Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Gastronomía > Restaurantes

Una aventura muy madrileña en plena Gran Vía

Los espacios son distintos, diferentes y ofrecen comidas diferenciadas

En esto de la restauración nadie sabe muy bien como o a que apostar. La pandemia y sus efectos en este complejo mundo de la gastronomía no se conocen y mucho menos nadie es capaz de prever cual es el futuro de un negocio que genera cientos de miles de empleos y factura miles de millones, dando lugar incluso a la llegada de muchos turistas.

Actualizado 8 agosto 2020  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Ocio
  
En esta situación, lanzarse a una aventura como la de Gran Via 55 resulta cuando menos sorprendente. Evidentemente, los responsables del grupo “con fuego” algo deben de intuir cuando apuestan por Madrid y nada menos que por la Gran Via  y todo ello en un local de 1300 M2 en al que disfrutar de las distintas ofertas gastronómicos que el grupo ha creado: italiana, mexicana, o simplemente carnívora.
Compaginar y hacer coincidir en un ,mismo local toda setas propuestas no es nada fácil. Pero, si además resulta que todo ello, gastronómicamente hablando depende una sola “chef-ejecutiva” la sorpresa  es aún mayor. Y sin embargo, la realidad es esa y, además,  tiene nombre y apellido, Andrea Eloísa García Escudero.  De ella depende el diseño de las cartas, la elaboración de los platos, el escandallo de estos, la selección de los proveedores, y todo lo que haga referencia al  contenido gastronómico  del grupo que cuenta, nada mas y nada menos que con quince restaurantes.
Llegar hasta aquí no ha despido fácil, ha habido que estudiar en su país de origen la carrera correspondiente, viajar por el mundo aprendiendo de los demás, sacrificándose, aunque ahora lo oculte, hasta, probablemente límites insospechados para adquirir los conocimientos y las técnicas necesarias y luego llegar a Madrid, y empezar casi de nuevo  hasta ser reconocida y poder empezar a desarrollar todas las capacidades que se poseen.


Y en medio de todo ello una pandemia  global que puede complicar aún mas las cosas, si es que ello es posible. Los deseos de casi todos es que la normalidad vuelva, pero una cosa son los deseos y potra la realidad. A pesar de ello el  grupo Con Fuego  no quiere ni oír hablar de de la pandemia y ha 
inaugurado ‘Gran Vía 55’  la primera gran apertura de la capital tras el confinamiento. El grupo de reciente creación, que aúna bajo el mismo techo a los 14 restaurantes de las marcas Ôven Mozzarella, Santita Carbón Mexicano y Steakburger, alcanza ahora los 15 establecimientos con ‘Gran Vía 55’.
El número 55 de Gran Vía, albergo durante años una de las mas grandes tiendas de muñecas de la capital, y hacía pared con pared con el Teatro Lope de Vega. Ahora estos 1.300 metros cuadrados, distribuidos en cuatro plantas, comprenden este nuevo espacio que, a su vez, alberga cuatro conceptos gastronómicos diferentes bajo una estética que evoca a los orígenes de la calle que, este año cumple 110 años. 

Desde la entrada, el visitante puede contemplar estos guiños al Madrid de finales del siglo XIX gracias a la monumental puerta de acceso elaborada en hierro forjado que recuerda a la arquitectura de hierro propia de la época del Romanticismo. Es precisamente en el vestíbulo, un espacio que mantiene ese estilo arquitectónico al que se suma una vegetación exuberante que otorga al espacio un aire distintivo y sofisticado, donde la experiencia gastronómica comienza con ‘La Salumeria de Ôven Mozzarella’. Se trata de un espacio donde degustar embutidos y quesos al más puro estilo charcutería de mercado tradicional italiano mientras el cliente espera a ser atendido.
A continuación, tras descender las escaleras principales, el espacio se divide en dos ambientes claramente diferenciados bajo el mismo techo: a mano derecha se sitúa Steakburger y, a mano izquierda, bajando otra pequeña hilera de escaleras, se encuentra Ôven Mozzarella. Recordando a los antiguos cines de la Gran Vía, el espacio de Steakburger mantiene la esencia de este consolidado restaurante que se erige como el templo para los amantes de la carne y de las hamburguesas. La calidad del
producto, la artesanía y mimo en los procesos de elaboración, además de un servicio feliz y un precio medio asequible son los pilares de Steakburger.

Por su parte, Ôven Mozzarella, situado en la planta más baja de este nuevo espacio gastronómico, con una decoración que pretende llevar al comensal en un viaje hacia los antiguos teatros de Gran Vía, mantiene la filosofía que desprenden sus otros restaurantes. Se trata de una apuesta por una mimada cocina italiana elaborada con ingredientes 100% frescos y naturales. Un lugar que hace las delicias de los amantes de la pasta, las pizzas, las burratas, ensaladas y los risottos que consiguen trasportar al comensal a la misma Italia.
Finalizando el recorrido por la planta baja, se encuentra ‘El Clandestino’, un espacio íntimo que cuenta con una barra para poder disfrutar de cócteles y copas de última hora. Este lugar se reserva también para eventos privados bajo esculturas de neón y contrastes decorativos en un espacio en el que prima la intimidad del cliente.
Mientras que estos espacios estan ya abiertos al público, ‘Gran Vía 55’ se guarda un as en la manga de cara al final del verano. ‘The Roastery’, situado en la planta más alta de este espacio, se conceptúa como el espacio healthy de ‘Gran Vía 55’, destinado a desayunos, brunchs y meriendas con cafés especiales de todo el mundo y alta pastelería.

Y ya concretando, mientras que la parrilla de carbón de encina es la clave para la cocina de las carnes de Steakburger, el horno de leña es el que otorga un sabor singular y una perfecta cocina de las pizzas de Ôven Mozzarella.
La carta de Steakburger destaca por sus hamburguesas de pollo de corral, sus Steak Burgers y sus Premium Burgers. La carne con la que se elaboran todos sus platos, procedente. de vacas criadas en libertad, se califica como la “carne de la felicidad”. Estos animales se alimentan únicamente de maíz, cebada, centeno, avena, trigo y soja. Además, viven en un entorno inmejorable donde se cuida al detalle la climatología, el espacio y la salud de cada uno de los animales. La suma de todos estos condicionantes asegura una calidad excepcional de los productos de Steakburger, además de mantener un firme compromiso con la naturaleza.ç

Por su parte, Ôven Mozzarella mantiene la esencia que plasma en el resto de los restaurantes de la marca, donde la selección de las mejores materias primas de Italia y de España es el pilar fundamental. Siguiendo esta línea, la elaboración de todos los platos se realiza de manera artesanal para conseguir el mejor sabor, aroma y textura. Su punto fuerte radica en la elaboración de las masas de las pizzas, todas ellas confeccionadas a partir de masa madre con harina ecológica, pudiendo elegir el comensal entre masa de espelta o masa tradicional. Ôven Mozzarella ofrece también pastas, burratas, risottos, ensaladas y postres.

Y todo ello, sin que se mezclen ni olores ni sabores, con las cocinas a la vista de los comensales y manteniendo una calidad de la que es responsable la chef ejecutiva del grupo que además, puesto que sobre ella ha caído esa responsabilidad que, aunque parezca mentira, sobre lleva con una tranquilidad y seguridad pasmosa, a pesar de su juventud para estas lides.  Y como el tiempo apremiaba, y no nos daba tiempo a comer con calma decidimos probar un plato que nos sirviese como muestra de las bondades de esta cocina  diseñada por la chef García Escudero.  
Y claro no nos quedo mas remedio que degustar unos raviolis de  langosta. Aunque el nombre y la materia prima que anuncia podrían hacer pensar en un plato sofisticado y complicado, la realidad es que la chef mexicana ha sabido interpretar a la perfección el ser de la cocina italiana: el lujo de la sencillez. Y eso es el plato un pequeño, gran lujo en el que la masa  del ravioli ha sido bañada con la tinta del calamar para darle ese sabor a mar  propio de un plato marino, y al que la langosta aporta su especial textura y el tomate le presta el toque típicamente italiano.

Lástima que no nos quedase mas tiempo, pero en cuanto llegue el otoño habrá que examinar esta cocina con mas calma. Seguro que merece la pena.

Gran Via, 55
 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Restaurantes

Esto parece iniciar un ligero despegue, el Mercado resucita

Lienzo encara el verano con nuevos platos y nueva exposición

Un terrazón en la Castellana frente a Isabel la Catolica

Una cocina imperial para un Madrid artistico

Subway reduce en más de 16.000 kilos al año el azúcar de sus bebidas 

Un verano, al aire libre y con Alma

Y ahora, veganas

Nueva etapa en Sagrario Tradición

El huerto de Casa Elena, un buen KM0

La Pepita Burger Bar en el top 20 de los restaurantes más recomendados

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2021 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.