Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

SOBRE LA COMPETENCIA DEL SECTOR AGRARIO

Vamos hoy a intentar señalarles a ustedes lo que entienden los actuales gobernantes socialistas sobre la competitividad del sector agrario, tema ya definido por todos, como el asunto clave y de futuro para la viabilidad del sector.

Actualizado 11 marzo 2010  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  

Hace unos días, concretamente el pasado 26 de febrero, el MARM (Ministerio de Medio....antiguo de Agricultura, Pesca y Alimentación) se reunió con los representantes de la producción primaria agrícola y ganadera, la industria y la distribución agroalimentaria para presentarles  el documento "Impacto de las normas comunitarias en la competitividad del sector primario y agroalimentario". Este documento, tal como se afirma en  Nota oficial  forma parte de las iniciativas por las que la Presidencia Española de la UE, pretende abrir una reflexión acerca del modelo productivo comunitario y su competitividad en mercados cada vez más abiertos, donde las diferencias de costes a menudo constituyen el principal factor determinante del éxito comercial.
Por tanto en principio el documento y mientras no se nos desmienta, su contenido, es la esencia de lo que nuestros actuales administradores agrarios piensan sobre el tema fundamental de la competitividad. Para nuestros políticos agrarios  “hay que abordar aquellos aspectos del modelo productivo que puedan influir directamente en la  sostenibilidad económica y las vías para aunar los intereses de los consumidores y la competitividad de la producción primaria.  Para ellos “las opciones para lograr estos objetivos pasan, necesariamente, por tres ámbitos de actuación: un marco normativo que garantice la competitividad, un marco de acuerdos internacionales equilibrado y una adecuada retribución a los agricultores por su esfuerzo en ofrecer productos acordes con las demandas de los consumidores”.
Es decir para favorecer la competitividad hay que crear se nos dice un nuevo marco normativo, nuevos acuerdos internacionales de “...dejemos las cosas como están y no nos hagamos daño...” y lograr “una adecuada retribución a los agricultores por su esfuerzo en ofrecer aquello que se les demanda...”. ¡¡Es realmente inaudito!!.
Para aumentar la competitividad se exige por los sabios del Ministerio más Socialización, eso sí más moderna, más adecuada...Más Normas, Más Acuerdos desde el poder y Más garantías de rentas. Estos ideólogos llegan a proponer el premiar al productor que ofrezca lo que se le demanda por el consumidor, ignoran  o vaya usted a saber que,  lo que es la libertad...desconocen de forma absolutamente grosera los rudimentos del sistema de mercado, destruyen todo el mecanismo de formación de precios son de una futilidad extrema y aún así actúan como  el maestro Ciruela que “no sabía leer y puso escuela”. A todos nuestros actuales políticos sea cual sea su dedicación les pierde su ideología.
Y mientras, dicen que para aumentar la competencia, se  persigue, a través de la Comisión Nacional de la Competencia a todas las empresas, mediante denuncias de los competidores o usuarios, que en el fondo no se someten a los dictados del poder establecido.  Toda empresa por el hecho de serlo, es un bulto sospechoso para el Tribunal de la Competencia, que como ya se ha dicho actúa como si de narcotráfico se tratara, por las denuncias de empresas competidoras, organizaciones o ciudadanos decididos a imponer al mercado sus propias consideraciones. Últimamente en el mercado español ocurre con demasiada frecuencia que, las grandes distribuidoras de alimentos y los digamos mejores fabricantes en productos como leche, aceite, vino, harinas...muy bien  posicionados en el mercado sufran acosos y a veces derribos por denuncias de sus propios competidores ente el Tribunal de la Competencia teniendo que renunciar las más de las veces  a sus políticas agresivas  de precios o variar sus esquemas de posicionamiento en el mercado.
Quiero recordar a estos efectos las  afirmaciones del profesor Huerta de Soto, con el que coincidimos, en relación a todo el montaje jurídico creado en torno a la defensa de la competencia, sus tribunales y sus métodos. Dice el profesor Huerta que:
“las actuales leyes de defensa de la competencia utilizan el concepto matemático (erróneo) de competencia, entienden el monopolio como la presencia de un único vendedor y persiguen a las empresas que mejor sirven a la sociedad; si los mejores empresarios cobran más que sus competidores se les acusa de “ abuso de posición dominante”, si cobran menos también les está prohibido en la Ley porque para esta es un síntoma claro de “competencia desleal”, el empresario está haciendo “dumping”, la Ley impide vender por debajo de un hipotético precio de coste que nadie tiene establecido y que su solo enunciado ofende a la racionalidad del sistema de mercado establecido; también conviene señalar que está prohibido vender al mismo precio que los competidores, porque entonces se presumen acuerdos, en el supuesto que  este precio sea bajo y no compense a las Organizaciones Profesionales o estas decidan políticamente mover el sistema, la venta al mismo precio es motivo de ser acusado de “confabulación”. La Ley criminaliza a las empresas hagan lo que hagan. La competencia no necesita ser defendida nada más que por los códigos civiles y mercantiles al uso, toda la legislación especial sobre la competencia es equiparable a la antigua legislación sobre la Inquisición, el proceso es semejante, nace de delaciones de competidores poco eficientes, procedimientos secretos, garantías para los delatores, condenas por indicios..., pero lo más grave de todo es, sin duda, el ataque sistemático a la Competencia so pretexto de su defensa”.
A la vista de lo anterior debemos ver que se camina hacia ninguna parte, las medidas que se proponen para mejorar la Competencia del Sector son como todo lo que este gobierno ha emprendido en los últimos años un insulto al Sector, habría que ir si ello fuera posible en la dirección contraria, pero mucho nos tememos que mientras se sigan sin atacar radicalmente los problemas y todo se sustancie con moratorias y nuevos auxilios, nadie va a corregir el rumbo.    
 

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Seis razones para llevar la energía del sol a las explotaciones

Huelga Mundial por el Clima.

Ustedes mismos.

Sí, pero no. (Sobre un artículo del periodista agrario Vidal Maté)

MERCOSUR

Transición Energética Española. ¡Así no!

Hay que rectificar lo antes posible.

En defensa de la Energía Nuclear.

Siete años después.

No estamos solos.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.