Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

SIEMPRE NOS PILLA EL TORO

En noviembre del 2013, hace ya casi año y medio, reflexionando sobre la aplicación de la futura PAC ya les decíamos a todos ustedes y les advertíamos sobre los múltiples problemas que tendría su aplicación porque aún se tendrían que resolver múltiples problemas sobre todo, los derivados de la renacionalización y en España la "reautonomización" que se quería mantener.

Actualizado 2 abril 2015  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
¿ Porque siempre nos pasará lo mismo, que nos coge el toro?
 Entonces decíamos que :
"…..con el paso del tiempo siguen y seguirán  apareciendo problemas, derivados todos ellos de la, para nosotros voluntaria, indefinición conceptual en muchos postulados de la PAC futura.
Así por ejemplo, la existente indefinición calculada en la fijación de márgenes de aplicación, necesaria por la diversidad de agriculturas europeas que se trata de desarrollar, podría tener como contrapartida, en el mundo de escasez en el que hoy vivimos y nos desarrollamos, una cierta renacionalización en los futuros desarrollos, que agrandaría la actual diferencia económica entre los países que componemos la UE.
Siempre ha ocurrido que el que paga recibe a cambio determinadas contraprestaciones fijadas generalmente de antemano y por ello, incluso  la nueva PAC, para justificar las ayudas agrarias ante la opinión pública europea, tratando de convencer al ciudadano de que sus impuestos reciben una contraprestación aceptable, inventa el "grenning", el "enverdecimiento cultural" y requiere, de los futuros perceptores de las ayudas, el cumplimiento de una serie de exigencias medioambientales.
Lo extraño, lo que sigue siendo inexplicable, es que esta misma PAC, camine de forma tan decidida al "desacoplamiento", a la concesión de ayudas sin  justificación productiva alguna.
 Lo "verde" justificará un 30% de las ayudas concedidas pero el resto será una especie de pago por unos "derechos tradicionales" o unos "pagos asistenciales" por ¿ razones de seguridad y estrategias alimentarias?.
Al realizar pagos, sin contraprestación productiva directa, se van a mantener las diferencias cuantitativas en las ayudas pagadas, en base a lo que se recibía y producía con anterioridad, aunque ahora se produzca lo mismo, lo que no deja de ser una sinrazón.
Si el RPB, el régimen de pago básico, fuera generalizado y quizás único, las ayudas podrían extenderse a todos sin exclusión alguna porque estaríamos hablando de unas ayudas que se establecerían con las contraprestaciones que se fijaran, sin fijaciones previas de campañas anteriores,  y en las cuantías idénticas para todos los que realizasen las mismas tareas.
Ahora, sin embargo, para intentar conjugar mínimamente el modelo, se requiere de una "comarcalización" que mantenga al menos las diferencias existentes entre las regiones y Autonomías, unas definiciones de "activos" que excluyan a una parte de los propietarios agrícolas que tengan otras actividades más lucrativas aunque para la sociedad ejecuten las mismas o mejores tareas, la exclusión de actividades agrarias anteriormente no contempladas, la limitación cuantitativa de las ayudas a empresarios en función de su tamaño,-( cuando es este caso  se están favoreciendo y pagando las fusiones empresariales y territoriales para alcanzar tamaños adecuados)-,  la realización de actividades no productivas que atacan de forma directa la competitividad de las producciones agrarias...

Terminemos, hoy tratamos simplemente de que ustedes reflexionen sobre los problemas derivados de la futura aplicación de la PAC."

Además pensábamos, por nuestra propia experiencia, que como siempre ha ocurrido, lo "no definido" con precisión a nivel general, sobre todo en los temas de "reparto" comunitario, todo lo que haya quedado sin concretar o permita interpretaciones distintas en función de las necesidades culturales o de todo tipo de cada región, autonomía o estado,  causará multitud de problemas en la aplicación de los reglamentos. Y…. como nos temíamos ¡así ha ocurrido!

Hace unos días, ahora, cuando a partir del día uno de este mes de Marzo se ha abierto ya el periodo de declaración de la PAC, todos los ganaderos se han dado cuenta de que con la aplicación del  llamado "coeficiente de admisibilidad de pastos",-( coeficiente restrictivo que reduce teóricamente la superficie "pastable" y con ello el montante de las ayudas)-, las ayudas acopladas a sus ganaderías se podrían reducir de forma considerable e incluso, en casos muy determinados llegar hasta su anulación.

Para ASAJA-Andalucía, "la aplicación de este nuevo Coeficiente de Admisibilidad de Pastos, CAP, reduce de forma brutal el terreno considerado como “pastable” a efectos de la percepción de ayudas, eliminando más de la mitad de superficie de pastos tradicionales de esta y de otras CCAA, especialmente en la dehesa y el monte mediterráneo, por lo que nos encontramos ante una de las medidas más nefastas de la reciente Política Agraria Comunitaria". Es un tema fundamental para el ganadero puesto que " la admisión o exclusión de una determinada superficie pone en juego la propia viabilidad de las explotaciones, ya que de la aplicación del "coeficiente de admisibilidad de pastos" depende la percepción de las ayudas del pago base y del pago verde, así como las ayudas agroambientales, el pastoreo extensivo y la ganadería  ecológica… … al margen que un coeficiente limitante conlleva la pérdida de valor patrimonial de las fincas ganaderas".

¿Y… … ?, ¿cómo es posible que nadie hubiera pensado en la que se avecinaba?

Ahora resulta que todas o casi todas las regiones ganaderas del país están que "trinan"… ...
Para Castilla León resulta surrealista que Salamanca ,"la provincia más ganadera de España desconozca aún el porcentaje de hectárea, que se quedarán sin ayudas en la PAC por la aplicación del CAP, que  estén siendo ninguneados frente a los ganaderos de otras provincias españolas que ya conocen cómo les afecta y que el Ministerio no les facilitará el dato del CAP hasta después de tramitar la solicitud de las ayudas". Para nosotros dicen, la ganadería fue la gran olvidada en los inicios de la Reforma de la PAC por el MAGRAMA y aunque después se ha intentado corregir el error a través de las ayudas acopladas, el tiempo ha demostrado que no era un error del Ministerio, sino un olvido intencionado por parte de la Administración Central que, ahora, utilizando el CAP pretende dejar al ganadero en la misma situación que al inicio de la Reforma".

Aragón no admite que las superficies de pastos con más de 100 árboles por hectárea, -(como fijan los Reglamentos UE )-, no sean válidas a efectos PAC porque esta densidad es la normal en sus zonas pirenaicas. Muchos de los  pastos oscenses, sobre todo los situados en las comarcas pirenaicas, darían así un CAP muy pequeño que no reflejaría, en modo alguno,  la actividad real de pastoreo. Muchos ganaderos aragoneses dependen de estas ayudas, por lo que la aplicación del coeficiente de admisibilidad previsto supondría la desaparición de la ganadería extensiva en estas zonas.

Para muchos andaluces, el nuevo sistema de medir pastos, es un ataque frontal al ecosistema "dehesa" y acabará con la "dehesa ecológica". El sistema que pretende utilizarse para la determinación del Coeficiente de Admisibilidad contiene medidas "falsas e incorrectas"… … no puede decirse por ejemplo que, " …los animales no pueden acceder al pasto en zonas de pendientes o que debajo de las encinas y alcornoques no haya comida para el ganado". Los ganaderos de la dehesa ecológica que  en el año 2006 cobran 140 euros por hectárea y en el 2015, con el nuevo coeficiente de admisibilidad de pastos, cobrarán entre 40 y 80 euros.
La verdad es que nadie hace caso de nada , nadie cree "que viene el lobo" hasta que este empieza a comerse las ovejas, por nuestra propia idiosincrasia, los españoles sólo nos acordamos de santa Bárbara cuando empieza a tronar…

Hace unos días, ante la gravedad del problema planteado El Secretario General de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, se ha reunido con las Organizaciones Profesionales Agrarias para analizar de manera conjunta la aplicación del Coeficiente de Admisibilidad de Pastos (CAP) . En la reunión se ha vuelto a recordar a todos, fundamentalmente, que:
 
• el Coeficiente de Admisibilidad de Pastos (CAP) es un coeficiente de obligada aplicación que trata de adecuar a la realidad las superficies de pastos declaradas por los ganaderos, una vez deducidas aquellas partes no acordes como superficie de pastos que recogen los nuevos Reglamentos de la PAC
• Las administraciones competentes para su cálculo, aplicación y comunicación a los ganaderos son las Comunidades Autónomas, mientras que el Gobierno tiene la labor de coordinar y ayudar para su correcta ejecución.
• El CAP debería estar en aplicación en España desde el año 2007. Sin embargo, no todas las Comunidades Autónomas lo han aplicado hasta el momento. Esto ha motivado que aquellas Administraciones que no lo han desarrollado tengan el riesgo de sufrir correcciones financieras  en la percepción de las ayudas de la PAC destinadas a pastos.
 
Asimismo, el Ministerio, ha recordado la opción de utilizar un coeficiente corrector al alza para adaptar el CAP en base a la peculiaridad de grandes superficies de pastos arboladas, representadas por las dehesas,  para asegurar en las mismas un CAP acorde con su especial aprovechamiento de pastos y ha trasladado a todos los ganaderos, la posibilidad de tener en cuenta las prácticas de pastoreo tradicional local a la hora de considerar determinadas superficies como pastos y adaptar su coeficiente de admisibilidad.
Además y con respecto a la ampliación del plazo de solicitud de la PAC, las CC.AA estudiarán la intención de la Comisión de prorrogar un mes más y trasladarán al Ministerio su posición al respecto.  ¡Pero qué puñetas tienen que estudiar las Autonomías……sobre la posibilidad de aplazamientos, ofrecidos por la Comisión, ante la situación creada por el CAP!
Cierto es que el Ministerio en esta ocasión, al menos así lo creemos nosotros, ha reaccionado con la urgencia necesaria ante la grave situación creada pero, no es menos cierto que, el propio Ministerio debería conocer el estado de aplicación del CAP en las distintas autonomías.
 
La Administración Central no puede ignorar el desastre administrativo actual y la falta de colaboración  de todas o casi todas las administraciones agrarias y creer que con dictar , en tiempo y forma,  las transferencias que correspondan, los temas estarán resueltos. No debe ignorar que unas Autonomía por su falta de capacidad y otras, las más, por sus juegos políticos, que siempre les llevará a entorpecer y hacer lo contrario de lo que les dicte o insinúe desde la Administración Central, siempre estarán en precario y actuarán mal y a destiempo en la mayoría de las ocasiones.
Además es necesario y así lo ha reconocido el nuevo Comisario que todo lo relativo a la PAC se simplifique y sea asequible para todos.
 En este caso y en contra del más mínimo sentido común, una vez más, los eurócratas y altos funcionarios de las administraciones públicas, quizás creyéndose que aplicar unos sencillos índices de corrección a las superficies ganaderas en función de sus "cargas" o simples calificaciones culturales, han convertido una sencilla aplicación en una complejísima aplicación, inaccesible en su cálculo, al menos  digamos para el 90 % de la población a la que iba destinada.

Y así… … es imposible dar con la tecla, así todo serán reclamaciones  y malos modos porque lo que está en juego es , en muchas ocasiones, la viabilidad real de muchas empresas ganaderas.
 
Todo se ha configurado de forma excesivamente compleja. Adjuntamos hoy como documento semanal, para que ustedes vean lo inasequible que resulta  para todo ganadero el cálculo de su CAP, el método elaborado por el FEGA, puesto a disposición de todas las autonomías,  para la aplicación de un Coeficiente de Admisibilidad  a las superficies de pastos.
 
Decididamente y no será la última vez, siempre nos pilla el toro….
 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Huelga Mundial por el Clima.

Ustedes mismos.

Sí, pero no. (Sobre un artículo del periodista agrario Vidal Maté)

MERCOSUR

Transición Energética Española. ¡Así no!

Hay que rectificar lo antes posible.

En defensa de la Energía Nuclear.

Siete años después.

No estamos solos.

De nuevo lío en el sector del aceite de oliva español.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.