Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Gastronomía > Restaurantes
Taberna Entreamigos

Un tesoro escondido, auténtico cante flamenco espontáneo

Una sorprendente sorpresa por bulerias

Hay que verlo para creerlo. Así es. Cocina y Bodega, correctos. Se ve que están pendientes, eso sí, de que el ticket no se dispare. Pero su gran tesoro, escondido, poco conocido, son las noches de canto espontáneo: sevillanas, flamenco, guitarras, palmas,... Algo difícil de encontrar incluso en la mismísima Sevilla, y que tenemos en Madrid al alcance de la mano, y de cualquier bolsillo.

Actualizado 2 mayo 2015  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Ocio
  
Cinco amigos (sevillanos) y un destino. Casi como en la peli. Los amigos: Gerardo Moreno, Miguel del Pozo, Toni Jimeno, Alberto Gonzalez, y Antonio Rasche. El destino: pasión por el buen canto (flamenco, sevillanas) y pasión por ese ambiente tan grato que se crea en la capital hispalense en torno al buen tapeo. ¿Resultado? La Taberna Entreamigos, que es una especie de trasplante del ambiente sevillano a la Villa y Corte.
Gerardo y Miguel, compañeros de colegio (Tabladilla, en concreto), formaron el grupo Entreamigos hace 23 años. Cantan y componen. Y en cuanto a eso, al canto, en la Taberna han conseguido algo muy difícil: un ambiente auténtico, natural, con clase, espontáneo, con música flamenca en directo las noches de jueves a domingo: “No hay guión, ni se trata de un show para guiris. El jaleo es el del patio de una casa andaluza, en la que cuando al anfitrión le apetece agarra la guitarra y canta para sus invitados”.  Éste es el gran tesoro de la Taberna, algo que en la Capi sólo se puede encontrar aquí.

Comenzaron por la zona de la Plaza mayor. Ahora están en un lugar privilegiado, en pleno corazón del Barrio de Salamanca: en Castelló, junto a Goya.
En la decoración, tanto exterior como interior,  mandan elementos propios de una plaza de toros. Consta de dos ambientes: el alto, algo por encima del nivel de la calle, y el sótano, de bóveda de cañón de ladrillo viejo visto. Aquí, abajo, es donde tiene lugar el canto. Cuando está lleno, claro, no hay modo de hablar y escuchar. La sala está presidida por un cuadro de la Macarena, que se ha llevado ya un buen puñado de Salves rocieras.

La oferta gastronómica y de bebidas es normalita, correcta; eso sí, a buenos precios: como he dicho, se palpa que están pendientes de que no se dispare el ticket. En Tapeo, destacaría el Cazón en adobo (Bienmesabe), de los mejores que se pueden tomar en la Capi: fuerte de aliño, pero no salvaje; pienso que sólo los Finos y las Manzanillas son capaces de hacerse con él. Las Chacinas ibéricas de bellota, también valen la pena; cortadas con máquina, incluso la Paleta, muy finito todo, pero recién cortado, que eso ya es mucho. A la Ensaladilla rusa le falta algo de gracia: quizá ponerle más bonito, para que sea menos pegote. Las Tortillitas de camarones, correctas.

En bebidas, además de la cerveza bien tirada, ofrecen un par de buenos Finos y un par de buenas Manzanillas; ¿para qué más? También ofrecen un Oloroso y un PX. Ya puestos, podían animarse a ofrecer Amontillado y Palo Cortado, para completar los palos. En vinos tranquilos, blancos y tintos, la oferta es algo escasa; pero... ¡estamos en Sevilla!, ¿para qué más Riojas, Riberas o Ruedas? Incluso si uno quiere pagar el canon para acceder al glamour, ofrecen dos champanes: Moët y Veuve Clicquot. Eso, ¡para qué más¡  Pero mi consejo es pedir una, o media botella, de Tío Pepe, y a disfrutar. La sirven en cubo con hielos y agua. Perfecto para una velada sin prisas.
Lo dicho: nivelón de cante, cante de verdad. Hay que verlo -¡vivirlo!-  para creerlo.


Taberna Entreamigos
C/ Castelló 24. Madrid.
Tfnº 915 76 26 95

HORARIO: de 8,00 a 0,30
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Restaurantes

Lettera una trattoria moderna que acaba de abrir sus puertas

Llego el frio, es el momento del "cocido madrileño"

Sushita, convierte su nueva propusta en un apartamento

Un "ovillo" muy personal

ROOSTIQ donde Carmen Acero lo es casi todo

Baroz, un bar de arroces

Mediodías ´nikkei´ de la mano de Arevalo

Monogáfico de setas silvestres en Apicius

Llega diciembre con un menú de altura

Los sabores de temporada en la carta de Sandó

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.