Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

¿Tribunales para la defensa de la Competencia?… … ¡no!

La CNMC no deja de ser, algunas veces, un instrumento inutil o provocador

Hace unos días, en concreto el pasado 3 de marzo, la CNMC, (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia), nos informó en Nota Oficial de las sanciones que había impuesto a nueve empresas y dos Asociaciones que operan en el mercado de aprovisionamiento de la leche cruda de vaca en España, al considerar acreditada una infracción del artículo 1 de la Ley 16/1989, del artículo 1 de la Ley 15/2007 de 3 de julio y del artículo 101 del TFUE, (Tratado de Funcionamiento de la UE )

Actualizado 26 marzo 2015  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
La multa propuesta que asciende a 88,2 millones de euros termina, en principio, el expediente abierto contra estas empresas y asociaciones por la denuncia formulada por la UPA, Unión de Pequeños Agricultores.
Unos días después, hemos conocido que en la vecina Francia, la " Autoridad de la Competencia" órgano equivalente a nuestra CNMC  acaba de imponer una multa de 192,7 millones de euros a 10 empresas galas por acordar precios y volúmenes en productos lácteos frescos (yogures, postres lácteos y quesos frescos) vendidos bajo marca de distribuidor.

 ¿Y?... …pues que, según tenemos entendido, " todos", tras el palo suministrado a sus, digamos únicos  compradores están  tan contentos aunque con ello nada, afirmamos nosotros, se haya conseguido.
¿Creen ustedes de verdad que la actuación de la Comisión… o cualquiera otra creada, desde el propio Estado, para defender la competencia, consigue la competencia pretendida?
Hace ya tiempo, el  29 de julio la CNC, -(Comisión Nacional de la Competencia, denominación del anterior Tribunal de Defensa de la Competencia, órgano del sistema español de regulación de la competencia establecido por la Ley de Defensa 15 de 3 de julio del 2007 Ley  de la Competencia, nos comunicaba en Nota de Prensa Oficial   que, “había resuelto sancionar a nueve empresas bodegueras del vino de jerez, junto a la asociación sectorial, FEDEJEREZ y al Consejo Regulador de la Denominación de Origen, por un total de 6.723.000€ tras la presentación de una solicitud de clemencia por una de las empresas participantes en el cártel” decíamos, oponiéndonos a las actuaciones de la CNC, que :

"… … para aumentar la competencia, se  persigue, a través de la Comisión Nacional de la Competencia a todas las empresas, mediante denuncias de los competidores o usuarios, que en el fondo no se someten a los dictados del poder establecido.  Toda empresa por el hecho de serlo, es un bulto sospechoso para el Tribunal de la Competencia, que como ya se ha dicho actúa como si de narcotráfico se tratara, por las denuncias de empresas competidoras, organizaciones o ciudadanos decididos a imponer al mercado sus propias consideraciones. Últimamente en el mercado español ocurre con demasiada frecuencia que, las grandes distribuidoras de alimentos y los digamos mejores fabricantes en productos como leche, aceite, vino, harinas...muy bien  posicionados en el mercado sufran acosos y a veces derribos por denuncias de sus propios competidores ente el Tribunal de la Competencia teniendo que renunciar las más de las veces  a sus políticas agresivas  de precios o variar sus esquemas de posicionamiento en el mercado ".

Y recordábamos las afirmaciones que sobre el modelo teórico de Tribunal de la Competencia tienen los defensores del mercado libre, (Huerta de Soto) :
“las actuales leyes de defensa de la competencia utilizan el concepto matemático (erróneo) de competencia, entienden el monopolio como la presencia de un único vendedor y persiguen a las empresas que mejor sirven a la sociedad; si los mejores empresarios cobran más que sus competidores se les acusa de “ abuso de posición dominante”, si cobran menos también les está prohibido en la Ley porque para esta es un síntoma claro de “competencia desleal”, el empresario está haciendo “dumping”. La Ley impide vender por debajo de un hipotético precio de coste que nadie tiene establecido y que su solo enunciado ofende a la racionalidad del sistema de mercado establecido; también conviene señalar que está prohibido vender al mismo precio que los competidores, porque entonces se presumen acuerdos, en el supuesto que  este precio sea bajo y no compense a las Organizaciones Profesionales o estas decidan políticamente mover el sistema, la venta al mismo precio es motivo de ser acusado de “confabulación”. La Ley criminaliza a las empresas hagan lo que hagan.

 La competencia no necesita ser defendida nada más que por los códigos civiles y mercantiles al uso, toda la legislación especial sobre la competencia es equiparable a la antigua legislación sobre la Inquisición, el proceso es semejante, nace de delaciones de competidores poco eficientes, procedimientos secretos, garantías para los delatores, condenas por indicios..., pero lo más grave de todo es, sin duda, el ataque sistemático a la Competencia so pretexto de su defensa”.
Recordemos también, al respecto, algunos párrafos del artículo de J.R Rallo, publicado en "La Ilustración Liberal",  “El mito de los precios predatorios”:

”… … en la competencia perfecta nadie compite, y como consecuencia todos los capitalistas se convierten en pasivos rentistas que tienen por único mérito el sentarse sobre una montaña de billetes destinados a ser reinvertidos en modelos de negocio que en nada se diferencian unos de otros.
En este modelo ideal no caben los Warren Buffet, los Steve Jobs, los Sam Walton, los Bill Gates, los Amancio Ortega o los Page y Brin, esas personas que han elevado nuestra calidad de vida hasta cotas que nunca hubiéramos podido imaginar. La competencia perfecta es un modelo demasiado estrecho como para dar cabida a la genialidad, a la eficiencia, a la excelencia, a la innovación constante, a la diferenciación, a las ventajas logísticas, a la reducción persistente de costes, a la retención de clientes mediante la fidelización de los mismos, a la integración de modelos empresariales en busca de sinergias; o, por decirlo más llanamente, a la competencia...

La competencia perfecta parece ser el ideal hacia el que ha de tender el mercado, aun a costa de destruir a las empresas punteras. Así, cuando la economía real se desvía un ápice de ese distópico mundo de competencia perfecta, se encienden todas las luces de alarma y se acaba conduciendo a alguna (gran) compañía a pasar por la trituradora del Tribunal de Defensa de la Competencia (hoy CNC añadimos nosotros) . De hecho, toda estrategia empresarial que de alguna forma altere el estado ideal de la competencia, es decir, toda estrategia empresarial que busque, simplemente, la competencia, es considerada automáticamente una práctica monopolística que da lugar a resultados sub óptimos, o sea, que provocará que los precios sean más altos y que haya menos productos en el mercado.

La publicidad, el cuidado de la marca, las mejoras en los productos, las fusiones empresariales, las franquicias, etc., serían ejemplos claros, para nuestra CNC de maquiavélicas tretas que abocan al mercado al temido "monopolio único" que ya predijera Marx. Se impone, pues, el control y la vigilancia…”.

Según se nos dice en la Resolución de la CNMC, en el caso español, (entresacamos las perlas de la Sentencia) :
  "…..las prácticas anticompetitivas llevadas a cabo por los infractores, han consistido en el intercambio de información, a nivel nacional y regional, sobre precios de compra de leche de vaca cruda, volúmenes de compra de ganaderos y excedentes de leche …..las empresas transformadoras dialogaron e intercambiaron información sobre los precios de compra que ofrecían las empresas transformadoras a sus ganaderos, la identidad de estos, sus volúmenes de venta…"
"…..esta información permitía a las empresas ajustar su comportamiento y evitar ofrecer mejores precios y mejores condiciones comerciales, limitando la competencia en el mercado de aprovisionamiento de leche cruda…., por ello, nos dicen los ganaderos carecían de libertad para fijar el precio de sus productos……"
"….. los acuerdos agravaron la situación en un mercado ya de por sí concentrado, desde la demanda, donde hay un gran poder negociador de la industria frente a unos ganaderos que, además de estar muy atomizados, están obligados a vender para mantener su cuota láctea"
……¿Y?

Pensando sobre los ¡¡¡ pecados!!! descritos, que los transformadores han cometido según la legislación en vigor administrada por la CNMC con pulcritud y total impertinencia , volvemos a indignarnos de nuevo por  la mera existencia de estas reglamentaciones y tribunales que, insistimos de nuevo, sólo sirven para que el Estado cope aún más toda la actividad económica.
En este caso resulta además que:
-el principal delito realmente cometido, según la propia CNMC, ha sido el intercambio de información en el marco de reuniones  promovidas por las Administraciones autonómicas,  Xunta de Galicia y de la Generalitat de Cataluña, para establecer unos precios mínimos viables para los ganaderos. Y es la  propia CNMC la que  reconoce que las reuniones se articulaban entorno a los denominados Observatorios o Mesas de la Leche autonómicos convocados por las distintas Administraciones con el objetivo de "propugnar el equilibrio entre los diferentes agentes, la transparencia de precios y el control de la producción, elementos comunes de la política pública".  Sin embargo, la CNMC insiste en que el principio de legalidad debe prevalecer frente a aquellas conductas realizadas al amparo de la pasividad de la Administración Pública, o cuando ésta actúa como facilitadora de las mismas, es decir que aunque la propia Administración fuera la responsable…. leña al mono.
- el sector lácteo español es un mercado pequeño, 2.720 millones de euros de producción, es un sector al margen de lo que se piense  muy poco estructurado, ( hay más de 1.500 industrias lácteas, de las que más de la tercera parte no tiene asalariados y cerca de la mitad presenta plantillas entre 1 y 9 trabajadores) y ha atravesado y atraviesa una situación financiera muy complicada, con rentabilidades muy reducidas que desmiente las estafas que se le atribuyen por la CNMC. Por ello es absolutamente natural que  las empresas transformadoras se asocien para ganar poder de negociación frente a sus proveedores ganaderos no frente a los consumidores, para controlar los precios a los que compran la leche cruda, no los precio a los que venden la leche procesada.
- es cierto que los ganaderos están explotados, sin capacidad real de negociación, debido sobre todo, como hemos venido repitiendo hasta la saciedad condenando el sistema de cuotas,  a que el sector está absolutamente regulado por la Administración.  La propia  CNMC nos lo dice cuando afirma que “el sector está fuertemente regulado lo que distorsiona el funcionamiento normal del mercado”. Recordemos que, a cada ganadero, el sistema le asigna una "cuota"  de producción que debe cumplir en un 85% de forma obligatoria  si no quiere perder su capacidad de venta de leche  y que además se le obliga a vender esa leche a un “comprador autorizado” por la autoridad competente.  Así todo el poder en el momento de la "contratación", de acuerdo con la regulación actual que por fin desaparece el próximo mes, se deja en manos de las empresas transformadoras. ¿No creen ustedes que por eso ocurre lo que ocurre?
- según la CNMC  “en estos mercados tan oscilantes y de carácter estaciona como el de la leche, la coordinación entre los compradores estaría permitiendo que las empresas evitaran, por ejemplo, competir entre sí por los ganaderos ofreciendo un precio mayor en épocas de escasez de leche, o perder el aprovisionamiento procedente de algunos ganaderos si las empresas decidían ofrecer un precio demasiado bajo en épocas de excedentes de producción”.  ¿Y a pesar de estas afirmaciones hay que sancionar a las empresas lácteas?
¿Tras lo anterior, es posible pegar el palo que la CNMC ha pegado?
Volvamos sobre nuestra opinión, absolutamente mejorable, sobre los Tribunales de la Competencia tan extendidos hoy en nuestra Europa, recordando, a modo de las historias de los trovadores medievales, el poema de R.W. Grant  " Tom Smith y la increíble máquina de hacer pan":
"Esta peregrina historia trata del buen Tom Smith, que le quitó el hambre al mundo y pasó de héroe a vil.
Tom fabricaba juguetes eran su especialidad, por eso a todos asombra cuando se pone a hacer pan.
la máquina que ha inventado no es de poco más o menos: hace pan casi de balde, en rebanadas y envuelto.
¿imagináis el milagro?¿calculáis las consecuencias? al fin come el mundo entero gracias a Smith y su ciencia.
lo recibe el presidente, todo el mundo le festeja, y honores y distinciones llueven sobre su cabeza.
pero ¿hay algo tan voluble  como la como la cochina fama? de Tom, héroe de hoy, nadie se acuerda mañana.
el tiempo vuela; y Smith, aunque se ha hecho millonario, no es ya nadie para quienes comen su pan a diario.
“¿de dónde viene ese pan?” le preguntáis a la gente, y ellos comen y se extrañan: “!Ah!, ¿pero no lo hubo siempre?”
la verdad es que eso a Smith no llega a quitarle el sueño, pues piensa: “Todo va bien: yo rico y ellos contentos”.
¿qué todo va bien, Smith? no contabas con la huéspeda. Si no, ved lo que pasó a partir de aquella fecha
en que, al subir los impuestos, y aun sin irse de la mano, tuvo que subir el pan. ¡Ahora cuesta ya un centavo!
“¿qué pasa?”, clama la gente. “¿qué pretende el muy infame? ¿quiere apilar más millones a costa de nuestra hambre?”
(vean su caricatura -gran panza, hocico porcino- quitando el pan de la boca a un famélico chiquillo.)
como el pueblo es lo primero, nadie podrá discutir que en asuntos de esta clase a él toca decidir.
intervienen presurosos los agentes del gobierno, y lo que encuentran les pasma: el “trust del Pan”, nada menos.
la cosa se pone seria, y, curándose en salud, Smith decide pasarse por la oficina antitrust.
allá va, sombrero en mano: "los han engañado a ustedes no he quebrantado la ley."
pero el funcionario advierte: "en época tan compleja no basta la ley, hermano, es mucho más eficaz dejarlo de nuestra mano.
y por si usted no se encuentra ducho en estos menesteres, le diré cuál es la norma para que de una vez se entere:
"aumento ilegal de precio es cobrar más que un colega, pero si cobra usted de menos es desleal competencia.
y téngalo bien presente,  no haya en esto confusión: si cobran todos lo mismo será confabulación.
debe competir, es cierto, pero ande con pies de plomo, pues si conquista el mercado, ¡qué más claro monopolio!”
¿precio abusivo o escaso? el uno al otro no quita, si el Bien Público está en juego, ¿por qué no la parejita?
y , pues no cuesta trabajo, a mayor abundamiento le añaden el monopolio. ¡hay que hacer un escarmiento!
“!cinco años!” truena el juez,“ y bien pudieran ser más hay que enseñar a esta gente respeto a la sociedad!”.
Ahora el pan lo hace el gobierno, y –no es preciso decirlo-,todo está bien controlado y el público protegido.
 Claro que el pan sale a dólar. Pero el Estado lo vende a medio centavo. (El resto lo paga el contribuyente).

Moraleja……huyamos de los inventos, controladores  y falseadores de  la realidad "



Terminemos afirmando que los problemas ganaderos proceden de la propia regulación que nos ha controlado y que , por ello, necesitamos con toda urgencia la total desregulación del sector. Los Estados no pueden  seguir engañando a todos con unos Tribunales que dicen crearse para favorecer la competencia y que solo son una herramienta más de la creciente socialización que hoy nos ahoga.
 ¿Tribunales para la defensa de  la Competencia?… ¡no!
 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Seis razones para llevar la energía del sol a las explotaciones

Huelga Mundial por el Clima.

Ustedes mismos.

Sí, pero no. (Sobre un artículo del periodista agrario Vidal Maté)

MERCOSUR

Transición Energética Española. ¡Así no!

Hay que rectificar lo antes posible.

En defensa de la Energía Nuclear.

Siete años después.

No estamos solos.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.