Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Gastronomía > Restaurantes

¿Sabes qué levadura elegir?

Durante estos días de cuarentena, muchos estamos aprovechando para cocinar en casa como nunca antes lo habíamos hecho. Sin embargo, en muchas ocasiones, no sabemos cuál es la levadura que realmente necesitamos para nuestras recetas.

Actualizado 9 mayo 2020  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Ocio
  
Por ello, desde Levanova quieren hacernos llegar algunas claves para que sepamos utilizar correctamente cada una de ellas.
Lo primero y más importante es entender la diferencia entre la levadura de panadería y la levadura química. Mientras que la levadura de panadería se utiliza para hacer pan y otras masas fermentadas como los brioches, las pizzas, los croissants o las empanadas, por su parte, la levadura química sólo sirve para hacer lo que se denomina “masas batidas”, es decir, bizcochos, magdalenas o galletas.
La diferencia clave entre una y otra es la fermentación. La “regla” por tanto sería: para masas que tienen que fermentar antes de cocerse en el horno usamos levadura de panadería, para masas batidas que no requieren fermentación usamos levadura química.
Ahora que ya sabemos lo básico, vamos a conocerlas un poco más:
LA LEVADURA DE PANADERÍA
La levadura de panadería es un ser vivo. Su nombre científico es “Saccharomyces Cerevisiae” y fue descubierta por el científico francés Louis Pasteur en el año 1857.
La levadura es la responsable de que se produzca la fermentación, un proceso natural presente desde la antigüedad en nuestra cultura alimenticia. La fermentación aporta a los panes, no sólo volumen, sino también los sabores, aromas y texturas a los que ya estamos acostumbrados. Si no hubiera fermentación, el pan sería una masa compacta, insípida y difícil de comer.
Si lo que buscamos es levadura de panadería fresca, podemos encontrarla en los supermercados envasada en forma de cubitos bien prensados, que se deshacen muy fácilmente con los dedos a la hora de cocinar. A modo de curiosidad, este formato de levadura de panadería es el más utilizado por los panaderos artesanos de nuestro país. ¡No nos extraña!, pues es muy fácil de usar.
Respecto a su almacenamiento, al ser un ser vivo, es importante conservarla en frío. La temperatura habitual de refrigeración de una nevera cotidiana es suficiente para que se conserve a la perfección.
Otro formato de levadura de panadería es la levadura de panadería seca. Esta levadura es el resultado de quitar prácticamente toda el agua a la levadura de panadería fresca. A pesar de estar “seca”, este tipo de levadura también está viva. La diferencia con la levadura de panadería fresca es que la seca se encuentra en “estado de hibernación” y sólo saldrá de este estado cuándo la mezclemos con agua al realizar nuestra receta.
Es importante tener en cuenta que, al haber quitado el agua, es un producto más concentrado que la levadura fresca, por lo que hay que ser muy exactos a la hora de dosificar.
Esta levadura, sin abrir y en su envase original se conserva muy bien durante meses a temperatura ambiente. Sin embargo, una vez abierta, es recomendable guardarla en un frasco de cristal y consumirla cuanto antes.
LA LEVADURA QUÍMICA
La levadura química, o también llamada levadura de repostería o polvo de hornear, a diferencia de la levadura de panadería, no es un ser vivo. Este ingrediente realmente es una mezcla de minerales y bicarbonato sódico que, con agua y al calor del horno, produce gas y aporta volumen a las elaboraciones.
Al no ser realmente una levadura (es decir, un organismo vivo), no fermenta y, por ende, tampoco sirve para hacer pan y otras masas fermentadas (pizzas, croissants, etc.).
No queremos imaginar cuántos desastres en la cocina ha podido ocasionar no haber tenido antes una idea clara de todo esto, pero esperamos que, a partir de ahora, ya no se tengan dudas.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Restaurantes

Realmente esperados

Casa Elena, abre tras la crisis del coronavirus

¿Buscando un paraíso para desconectar?

ByZeta, la nueva aventura de comida a domicilio de Zalacaín

Reabre la terraza de Baby Grill

¡TODOS A COMER HAMBURGUESA!

´la Mesa de Conus´, el lugar ideal para celebrar la ´nueva normalidad´

Alguna que otra terrazas abiertas en esta Fase 1

Apura, el nuevo proyecto de Cespedes en la capital

Pitaya Málaga, ´street good´ para disfrutar en terraza o para llevar

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.