Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Día a día del sector
Semana del 24 de noviembre al 1 de diciembre

¿Una agricultura, sin agricultores?

Bajo el título, "La uberización del campo español", la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha presentado el primer estudio realizado en nuestro país sobre los efectos nuevo orden económico mundial en el modelo social y familiar de agricultura.

Actualizado 5 diciembre 2019  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
“Si el nuevo modelo de oligopolios empresariales se impone en el sector, España camina hacia una agricultura sin agricultores”, ha sentenciado Miguel Blanco. En este sentido, el secretario general de COAG ha subrayado que “la brutal reconversión que ya se vislumbra amenaza con convertir a los profesionales autónomos e independientes en “asalariados” de las grandes corporaciones agroalimentarias, como ya está pasando en sectores como la uva de mesa, con un capítulo especial en este estudio”.
 
Comentarios.
Blanco ha señalado que las últimas crisis de precios en el sector del aceite de oliva, frutas y hortalizas, leche o vino, tienen mucho que ver con los síntomas de este cambio de modelo y en relación a ello ha señalado que los más perjudicados por la “uberización del campo” serán los 344.000 agricultores más profesionalizados. “Las “pymes del agro”, el verdadero pulmón económico y social del medio rural y dique de contención contra la despoblación y la desertización en centenares de comarcas”, ha puntualizado.
El responsable de COAG ha señalado que este documento es un primer paso para abrir un proceso de reflexión, analizar qué está ocurriendo y plantear soluciones. “Presentaremos el estudio a los diferentes grupos políticos del Congreso y al Gobierno cuando se constituya con plenas funciones. Exigiremos medidas políticas y económicas para revertir esta situación. Lo primero: decidir si queremos una agricultura con agricultores en el marco de una economía social agraria o una agricultura con grandes empresas y empleados en el campo”.
El estudio elaborado por los Servicios Técnicos de COAG analiza las principales magnitudes y tendencias macroeconómicas que dibujan el nuevo escenario. Además, dedica un capítulo especial a 4 subsectores que representan distintos estadios de la evolución del nuevo modelo agrario: uva de mesa, vacuno de leche, frutas y hortalizas y porcino.
Por su importancia y oportunidad, cara al futuro del Sector y dado que nuestra opinión es absolutamente contraria a la presentada por GOAG, no en su análisis sino en sus derivadas y conclusiones que nos parecen decimonónicas, esperamos razonar, la semana que viene, sobre el trabajo presentado.
Sin embargo, queremos señalar de inicio que, el Informe COAG es de los que merecen la pena, porque se quiera o no alguien tiene que pensar sobre el futuro agrario y sin duda alguna, tomar partido ante las circunstancias futuras sobre las que necesariamente pasará el Sector Agrario.
 
El pasado miércoles 20 de noviembre en una conferencia de prensa se le dijo al Parlamento Europeo que: "no hay emergencia climática".  Ello es así porque:
. los factores antropogénicos no son la causa más importante del actual calentamiento.
. el archivo geológico revela que el clima de la Tierra ha variado desde que existimo, desde que existe el planeta, con fases frías y cálidas naturales. La Pequeña Edad de Hielo terminó tan recientemente como 1850. Por lo tanto, no sorprende que ahora estemos experimentando un nuevo período de calentamiento.
. el calentamiento está resultando mucho más lento de lo previsto por los ecologetas. El mundo se ha calentado a menos de la mitad de la tasa pronosticada por el IPCC sobre la base del forzamiento antropogénico modelado y el desequilibrio radiactivo.
. la política climática se basa en modelos inadecuados
. los modelos climáticos tienen muchas deficiencias y no son remotamente plausibles como herramientas de política global. Explotan el efecto de los gases de efecto invernadero como el CO2. Además, ignoran el hecho de que enriquecer la atmósfera con CO2 también puede ser beneficioso.
. el CO2 es alimento vegetal, la base de toda la vida en la Tierra.
. el CO2 no es un contaminante. Es esencial para toda la vida en la Tierra. La fotosíntesis es una bendición. Más CO2 es beneficioso para la naturaleza, ecologizando la Tierra: CO2 adicional en el aire ha promovido el crecimiento de la biomasa vegetal global. También es bueno para la agricultura, ya que aumenta los rendimientos de los cultivos en todo el mundo.
. el calentamiento global no ha hecho aumentar los desastres naturales.
. no hay evidencia estadística de que el calentamiento global esté intensificando huracanes, inundaciones, sequías y otros desastres naturales similares, o haciéndolos más frecuentes. Sin embargo, existe una amplia evidencia de que las medidas de mitigación de CO2 son tan perjudiciales como costosas.
. la política climática debe respetar las realidades científicas y económicas… …
Y, ante todas estas evidencias científicas, ¿cuál es la posición de nuestro país y como derivación de la propia UE? Pues nada, a pesar de todo lo anterior, el propio Parlamento sin razón científica alguna ha declarado, sin rubor alguno la “Emergencia Climática”, qué más les da. Mientras la vaca presupuestaria siga dando leche, mientras el ciudadano europeo siga en la inopia y permita ser esquilmado por nuestros políticos pues a vivir que son dos días.
¡Ah! y no se olviden que, en nuestro país, dentro de unos días se producirá una nueva bacanal bioclimática que nos traerá a más de 25.000 delegados a la cumbre, auténticos vividores de la nueva situación, la nueva religión creada por las izquierdas y seguidas por las derechas absolutamente incapaces de oponerse a todo lo que creen posiciones ciudadanas generalizadas.
¿Veremos por fin a la Papisa Greta en su auténtico papel, anunciando el nuevo libro de sus papás a la manera apocalíptica de todos los Al Gore de la actual situación? ¡Qué vergüenza!

Últimamente parece que hemos descubierto Escocia como referencia para “hacer las cosas bien” en esto del desarrollo rural (PDR). Unos con más tiempo y otros con menos, todos acuden allí, comisionados políticos y técnicos, investigadores académicos, periodistas… y cuando vuelven nos ponen a Escocia como ejemplo.
Pero todos olvidan, como nos dice muy bien Emilio Barco en el Diario Rural, que:
Es un buen ejercicio el análisis comparado de este PDR con el de España (PNDR) o con los PDR de cada Comunidad Autónoma, por ejemplo, aunque es mucho más cansino y aburrido que viajar a Escocia. Eso sin duda. Pero si se hace este ejercicio se comprobará, entre otras cosas que:
1.allí hay una Agencia pública con fondos públicos gestionada con criterios técnicos, que renueva periódicamente a sus gestores, que está “pegada al territorio” y en la que deciden personas que viven en esas rurales en las que actúa y con capacidad para gestionarse autónomamente (lo que no quiere decir que no sea fiscalizada en su gestión y gastos);
2.las actuaciones se programan a medio y largo plazo, aunque luego haya que adaptarlas a los periodos cortos de siete años que exige la programación de la Unión Europea;
3.las actuaciones cuentan con amplio respaldo social porque se ha fomentado la cultura de la cooperación más necesaria cuanto más pequeño es el colectivo o el ámbito territorial en el que se actúa;
4.se analiza el resultado de las inversiones en términos coste beneficio social y territorial;
5.el desarrollo se concibe de forma holística tanto desde la perspectiva de las aportaciones como de las necesidades (bajo este concepto hasta los sectores que menos aportan a la economía y al empleo como el sector agrario, tienen definido su ámbito de actuación y su relación con las otras actividades);
6.plantear bajo esta concepción las necesidades hace que estas se vean en conjunto, desde las infraestructuras de transporte, hasta la banda ancha, pasando por la vivienda asequible y de calidad y la disponibilidad de servicios educativos, sanitarios y de asistencia social;
7.el marco normativo se adapta a la realidad de estas zonas en las que se actúa (fiscalidad, recursos naturales, instalación de actividades…)
8.y entre los objetivos prioritarios esta crear empleo para lo que es fundamental atraer emprendedores y formar.
Sobretodo insistimos nosotros, “tener entre los objetivos prioritarios el crear empleo para lo que es fundamental, atraer emprendedores e inversiones para formar un tejido rural competitivo”. No sigamos tirando el dinero en incontables planes individuales sin que algún organismo centralizado, valore los resultados y fije la rentabilidad de los proyectos aprobados. ¡Que lo ocurrido con los ERE, no se vuelva a repetir!
Tal como ya adelantábamos la semana pasada, tras la aprobación por el Consejo de Ministros del Real Decreto-Ley para garantizar la rentabilidad de las energías renovables hasta 2032, ya ha empezadoa extenderse la idea de que esa medida ocultaba una subida del 7,4% en el recibo de la luz y la polémica no se hizo esperar. En apenas unas horas comenzó a “viralizarse” en las redes sociales el hashtag #DecretazoSubidaLuz.
Cientos de usuarios empezaron a quejarse de que la normativa aprobada por el Gobierno en funciones, que aún debe ser convalidada por el Congreso de los Diputados, conllevará una fuerte subida del recibo de la luz para los consumidores y como era lógico las alarmas saltaron en el Ministerio de Transición Ecológica.
Y como era lógico el IDEA, Entidad pública empresarial adscrita al Ministerio para la Transición Ecológica a través de la Secretaría de Estado de Energía, que para eso está, ha salido en defensa del Gobierno tras el auxilio pedido desde el entorno de Teresa Ribera a los distintos agentes del sector de las renovables para trasladar a la población el mensaje de que “el Gobierno no va a subir la luz”.
Al margen de toda opinión parece ser que el Gobierno reconoce que la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha condicionado parte del recibo de la luz hasta 2031 sin esperar a la formación de un nuevo Gobierno en que una eventual entrada de Podemos pudiera poner objeciones. Según el acuerdo del Consejo de Ministros, se trata de “una rentabilidad razonable”, pero que, dígase lo que se diga, esta garantía de rentabilidad supone alargar doce años más la fijada por el Gobierno del PP que el sector de energía renovable consideró demasiado baja en comparación con la garantizada por el anterior Ejecutivo de Zapatero.
Esperemos porque nada de lo decretado, en materia energética, debe tener una larga vida.
Terminemos insistiendo, con Jesús Lainz, en la banalidad acientífica del Congreso de bioclimático que padeceremos próximamente en Madrid.
“… …Vengamos brevemente al dogma calentológico omnipresente en nuestros días. Porque no hace falta ser científico para advertir que en el último medio siglo el planeta se ha calentado. Pero ese periodo de tiempo es irrelevante, pues el clima nunca deja de cambiar. La Edad Media, por ejemplo, fue un periodo más cálido que el actual, bautizado por los científicos como Óptimo Climático Medieval. También es notorio que, desde finales del siglo XVIII, momento en el que concluyó lo que los científicos han llamado Pequeña Edad de Hielo, comenzada en torno al siglo XV, el planeta se ha ido calentando paulatinamente.
Hay viejas fotografías que demuestran que el glaciar del Ródano terminaba a mediados del siglo XIX varios cientos de metros más abajo de su posición actual. Lo mismo ha sucedido con los glaciares pirenaicos y los del Himalaya. Lo interesante del dato es que ese retroceso ya era visible hace doscientos años, cuando aún no había comenzado la revolución industrial.
Por eso es necesario ser prudentes al proclamar verdades científicas incontestables, pues pocos años bastan para que pasen a ser archivadas como errores superados. Recuérdese, sin ir más lejos, el consenso científico mundial que en los años setenta alertaba sobre la inminencia de una nueva glaciación. Y por eso no parece sensato negar una tendencia al calentamiento por motivos cósmicos, ajenos a la influencia del hombre.
Pero está claro que acusando al sol no se consigue ni agitar a las masas ignorantes, ni acumular honores planetarios, ni recibir subvenciones millonarias ni dirigir sectas políticas”.

Noticias. 
-En una conferencia de prensa el miércoles (20 de noviembre), se le dijo al Parlamento Europeo que: "no hay emergencia climática".
Un eurodiputado se emocionó y acusó a los organizadores de 'homicidio colectivo' en las generaciones futuras. Un eurodiputado reacciona a que le digan: no hay emergencia climática.
La conferencia de prensa fue organizada por el grupo de conservadores y reformistas europeos en el Parlamento Europeo, que recibió formalmente la declaración climática del profesor Guus Berkhout.
El profesor Berkhout representa a la Climate Intelligence Foundation (Clintel), un grupo holandés que ha recogido firmas de más de 700 científicos y profesionales destacados en apoyo de la declaración básica: no hay emergencia climática.
Los firmantes incluyen el premio Nobel, el profesor Ivar Giaever, quien realizó importantes descubrimientos experimentales con respecto a los superconductores, y el influyente matemático y físico, el profesor Freeman Dyson.
La declaración fue apoyada por un apéndice, que establece la justificación científica de la declaración:
. los factores naturales y antropogénicos causan calentamiento.
. el archivo geológico revela que el clima de la Tierra ha variado mientras haya existido el planeta, con fases frías y cálidas naturales. La Pequeña Edad de Hielo terminó tan recientemente como 1850. Por lo tanto, no sorprende que ahora estemos experimentando un período de calentamiento.
. el calentamiento es mucho más lento de lo previsto
. el mundo se ha calentado a menos de la mitad de la tasa pronosticada por el IPCC sobre la base del forzamiento antropogénico modelado y el desequilibrio radiactivo. Nos dice que estamos lejos de comprender el cambio climático.
. la política climática se basa en modelos inadecuados
. los modelos climáticos tienen muchas deficiencias y no son remotamente plausibles como herramientas de política global. Explotan el efecto de los gases de efecto invernadero como el CO2. Además, ignoran el hecho de que enriquecer la atmósfera con CO2 también puede ser beneficioso.
. el CO2 es alimento vegetal, la base de toda la vida en la Tierra.
. el CO2 no es un contaminante. Es esencial para toda la vida en la Tierra. La fotosíntesis es una bendición. Más CO2 es beneficioso para la naturaleza, ecologizando la Tierra: CO2 adicional en el aire ha promovido el crecimiento de la biomasa vegetal global. También es bueno para la agricultura, ya que aumenta los rendimientos de los cultivos en todo el mundo.
. el calentamiento global no ha aumentado los desastres naturales.
. no hay evidencia estadística de que el calentamiento global esté intensificando huracanes, inundaciones, sequías y otros desastres naturales similares, o haciéndolos más frecuentes. Sin embargo, existe una amplia evidencia de que las medidas de mitigación de CO2 son tan perjudiciales como costosas.
. la política climática debe respetar las realidades científicas y económicas.
No hay emergencia climática. Por lo tanto, no hay causa de pánico y alarma. Nos oponemos firmemente a la política dañina y poco realista de CO2 neto cero, propuesta para 2050. Si surgen mejores enfoques, y ciertamente lo harán, tenemos tiempo suficiente para reflexionar y readaptarnos. El objetivo de la política global debe ser la "prosperidad para todos", proporcionando energía confiable y asequible en todo momento.
En una sociedad próspera, los hombres y las mujeres están bien educados, las tasas de natalidad son bajas y las personas se preocupan por su entorno.
Más de 200 personas, incluidas docenas de científicos, se esconden en Alemania en este momento. Yo soy uno de ellos. Puedo decirte que estoy en Munich, pero no puedo decirte mi hotel. Puedo decirte que los científicos se reunirán el viernes y el sábado para compartir conocimientos científicos, pero no puedo decirte dónde.
La reunión, en la que los científicos presentarán evidencia que contradice una crisis climática afirmada, estaba programada para ser abierta al público, pero los matones climáticos fascistas nos han obligado a escondernos. El gobierno alemán, en lugar de proteger a los científicos y la libertad de expresión, se ha negado explícitamente a proteger a los científicos de la amenaza de violencia.
La  formación de oradores  en la  conferencia anual sobre el clima del Instituto Europeo para el Clima y la Energía (acrónimo alemán EIKE) es impresionante.
Entre los oradores se encuentran científicos de la Universidad Hebrea de Jerusalén, la Universidad de Ciencias Aplicadas de Aquisgrán, la Universidad de Berna, el Centro Espacial Nacional Danés, el Instituto de Física Nuclear de Estado Sólido, la Università di Napoli Federico II y la Universität Rostock.
¿Su crimen? Dar charlas tituladas, “La condición real de la Gran Barrera de Coral”, “La influencia de los gases de efecto invernadero en la investigación climática”, “¿Qué papel jugó el sol en el cambio climático?”, Etc.
Se trata de cerrar cualquier investigación científica y discusión que puede poner en peligro una supuesta justificación de su agenda política contra la libertad, un grupo de activistas climáticos que se hace llamar Offenes Antikapitalistisches Klimatreffen München , que según los informes está  afiliada al grupo terrorista Antifa , amenazó la reunión de EIKE y llamó a los matones en Alemania a movilizarse contra la conferencia.
EIKE, para su crédito, se mantuvo valientemente en sus planes de conferencia a pesar de la amenaza explícita.
El Offenes Antikapitalistisches Klimatreffen München, que se traduce aproximadamente como los activistas climáticos anticapitalistas de Munich, subió la apuesta al asaltar el Centro de Conferencias NH en Munich. El grupo amenazó con acciones adicionales contra los empleados y visitantes en el centro de conferencias el día de la conferencia y los días previos a la conferencia.
Citando temores sobre la seguridad de sus empleados e invitados , el NH Conference Center le dijo a EIKE que no permitiría que EIKE celebre su conferencia allí.
GWPF.
 
-En mi tierra, La Rioja, se termina la vendimia y empiezan las semanas culturales por los pueblos. Hasta la primavera cuando el campo vuelve a reclamar todo el tiempo. Por ejemplo: mañana 23 de noviembre participaré en Santurce, liado por mi amigo Luis Vicente Elías, en un debate, sobre el papel de la cultura en la vida rural.
Estos días de otoño tengo la sensación de que alguien (persona, organización o institución) ha terminado de vendimiar en España y tiene tiempo para organizar todo tipo de eventos (tercera acepción: suceso importante y programado…) sobre la despoblación. Yo mismo me he dejado liar para participar en uno el día 27 en Sigüenza.
Hay para todos los gustos: ahora se presenta un documental largo, “Barbecho” (“Un fiel retrato del despoblamiento rural”), luego La Sexta televisión nos lleva a conocer el modelo de desarrollo rural escocés, ayer se celebró la feria Presura en Soria y mañana Manuel Campo Vidal, veterano periodista, participa en Lugo en el foro “Soluciones inteligentes contra la despoblación” para mostrar que esta “inmerso en la cruzada de buscar soluciones para la sangría demográfica” y que a pregunta del periodista acerca de esta cruzada responde: “Yo soy hijo de la España vaciada. Lo voy a poner en mi currículo”. Hasta este punto hemos llegado. ¡Señor, ¿qué he hecho yo para merecer esto?!
La despoblación rural está de moda en este país.
Ahora, con cuarenta años de retraso, “vamos tarde. Pero la batalla aún no está perdida”, dice Campo Vidal. A lo mejor es que él acaba justo de llegar ahorita mismo al asunto y esta pletórico de energía para conseguir parar “la sangría” ¡Menos mal! Porque algunos estamos cansados de denunciar, protestar, mostrar los errores, hacer cosas diferentes, trabajar, reivindicar… (Le invito a leer el libro Donde viven los caracoles) y lo que procede es que nos retiremos a descansar tranquilos porque “la lucha contra la despoblación” sigue y sigue en muchas y diversas manos. ¡Nunca se lo agradeceremos bastante!
“Es fundamental que se produzca una gran alianza de todos los Gobiernos de todas las Administraciones…”, propone Campo Vidal. Mientras se ponen a ello vayamos haciendo nosotros algunas cosas por nuestra cuenta porque sabido es que son lentos, muy lentos y seguro que seguimos acumulando retraso. Ya he escrito que soy muy escéptico con este asunto y que prefiero las pequeñas iniciativas locales y el trabajo en red de personas y de pueblos, a las grandes declaraciones, programas, presupuestos, planes estratégicos, organizaciones y a estos nuevos saraos que se organizan por ver de llenar los pueblos de gente.
He repetido varias veces que me gustan más los liderazgos colectivos locales que los programas Leader y más que los nuevos líderes que levantan, ahora sí, la bandera de la lucha contra la despoblación. También he escrito que no me gusta ni lo de vacía, ni lo de vaciada, ni lo de llena, ni lo de llenada. Que cada vez me parece más torpe insistir en lo que separa lo rural y lo urbano, en vez de subrayar lo que los une y que lo mismo me da a estas alturas el pueblo que la ciudad (o al menos alguna ciudad) cuando se habla de esto (Le invito a leer en este blog “La ciudad vacía”).
Muchos de los nuevos líderes del movimiento contra la despoblación rural en España levantan la bandera de la conectividad (banda ancha hasta el último rincón), o la de la discriminación fiscal positiva, o la del mantenimiento y garantía de la prestación de servicios básicos en sanidad, educación y asistencia social, o la de la mejora de las infraestructuras de transporte y comunicación y otras muchas banderas que reivindican cosas y cambios que sin duda quienes habitamos los pueblos necesitamos.
Cuando los escucho o leo echo en falta que no digan algo sobre: cambiar el modelo de producción agraria y de consumo, el modelo de crecimiento y desarrollo, el despilfarro y mal uso de las ayudas de la PAC, … vamos que me sorprende que no cuestionen algunas de las bases del modelo que desde hace muchos años ha llevado a los pueblos al punto del que ahora todos parece que los quieren sacar. Veo a pocos enarbolar esta bandera.
“Hay muchas formas de gastarse unos fondos estructurales de la Unión Europea para desarrollo rural. Se puede crear una red de universidades, como en Escocia; impulsar proyectos de turismo sostenible, como en Finlandia; o acondicionar un centro de interpretación sobre las caras fantasma de Bélmez, como en España”, escribía David Brunat en El Confidencial.
Últimamente parece que hemos descubierto Escocia como referencia para “hacer las cosas bien” en esto del desarrollo rural y nos llueven las comparaciones mayormente resultado de viajar, ver y comparar. Unos con más tiempo y otros con menos, allí van comisionados políticos y técnicos, investigadores académicos, periodistas… y cuando vuelven nos ponen a Escocia como ejemplo.
Yo salgo poco del pueblo y por eso carezco de este tipo de referencias comparativas y tengo que guiarme por otras.
Por ejemplo, he leído el “United Kingdom – Rural Development Programme (Regional) – Scotland 2014-2020” para ver en qué se gastan el dinero propio y el que llega desde la Unión Europea (1,52 billones de euros para el periodo, distribuidos así: 844 millones de euros del presupuesto de la UE, incluidos 335 millones de euros transferidos del sobre para pagos directos de la PAC, y 338 millones de cofinanciación nacional más 12 millones de recargas de financiación nacional adicionales. Objetivos prioritarios: crecimiento y creación de empleo).
Es un buen ejercicio el análisis comparado de este PDR con el de España (PNDR) o con los PDR de cada Comunidad Autónoma, por ejemplo, aunque es mucho más cansino y aburrido que viajar a Escocia. Eso sin duda. Pero si se hace este ejercicio se comprobará, entre otras cosas que:
 1.allí hay una Agencia pública con fondos públicos gestionada con criterios técnicos, que renueva periódicamente a sus gestores, que está “pegada al territorio” y en la que deciden personas que viven en esas rurales en las que actúa y con capacidad para gestionarse autónomamente (lo que no quiere decir que no sea fiscalizada en su gestión y gastos);
2.las actuaciones se programan a medio y largo plazo, aunque luego haya que adaptarlas a los periodos cortos de siete años que exige la programación de la Unión Europea;
3.las actuaciones cuentan con amplio respaldo social porque se ha fomentado la cultura de la cooperación más necesaria cuanto más pequeño es el colectivo o el ámbito territorial en el que se actúa;
4.se analiza el resultado de las inversiones en términos coste beneficio social y territorial;
5.el desarrollo se concibe de forma holística tanto desde la perspectiva de las aportaciones como de las necesidades (bajo este concepto hasta los sectores que menos aportan a la economía y al empleo como el sector agrario, tienen definido su ámbito de actuación y su relación con las otras actividades);
6.plantear bajo esta concepción las necesidades hace que estas se vean en conjunto, desde las infraestructuras de transporte, hasta la banda ancha, pasando por la vivienda asequible y de calidad y la disponibilidad de servicios educativos, sanitarios y de asistencia social;
7.el marco normativo se adapta a la realidad de estas zonas en las que se actúa (fiscalidad, recursos naturales, instalación de actividades…)
8.y entre los objetivos prioritarios esta crear empleo para lo que es fundamental atraer emprendedores y formar.
En España tenemos otra forma diferente de redactar, gestionar y evaluar los PDR. Supongo que quienes miran hacia Escocia son conscientes de todo lo que hay que cambiar. Ni pensar quiero que hagamos algo tan propio en nuestra historia como “coger el rábano por las hojas” y ahora levantar con fuerza al viento “la bandera de la banda ancha, la conectividad que dicen en Escocia” y solo esta bandera olvidándonos de lo demás, y dale con la banda ancha en esta charla, en aquella ponencia y en varias mesas redondas que todo es poco para tener internet a pie de cuadra.
O por ejemplo eso que también se lleva por el norte “el orgullo rural escocés” y nos dé por partirnos la cara con quien nos afee lo de llevar boina, por ejemplo, porque no entiende que nos sintamos orgullosos por ser y vivir en un pueblo. O que nos quedemos, únicamente, con la bandera de poner en nuestro currículo que somos de pueblo y que cuando nos pregunten por todo lo demás contestemos a la riojana ¡Qué chorra más da!
He creído entender, al leer estas cosas de lo rural en Escocia, que el orgullo rural escocés es algo así como que Edwin que vive en Achnasheen, en las Tierras Altas, o Maggie en la Isla de Eigg (a la que conocí el otro día en la tele), te mire a los ojos mientras compartes un vaso de vino de la cooperativa de mi pueblo y te diga: Emilio estoy orgulloso de vivir en un pueblo en el que he podido comprar a un precio razonable una casa cómoda, un pueblo que es autosuficiente energéticamente porque se produce toda la energía que necesita, porque puedo desplazarme a las ciudades con aeropuertos o puertos de manera fácil y barata cuando lo necesito, tengo conexión a internet sin problemas, están cubiertas mis necesidades de asistencia médica, social y educativa, mi pueblo participa en la red de colegios y universidades rurales y hay una escuela independientemente del número de niños que aquí viven, estoy orgulloso de vivir y de trabajar en un pueblo en uno de los proyectos locales que estas universidades rurales han animado y tengo acceso a los cursos de formación que considero necesarios. ¡Ah! También te puedo invitar a tomar algo en alguno de los bares, restaurantes y hoteles que hay aquí, si te vienes y nos conocemos.
Amigo Edwin, amiga Maggie, yo también estaría orgulloso de ser rural en Escocia.
Emilio Barco. Diario Rural.” España no es Escocia o sí… …”
- Pedro Dorado tiene 45 años. 42 de ellos los ha dedicado a sus gallinas. Lo ha mamado en la familia y hay pocos en Castilla La Mancha que sepan más de avicultura que él. Gestiona 80.000 gallinas camperas en Consuegra (Toledo) y sus huevos han sido elegidos por los consumidores. No van a recibir un premio (por el momento). Han sido seleccionados por los consumidores de la iniciativa ¿Quién es el jefe? que pretende poner en valor el trabajo del productor a la vez que da al consumidor el poder de elegir cuánto y por qué pagar.
Primero fue la leche y ahora llega el turno de los huevos. “Podemos ayudar a que muchos productores vivan dignamente”, comenta por teléfono Annaïck Locqueneux, la cabeza visible de este movimiento que ha triunfado en Francia y que ahora busca hacerlo en España. “Es algo disruptivo”, afirma desde algún lugar del territorio rural español que “me está encantado. Es precioso” y que está recorriendo en busca de adeptos a la causa.
De la voz de Locqueneux se desprenden dos sensaciones: su pasión por que el proyecto siga creciendo y su habilidad para convencer al más receloso: “Me decían: ‘Esto en España es imposible, porque los consumidores no van a votar, no vas a encontrar distribuidor…’”. Con la leche, cerca de 7.000 personas eligieron cuál quieren ver en su supermercado. El distribuidor vino detrás.
El 78% de los votantes marcaron la casilla que promueve una remuneración justa para el ganadero
El 78% de los votantes marcaron la casilla que promueve una remuneración justa para el ganadero. “Recibirá 39 céntimos por litro de la leche de ¿Quién es el jefe? Esta suma incluye una remuneración justa por su trabajo y la garantía, importante para nosotros, de que vamos a obtener un producto o una leche que responde a criterios de calidad claros”, comenta la impulsora.
¿De dónde viene la leche? “De Zamora. Hemos encontrado 17 familias que cumplen con los requisitos. Pertenecen a la cooperativa Gaza. Su modelo cumple con los criterios seleccionados en la encuesta que hicimos en la web”, explica Locqueneux. Ahora la leche de los consumidores ya está en los estantes de Carrefour, el distribuidor que se ha ofrecido para cerrar el círculo. Aunque aún queda trabajo por hacer.
“El otro día fui al supermercado que hay en mi barrio a buscar mi leche, la leche de los consumidores… ¡y no estaba! Hablé con el encargado para que hiciera un pedido. Es lo que tenemos que hacer: ir a por nuestra leche, y si no está, pedir que la tengan”, conmina.
Ahora toca los huevos
No hay que pensar mal. Toca los huevos porque es el segundo producto que el proyecto ¿Quién es el jefe? ha promovido. 1.500 consumidores diseñaron su docena ideal: Huevos de gallinas ponedoras criadas en libertad y alimentadas en un 60% de cereales; de tamaño mediano; sin coloración en la yema; cuyo centro de producción y de embalaje estén separados por 150 kilómetros; y cuyo productor obtenga dos céntimos extra para convertir su explotación a campera o ecológica. Total, la docena sale a 2,83 euros.
“Es bonito, diferente y el precio nos da margen para que sea rentable”
“A mí me parece una iniciativa estupenda. Es bonito, diferente y el precio nos da margen para que sea rentable”, se alegra Pedro, cuyas gallinas campan a sus anchas por las 62 hectáreas de su explotación, a la sombra de pinos y olivos. “Es una oportunidad para nuestra empresa”, resume este productor del grupo Camar y que ya lleva un mes dentro de la iniciativa ¿Quién es el jefe? “De momento con unas 10.000 docenas”, calcula.
“Entre todos podemos conocer a los productores y comprobar lo que necesitan, aportar ideas y ayudar a desarrollarlas, contar nuestra experiencia y compartirla con otros, ir al punto de venta y animar a otros consumidores”, comenta Locqueneux que no se detiene ni un segundo: “En la web lamarcadelosconsumidores.es ya está el cuestionario para elegir el aceite que todos queremos”.
Leche, huevos, aceite… y naranjas. El proyecto ¿Quién es el jefe? ha llegado a España para quedarse y aportar transparencia, cercanía y valor al productor con el objetivo de pagar un precio justo que cubra los costes de y le permita vivir dignamente.
Agronews CyL.
 
- La federación feminista rural FADEMUR ha detallado que, según la Macroencuesta de Violencia contra la Mujeres de 2015, en los municipios de menos de 2.000 habitantes el 6,2% de las mujeres habían sufrido violencia física, el 5,9% violencia sexual, el 17,7% control por parte de sus parejas o exparejas, el 16,5% violencia emocional, el 9,8% habían sentido miedo y el 8,6% violencia económica.
Estos datos se agravan a medida que aumenta el tamaño de los municipios objeto de estudio. Todas las formas de violencia de género son superiores en un promedio de un 2% si nos fijamos en los municipios de menos de 10.000 habitantes. Si hablamos de los municipios de más de 10.000 habitantes, este porcentaje se dispara al 4%.
La violencia de género en el ámbito rural se caracteriza por su invisibilidad, falta de accesibilidad a los recursos, falta de recursos especializados y falta de concienciación social. Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Lucha contra la Violencia de Género, el lunes 25 de noviembre, las mujeres rurales han querido “que se conozca, se debata y se alcancen soluciones a la mayor vulnerabilidad que sufren ante esta lacra”.
Por ello, la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales ha contextualizado la violencia contra las mujeres en los pueblos. Desde FADEMUR han explicado que las características del medio rural –donde el mercado laboral es escueto y presenta una aguda segregación horizontal y vertical, existe una dispersión territorial, las redes personales y sociales son más estrechas y limitadas, y la sobrecarga de trabajo de cuidados recae con mayor peso en las mujeres– marcan que las mujeres sufran una triple dependencia: “física, psicológica y económica”.
NO HAY MÁS VIOLENCIA, PERO SÍ MÁS VULNERABILIDAD
“Esto no significa que en los pueblos haya más violencia contra las mujeres”, advierten desde la organización, “sino que en ellos las víctimas son más vulnerables”. FADEMUR ha respaldado esto analizando los datos de la Macroencuesta de Violencia contra la Mujeres de 2015 del Ministerio de Sanidad, al tiempo que han lamentado que es la más reciente realizada en España, a pesar de estar realizada hace cuatro años.
Para FADEMUR, “es una barbaridad que no dispongamos de datos más recientes sobre las víctimas rurales”. Por eso, en este Día Internacional de la Lucha contra la Violencia de Género, la organización ha denunciado “el olvido de las mujeres vulnerables rurales” y ha pedido “que se estudie e investigue sobre lo que está pasando en los pueblos”.
FADEMUR también ha demandado “redoblar los esfuerzos en el ámbito rural”, refiriéndose específicamente a los recursos de prevención, de asistencia y de protección de las víctimas, así como a la mejora de la coordinación de los recursos.
Agroinformación.
 
-El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes un Real Decreto-Ley para garantizar la rentabilidad de las energías renovables hasta 2032. Durante el fin de semana y la mañana del lunes, empezó a extenderse la idea de que esa medida ocultaba una subida del 7,4% en el recibo de la luz y la polémica no se hizo esperar.
En apenas unas horas comenzó a viralizarse en las redes sociales el hashtag #DecretazoSubidaLuz.
Cientos de usuarios empezaron a quejarse de que la normativa aprobada por el Gobierno en funciones, que aún debe ser convalidada por el Congreso de los Diputados, conllevará una fuerte subida del recibo de la luz para los consumidores.
Pues bien. Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes del Gobierno, las alarmas saltaron este lunes en el Ministerio de Transición Ecológica.
Se tuvo conciencia de que la conclusión que había llegado a la población era que un “decretazo del Gobierno en funciones iba a obligar al consumidor a retribuir con un 7,4% anual a las empresas de renovables hasta 2031”.
Un escenario de crisis que obligaba a una reacción inmediata para frenar cuanto antes una idea que comenzaba a calar con fuerza en la opinión pública y que ponía en riesgo las negociaciones con Podemos, que siempre ha venido reclamando medidas al Ejecutivo socialista para rebajar el precio de la luz.
El IDAE ha salido en defensa del Gobierno
ECD ha podido confirmar que desde el entorno de Teresa Ribera se pidió un esfuerzo a distintos agentes del sector de las renovables para trasladar a la población el mensaje de que “el Gobierno no va a subir la luz”.
El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) es una entidad pública empresarial adscrita al Ministerio para la Transición Ecológica a través de la Secretaría de Estado de Energía.
Contribuir a la consecución de los objetivos que tiene adquiridos España en materia de mejora de la eficiencia energética, energías renovables y otras tecnologías bajas en carbono constituye el marco estratégico de su actividad.
Así, el IDAE lleva a cabo acciones de difusión y formación, asesoramiento técnico, desarrollo de programas específicos y financiación de proyectos de innovación tecnológica y carácter replicable. El IDEA lidera una intensa actividad internacional en el marco de distintos programas europeos y cooperación con terceros países.
El problema de las “respuestas simples a preguntas complejas” se vuelve titánico cuando hablamos del sistema eléctrico. Lo demuestra el HT #DecretazoSubidaLuz que aprovecha el desconocimiento y la complejidad (y el cabreo) para la dar el #FakeNews de “el Gobierno sube la luz”, destacó el organismo este lunes.
La reacción de las patronales fotovoltaicas
ECD ha podido comprobar que las patronales fotovoltaicas UNEF y Anpier han salido también de inmediato a desmentir que el real decreto sobre los parámetros retributivos implique una subida de la luz.
Se ha puesto en marcha una campaña de #FakeNews que ha llegado a ser TT: #DecretazoSubidaLuz: ¡que no os engañen! El RDL aprobado el 22 de noviembre NO implica una subida de la luz, lo que hace es mantener la rentabilidad para las plantas #fotovoltaicas.
Evitar las objeciones de Podemos al decreto
Sin embargo, fuentes del Gobierno reconocen a ECD que la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha condicionado esta parte del recibo de la luz hasta 2031 sin esperar a la formación de un nuevo Gobierno en que una eventual entrada de Podemos pudiera poner objeciones.
Según el acuerdo del Consejo de Ministros, se trata de “una rentabilidad razonable”. Esta garantía de rentabilidad supone alargar doce años más la fijada por el Gobierno del PP que el sector de energía renovable consideró demasiado baja en comparación con la garantizada por el anterior Ejecutivo de Zapatero. El Gobierno del PP concedió esta rentabilidad en un contexto de tipos de interés mucho más elevado que el actual.
ECD.
 
- “La Conferencia sobre el Cambio Climático (COP 25) no estaría completa sin la aportación de la agricultura y la ganadería”, han asegurado desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos. La organización defenderá en esta cita la aportación “indiscutible” de la agricultura y la ganadería familiar a la lucha contra el cambio climático y cómo se está combatiendo el fenómeno desde las explotaciones.
En la COP 25, que se celebrará en Madrid entre el 2 y el 13 de diciembre, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos dará a conocer el papel “fundamental” que juega la actividad agraria en la lucha contra el cambio climático.
La organización ha adelantado que “los suelos cuidados por agricultores y ganaderos absorben ingentes cantidades de dióxido de carbono generadas por el resto de sectores”. Sin embargo, la agricultura y la ganadería “solo producen el 11,6% de las emisiones de gases de efecto invernadero en su tarea de alimentar el mundo y producir materias primas”.
La agricultura, un arma frente al cambio climático
El sector agrario constituye la primera víctima del cambio climático y, al mismo tiempo, la principal arma contra este fenómeno. Así lo ha recordado la propia FAO, los suelos agrícolas están entre los mayores depósitos de carbono del planeta y tienen potencial para expandir el secuestro de carbono y de esta manera mitigar la creciente concentración atmosférica de CO2.
Por eso, UPA lleva tiempo trabajando sobre este tema. Entre los proyectos que ha desarrollado durante los últimos años destaca Infoadapta-Agri, con el que la organización estudia y divulga las medidas más eficaces de lucha y adaptación de las explotaciones agrarias contra la crisis climática.
Se trata de una iniciativa que cuenta con la colaboración de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica y en la que UPA suma sus fuerzas a las de Bayer Crop Science. De esta manera, el sector se implica desde los diferentes puntos de vista que en él existen. “La única manera de afrontar con éxito un problema global es hacerlo unidos”, han concluido desde la organización.
De hecho, UPA continuará esa labor durante los dos próximos años divulgando por todo el territorio el conocimiento e información obtenidos gracias a este proyecto, haciendo partícipes, además, a adolescentes de distintas comunidades autónomas hacia los que dirige acciones específicas, “porque sin ellos estaríamos sentenciados en el futuro de esta batalla”.
UPA.
 
- Unión de Uniones afirma que los agricultores y ganaderos españoles están comprometidos por los acuerdos internacionales, asumidos por España y la mayoría de los países del mundo, de reducir sus emisiones de gases efecto invernadero (GEI) para combatir las consecuencias que traerá consigo el cambio climático y pide que se establezcan objetivos alcanzables para poder conseguirlo.
Tras analizar el borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) y revisar el inventario nacional de GEI, la organización ha constatado que la agricultura española ha incrementado un 9% sus emisiones respecto a 1990, por lo que no se puede obviar la dificultad a la que se enfrenta el sector.
Unión de Uniones considera que las proyecciones contempladas en el PNIEC sobre la posible reducción de emisiones en 2030 para la agricultura y la ganadería, estimadas en un 12% respecto a 1990, son excesivamente optimistas dado el nivel actual de emisiones del sector y las tendencias generales de consumo alimentario global. En este sentido, la FAO estima que va a aumentar un 50% para 2050 y la agricultura española tendrá un papel fundamental como productor y exportador mundial de productos agroalimentarios.
El aumento de las emisiones de la agricultura española está principalmente ligado a un aumento de su potencial productivo – las exportaciones han aumentado un 260% desde 1995 -, y no a unas malas prácticas agrarias. “Debería tenerse en cuenta que parte de los alimentos producidos aquí y que se comen en otros países dejan su huella de emisiones en España, pero si no se produjeran aquí lo harían en otro lugar con las mismas o mayores emisiones”, aclaran desde la organización.
Asimismo, el sector agrario español representa el 11,6% de las emisiones estatales, mientras que sectores como el transporte (26,1%), la producción de energía y calor (20,2%) y las industrias manufactureras y la construcción (12,8%) – todos ellos relacionados con el sector energético - representan un mayor peso dentro del volumen total emitido y disponen de un mayor potencial de reducción, como reconoce la propia Estrategia a largo plazo de la Unión Europea para 2050.
La organización lamenta que el PNIEC contemple reducciones limitadas para otros sectores - como el transporte (-2,5%) o los residuos (-1,8%), e incluso un aumento para las emisiones del sector residencial (+10,6%) – que, según su criterio, tienen mayor potencial de reducción.
El 40 % de la PAC va a ir destinado a combatir el cambio climático
Unión de Uniones insta a confiar en el sector agrario y en su capacidad para reducir su nivel de emisiones, pero siempre desde una perspectiva realista y teniendo en cuenta su papel clave como productor de alimentos de calidad y vertebrador del medio rural español.
Un reciente estudio de la Comisión Europea determinó que la PAC contribuye a mitigar un total de 26,2 millones de toneladas de CO2eq anuales (el 3% de las emisiones), lo que indica su contribución en la mitigación de emisiones.
Igualmente, según ha dado a conocer la Comisión Europea, el 40% de los fondos de la próxima PAC irán destinados a medidas de conservación del medio ambiente y el clima, lo que indica el compromiso de esta política comunitaria para combatir los efectos del cambio climático.
La agricultura y ganadería, un sector estratégico en la economía española
La organización quiere insistir también en que la agricultura en España, con 24 millones de hectáreas de superficie agraria y 15 millones de unidades de ganado mayor (UGM), tiene un papel clave en la producción de alimentos sanos, accesibles y de calidad para los consumidores españoles e internacionales y cumple una labor fundamental en la generación de empleo y desarrollo en las zonas rurales en la “España vaciada”. Asimismo, se trata de un sector estratégico para la economía española, dado que es el cuarto país en producción agraria a nivel europeo y octavo del mundo en nivel de exportaciones agroalimentarias.
Así, en relación a la descarbonización del sector agrario, la estrategia principal debe consistir, según la organización, en aprovechar la capacidad de la agricultura como sumidero de carbono y aumentar la eficiencia técnica de las producciones agrícolas y ganaderas en términos de emisiones. Para ello, es preciso implementar prácticas medioambientales que favorezcan el incremento del nivel de materia orgánica en el suelo y el uso eficiente de los recursos (p. ej., cubiertas vegetales, mejora de la fertilización), siempre apoyadas con suficientes recursos a través de la PAC para así minimizar los riesgos relacionados con su implementación y la pérdida de rentabilidad de las explotaciones.
Unión de Uniones.

-El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, ha clausurado hoy en Sevilla la jornada “La agricultura andaluza en el nuevo contexto internacional. El acuerdo Unión Europea-Mercosur” y ha reflexionado sobre el estado del sector español y cómo hay que plantear su presencia en los mercados internacionales, cada vez más exigentes.
Ha apelado a la “inteligencia exterior”, es decir, conocer más y mejor lo que están haciendo los competidores, para mejorar la competitividad del sector agroalimentario español. Y que será uno de los grandes retos de futuro del sector junto a la innovación y la necesidad de concentración de la oferta.
En este sentido, ha apuntado que, aunque España es un país con una gran vocación exportadora, es necesario concentrar la oferta y mejorar posiciones en los mercados. El valor de la producción agroalimentaria supera los 100.000 millones de euro, más de la mitad por la exportación.
“Somos grandes”, ha recordado el ministro, quien ha añadido que España es el octavo mayor exportador agroalimentario del mundo y el cuarto de la Unión Europea, pero “debemos organizarnos más y mejor” para concentrar la oferta y estar presente en los mercados exteriores.
En este sentido, ha comentado que, pese a la fortaleza cooperativa en España “ninguna de sus cooperativas está entre las 50 primeras de Europa”.
Otro de los retos es la I+D+i, “una de las claves del futuro”, para ir hacia producciones más respetuosas con el entorno, según el ministro. La sostenibilidad, que demanda la sociedad, y la calidad de las producciones son un “elemento diferencial” que hará más competitivos los productos agroalimentarios españoles frente a los de los países emergentes de cara al futuro.
España es favorable a los acuerdos comerciales, como el CETA (UE-Canadá) o el de la UE con Japón, de los que “hemos sido beneficiarios netos”, ha señalado Planas. En el caso de Canadá en solo dos años las exportaciones españolas han aumentado un 33 %, las del aceite de oliva se han multiplicado por cuatro y las hortofrutícolas, por dos.
En referencia a Mercosur, tiene “riesgos y posibilidades”, pero se trata de un mercado estratégico, en el que hay que convertir los desafíos en oportunidades. Según el ministro, la balanza comercial agroalimentaria de España con el conjunto de los países del bloque es deficitaria, de 2.800 millones de euros. Por lo que, ha hecho hincapié Planas, todo lo que vendrá en un futuro supondrá un reequilibrio. Se trata de un mercado de 350 millones de habitantes, de los que 55 millones son hispanohablantes.
MAPAMA.
 
-Un buen día, a mi admirado Forrest Gump se le ocurrió echar a correr. Y como les suele suceder a los tontos, obsesivos por naturaleza, le cogió tanto gusto que siguió, y siguió, y siguió, y siguió... Por el camino se le fueron sumando adeptos. El primero de ellos confesó secundarle porque, al verle correr de costa a costa, díjose para sí:
*Aquí hay alguien que tiene las cosas claras, alguien que tiene la respuesta, así que le seguiré hasta donde sea.
Tras aquel primer discípulo, se le fueron sumando muchos otros. Pero un día, en medio del desierto de Utah, tres años, dos meses, catorce días y dieciséis horas después de haber comenzado su carrera, Forrest se detuvo.
*¡Silencio, silencio! Va a decir algo –ordenó uno de los seguidores.
*Estoy cansado. Me voy a casa –anunció con débil voz el maestro.
Y tras el primer estupor preguntáronse angustiados:
*Y ahora, ¿qué hacemos nosotros?
Al pobre Brian le ocurrió algo parecido cuando empezaron a perseguirle las turbas exigiéndole que les explicara el secreto de la vida eterna, con lo que comenzó el culto a la Santa Alpargata en apretada competencia con el de la Sagrada Calabaza de Jerusalén, lo que desembocaría en su crucifixión ante la cómplice presencia del Frente Popular de Judea, batallón suicida.
Moraleja: el ser humano siempre será el mismo borrego necesitado de rebaño, el mismo débil ansioso de certezas, el mismo fanático presto a la agresión. La esencia es siempre la misma; sólo cambian los detalles.
En estos días, medio mundo está pendiente de en qué punto del Atlántico se encuentra el velero en el que unos padres incalificables han embarcado a la niña mesías que se ha encarnado entre nosotros para traernos la buena nueva. Ni es científica, ni posee ningún conocimiento extraordinario, ni ha sido elegida por nadie, y ni siquiera tiene la edad suficiente para saber de lo que habla, pero toda la progresía mundial escucha embobada las letanías que salen de sus infantiles labios. "¡Dejad que la niña se acerque a nosotros!", claman los discípulos invirtiendo la frase bíblica.
Al borde de la extinción las viejas creencias, la nueva Iglesia de la Calentología ha irrumpido muy oportunamente para colmar los corazones afligidos.
Muchos millones se sienten reconfortados con la recién estrenada fe y felices de formar parte de la grey de los elegidos. ¡Y pobre del hereje que no comulgue con las nuevas ruedas de molino, porque será señalado, ridiculizado, desterrado, abominado, condenado y arrojado a los fuegos eternos del fascismo! Pero que se anden con ojo los clérigos calentólogos en su afán de dominar la escena neorreligiosa, pues si el fanatismo de los seguidores es la mejor garantía de solidez de una fe, se les avecina una dura competición con la pujante Iglesia Feminista, provocadora de un histerismo de agresividad difícilmente superable.
Pero, regresando a las cosas del calentón, sigue sin estar claro esto del cambio climático por mano humana.
Empezando por la notable hipocresía que invalida su denuncia. Porque es evidente que tanto los izquierdistas como los derechistas se distinguen por su desarrollismo y limitan la preocupación ecologista a poco más que retórica electoralista. Sin duda, lanzan hermosas declaraciones sobre la necesidad de cuidar el medio ambiente, pero las iniciativas verdaderamente eficaces suelen quedar en casi nada, mientras que ningún partido, ni de un lado ni del otro, puede imaginar replantearse el intocable dogma del crecimiento perpetuo.
Por otro lado, esa izquierda que con tan altas voces proclama su superioridad moral también en asuntos ecológicos nunca conseguirá ocultar que las políticas ambientales más catastróficas se llevaron a cabo en los países socialistas, con la URSS de Chernóbil a la cabeza.
Pero la falacia izquierdista sigue funcionando, y ahí está el fenómeno Gore-Thunberg, mascarones de proa del ecoprogresismo actual, para probarlo.
Pero vengamos brevemente al dogma calentológico omnipresente en nuestros días. Porque no hace falta ser científico para advertir que en el último medio siglo el planeta se ha calentado. Pero ese periodo de tiempo es irrelevante, pues el clima nunca deja de cambiar. La Edad Media, por ejemplo, fue un periodo más cálido que el actual, bautizado por los científicos como Óptimo Climático Medieval. También es notorio que, desde finales del siglo XVIII, momento en el que concluyó lo que los científicos han llamado Pequeña Edad de Hielo, comenzada en torno al siglo XV, el planeta se ha ido calentando paulatinamente.
Hay viejas fotografías que demuestran que el glaciar del Ródano terminaba a mediados del siglo XIX varios cientos de metros más abajo de su posición actual. Lo mismo ha sucedido con los glaciares pirenaicos y los del Himalaya. Lo interesante del dato es que ese retroceso ya era visible hace doscientos años, cuando aún no había comenzado la revolución industrial.
Por eso es necesario ser prudentes al proclamar verdades científicas incontestables, pues pocos años bastan para que pasen a ser archivadas como errores superados. Recuérdese, sin ir más lejos, el consenso científico mundial que en los años setenta alertaba sobre la inminencia de una nueva glaciación. Y por eso no parece sensato negar una tendencia al calentamiento por motivos cósmicos, ajenos a la influencia del hombre.
Pero está claro que acusando al sol no se consigue ni agitar a las masas ignorantes, ni acumular honores planetarios, ni recibir subvenciones millonarias ni dirigir sectas políticas.
www.jesuslainz.es.
 
-A tan solo cuatro días de la Cumbre del Clima que se celebrará en Madrid y en la que se espera que los 197 países participantes pasen de la palabrería a la acción, la eurocámara ha proclamado la "emergencia climática y medioambiental" en la Unión Europea. Con esta declaración de intenciones, los estados miembros pretenden subrayar los compromisos fijados en el Acuerdo de París e instar así a que el resto de países hagan lo mismo en pro de mantener a raya el calentamiento global.
429 votos a favor. Este es el número de votos por los que el Parlamento Europeo ha aprobado por mayoría (190 votos en contra y 34 abstenciones) una nueva resolución que declara la "emergencia climática y medioambiental". Esta declaración tiene como objetivo recordar a los estados miembro que todas las decisiones que se tomen de ahora en adelante deben estar alineadas con el compromiso de reducir las emisiones un 58% para 2030, alcanzar la neutralidad climática en 2050 y mantener el calentamiento global por debajo de 1,5ºC.
Cumbre de Madrid.
Este movimiento estratégico por parte de la Unión Europea llega tan solo cuatro días antes del inicio de la última edición de la Conferencia de las Partes donde se reunirán más de 25.000 representantes de 197 países, antes de que entren en vigor las pautas prometidas en el Acuerdo de París de 2015. La cita que tendrá lugar en Madrid el próximo dos de diciembre llega bajo el lema 'Tiempo de actuar", un eslogan que busca que se abran nuevas fases de negociación donde predominen los hechos y no tanto las palabras.
Queda algo más de un mes para que entre en vigor el Acuerdo de París en sustitución del Protocolo de Kioto y cuya máxima se centra en impedir que la temperatura global del planeta supere los 2ºC de cara al año 2100. ¿Cómo? Respetando los denominados planes de contribución voluntarios a través de los cuales cada país fija unos objetivos realistas y consecuentes para reducir sus emisiones efecto invernadero. Para hacernos una idea, hasta la fecha solo 16 países de los casi 200 que firmaron están cumpliendo los niveles de emisiones pactados.
Reducir, no contener.
Según este artículo, la tendencia actual va encaminada a contener el uso de los combustibles fósiles en lugar de reducirlo, algo que también advierte la Organización Mundial de Energía: de no cambiar radicalmente los modelos de consumo y transporte no se alcanzarán los objetivos fijados en los Acuerdos de 2015. Entre otras cosas porque la demanda energética de los países en vías de desarrollo hará que se continúen utilizando combustibles como el carbón, más accesibles aún que las renovables.
Por eso, para que las intenciones del Acuerdo de París sean efectivas, conviene traducir cada uno de los objetivos acordados en leyes medioambientales.
El abandono de Donald Trump. Estados Unidos aporta un 13% de las emisiones efecto invernadero que contribuyen a empeorar la crisis climática. Sin embargo, el negacionismo del que siempre ha hecho gala Donald Trump respecto a este tema ha motivado que siga adelante con la decisión que tomó en 2017 sobre abandonar el Acuerdo de París. A pesar de que las decisiones energéticas de Estados Unidos tienen un peso importante a la hora de enfrentar el cambio climático, potencias como China que contribuyen con un 26% a los gases efecto invernadero e India con un 7%, sí han ratificado el compromiso presentado en París de cara a 2020.
Irene Sierra.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Día a día del sector

Variadas y curiosas versiones de un mismo acuerdo

Los dineros siempre crean problemas

No repetir los errores

La batalla de los precios no se gana de esta manera

La energía y sus costes, en medio de los problemas

Las soluciones llegan a paso de tortuga

Se quieren cargar la agricultura como sector económico

¡Vamos a los toros!

El aceite, nuestro gran problema

Llegan las rebajas del tio de la PAC

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.