Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre
(maestra, jefa y ejemplo de nuestra Ribera)

Una peligrosísima hooligan, Ursula von der Leyen.

Recordemos. A mediados del pasado diciembre, la nueva presidenta de la Comisión Europea (CE), la alemana Ursula von der Leyen, presentó el borrador del Pacto Verde Europeo, hoja de ruta para acelerar la transición ecológica de la Unión Europea y para todos los "ecologetas" europeos una "nueva estrategia económica".

Actualizado 16 abril 2020  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
El denominado Pacto Verde, trata de conseguir que la UE sea una economía neutra en emisiones de CO2 en 2050, contemplando un Mecanismo de Transición Justa movilizando 100.000 millones de euros para ayudar a los países que tengan, o digan tener añadimos nosotros, más dificultades para la transición. Digamos que estos países serían todos los centroeuropeos, fuertemente industrializados consumidores del carbón como fuente energética encabezados por su país de origen, Alemania. “La UE, según ella, quiere "hacer las cosas de modo diferente" y ser líder en energías limpias, tecnologías verdes o finanzas sostenibles "pero también tenemos que asegurar que nadie, ningún país centroeuropeo insistimos, se queda atrás".
Este esfuerzo medioambiental que ya intentó aprobar su antecesor, Jean-Claude Juncker, pero que se encontró con el bloqueo de Estonia, Polonia, Hungría y República Checa, tendrá vía libre con el engrase de las ayudas prometidas. Así Estonia ya se ha sumado al compromiso verde del resto de los Estados miembros y se espera que los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintiocho convenzan también a Varsovia, Budapest y Praga por el mismo procedimiento, 100.000 millones de euros.
Aunque Bruselas cuenta con que el nuevo modelo económico sostenible genere también nuevos empleos y negocios y prosperidad, el esfuerzo financiero que requiere esa conversión es titánico y solo para alcanzar el actual objetivo de reducción del 40 % de las emisiones de CO2 en 2030 se necesitan 260.000 millones de euros adicionales al año, es decir, el 1,5 % del PIB de la UE en 2018, según los cálculos de la propia Comisión.

Para no mermar la competitividad de la economía europea, la CE habilitará un Plan Europeo de Inversiones Sostenibles y un Mecanismo de Transición Justa, concebido este último para ayudar a las regiones carboneras.
El Mecanismo de Transición tiene por objetivo movilizar en total 100.000 millones de euros para lo que contaría, por un lado, con un Fondo de Transición que se nutriría de los fondos de cohesión y regionales del presupuesto comunitario.
Posteriormente en febrero pasado la presidenta, Ursula Von der Leyen, anunció en Madrid en la ya, absolutamente fallida, cumbre climática COP25, que para el próximo mes de marzo,  ya pasado, presentaría una ley europea para hacer irreversible la neutralidad climática en la UE. "En marzo propondremos la primera ley climática europea para hacer la transición climática irreversible, lo que supone dotar de una perspectiva climática a todos los sectores económicos, ir hacia una energía limpia y asequible, potenciar la energía circular y diseñar una estrategia de biodiversidad”.

Esta Ley tendría un montante de inversiones global que llegaría al billón de euros en los próximos diez años e incluso añadió la necesidad de imponer una tasa de carbono en el comercio internacional.
"Algunos me han hablado del coste. Solamente tenemos que recordar cuál sería el coste si no hiciésemos nada", alertó Von der Leyen ante el resto de líderes mundiales presentes en la COP25.
Introdujo así el Fondo de Transición propuesto por la Comisión Europea para no dejar atrás "a aquellos que tienen que dar los pasos más grandes" en este proceso.
El dinero de este fondo, detalló la presidenta de la Comisión Europea, debe incluir fondos "privados y públicos", con financiación del Banco Europeo de Inversiones (BEI), que recientemente "se ha autodefinido como el banco del cambio climático". "Un billón de euros, esa es la cantidad ambiciosa propuesta por el Banco Europeo de Inversiones para apoyar con el sector privado inversiones estratégicas y sostenibles".
Vamos que 1 billón de dólares para el camelo bioclimático son, cómo decirlo… …, “una cagada de mosca”. Hoy para nuestra desgracia y debido a la pandemia que sufrimos hemos podido comprobar la solidaridad de estos mismos países, que son más solidarios con el clima que con los ciudadanos europeos y más si son mediterráneos
Nuestro propio Presidente Sánchez, que no da una a derechas, ni a izquierdas, que es un inútil consumado, con independencia de su radicalidad absolutamente comunista, animó en ese mismo acto, poniéndose en primera posición de saludo y prometiendo 75.000 millones de euros, será por euros, a tener "ambición" para cambiar la situación que vive el planeta y ha instado a pasar de las palabras a los hechos y hacer de la Cumbre del Clima en Madrid "un hito en la lucha contra la emergencia climática". ¡Así nos va!

 
Ahora y tras la crisis sanitaria que estamos padeciendo, hay quienes piensan, sobre todo en el Parlamento Europeo, que los objetivos climáticos y medioambientales de la Comisión Europea (especialmente los que se recogerán en la estrategia “de la granja a la mesa”) deberían retrasarse o revisarse a la baja.
Sin embargo, en plena crisis del coronavirus, y cuando se confirma la división entre europeos del norte y del sur en cuanto al nivel de ambición de la respuesta económica y presupuestaria para afrontar la pandemia, la presidenta de la Comisión Europea ha asegurado, que el Pacto Verde europeo y la transformación digital siguen siendo elementos fundamentales para una recuperación de las inversiones inteligentes. Según ella, no hay “contradicción” entre los recursos financieros útiles para salir de la crisis del COVID19 y la continuidad de las prioridades que la UE se fijó antes de la pandemia. El ejecutivo europeo abrió incluso el 31 de marzo una consulta pública sobre el aumento del objetivo climático de la UE para 2030.
¡Qué les parece!
Menos mal que al parecer algunos grupos tienen aún algo de sentido común, así  el grupo demócrata-cristiano del Parlamento Europeo (PPE), ha pedido en un comunicado un nuevo aplazamiento, “al menos hasta después del verano”, de la presentación de la estrategia europea “de la granja a la mesa”, que se espera para el 29 de abril, “no es un buen momento para imponer normas adicionales a los agricultores”, justo cuando “nos enfrentamos a la mayor crisis que el sector agrario haya conocido desde hace décadas”. También por su parte el grupo conservador del Parlamento (CRE, Conservadores y Reformistas Europeos) va más lejos y considera que habría que “reestructurar radicalmente” la propuesta de la Comisión para que el dinero asignado a la política climática se reoriente a hacer frente a la pandemia de coronavirus.

Sin embargo y como no podía ser de otra manera, las ONG mantienen su presión y en carta dirigida al vicepresidente de la Comisión Europea que está a cargo del Pacto Verde, Frans Timmermans, un total de 87 ONG europeas (entre ellas Pollinis, WWF, Slow Food, Generaciones Futuras… …) reclaman una vez más una transición agrícola en el marco del Pacto Verde “ambiciosa para evitar la catástrofe a la que nos enfrentamos y para responder a las expectativas de los ciudadanos y de los agricultores”. ¡Qué ganas tenemos, al menos nosotros de que se dejen de financiar con dinero público, todas estas organizaciones!
 
¿No creen ustedes que, con lo que estamos viviendo, Ursula von der Leyen es una peligrosísima hooligan? ¡Qué ausencia de oportunidad y de sentido común!
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Tras 16 años , ¿solucionaremos el problema de los aranceles USA?

Por favor Planas, no más embelecos.

Vivimos inmersos en una tremenda manipulación climática.

Sobre la anunciada reforma de la Ley de la Cadena.

"cuando las barbas de tu vecino, el "fracking", veas quebrar, pon tus

Nuevo embrollo en el sector oleícola español.

¡Quo Vadis! Francisco.

De nuevo, ¿bioetanol en Castilla-León?

ACEITE DE OLIVA, Cooperativas versus Asociaciones de izquierda.

¿Es posible la contumacia sobre los biocombustibles? Sí

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.