Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Gastronomía > Restaurantes

Una curiosa experiencia

Pensar que en Cádiz triunfe la hamburguesa y los nachos no deja de sorprender a los foráneos que siempre pensamos en pescaditos y similares cuando hablamos de la comida gaditana, pero el hecho es que las modas y las comidas de otros países también llegan a todas partes y no son ya exclusivas de Madrid o Barcelona.

Actualizado 28 agosto 2020  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Ocio
  
Así hoy se pierde uno encontrar comida oriental en cualquier parte de la costa ya sea levantina o andaluza  y con locales que apuesta por la comida fusión en la que cada uno de sus creadores juegan con cosas de aquí o de allá hasta llegar a un. Mix mas o menos vendible para un público deseoso de nuevos sabores y diferentes texturas, sobre todo si estamos hablando de un público joven y amigo de la informalidad a la hora de comer. Y eso es lo que ha realizado  el grupo hotelero Vélez en Cádiz y parece haberle dado resultado porque su local de la calle Fernández Ballestero bautizado como CBC ha sabido atraer a un público mas bien joven, aunque a veces te encuentras a laguna que otra familia que ha decidido  conocer un nuevo concepto mexicano o quizá italiano, porque de todo hay en este ecléctico local en el que la decoración y el ambiente es casi tan importante como la cocina. Y es que todo es fusión. Y así la cocina esta abierta y la carta se ve con el movil tras acercar su cámara fotográfica a una esquina de la mesa

Y esa idea de todo es de todo en la carta te encuentras  ensaladas de distinto corte incluida la difícil “cesar” y entrantes como patatas fritas, nachos, alitas de pollo y los bautizados como ‘pizzajos’, que no es otra cosa que una masa de pizza con salsa casera de ajo sobre la que se coloca jamón o carnes o conjunto de ambos y algo mas como el beicon. Las pizzas como era de suponer conforman una buena  parte de la oferta gastronómica, con dieciséis variedades, todas elaboradas con una fina masa y salsa hechas en el taller del grupo . Tienen un toque diferente por incluir ingredientes como el curry rojo, tomate seco o la mantequilla o salsa kimchy. También ofrecen la posibilidad de configurar una pizza ‘low cost’, con dos ingredientes. 
La otra parte importante de la carta la conforman las hamburguesas:  de pollo crujiente, chocos, vegeta y ternera, de esta última ofrecen una mayor variedad, hasta ocho diferentes (clásica, serrana, barbacoa…). Van acompañadas de unas patatas fritas con piel y especias con un toque picante y claro esta se pueden variar al gusto del cliente.

En el apartado de woks de verduras dan libertad al comensal, que puede decidir qué llevará su plato: noddles o arroz; pollo confitado, cerdo o tiras de pollo crujiente; y una de las tres combinaciones de salsas de sake, soja y ajo; miel y soja o curry. La carta se completa con sandwich de pollo ‘premium’ y costillas de cerdo. El toque dulce lo dan seis postres.
Tal y comió hemos comentado al principio en el destaca por su decoración, con detalles como los tentáculos de pulpo que sobresalen del techo o las lámparas de botellas de Fanta. Algunos toques asiáticos, también reflejados en el original uniforme de los camareros, terminan de dar un  toque imposible de definir, pero que hace de todo el un espacio distinto.

Pasando a la comida, pudimos probar varias cosas siempre aconsejados por unos amigos gaditanos que ya conocían el local y que nos ayudaron a descifrar algunos de los misterios que un novato hubiese tardado algo en descubrir en una tarde de sábado y con un local bastante lleno. De los entrantes probamos, la ensalada cesar, y los nachos, vegetales y con carne al estilo mexicano. En nuestra opinión, solo estos últimos se salvaban. La ensalada cesar, efectivamente tenia lechuga y muchas cosas mas, es decir el concepto era el de la original ensalada, pero la realización era, muy personal y muy poco relacionada con la de su creador. Los nachos vegetales, resultaban algo soso para el concepto  de entrante divertido y potente puesto que el guacamole que lo embadurnaba estaba soso y todo el conjunto se veía perjudicado. Sin embargo,  los de carne eran divertidos, sabrosos, en genitiva lo que uno espera de un entrante con fuerza y que abra  con acierto un almuerzo.
Por lo que respecta a los pizzajos, probamos el de jamón. La masa resulta demasiado avasalladora ocultando todo lo demás, incluidos el jamón o la salsa y todo lo que le pongan, porque no se trata de una mas fina sino todo lo contrario. El casi es que no esta mala, pero el conjunto resulta como una señora muy gorda con un biquini muy pequeño. Y o se reduce la masa o resulta exuberante como conjunto. 

Las pizzas, por su parte, responden más a lo que se entiende, habitualmente por este plato de origen italiano. Las combinaciones son inmensas y en CBC han optado por la mas complicada, la de fusión mexicano tejano.  Es decir, uno no sabe muy bien si está en Roma o México DF. Menos mal que si uno no se deja llevar y pide una pizza con esto y aquello y ya está, acierta y el plato que llega a la mesa es una pizza de las de toda la vida. Y es que hay platos a los que la fusión de, “todo vale porque no deja de ser un pan con algo encima”, no les va . Y eso  pasa  con este local tan pensado y evolucionado que,  nada de lo que comes responde al concepto que uno tiene de ese plato.
De toda su oferta quizá lo más acertadlo sean las hamburguesas y los sándwiches. Con un solo pero su abundancia es tal que con un plato con sus acompañamiento de patatas sobra y basta, casi casi, para comer dos personas y quedar satisfechas. Porque esa si es una de las características del local: la abundancia y generosidad de los platos. 

De los dulces, no podemos dar cuenta porque no llegamos a ellos, pero lo que nos sorprendió es su escasa carta de vinos. Pedimos un vino blanco y la elección fue facilísima, solo había una opción.
En definitiva, la opción puesta en marcha por el grupo Vélez con este ‘Come, bebe y Calla’, completa una variada oferta de establecimientos que comenzó con El balandro, famoso por su concurrida barra, y continuó en la capital gaditana con La Tienda de Vélez, Destino y Casino, que ha pasado de ser sólo un bar de tapas, a ser restaurante en el interior del Casino Gaditano.

CBC
Fernandez Ballestero, 2
856 66 70 59
Cádiz
 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Restaurantes

 Ramsés estrena espacio "dedicado a la brasa"

Tepic celebra el dia de los muertos

El burrito de pollo más famoso del mundo, aterriza en Madrid

Popa, la nueva "casa " de Moya

China Crown, o la vuelta a la cocina imperial china

"A tavola" con Montalbano en pleno Chamberí

Áxel Smyth vuelve a su Santiago natal para dirigir Auga e Sal

Gonzo Bitter Bar, una apuesta por la cucina transalpina

Vuelve el Cocido completo con producto km.0 

Una hamburguesas que busca volver a los orígenes

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.