Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

Sobre la Ley de Cambio Climático y Transición Energética de España.

Al fin, decíamos la pasada semana en nuestros comentarios sobre la Actualidad Agraria, el Congreso de los Diputados había aprobado, la primera Ley de Cambio Climático y Transición Energética de España; Ley en la que se establece la hoja de ruta, para recortar la emisiones de gases contaminantes, alcanzar la plena descarbonización y acabar con la venta de coches contaminantes en 2040. 

Actualizado 27 mayo 2021  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
La normativa aprobada, afirma el gobierno, ayudará a nuestro país a cumplir con sus compromisos internacionales para combatir el cambio climático y alcanzar, antes de 2050, la neutralidad climática. Además, afirman, favorecerá el desarrollo de un sistema eléctrico con, al menos, un 74 por ciento de generación de renovables, frente al 40 por ciento actual.
Por un lado, insisten en que, en 2030 España deberá reducir un 23 por ciento las emisiones de gases de efecto invernadero respecto a 1990 (tres puntos más del texto que el Gobierno envió al Congreso hace casi un año) y por otro, en que, en 2050 nuestro país tendrá que alcanzar la neutralidad climática. 

Nosotros al menos queremos incidir en que, este nuevo engendro, esta Ley ha contado con el apoyo de todos los grupos parlamentarios, a excepción del Partido Popular, Vox y Más País. Por supuesto y como siempre ocurre en todos los temas trascendentes y este lo es, al menos para el futuro del sector agrario, el PP se ha abstenido, solo VOX ha votado en contra. Suponemos que el sector agrario habrá tomado buena nota sobre la posición del hoy principal partido de la oposición.
Por supuesto que, mientras la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, la hooligans Ribera, ha asegurado que se trata de “una ley que el país necesitaba y era imprescindible” , es su Ley largamente deseada por ella, a Planas, nuestro desaparecido Ministro, ni está ni se le espera.

¿Y el resto de la ciudadanía que opina de la Ley?

Como todos los “negacionistas” esperábamos, el mundo “ecologeta”, el mundo que pretende vivir muy holgadamente con los derivados del tema, los que ya han conseguido que casi toda la economía occidental se sujete a sus preceptos y contenidos bio-climáticos, está exultantes y aunque aún queda mucho partido que jugar, creen ciegamente que el futuro ya está escrito. 
Uno de sus medios de difusión, El Periódico de la Energía, ya ha publicado un resumen de la Ley que como pertenece a la nueva liturgia que se nos quiere imponer a todos, ha titulado como “Los 10 nuevos ‘mandamientos’ de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

“Como primer mandamiento han destacado que los objetivos fundamentales al año 2030 son los siguientes:
. Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero del conjunto de la economía española en, al menos, un 23% respecto del año 1990.
. Alcanzar una penetración de energías de origen renovable en el consumo de energía final de, al menos, un 42%.
. Alcanzar un sistema eléctrico con, al menos, un 74% de generación a partir de energías de origen renovable.
. Mejorar la eficiencia energética disminuyendo el consumo de energía primaria en, al menos, un 39,5%, con respecto a la línea de base conforme a normativa comunitaria.
 Y que para el año 2050 y en todo caso, en el más corto plazo posible, España deberá alcanzar la neutralidad climática, con el objeto de dar cumplimiento a los compromisos internacionalmente asumidos, y sin perjuicio de las competencias autonómicas, y el sistema eléctrico deberá estar basado, exclusivamente, en fuentes de generación de origen renovable.”

Pero apuntando algo ya falsable es decir, para que todos nos entiendan, apuntando un tema del que ya se ha demostrado con datos reales su falsedad, debemos preguntarnos si ¿somos conscientes de que, por ejemplo, los vehículos eléctricos, uno de los objetivos básicos del Plan, todavía tienen muchas carencias y un gran impacto ambiental?, ¿conocemos que al fabricar una sola batería de iones de litio de 100 kWh se emiten entre 150 y 200 toneladas de CO2 a la atmósfera y de que cada coche eléctrico lleva varias baterías?, ¿nos imaginamos así el tamaño y número de baterías que se necesitarían en nuestro mundo agrario para sustituir su necesaria fuerza energética ?
¿Conocemos el hecho cierto de que, fabricar una sola batería de iones de litio, equivale a conducir un coche de gasolina durante ocho años, según publicó el Instituto de Medio Ambiente de Suecia y que, además, la vida útil de una de estas baterías apenas llega a los tres años?, ¿Somos conscientes de que los costes medioambientales de fabricarla, actualmente y a medio plazo, no podrán superar a los beneficios que proporciona?
Pero la lista de problemas con la tracción eléctrica, no termina ahí. 
Sepan que para fabricar las baterías proyectadas se requiere níquel, litio y cobalto, es decir, materias primas tan finitas como el petróleo que las reservas de estos preciados minerales se reparten por Argentina, Chile, Bolivia, Cuba, Brasil, Australia, Rusia y el eterno castigado Congo africano que, en algunos de estos lugares se usa mano de obra casi esclava (a veces sin en casi) para extraer estos minerales y que, extraerlos cuesta energía, agua y (¡sorpresa!) gasolina, la misma con la que se pretende acabar. Y… …
¿Alguien, desde nuestro gobierno, desde el MITECO o el MAPA, nos ha explicado alguna vez alguno de estos problemas? ¡Así nos va! 

Hace unos días, Fernando del Pino Calvo Sotelo publicó un magnífico artículo en Expansión, “La suicida ley de cambio climático”, sobre la Ley que hoy estamos comentando, que conviene leer que es, absolutamente convergente con la posición que desde hace ya más de doce años venimos manteniendo en AGROLIBRE.
… …” nuestro gobierno social-comunista, que controla el Congreso, ha aprobado la Ley de Cambio Climático creyendo que las inmutables leyes de la física pueden ser modificadas al albur de los dogmas ideológicos de moda. Que las dos primeras palabras de su exposición de motivos sean “Naciones Unidas” resulta elocuente, pues obedecemos, una vez más, las consignas de mundialistas recalcitrantes con complejo de dios que se pasan “las noches de claro en claro, y los días de turbio en turbio” soñando con sus febriles utopías de recreación del hombre y su mundo, corriendo el riesgo, como el Quijote, de que del poco dormir y del mucho enredar se les seque el cerebro y vengan a perder el juicio.
Lo que se ha ocultado al público es que esta ley supondrá un encarecimiento sin precedentes de la factura eléctrica en un país que ya ostenta el récord europeo de subida de precios en hogares desde 2008, pues al acercarse a su ideal de 100% de “renovables” obliga a sobredimensionar nuestro sistema eléctrico a un coste prohibitivo para evitar escenarios de apagones esporádicos.
El trasfondo ideológico de esta ley es innegable. Como diría Belloc, no hay que ser perspicaz como un hurón para atisbar la monomanía, el dogmatismo y la obediencia ciega a consignas supranacionales que impregnan su texto, un salto al vacío que va mucho más allá de la tradición socialista de disparatar en política energética por razones ideológicas sin que la alternancia política revierta tal tendencia. Esta deriva ha ido de menos a más, desde la moratoria nuclear de González (posiblemente su mayor error de juicio) hasta las frivolidades de Zapatero y sus energías “renovables”, tan rentables para algunos. No obstante, esta ley de tintes mesiánicos supera de lejos dichos precedentes, y el hecho de que solo un partido se haya opuesto a ella evidencia el escaso rigor intelectual y el preocupante nivel de contaminación ideológica “transversal” de nuestra clase política.

… … A lo largo de la historia, el ser humano ha utilizado su inteligencia para sustituir formas de energía ineficientes por otras más eficientes. Sin embargo, por primera vez asistimos a una insólita involución coercitiva que obliga a utilizar energías ineficientes cuyas carencias (técnicamente bien conocidas) se ocultan al público intencionadamente. Además de su escaso rendimiento, son intermitentes, pues la eólica depende del viento (que no sopla en todas partes ni a todas horas) y la fotovoltaica del sol, que no luce a todas horas ni de noche, como seguramente habrá observado la ministra. Conviene recordar que la electricidad no puede almacenarse salvo muy limitadamente, dato que suele pasarse por alto. Esta intermitencia les impide también actuar en el ajuste, regulación y programación de un sistema cuya demanda es variable en cada hora del día y que, además, posee factores de aleatoriedad. Dado que se debe cubrir siempre la demanda exigida en cada momento sin interrumpirse nunca, estas fuentes de energía no pueden por sí solas formar la base del sistema. Podrán ser un aditamento, un capricho o un adorno políticamente correcto, pero por sus propias limitaciones físicas no pueden jugar un papel preponderante, pues siempre necesitarán el apoyo de fuentes de generación tradicionales. Así, la engañifa del objetivo “100% renovable” realmente implica una duplicación y sobredimensionamiento del sistema a un coste prohibitivo.
… …Obediente hasta en la elección del nombre, esta ley copia a Alemania con su plan “Energiewende” (“transición energética”). El problema es que es un secreto a voces que el experimento alemán ha resultado un fracaso. Tras impulsar las renovables hasta el 40% de la generación eléctrica, Alemania es hoy el país del mundo con la electricidad más cara (más del doble que en EEUU) mientras sus emisiones de CO2 por Kwh han caído menos que en EEUU, Reino Unido o Francia (campeona de la energía nuclear), con muchas menos renovables. Que Alemania haya pospuesto hasta el 2038 el fin del uso del carbón por la falta de realismo de sus previsiones (mientras inaugura una nueva planta de carbón de 1.100 MW) resulta significativo. La eólica y la fotovoltaica producen mucho CO2 durante su construcción y mantenimiento y causan daños ecológicos, como el aumento de temperatura local en las granjas fotovoltaicas o la disrupción de la fauna y del paisaje natural en esos antiestéticos espantajos llamados parques eólicos, cuyas disparatadas necesidades de superficie de terreno (por MW instalado) han contribuido al creciente hartazgo de la población alemana… …”

 
¿Pero y en nuestro mundo el agrario que se dice sobre el paisaje que ya nos han diseñado?, porque querámoslo o no, se nos vienen encima, años de enorme incertidumbre para nuestra supervivencia.

… …“para UPA, portavoz de la progresía agraria, España tiene, al fin, una Ley de Cambio Climático y Transición Energética. Una norma que será transversal y dejará sus efectos en numerosos sectores, también en el de la producción de alimentos. Ha recordado que llevan “mucho tiempo” reclamando una Ley y una estrategia nacional para hacer frente al inmenso reto que supone el cambio climático, “una amenaza para la supervivencia y viabilidad de las explotaciones agrarias, y en especial, al modelo más vulnerable: la agricultura y ganadería familiar”. Esta Ley debe servir para “mejorar la sostenibilidad y la competitividad de la agricultura y ganadería familiar”, y para ello se deben incentivar las prácticas de adaptación y mitigación y en ningún caso “penalizar” a los productores.
UPA ha afirmado que España debe impulsar las energías renovables y la sustitución progresiva de los combustibles fósiles. Un proceso que debe tener un claro reflejo en el sector agrario, por ejemplo, en la modernización de regadíos, que se deben fomentar al ser una herramienta importante tanto para la mitigación como la adaptación ante el cambio climático, mejorando el ahorro de agua y energía.
Han mostrado su honda preocupación por la posible “usurpación” de terreno fértil para la implantación de plantas de generación eléctrica, un proceso que “debe evitarse a toda costa”. “Apoyar la instalación de infraestructuras de energías alternativas es fundamental, siempre y cuando se genere riqueza, bienestar y futuro para todos, sobre todo para los agricultores y ganaderos que están en el territorio”, han explicado.
UPA considera que “en ningún caso” deben poder beneficiarse grupos empresariales y fondos de inversión que, con maniobras especulativas, acaparan superficies de tierras de labor que son imprescindibles para la producción de alimentos que demanda la sociedad… …

Como ven bla…bla…bla… Más de los mismo, dicen amén y ponen la mano para seguir viviendo de las migajas que tire el rico Epulón de su mesa. ¡Vamos, una pena!, seguir pensando en que esta Ley con el tremendo incremento de costes que supone va como piensan a fortalecer la empresa familiar agraria y que, esta Ley no va a beneficiar a los grupos que la están desarrollando y la han diseñado es... …de ingenuos y como no lo son, la posición de la UPA es al menos la posición de unos vulgares “agradaores”. 

Solo ASAJA ha salido a la palestra a denunciar algo que ya por reiterado, al menos por nosotros, puede resultar hasta molesto.
 “Con sus recomendaciones sobre la reducción del consumo de carne, el presidente Sánchez vuelve a dar la espalda al sector agrario en favor de los intereses ecologistas y la industria de la carne artificial”, nos ha dicho su Presidente Pedro Barato.

“El furibundo ataque de Pedro Sanchez contra el consumo de carne y sus acusaciones culpando a la ganadería de ser uno de los principales responsables de los impactos ambientales constituyen un duro agravio para el sector agrario, un sector económico fundamental para nuestro país y que, como ha sido reconocido por el propio Gobierno, cumple con la labor esencial de proporcionar alimentos sanos y seguros a la sociedad.
ASAJA quiere salir al paso de las duras acusaciones vertidas por el presidente del Gobierno y recuerda que las emisiones de los sectores ganaderos, que se registran como las de todas las demás actividades humanas, no son ni mucho menos, las principales responsables del cambio climático. En concreto la contribución de la ganadería a los gases de efecto invernadero es de un 7 %, por detrás del transporte (27%), la industria (19.9%), la generación eléctrica (17,8%), el consumo de combustibles (8,5%), y los procesos industriales y uso de productos (8%), según datos del Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero (marzo 2020) del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.
Por tanto, resultan injustas y desproporcionadas las graves acusaciones que Sánchez vierte sobre la ganadería y los productores ganaderos y están fuera de lugar sus recomendaciones a la población sobre rebajar el consumo de carne.
Una nueva vuelta de tuerca del Gobierno de Pedro Sánchez hacia el sector agrario español. Sus declaraciones en contra de los hábitos de consumo de los españoles, recomendando reducir la ingesta de carne y culpando al sector de contribuir a una “catástrofe medioambiental sin precedentes” han indignado al sector agrario y en especial a los ganaderos españoles.   
Todavía “tocados” por los efectos que la pandemia e todos es sabido que la dieta mediterránea, valorada y seguida en todo el mundo, incluye entre sus componentes los productos cárnicos y sus derivados por lo que consideramos que el presidente Sánchez se extralimita al aconsejar que se reduzca su ingesta.
Con estas declaraciones, Pedro Sánchez infringe un grave daño al sector ganadero español, un sector que componen 180.000 ganaderos con sus familias, aporta 18.500 millones a la economía (45.300 si sumamos la industria cárnica) y emplea de forma directa a más de medio millón de trabajadores.”

“Qui Prodest”, nos preguntamos nosotros tras la aprobación de la “Ley de Cambio Climático y Transición Energética de España”, como ya nos preguntamos en su momento con los biocombustibles y las desaladoras del presidente Zapatero. ¿A quién beneficia la Ley?, ¿quién sale ganando con ella?, “cui prodest scelus, is fecit”, “aquel a quien aprovecha el crimen es quien lo ha cometido”.
 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Seamos optimistas.

El Presidente prefiere los "chuletones".

¿Existirá un MAPA tras la nueva PAC? 

Vía libre a una PAC más verde.

Un gobierno de ruines e indignos. 

Planas "quid facis". 

Virgencita que me quede como estaba…

La AN avala el cierre de tiendas de Inditex

¡Ustedes mismos!

Señores de la UPA, a qué jugamos.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2021 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.