Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

Siempre pagan los mismos.

Desde nuestra integración en la UE, todas las políticas emprendidas, agrarias o no, han terminado repercutiendo en el sector agrario y cómo además resulta que, casi todos los gobiernos españoles han tenido el gravísimo defecto de jactarse y alardear con todo, de "bacinear" como decimos los manchegos, de intentar encabezar el pelotón de los tontos, nos encontramos con que, nuestro sector ha sido y seguirá siendo siempre, en todos los temas, el principal "paganini" de todas estas situaciones.

Actualizado 3 diciembre 2020  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Todos los Tratados comerciales firmados por la UE, fundamentados en su mayoría en la necesidad de expansionar la industria centro-europea, se han conseguido sobre el pisoteo de lo agrario,
sobre concesiones del sector agrario al que posteriormente nunca se le ha compensado en sus pérdidas.
 
Y no solo podemos hablar de los Tratados Comerciales, sino que este desprecio al sector agrario, a compensar a los agricultores y ganaderos, se ha manifestado en otras muchas decisiones políticas adoptadas por los políticos europeos.
 
Recordemos como ejemplo paradigmatico, el embargo alimentario impuesto por la URSS, , en el año 2014, como respuesta a las sanciones adoptadas por la Unión Europea (UE), Estados Unidos y otros países por el papel de Rusia en el conflicto ucraniano.
En aquel año, la media anual de las exportaciones agroalimentarias españolas a Rusia era de 312 Millones de € y resultó, como era absolutamente esperable, que, a partir de 2014 el valor medio anual de nuestras exportaciones se redujo a 169 Millones de €.
La primera vez que Rusia impuso este embargo alimentario, que se ha venido prorrogando anualmente, fue en agosto de 2014 contra la UE, EE.UU., Australia, Noruega y Canadá.
Es decir que en estos 6 años España ha dejado de exportar a la URRS por una decisión política de la UE, más de 1.000 millones de euros y, por supuesto nadie ha compensado nada.
 
En esta misma línea de despropósitos, aún hoy, la CEE sigue esperando poder comenzar a negociar los aranceles impuestos por los EE.UU tras las ilegales subvenciones comunitarias, con España a la cabeza, a la construcción del Airbus.
Y… … pues eso, que seguimos esperando que algo se mueva.
Sobre lo ocurrido el Consejo Sectorial de Aceituna de Mesa de Cooperativas Agro-alimentarias de España ha realizado un exhaustivo análisis del impacto comercial que los aranceles de EE.UU. están causando sobre la aceituna negra y la aceituna verde y semiprocesada originaria de España. Y el resultado es demoledor, ya que hay un descalabro sectorial mayor del 60% solo en el caso de la aceituna negra. “La situación está siendo especialmente insostenible para la aceituna negra, que soporta unos aranceles de casi el 35% desde mediados de 2018, habiendo pasado de exportar a EE.UU. unas 30.000 toneladas anuales a poco más de 11.000 toneladas, es decir, un descenso mayor del 60%.
Por el contrario, países terceros competidores, como Marruecos, e incluso países europeos como Italia, ajenos al pool financiador del Airbus, se han visto beneficiados, ganando una importante cuota en el mercado estadounidense en estos dos últimos años, y desbancando a España como principal líder del mercado”.
La aceituna verde, también está sufriendo daño, porque además de verse indirectamente perjudicada por la menor comercialización de aceituna negra en EE.UU., cuenta también desde el mes de octubre de 2019 con un arancel adicional del 25%, en esta ocasión por un conflicto aeronáutico, totalmente ajeno al agrícola.
 
Y mientras estos despropósitos ocurren una y otra vez sin compensación alguna por la administración, algún sabio de “Atocha” con la iluminación de Moncloa, cree que si al fin ganase Biden la presidencia americana, todo volvería a la normalidad anterior a las decisiones de Trump. Por ello la UE con España en primera línea se apresuró a reconocer a Biden como nuevo Presidente de los EE.UU.
¿Pero de verdad se creen que de llegar Biden a la Presidencia, como parece ser que ocurrirá, el gobierno americano va a olvidar la cruzada anti USA que mantiene el gobierno social-comunista español?
Bueno y si no ganase Biden y volviera Trump,cosa aún no imposible, ¿creen ustedes que las relaciones USA-España, tras el permanente desprecio público hacia la figura del aún Presidente americano, volverían a normalizarse a corto plazo?
Lo que sí podemos afirmar nosotros es que, en cualquier caso, los desafueros cometidos por nuestros gobernantes, serán soportados una vez más por el sector agrario.
 
Terminemos reseñando un Resumen del Informe del Servicio de Investigación Económica (ERS) del USDA, “Impactos económicos y de seguridad alimentaria de Reducción de insumos agrícolas bajo el objetivo “De la granja a la mesa” del “Green Deal de la Unión Europea” y las estrategias de biodiversidad”.
En resumen, nos dicen, encontramos que para 2030:
• La disminución de la producción agrícola en la UE variaría del 7 por ciento (adopción global) al 12 por ciento (solo en la UE). Los impactos en la producción serían más pequeños en todo el mundo, excepto en el caso de la adopción global, en este caso, la producción se reduciría en 11 por ciento.
•    La disminución de la producción agrícola restringiría el suministro de alimentos de la UE, provocando aumentos en los precios de los alimentos, que impactarían directamente en los presupuestos de los consumidores. Los precios y los costos de los alimentos per cápita aumentarían fundamentalmente, en cada uno de los tres escenarios, en la UE. Sin embargo, los aumentos de los precios y costos de los alimentos, sería muy significativos para la mayoría de las regiones si las Estrategias UE se adoptasen a nivel mundial.
•    Para los Estados Unidos, el precio y los costos de los alimentos se mantendrían relativamente sin cambios, excepto que, las medidas del “Green Deal de la UE”, se adoptaran a nivel mundial.
• La disminución de la producción en la UE y en otros lugares provocaría una reducción del comercio internacional, aunque algunas regiones se beneficiarían con ello, dependiendo de los cambios en la demanda de importaciones. Sin embargo, si el comercio se restringiese, como resultado de la imposición de las medidas propuestas, los impactos negativos se concentrarían en las regiones más pobres, con más poblaciones en situación de inseguridad alimentaria.
• Las disminuciones en la producción y el comercio, junto con los aumentos previstos en los precios de los productos alimenticios, reducirían significativamente el producto interno bruto (PIB) de la UE, especialmente si la adopción se limitara a la UE. En ese caso, la caída del PIB de la UE representaría el 76 por ciento de la caída del PIB mundial. Si las Estrategias fueran adoptada fuera de la UE, sin embargo, la participación de la UE en la disminución del PIB mundial se reduciría al 49 por ciento en el escenario medio y tan bajo como 12 por ciento si se adopta a nivel mundial. Los efectos sobre el PIB de Estados Unidos, sería más pequeño que para la UE y en todo el mundo en todos los escenarios de adopción.
• La Inseguridad alimentaria, medida como la cantidad de personas que carecen de acceso a una dieta de al menos 2100 calorías al día, aumentaría significativamente en los 76 países de ingresos bajos y medianos cubiertos en nuestro análisis debido a aumentos en los precios de los productos básicos y la disminución de los ingresos, especialmente en África. Para 2030, el número de personas con inseguridad alimentaria en el caso de la adopción exclusiva de la UE, aumentaría en 22 millones adicionales más de lo proyectado sin las Estrategias propuestas.
Su número subiría a 103 millones en el escenario medio y 185 millones en adopción global.
 
Y… … pues que los objetivos bioclimáticos perseguidos por la UE con la nueva PAC, una vez más culminan con una nueva y singular estafa al sector agrario.
Siempre pagan los mismos y nunca nadie es responsable de nada.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Seamos optimistas.

El Presidente prefiere los "chuletones".

¿Existirá un MAPA tras la nueva PAC? 

Vía libre a una PAC más verde.

Un gobierno de ruines e indignos. 

Planas "quid facis". 

Virgencita que me quede como estaba…

La AN avala el cierre de tiendas de Inditex

¡Ustedes mismos!

Sobre la Ley de Cambio Climático y Transición Energética de España.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2021 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.