidar quienes son, sigan solicitando a partir del 2015” algún sistema de protección para el sector”.

¡Qué torpes somos cuando, como ya se empieza a comprobar, vamos a necesitar cuarenta años de trompazos para darnos cuenta de cómo debemos actuar! Pero, como todos decimos, “nunca es tarde si la dicha es buena”, esperemos que, por fin, el año 2015 sea el inicio de una nueva y en este caso eficaz política láctea.

Terminemos recordando, a todos los responsables agrarios, que, en el mismo caso que el sector lácteo, tenemos los españoles otros sectores... o se han olvidado del sector vitivinícola, el sector azucarero, el sector pesquero... ¿cuándo van a empezar a sonar para todos las campanas de la libertad?

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Seis razones para llevar la energía del sol a las explotaciones

Huelga Mundial por el Clima.

Ustedes mismos.

Sí, pero no. (Sobre un artículo del periodista agrario Vidal Maté)

MERCOSUR

Transición Energética Española. ¡Así no!

Hay que rectificar lo antes posible.

En defensa de la Energía Nuclear.

Siete años después.

No estamos solos.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.