Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Económico > Finanzas

Santander descarta más ajustes contables

El grupo descarta nuevos saneamientos contables e insiste en que el negocio ordinario avala el pago de dividendo, pese a reconocer que cerrará 2020 con los primeros números rojos anuales de su historia, al menos eso ha comentado Álvarez, consejero delegado de Santander en rueda de prensa tras conocerse los resultados del semestre.

Actualizado 29 julio 2020  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción y Agencias
  
"Lo que hay es lo que hay", ha señalado que ha descartado que el grupo pueda verse obligado a realizar nuevos ajustes contables en el futuro, tras el saneamiento de 12.600 millones aplicado en el primer semestre.  Álvarez ha insistido, además, en dos ideas: el deterioro de los fondos de comercio y de los activos fiscales es "un ejercicio de naturaleza contable", que no modifica el potencial y el valor de base que tienen los negocios de Santander. "Ni el carácter predecible de los beneficios que generamos", ha enfatizado el número dos del grupo, durante la presentación de los resultados semestrales.
Álvarez ha defendido, especialmente, "la bondad" de los negocios en Reino Unido y EEUU, dos mercados donde el banco no acaba de despegar. Algunos analistas, de hecho, llevan tiempo planteando que Santander debería revisar su presencia en países como EEUU, de cara a la venta del negocio. El grupo viene descartando sistemáticamente este extremo. "En EEUU, hemos duplicado los beneficios en los últimos años y en Reino Unido, pensamos que ya hemos visto lo peor", ha augurado el banquero. El fondo de comercio de la filial británica ha sufrido un ajuste de 7.600 millones en los últimos doce meses. Y además, su aportación al grupo ha caído hasta el 5%, desde la cota de casi el 25% que llegó a tener hace cinco años.
• Santander ha registrado una actualización del fondo de comercio de sus inversiones históricas y de los activos fiscales diferidos (DTAs), lo que genera un cargo extraordinario sin efecto en caja de 12.600 millones de euros y da lugar a una pérdida atribuida de 10.798 millones de euros en el primer semestre. Este ajuste obedece al deterioro de las perspectivas económicas como consecuencia de la crisis de la covid-19 y no afecta a la liquidez, al riesgo de crédito ni a la ratio de capital CET1. • Pese al difícil entorno, los ingresos del primer semestre se mantuvieron estables con respecto al mismo periodo del año anterior en euros constantes. El plan de ahorro de gastos avanza más rápido de lo previsto, con una caída de los costes del 5% interanual, sin inflación. Europa logró más de 300 millones de euros de ahorro de costes en el primer semestre, lo que supone un 75% del objetivo para todo 2020. • Gracias a ello, el beneficio antes de provisiones del semestre subió un 2% en euros constantes, a 11.865 millones. • El banco aumenta su actividad de crédito y sigue apoyando a sus clientes durante la pandemia con la concesión de 1.600 millones de euros diarios de media en nuevos préstamos en el segundo trimestre y moratorias a más de cinco millones de clientes. • El uso de productos y servicios digitales se ha acelerado: un 47% de las ventas totales se realizaron por medios digitales en el trimestre (frente al 36% de 2019). El banco ya tiene 40 millones de clientes digitales (+15% interanual) y de ellos 32 millones usan las apps para móviles (+22%). • La calidad crediticia se mantuvo sólida, con una reducción en la tasa de mora de 25 puntos básicos en los últimos 12 meses, hasta el 3,26%, mientras que la ratio de cobertura subió al 72%. Santander mantiene su previsión de que el coste del crédito termine el año en el 1,4-1,5%.  • Aunque la rentabilidad ordinaria se vio afectada en la mayoría de los mercados con motivo de las provisiones por la pandemia, la diversificación en términos de líneas de negocio del grupo sigue siendo una fortaleza, con un crecimiento del beneficio ordinario en los negocios globales. Santander CIB ganó un 23% más. • El consejo tiene la intención de aplicar una política de dividendo 100% en efectivo tan pronto como las condiciones de mercado se normalicen, sujeto a la recomendación y las aprobaciones regulatorias. Por ello, el banco se ha reservado seis puntos básicos de capital CET1 en el trimestre para un posible dividendo en efectivo con cargo a los resultados de 2020. Esta decisión se suma al mencionado dividendo en scrip correspondiente a 2019.
Para Álvarez esta solidez intrínseca (el beneficio recurrente se ha aproximado a los 2.000 millones en el semestre) avala que Santander reparta dividendos, incluso en efectivo con cargo a 2020, pese a que ha reconocido implícitamente que el grupo encajará en diciembre las primeras pérdidas anuales de su historia. "En el semestre hemos perdido 10.800 millones. El beneficio subyacente entre enero y junio ha sido de 2.000 millones, aunque en el segundo semestre estimamos que será superior, porque no contemplamos regresar a una situación de confinamiento. Sólo hay que hacer la cuenta", ha zanjado. "Nuestra política de pay out [porcentaje del beneficio destinado a dividendos] está vinculada al resultado recurrente", ha recordado. El pay out objetivo de Santander está ahora entre el 40% y el 50%.
El consejero delegado de Santander ha destacado que el abono recién anunciado de 0,10 euros en acciones con cargo a 2019 está en línea con las directrices del BCE, que ha dejado fuera del veto a la retribución hasta enero de 2021 los abonos en títulos. El BCE, no obstante, ya ha avisado que la entidad que recurra al pago con acciones [aumenta el número de títulos en circulación] no puede incurrir en el futuro en mayores salidas de caja al intentar mantener o aumentar en ejercicios venideros el dividendo por acción.  Para abordar el reparto en títulos, Santander tendrá que establecer un scrip obligatorio, donde los grandes inversores del banco, que tradicionalmente optan por el efectivo y son reacios al efecto dilutivo que provoca esta modalidad, tendrán que percibir necesariamente acciones de Santander. "Para obtener liquidez, sólo hay que vender los derechos en el mercado [el pago se articula mediante una ampliación de capital]", ha descrito. Los institucionales controlan el 57% del capital del banco.
Álvarez, con todo, ha admitido que el dividendo final de 2020 dependerá de la evolución de la economía y de los resultados, además de la necesaria autorización del BCE. Santander confía en que, en enero, cuando el supervisor revise el veto generalizado al sector, la institución empiece a aplicar un enfoque individual por bancos, del que el Santander podría beneficiarse. "Espero que haya una mayor discriminación en función de la situación de las entidades y su capacidad de generar resultados. Esto no puede ser café para todos", ha vuelto a reiterar Álvarez.  El consejero delegado entiende que el BCE, desde su perspectiva de regulador prudencial frente a una crisis de dimensión incierta, haya decidido recomendar que los bancos no paguen dividendos en efectivo, pero ha advertido del perjuicio que supone para la cotización de las entidades, al elevar el coste del capital.
El ejecutivo también ha confirmado el objetivo del grupo de alcanzar un retorno sobre el capital tangible (RoTE) del 13-15% que la entidad se marcó en el Investor Day del año pasado, aunque reconoce que no será hasta medio plazo cuando pueda alcanzar esta tasa. El grupo tiene previsto dar más información sobre su plan estratégico en los próximos meses.
 
Santander, por otra parte, se ha descartado como protagonista en la previsible ronda de concentración en el sector bancario español por la pandemia. "No estamos en esto ahora", ha afirmado con rotundidad Álvarez.
El equipo gestor, según el consejero delegado, está centrado en gestionar los negocios que ya tiene el grupo y en acelerar la transformación digital, como principal palanca de ahorro de costes. De hecho, Santander ya ha conseguido sinergias de más de 300 millones de euros en el primer semestre en Europa, es decir, el 75% de la meta a lograr en todo el ejercicio 2020.

Álvarez se ha desmarcado de la mayoría de competidores, que en las últimas semanas se están abriendo a explorar integraciones para impulsar la baja rentabilidad del sector. Santander compró Popular en junio de 2017, la última operación de fusión en España, junto a la integración de BMN por parte de Bankia.
El consejero delegado de Santander también ha dado por hecho que la tasa de morosidad subirá en la segunda parte del año, sobre todo una vez que se acaben las moratorias y las medidas excepcionales de liquidez. La mora del grupo está contenida a junio en el 3,26%, precisamente por la flexibilización en la regulación y los aplazamientos de las cuotas de los préstamos.
En otro orden de cosas, espera que el BCE haga una mayor discriminación entre entidades a la hora de recomendar que los bancos no distribuyan dividendos en efectivo, en función de la situación y capacidad de generar resultados que tenga cada una.
Pese a un beneficio contable en números rojos, estos no afectan a la liquidez del banco, ni a sus ratios de capital, razón por la que el banco se encuentra fuerte para poder repartir dividendo cuando el supervisor lo permita.
"Espero que haya una mayor discriminación en función de la situación de las entidades y la capacidad de generar resultados que tengan; esto no puede ser café para todos", ha subrayado. Y ha explicado que el banco ya ha devengado unos 400 millones de euros (6 puntos básicos del capital CET 1 en el trimestre) para pagar dividendos en efectivo con cargo a los resultados de 2020 cuando los reguladores lo permitan, cifra que espera incrementar en el segundo semestre.

Álvarez ha alejado la posibilidad de que Santander participe en una nueva oleada de fusiones, ni en España ni en Europa. "En Santander no estamos en eso ahora, estamos en gestionar los negocios que tenemos y en transformarlos, elevando los niveles de eficiencia usando nuestra escala, que ya es grande, y las posibilidades de transformación regional que tenemos", ha declarado. Pero ha admitido que la oficina física es cada vez menos reclamada por los clientes. De hecho, su operativa cae un 8% anunal. En esta línea, el ejecutivo ha avanzado que las lecciones aprendidas de la crisis del Covid-19 permitirán acelerar los planes de transformación de la entidad, aprovechando la escala y la fortaleza conjunta de las regiones y negocios globales y aprendiendo del cambio de comportamiento de los clientes.
El pasado año el banco anunció en su Investor Day que reduciria en 1.000 millones de euros sus costes nominales en tres años. En 2019 ya se ejecutó un recorte de 150-200 millones de euros y en lo que va del presente ejercicio se han rebajado los gastos en 300 millones de euros, por lo que Álvarez ve probable alcanzar niveles más elevados de reducción de costes que en los que en un primer momento preveía.
Ha explicado que la forma en que los clientes operan con la entidad determinará la intensidad y adecuación de los medios que esta utiliza para ello, dejando la puerta abierta a una nueva oleada de cierre de oficinas. Ha matizado que las sucursales físicas están perdiendo importancia y que la plantilla "disminuirá en unos sitios y crecerá en otros", adaptándose continuamente en función del comportamiento de los clientes.
De momento, el banco tiene aún un 10% de su red de oficinas cerradas desde el estado de alarma, y ahora en agosto tiene previsto cerrar otras 400 en polígonos industriales durante ese mes, pero no descarta clausurarlas definitivamente, aunque ello no supone un recorte de plantilla.
 
 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Finanzas

Autorizada la alaianza  BBVA/Allianz

Bankia y Acciona firman un préstamo ´verde´ de 100 M€

CaixaBank primera tarjeta de plástico 100% reciclado

Comienza el plazo de adscripción voluntaria al ERE de WiZink 

BCE invirtió más de 64.000 M€  en comprar bonos españoles 

BBVA, mejor banco sostenible de España 

MicroBank alcanza el millón de préstamos concedidos

BBVA indemniza generosamente 

Commerzebank paga su error en Wirecard

BoA sigue aumentando su posición en Liberbank

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.