Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Historia > Historia
Degradación ética sin límite en Barcelona

Una región enferma vista desde Italia

La percepción internacional del "problema catalán" –que no es otra cosa que una permanente alienación de una parte importante de los políticos y de la población que reside en Cataluña- es muy distinta de la que se quiere transmitir desde el gobierno regional catalán y desde los medios oficiales TV3, Cataluña Radio o el hoy diario gubernamental independentista "La Vanguardia"

Actualizado 6 septiembre 2017  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Gonzalo Fernández de Navarrete G.V
  
La dinámica de la provocación permanente en Cataluña no tiene ningún límite para aquellas entidades políticas denominadas ERC, PdeCat-CíU, y CUP, así como sus extensiones “sociales”  financiadas desde las instituciones públicas de forma impúdica como  la Asamblea Nacional Catalana (ANC). A pesar de los mensajes que quieren transmitir a sus “fieles” independentistas, en el extranjero se percibe con asombro la falta de educación, y la inexistente cordura de las entidades anarquistas y nacionalistas catalanas, aliadas tácticamente para intentar desestabilizar España.
 
Ya no es solo el “pìtar” el himno de España en todos los eventos deportivos con repercusión fuera de nuestras fronteras, promovida por el gobierno regional en el estadio del Fútbol Club Barcelona o en cualquier final  de la copa en presencia del rey de España.  El rey de España, un gran profesional -lo está siendo Felipe VI sin duda alguna-, ya conocía de ese hábito totalitario puesto que los proetarras habían silbado a su padre el rey Juan Carlos en la Casa de Juntas de Guernica en 1981.
 
Todos los países tienen regiones, algunos de ellos como Italia incluso con mayor diversidad cultural que las españolas.
Aunque estaba en agosto en Italia en casa de mi amiga María, y decidí no conectar el Whatsapp ni consultar mi email para olvidar unos días la mediocridad política de la convulsa España, ni siquiera de ese modo he podido aislarme en estas vacaciones de  la política española.
 
En cualquier caso la idea era buena: el lugar no puede ser más paradisíaco, una bendición para descansar. En la región de Liguria, en una zona de escarpados valles llenos de vegetación desde los cuales admirar unas vistas espectaculares se encuentra la población de Trovasta, perteneciente al municipio de Pieve di Teco.
 
Pieve di Teco posee unas iglesias de múltiples estilos arquitectónicos, entre las que destacan la espectacular iglesia del siglo XV dedicada a la Virgen de la Ripa, y la  basílica de San Juan Bautista, sencilla en sus trazos y de grandes dimensiones, perteneciente al periodo neoclásico. Una espléndida calle mayor medieval porticada protege del frío en invierno y del sol en verano. Todo ello digno de admirar, junto con una gastronomía excepcional, donde dominan los platos de Jabalí, la trufa, y unos típicos platos de focaccias y pastas que los italianos saben realizar como nadie en el mundo.
 
Se encuentra a apenas 20 minutos de los municipios costeros de Porto Maurizio y de Imperia, este último de unos 40.000 habitantes es la cabeza de partido de la comarca y le da nombre desde 1923.
 
La pedanía de Trovasta se ubica en lo alto de la ladera de un monte, y domina todo el valle. Su iglesia, pequeña y elegante, tiene unas proporciones sorprendentes que llaman la atención, con una altura muy superior a la anchura de la edificación. Frente a la entrada está el monumento a los caídos en las dos guerras mundiales. Muestra un apellido que se repite de forma dominante entre los inscritos: Brunengo.
 
Estando invitados en casa de Sergio –uno de los pocos habitantes que permanece en Trovasta junto a su numerosa familia durante el invierno - finalizó de forma abrupta la desconexión con la realidad española. Nos comentó asombrado que la televisión italiana RAI había informado ese mismo día 26 de Agosto en sus noticieros de los pitidos al Rey de España Felipe VI durante una manifestación supuestamente organizada contra el terrorismo en Barcelona.
 
No es que Italia sea un país sin problemas, cada uno tiene los suyos. En Italia movimientos como la Liga Padana o Liga Norte de Umberto Bossi llevan promoviendo años el independentismo de zonas del norte de Italia. También existe un movimiento independentista en Venecia, o en las Dos Sicilias –Nápoles y Sicilia- que pretenden recuperar en este último caso la monarquía Borbónica heredera de la dominación española durante tantos siglos en esos reinos.
 
El ducado de Milán o Milanesado fue español desde 1535 hasta el tratado de Utrecht de 1713. Tuvo  Milán gobernadores que son mitos de la historia de España como  Gonzalo Fernández de Córdoba, o el duque de Alba.  En el  momento en que la monarquía española pasa a ser Borbónica tras la victoria de Felipe V, y  tiene que cederlo a los Habsburgo austriacos para asegurar la paz en el continente afín de que no hubiera una superioridad borbónica aplastante. Fue el final del imperio europeo español.
 
 En 1713  también dejaron de depender de la Monarquía española otras partes de la actual Italia: Sicilia y Nápoles. También Flandes en la actual Bélgica y norte de Francia. Sin embargo  España siguió siendo el Imperio de mayor extensión del mundo hasta 1824, pues mantenía la gran mayoría del continente americano, y sus colonias en Asia como las Islas Filipinas
 
Estos territorios de Italia que reivindican hoy en día un nacionalismo de mucha menor intensidad que el catalán, sí que fueron independientes en muchos momentos antes de la unidad italiana de 1861. Por ejemplo Pieve di Teco fue parte de la República de Génova desde el siglo XIV. Luego fue conquistado por el Piamonte en 1744. Tras la invasión francesa del Piamonte a finales del siglo XVIII, Pieve di Teco pasó a ser parte de la República de Liguria en 1797. De 1805 a 1814 fue anexionada a Francia.
 
En 1815 Liguria pasó a formar parte del Reino de Cerdeña, y finalmente en 1861 se produce la unificación Italiana con Liguria como una de sus provincias. Entre otros territorios previamente independientes, se incorporan a la unidad italiana los Estados Pontificios que hasta entonces gobernaba el Papado, o el Reino de las Dos Sicilias que tenía un monarca de la familia Borbón hasta 1861, aunque ya desvinculado de la monarquía española.
 
Al contrario que estas tierras de Italia, el Condado de Barcelona no fue nunca independiente. Fue fundado por los reyes francos y que no renunciaron a la soberanía del mismo hasta el tratado de Corbeil entre el rey de Francia y Jaime I de Aragón en 1258, en que los condados quedan en plena soberanía del rey de Aragón reconocida por el rey francés, aunque realmente desde 1134 Ramiro II de Aragón había estipulado al Conde Barcelona “sea Yo en mi Reino y rey en tus condados mientras me plazca”.  Es decir que Aragón “anexionó” los condados del Conde de Barcelona. La posterior Cataluña –muchos de cuyos territorios como Lérida o Tortosa fueron conquistados con fuero de Zaragoza desde el siglo XII- , siempre fue dependiente del rey de Aragón o de la monarquía Española. De ahí que algunos movimientos “aragonesistas” estén reclamando el delta del Ebro como parte de la comunidad autónoma de Aragón en la actualidad
 
Además, Italia tiene muchos más idiomas regionales que España, una decena, entre los que se encuentran el Piamontés, el Sardo, algunas variantes del Occitano, el Ligur, y hasta variantes del alemán en la zona de los Alpes por mencionar solo algunos.
 
Por tanto no es extraña la problemática regional-nacional-independentista en Italia, aunque la descentralización administrativa de que disponen las regiones italianas es muy inferior a la española. Por ejemplo en la educación sigue teniendo un relato común de la historia, y es obligatoria la enseñanza del idioma Italiano –que tiene gramática desde 1516- pocos años después de que Antonio de Nebrija publicara en 1492 la primera gramática de una lengua romance: la del español o castellano.
 
El estupor de los Italianos por la manifestación de Barcelona: la portada del diario la Repubblica.
La sorpresa en Italia tras los insultos al rey en la manifestación de España siguió creciendo.  Al día siguiente, el domingo 27 de agosto, Daniele Brunengo, otro vecino de Trovasta con muchos conocimientos de la historia y de la realidad política italianas, nos mostró el diario La Repubblica, quizás el más prestigioso de Italia, en cuya portada aparecía una foto dedicada a España, y a la manifestación celebrada en Barcelona, supuestamente contra el terrorismo.
 
La foto de la manifestación de Barcelona era realmente pavorosa,  pero refleja la patología social de muchos catalanes independentistas ensimismados en su estupidez. En la imagen de portada se observaban banderas independentistas –esa en la que la histórica y medieval bandera del rey de Aragón es manchada con símbolos de inspiración caribeña- junto a cartelitos como “Felipe, quien quiere paz no trafica con armas”.  En los textos de esas pancartas enfermizas, no se percibía ni una sola muestra de duelo con las víctimas, ni con sus familias, ni siquiera contra los autores.
 
Si hubiera sido una manifestación de duelo espontánea, hubiera mostrado silencio y respeto verdadero hacia las víctimas y,  quizás, alguna pancarta manuscrita de apoyo a los familiares de los muertos. Una sociedad decente hubiera esperado leer algo así como “Barcelona con los turistas asesinados”, o bien “Condolencias para las familias de Xavi, y de Julian “. Hay que recordar que Xavi era un niño español de 3 años y Julian un niño australiano de 5 años, a quienes los terroristas segaron su vida en plena infancia.
 
Tampoco se vio una sola pancarta que mostrara la solidaridad ni el pésame con los países de los turistas de las 35 nacionalidades entre las que hubo heridos. Tampoco estaban los nombres de los países extranjeros que pusieron los muertos, y que  disfrutaban de sus vacaciones en Barcelona: Australia, Bélgica, Estados Unidos, Italia, Canadá y Argentina.   
 
De hecho en los días posteriores al atentado, la CUP, grupo de inspiración anarquista que ha unido una facción nacionalista a su radicalidad ideológica totalitaria, y que participa en el gobierno de la ciudad de Barcelona,  explicaba así en un artículo del diario español El Mundo los atentados de Barcelona:
El grupo municipal de la CUP-Capgirem, que cuenta con tres concejales en el Ayuntamiento de Barcelona, ha condenado el atentado de La Rambla y ha mostrado su "rechazo frontal a todas las formas de terrorismo fascista fruto de las lógicas internacionales del capitalismo".
 
Una alienación como esta no es minoritaria en Barcelona, dónde los herederos de la CNT-FAI no han aprendido del dolor y muerte que sus antepasados y coetáneos causaron en el primeros cuarenta años del siglo XX en España, y el atraso económico y social que causó su ideología en los países que durante la segunda mitad del siglo XX intentaron aplicar esos dogmas ilusorios y “despegados” de la realidad.
 
Y por eso no es de extrañar que el diario italiano La Repubblica incluyera en la foto principal del día 27 de Agosto. El titular del artículo de Roberto Toscano en la portada  era claro:
“Il nazionalismo senza Solidarità”: El nacionalismo sin solidaridad.
 
El cuerpo del artículo era inmisericorde con lo observado
[…] resulta difícilmente comprensible, contradictorio y sobretodo triste el hecho en la bella manifestación de ayer […] se hayan realizado silbidos contra el rey y el presidente del gobierno, venidos a manifestar su solidaridad con Barcelona y con Cataluña por la herida abierta tras el recorrido homicida de la furgoneta blanca en las Ramblas”.
 
Y explicada La Repubblica:
“Evidentemente el nacionalismo catalán no ha querido perder la ocasión de dar señales de su presencia y de su peso.”
 
Y desenmascaraba la farsa e esos grupos situados tras el Rey de forma organizada. Cualquiera sabe que los inspiradores son el trio Junqueras-Puigdemont-CUP, bajo el paraguas espiritual de los inspiradores de la trama independentista: Pujol y Mas
 
Continuaba la Repubblica desenmascarando el proceder de los totalitarios catalanistas:
 “Es improbable que los que silbaron fueran la mayoría de los presentes, pero así los titulares de los periódicos están asegurados, y de este modo quedan en segundo plano muchos otros hechos mucho más sustanciales”
 
La enfermedad nacionalista sin límite ético alguno, y sin conexión con la realidad.
Y es que la presencia de los reyes de España en Barcelona visitando a los heridos, junto con las muestras de solidaridad internacionales con España por todo el planeta tras los atentados, y la evidencia en los titulares de prensa y Televisiones internacionales de que Cataluña es una parte importante de España, exacerbaron la patología local de anarquistas y nacionalistas en estos días previos al anunciado plebiscito independentista del 1 de Octubre.
 
Los atentados han revelado muchos de los hechos que los nacionalistas, en su obsesión por crear una “nación”  no quieren ver. La utilización política de cualquier evento con repercusión mediática se sigue produciendo, aunque carezca de cualquier principio ético y de solidaridad -incluso en un “funeral” público- y  aunque se acabe volviendo contra los que promueven la independencia.
 
Desde hace más de 37 años, tras las elecciones autonómicas de 1980, Jordi Pujol pasa a ejercer su “dictablanca” en Cataluña –en reinterpretación mía del término de Josep Tarradellas-. A pesar de la prohibición del español en la educación y en la administración local, el idioma español sigue siendo la lengua mayoritaria de los catalanes en su domicilio según las estadísticas oficiales.
 
Es reseñable que son ya más años de autonomía nacionalista que los que gobernó Franco: 1939-1975 -36 años- y el gobierno regional sigue sin comprender ni asumir que Cataluña es bilingüe, que el español es lengua propia de los catalanes.
 
Hasta los periodistas extranjeros piden que se facilite la información de la policía regional en español, la que ha sido, es -y será si PSOE no entra en connivencia con los destructores- la lengua mayoritaria y propia de los catalanes desde hace siglos.
 
El día 24  de agosto titulaban varios periódicos con la rueda de prensa del departamento de interior de la Generalitat catalán al respecto, en que a pesar de ser para toda España y para los corresponsales extranjeros se empeñaba en su dogmatismo en hablar la le lengua vernácula regional. Así titulaba el Periódico digital:
El periodista holandés fulmina al jefe de los Mossos: "¿Por qué no hablar un idioma que todos entiendan?"
Marcel Haenen, que habla seis idiomas, se explica: "No tenía sentido quedarme si no comprendía lo que decían".
 
Este mismo periodista denunciaba que habiendo unos 200 periodistas se manipularon los órdenes de preguntas, para que los medios que preguntaban en Catalán tuvieran el turno antes que cualquier corresponsal de los medios extranjeros de los medios de ámbito nacional español. Todo una farsa orquestada para dar la sensación de que Cataluña solamente habla en lengua vernácula… No es así aunque algunos quieran imponerla y hacer desaparecer el idioma español de Cataluña.
 
Y es que el español o castellano ha sido lengua propia y mayoritaria en todas las ciudades de Cataluña desde el siglo XVI. Los datos de las imprentas del Reino de Aragón de los siglos XVI, XVII y también del XVIII estudiados por Lluch así lo muestran. Había coexistido armónicamente el español con el lemosín en los territorios de Aragón con el latín, lengua culta principal hasta el siglo XVIII en la que se seguían escribiendo muchos de los documentos públicos. El nacionalismo catalán pretende vender a la lengua española como extraña frente a la única lengua supuestamente “propia”: el lemosín, valenciano o catalán. No fue así lo que ocurrió.
 
La originaria del sur de Francia llamada lengua ”lemosina, provenzal u occitana”,  en su derivación peninsular fue llamada Valenciano en los siglos XV, XVI y XVII con sus gramáticas parciales y fue más tarde denominado Catalán la variante usada en Barcelona, cuando en 1912 por fin se dotó de una gramática completa, “solamente” 420 años después del Castellano, y casi 300 después de las gramáticas  del Valenciano..
 
El nacionalismo es un invento que cuaja a principios del siglo XIX, luego es adoptado por los regionalismos de derecha antiliberal a finales de ese mismo siglo. Luego el nacionalismo casa con lo peor del anarquismo y el marxismo ya en el siglo XX “gracias” a la Unión Soviética y a los movimientos descolonizadores de África y Asia. El nacionalismo como doctrina pretendió establecer unificaciones en territorios por lengua pero sobre todo por “volkgeist”-espíritu de los pueblos, idea romántica que tanto daño ha causado en el siglo XX-,  que supuestamente justificaría la creación de unidades políticas independientes.
 
B.D Hayes, que fue embajador de Estados Unidos en España en tras la segunda guerra mundial decía:
El nacionalismo puede ser lo más importante, la lealtad máxima, que impera sobre todo lo demás. Esto sucede normalmente cuando la emoción nacional se fusiona con la religiosa y el nacionalismo se transforma en una religión o en el substitutivo de una religión
 
Y es que los que reventaron o tergiversaron la manifestación de Barcelona eran fanáticos religiosos del nacionalismo catalán en igual -o incluso mayor medida- que los que promueven la yihad. Por lo tanto no les pareció oportuno el ir contra los autores del atentados ni manifestar su solidaridad con las víctimas: tuvieron que ir contra los símbolos de su propio país que han aprendido a odiar en sus ensoñaciones totalitarias –España- en vez de contra los asesinos que mataron a 16 personas, de las cuales –por otra parte- la abrumadora mayoría eran turistas extranjeros y procedentes de otras partes de España.   
 
 
El nacionalismo se cura viajando
El próximo día 2 de Octubre de 2017, día posterior al plebiscito ilegal convocado en Cataluña y de clara inspiración totalitaria, nada habrá cambiado: España seguirá dividida. España seguirá existiendo y los nacionalistas catalanes continuarán vendiendo su historieta de amargura y de infelicidad. Culpabilizarán a cualquier circunstancia externa más allá de su propia responsabilidad en vez de intentar rebajar la alienación en que vive buena parte de la sociedad catalana. Volverán en esos días a un montar un sarao-manifestación en las calles, más propio de las dictaduras bananeras que de cualquier democracia occidental.
 
La gente “de bien” que queda en Barcelona y en Cataluña seguirá siendo amenazada y asediada por esa violencia social constante y permanente que afecta a las escuelas, la universidad, las asociaciones vecinales, las empresas y ahora también de forma incrementada a la prensa, ejercida desde el nacionalismo.
 
Tal y como se ha visto con la inaceptable presión nacionalista catalana a El Periódico de Cataluña tras haber revelado la información internacional antiterrorista que tenían de los servicios de inteligencia de Estados Unidos. Las mentiras y manipulación política del Consejero de Interior Forn, de Puigdemont y de Trapero; Jefe de la Policía regional Mozos de Escuadra. Los “Mossos” son una policía española aprobada en las leyes del parlamento español, y  tiene transferidas múltiples competencias de seguridad en su condición de Cuerpo y Fuerza de Seguridad del Estado.
 
¿Volverá algún día la cordura a Cataluña? Es difícil que con unos fanáticos desde hace 37 años en el gobierno regional y en muchos ayuntamientos pueda ocurrir esa vuelta a la legalidad y a la decencia. Además el verdadero respeto de la historia de Cataluña es el sistema actual. El soñado y anhelado “bucle melancólico” –espléndido libro de Jon Juaristi referido al nacionalismo vasco- pero esta vez aplicada la expresión al nacionalismo catalán. Este nacionalismo catalanista “vende” el paraíso catalán del siglo XVII antes de que los Borbones terminaran con la guerra de Sucesión el 11 de Septiembre de 1714 en Barcelona, y cambiaran la estructura descentralizada de su monarquía en la península en los antiguos territorios de la Corona de Aragón, centralizando la administración a través de los decretos de Nueva Planta de 1715
 
Por eso se celebra la “Diada” el 11 de Septiembre de cada año, para rememorar cuando Cataluña tenía un parlamento territorial, y una un poder ejecutivo local antes de 1714 frente a las decisiones de la Corona española y de sus Validos, hoy asimilable al gobierno central. Pues bien España, en su Transición que culmina con la Constitución de 1978 propone un sistema que satisfaga los anhelos nacionalistas de la “felicidad perdida” tras  1714. ¿Alguien se lo explica a los alumnos catalanes? Por supuesto que no.
 
No solo no se le explica a los residentes en Cataluña, sino que se pasa entonces a explicar desde la escuela nacionalista que eran “independientes y libres” amalgamando los pensamiento nacionalistas surgidos a finales del siglo XIX que reinventan la historia con los movimientos de “liberación nacional” de la segunda mitad del siglo XX. Muchos alumnos adoctrinados se lo creen. Es una batalla educacional desigual donde las armas de Escuela y Universidad han sido copadas por los nacionalistas. España –la nación ilustrada liberal- ha cedido a un gobierno regional sus competencias de “instrucción pública” y las utiliza la Generalitat de forma  ilegal, abiertamente contraria a la unidad política: España.
 
La constitución de 1978 reestructuró la administración otrora centralizada de España para pasar a ser uno de los  países más descentralizados de Europa.
España es ya un estado Federal asimétrico, donde las autonomías tienen grados distintos de competencias, como si fueran Lander, o Estados Alemanes.
Mientras tanto la vida sigue y el gobierno central no debe ceder a los chantajes. A ninguno. Va a seguir habiendo un ambiente triste y desagradable en Cataluña en  los próximos años, similar al de la la Guipúzcoa de los años 80 y 90 del siglo XX.
 
Por mi parte, aun no habiendo podido desconectar al 100% de la decadencia ética  de parte de la población española residente en Barcelona, he disfrutado mucho estos días en Trovasta. La gente es de una amabilidad y de una cercanía en el trato magníficas. Aunque los españoles no le sepamos, somos todos “romanos” de cultura, de legislación, de urbanismo…. Hay una afinidad natural que proviene de la historia común de Hispania e Italia.
 
En esta parte de Italia uno se siente como en casa: como en Cantabria, como en Valencia, como en Galicia, como en Castilla, como en Andalucía, como en Canarias, como en Asturias…. y como en tantas otras partes de España que, teniendo una historia y unas peculiaridades regionales incluso superiores a las que se inventan los independentistas catalanes en su locura fanática religiosa, se dedican sin embargo a cuidar al visitante y al turista, a diferencia de lo que ocurre en Barcelona.
 
Deberían organizarse desde la administración del Estado viajes a otras partes de España y al extranjero para los nacionalistas catalanes, para que descubran el mundo. Joan Planas, un catalán viajero, lo hizo y escribió un libro sin pretensiones, costumbrista y esperanzador “España desde el bar”.  La mayoría de la población residente en Cataluña no está por la locura independentista y por la ruptura de la convivencia en la propia Cataluña que se está viendo, pero el fanatismo de dirigentes y asociaciones los está llevando al callejón de la oscuridad. Deberían adoptarse iniciativas que permitieran a los catalanes conocer mejor su país, España, puesto que si siguen encerrados serán victimas del nacionalismo sin remedio.
 
Volviendo a Trovasta forma parte en la actualidad de la región Liguria. Muchas partes de la actual Liguria, entre ellas Pieve di Teco y Trovasta, estuvieron vinculadas al Ducado de Saboya,  de dónde provenía el rey Amadeo I,  que reinó en España de 1870 a 1873, cuando el catalán de Reus general Prim promovió su candidatura, que fue votada mayoritariamente por el congreso español. Amadeo de Saboya era Duque de Aosta e hijo del primer rey de Italia, en su carta de renuncia al trono de España dejo escritas las siguientes palabras hace más de 140 años antes de regresar a Italia, desencantado. Estas son algunas de sus palabras en febrero de 1873:
 
“Dos años largos ha que ciño la corona de España, y la España vive en constante lucha, viendo cada más lejana la era de paz y de ventura que tan ardientemente anhelo. Si fuesen extranjeros los enemigos de su dicha, entonces, al frente de estos soldados tan valientes como sufridos, sería el primero en combatiros; pero todos los qué con la espada, con la pluma, con la palabra agravan y perpetúan los males dé la nación son españoles, todos, invocan el dulce nombre de la patria, todos pelean y se agitan por su bien; y entre el fragor del combate, entre el confuso, atronador y contradictorio clamor de los partidos, entre tantas y tan opuestas manifestaciones de la opinión pública, es imposible atinar cuál es la verdadera, y más imposible todavía hallar el remedio para tamaños males.”
 
Hoy algunos invocan el “dulce nombre de la patria”  -España- para mancillarla y para negarla, pero no dejan de ser españoles como los que mencionaba Amadeo de Saboya hace más de 140 años.
  
Estoy deseando regresar a Trovasta.
 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Historia

La lucha de Madrid contra la monumentalidad

Una historia catalana inventada sin respuesta

Ortega y Gasset y España

La Ciudad Universitaria de Madrid

El congreso del PSOE de 2017: un retroceso de 80 años

Tarradellas y la "dictadura blanca" de Pujol

El independentismo catalán como "religión secular" fanatizada.

Franco y la estatua de Largo Caballero en la Castellana

D-   Algunas consecuencias de la Semana Trágica

C- La destrucción de iglesias de1835 y1909 en España:la bestia humana

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L.2004 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS