Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Recursos Energéticos y Agua

Seguimos igual

Hace unos días nos sorprendió la noticia, absolutamente inadvertida para la opinión pública, de que, " con una simple calculadora de bolsillo" se había predicho el clima mucho mejor que con los métodos y sistemas del omnipotente y omnipresente IPCC, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático o Panel Intergubernamental del Cambio Climático de Naciones Unidas.

Actualizado 12 febrero 2015  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
A veces es mejor no saber en manos de quien estamos
Recordemos, para hacernos idea de lo que representa la noticia, - para nosotros la recreación actual de la lucha de David contra Goliat-, que el IPPC, establecido desde 1988 por dos organizaciones de Naciones Unidas, la Organización Meteorológica Mundial(OMM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), pretende desde entones proveer científicamente la información actual sobre el riesgo de cambio climático provocado por la actividad humana, sus potenciales consecuencias medioambientales y socioeconómicas, y las posibles opciones para adaptarse a esas consecuencias o mitigar sus efectos.
Al margen de un sinfín de, digamos, funcionarios propios, centenares de científicos y expertos contribuyen a la "causa" escribiendo y revisando informes, fenomenalmente pagados, que son a su vez revisados por representantes de todos los gobiernos, realizando periódicamente un "Resumen para Políticos", considerado por los adictos como la Biblia ecológica del momento .
Por supuesto que el IPCC, organismo administrativo revestido de un falso cientificismo, no lleva a cabo su propia investigación original, ni lleva a cabo por sí mismo el trabajo de monitorización de fenómenos relacionados con el clima ya que su principal actividad es publicar informes especiales sobre asuntos relevantes a la implementación de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, tratado internacional que reconoce la posibilidad real y actual de cambio climático dañino. El IPCC es hoy la máxima autoridad, internacionalmente aceptada, sobre el "cambio climático".

Pues bien con la "calculadora de bolsillo" y el "modelo adecuado" se ha determinado, - "auténtica noticia bomba"-, según el artículo publicado este enero de este año en Science  Bulletin, la revista de la Academia de Ciencias de China,  que , "la influencia del hombre sobre el clima podría haber sido muy exagerada por el IPPC". ¿No tienen nada que decir los calentólogos españoles, guarecidos casi todos en el MAGRAMA, que siguen empeñados en defender la necesidad de una financiación anual de más de 100 mil millones de dólares, para seguir luchando contra el calentamiento antropogénico, ante estas afirmaciones contrarias a las conclusiones  del todopoderoso IPPC? 
El artículo publicado, que no se limita a denunciar los excesos de las previsiones del IPPC, "expone los errores absolutamente elementales pero gravísimos, contenidos en los modelos de circulación general invocados por el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de Naciones Unidas y que han llevado a la preocupación por el efecto de la acción del hombre sobre el clima". Sin estos fallos, voluntarios o no, los autores consideran que no hay una crisis climática. Mientras el IPCC ha pronosticado que la duplicación del CO2 en el aire con el tiempo podría calentar la tierra 3,3°C, esparciendo el miedo en la población mundial , el nuevo modelo hecho público en estos días predice un calentamiento no superior a 1°C y posiblemente, mucho menos.
 Los autores del modelo comprobaron, comparando las predicciones de calentamiento global de su modelo y las de modelos informáticos complejos del IPPC con los cambios de temperatura observados en el mundo real,  vieron que en todos los casos su sencillo modelo estaba más cerca de la velocidad medida del calentamiento global que todas las proyecciones de los complejos modelos de circulación general.
 
Así entre otras muchas causas:
.comprobaron que para 1990, el panel climático de la ONU había previsto con "sustancial confianza" que el mundo se calentaría desde entonces al doble de velocidad de lo que se había observado y fue mentira.
. compararon las predicciones enormemente exageradas del calentamiento global de la atmósfera en el Primer Informe de Evaluación del IPCC de 1990 con las anomalías medias y la tendencia de tres conjuntos mensuales de datos globales terrestres de la temperatura media y dos de satélites desde 1990 y
. vieron que la medida, (la tasa real del calentamiento global durante los últimos 25 años), equivalía a menos de 1,4° C por siglo, la mitad de la predicción central del IPCC en 1990.
No es científico ni es verdad, como se ha afirmado siempre con reiteración, que las "realimentaciones de temperatura" triplicarían el efecto invernadero causado directamente por el hombre. Las retroalimentaciones también pueden reducir el calentamiento, no amplificarlo. Cuando se corrijan, nos dicen, los errores "de libro" contenidos en los modelos del IPPC, el calentamiento global más probable en respuesta a una duplicación de la concentración de CO2 no será de 3,3° C sino de 1° C o menos, incluso si en una hipótesis de "máximo" se quemaran todos los combustibles fósiles disponibles, se produciría un incremento de la temperatura de menos de 2,2 ° C. Según el doctor Willie Soon, uno de los autores,  físico solar en el Centro de Astrofísica Harvard¬ Smithsonian, "nuestro trabajo sugiere que la influencia del hombre sobre el clima podría haber sido muy exagerada. El papel del Sol ha sido infravalorado. Nuestro modelo ayuda a presentar una visión más equilibrada".
Para muchos calentólogos, con los españoles al frente, la bestia negra del calentamiento global es el dióxido de carbono, generado  principalmente por las combustiones por la acción del hombre olvidándose de que antes de que existiera el hombre, hubo inmensos incendios de bosques, provocados por rayos u otros fenómenos,  los volcanes tuvieron una tremenda intensidad y expulsaron cantidades ingentes de CO2 y por ejemplo en Venus, donde no hay seres vivos, ni madera, ni masas de carbón capaces de arder, la atmósfera está formada por una proporción enorme de CO2, y allí las temperaturas, son las más altas que se conocen en planeta alguno de nuestro sistema, capaces de fundir el plomo. Y allí no es fácil echar la culpa a nadie, como no sea a los volcanes.
El clima de la Tierra ha estado oscilando siempre, sin cesar, en un sentido o en otro, y en ocasiones de forma más violenta que la que presenciamos en estos momentos. La oscilación que ahora se registra no tiene por qué ser mayor que otras que el género humano, desde las glaciaciones y desde los Dryas, ha logrado superar." (Historia de los Cambios Climáticos José Luis Comellas 2011).


Pero en España, seguimos igual, tras haber olvidado el fiasco de los biocombustibles, otrora la solución de todos nuestros males, seguimos aferrados a la eliminación de las emisiones de CO2, como paradigma y solución para todos nuestros males, sin ver nada más a nuestro alrededor.
Seguimos en vanguardia en el tema y así seguimos creando Organismos para la  reducción de emisiones como el creado hace ya unos años, denominado con toda pomposidad "Fondo de Carbono para una Economía Sostenible denominado, FES-CO2.
Dice el MAGRAMA que el FES-CO2 promoverá un crecimiento bajo en carbono, consolidando una economía sostenible e innovadora, que genere empleo y riqueza en sectores asociados a la acción frente al cambio climático y cuya actividad no esté regulada por la Ley 2/2011, de Economía Sostenible. El Fondo ofrece apoyo al sector privado para emprender actividades bajas en carbono, propiciando el clima de inversión necesario para impulsar el desarrollo de tecnologías limpias que contribuyan a la mitigación del cambio climático. Gracias a este fondo se asegura la viabilidad de actividades y tecnologías limpias, facilitando su desarrollo y expansión, mediante la compra de créditos en forma de reducciones verificadas de emisiones de proyectos desarrollados en España, los Proyectos Clima.
El FES-CO2 pretende impulsar la actividad de empresas españolas en los conocidos como “sectores difusos”, es decir, aquellos que no se encuentran sujetos al régimen europeo de derechos de emisión, destacando los sectores agrícola, residuos, residencial, comercial, institucional y transporte, mediante proyectos de reducción de emisiones, concebidos para marcar una senda de transformación del sistema productivo español.

Lo cierto es que en España seguimos financiando sin previsión alguna. El pasado día 30 de diciembre de 2014, se publicó en el BOE el “Real Decreto 1055/2014, de 12 de diciembre, de aplicación por el Ministerio de Industria por el que se crea un mecanismo de compensación de costes de emisiones indirectas de gases de efecto invernadero para empresas de determinados sectores y subsectores industriales a los que se considera expuestos a un riesgo significativo de «fuga de carbono» y se aprueban las bases reguladoras de la concesión de las subvenciones para los ejercicios 2014 y 2015). Y el MAGRAMA,  Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente también ha seleccionado y subvencionado, 42 Proyectos Clima 2014 que reducirán, afirman, cerca de un millón de toneladas de CO2.

Es decir en nuestras administraciones hay como una especie de carrera por ver quién da más, para comprobar quién es el más progresista, sin preguntarse ni desconfiar de la carrera emprendida. ¿Todos han olvidado los errores y estupideces cometidos con anterioridad, no hace más de diez años? ¿ nadie recuerda, por ejemplo, la sinrazón  que nos llevó a admitir en la distribución por países que se hizo desde la UE, recuerden ustedes, una de las tasas per cápita más bajas de emisiones de CO2  que nos ha llevado a una obsolescencia acelerada en una época de desmantelamiento industrial?

Indudablemente ¡seguimos igual!
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Recursos Energéticos y Agua

Fábulas y verdades en torno al medio ambiente

Los gastos en protección medioambiental crecen

Estas Navidades reciclaremos un 4% más de papel y cartón

La gestión de residuos crece

Un millón de personas viven en zonas de inundación recurrente

50 años del embalse de Iznájar, el más grande de Andalucía

La UE impone aranceles de hasta el 18% al biodiésel indonesio

Las emisiones de CO2 de los coches empeoran por la caída del diésel

El gasto industrial de protección medioambiental, crece

La UE insta al Gobierno a revisar la cogeneración en el pniec

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.