Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

¡Ustedes mismos!

La semana pasada era, decían, la semana definitiva para acordar todas las divergencias y cerrar definitivamente lo que la EU quiere como futuro del Sector Agrario europeo. Era la semana en la que las instituciones europeas responsables del tema, Consejo de Ministros, Eurocámara y Comisión, lograrían cerrar el acuerdo sobre la reforma de la Política Agraria Común (PAC) para el periodo 2023-2027.

Actualizado 3 junio 2021  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Pero como ocurre demasiado a menudo, cuando los desacuerdos son, tras más de tres años de reuniones e inanidades, demasiado importantes y permanecen indefinidos, todo se ha ido al garete, quedando aplazada la solución para la reunión de los próximos 28 y 29 de junio, en Luxemburgo, cuando culmine la presidencia portuguesa del Consejo Europeo.

¿Cómo cerrar nada cuando continúan abiertos temas tan importantes como, la fecha para la aplicación de la denominada “condicionalidad social”, para asegurar que las ayudas agrícolas solo van a destinarse a las explotaciones que respeten los derechos laborales, como el porcentaje de gasto medioambiental que debería alcanzarse en el segundo pilar (Desarrollo Rural), como la reserva de crisis para afrontar situaciones excepcionales en el agro, o como, entre otros muchos temas, la conformación de los pagos redistributivos, o los eco-esquemas, donde aún se discute si a ellos deben destinarse el 20 o el 30% de los pagos directos?

Tras el fracaso en la que parecía la última ronda de negociaciones en los trílogos de la PAC, ASAJA nos dice que:
“lamenta la falta de voluntad política para alcanzar un acuerdo satisfactorio y espera que en las próximas semanas se puedan acercar posiciones entorno a un compromiso que garantice la estabilidad, viabilidad y competitividad de nuestras explotaciones en los próximos años. La futura PAC, debe salvaguardar por igual el rendimiento económico y ambiental, puesto que la Política Agrícola Común determina la renta de millones de ganaderos y agricultores, así como nuestra seguridad alimentaria, nuestra independencia estratégica y la sostenibilidad de nuestros territorios.
Lamentamos  el partidismo demostrado por la Comisión Europea (CE), a través de su vicepresidente, Frans Timmermans y el propio comisario de agricultura, Wojciechowski, que en esta fase de negociaciones, en lugar de actuar como instrumento facilitador del acuerdo, tendiendo puentes entre las partes realmente involucradas en el proceso, se han situado claramente en las posiciones más radicales de una de ellas, con clara intención desestabilizadora, como recordaron el ministro de agricultura Planas y otras muchas delegaciones durante la sesión del Consejo de más de dos días y sus noches de duración. 
Recordamos que, cuando se habla de nuevas ambiciones climáticas y medioambientales, los agricultores y ganaderos ya están sometidos y asumen numerosos e importantes compromisos en esta materia en la actual PAC, por lo que los nuevos esfuerzos deben ser debidamente justificados, incentivados y remunerados, “es difícil ser más verde cuando los números cada vez son más rojos para el agricultor y ganadero”.  
… …Los agricultores y ganaderos trabajamos sobre el terreno y somos conscientes de los problemas medioambientales. Somos y seremos los primeros en sufrir sus consecuencias, es por eso que los negociadores de la UE deberían confiar en que el sector hará un esfuerzo suplementario siempre que sea legisle de una manera realista. De hecho, quisiéremos recordar a nuestros legisladores que de sus decisiones dependen que se implementen nuevas inversiones en las explotaciones, empleos en el medio rural o incluso de los sueños de los futuros agricultores europeos.     


Por su parte la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), en total desacuerdo con lo que se pretende aprobar sigue mostrando, entre otras muchas cosas, su rotundo rechazo a que se destinen un 25 % de las ayudas de la PAC a los eco-esquemas porque, en la práctica, suponen un recorte encubierto para financiar políticas verdes con fondos agrarios. 
COAG:
“considera inquietante que, con estos planteamientos, la PAC se aleje de su verdadero objetivo; producir alimentos en cantidad y calidad suficiente para los 500 millones de ciudadanos europeos. “Resulta intolerable que, tras los aprendizajes que nos deja la pandemia, obviemos el carácter estratégico del sector agrario y desde las instituciones comunitarias se quiera reconvertir a los agricultores profesionales en los jardineros de Europa”.
Además, señala las serias contradicciones de la UE en este sentido. El sector agrario está obligado a asumir las estrategias europeas (Paquete Verde y Estrategia de la Granja la Mesa) y adaptar sus producciones a los más altos estándares de calidad y respeto medioambiental, para lo que correspondería indefectiblemente reforzar el presupuesto de la PAC. Al contrario, ante estos retos ambiciosos resulta lamentable un recorte de los fondos agrarios que supone una pérdida del 12% del poder adquisitivo aprobado por el Consejo Europeo para periodo 2021- 2027. Ello supondrá mayores costes para agricultores y ganaderos, que no se verán compensados.
“Y no sólo eso, de forma paralela la UE sigue firmando acuerdos de libre comercio con terceros países que ahondan en la desregulación del mercado debilitando las normas higiénico-sanitarias y el principio de precaución y son la puerta de entrada de importaciones que no cumplen con los estándares de calidad, seguridad alimentaria, respeto al medio ambiente y bienestar animal de la UE, y caldo de cultivo para la competencia desleal y la presión a la baja de los precios en el campo. Es una sentencia de muerte para las pequeñas y medianas explotaciones y un fraude para los consumidores”.
COAG termina afirmando que participará el próximo 14 de junio en la manifestación convocada en Lisboa con motivo del Consejo de Ministros de la UE, junto a las diversas organizaciones agrarias europeas pertenecientes a la Coordinadora Europea Vía Campesina. “El modelo social y profesional de agricultura es el gran perdedor porque esta orientación de la PAC deja en manos de grandes empresas multinacionales y fondos de inversión especulativos la agricultura europea. Ya lo estamos viviendo en el día a día de muchos sectores, en donde la expulsión y el cierre de explotaciones por falta de rentabilidad es un hecho”, ha apostillado el responsable de COAG”.

Por su parte nuestro colega lumbreras termina su artículo “El gran Carajal” afirmando que:
“Quiero hacer hoy una llamada de atención al papel que está jugando un holandés, Frans Timmermans, el vicepresidente de la Comisión Europea y hombre fuerte de la misma, que esta semana ha sido el protagonista en los trilogos celebrados en Bruselas con el Consejo de Ministros y representantes del Parlamento Europeo. Ha utilizado a los eurodiputados como ariete contra los ministros y finalmente ha sido el principal culpable de que no se haya alcanzado el acuerdo final. La obsesión de Timmermans es que la PAC sea, sobre todo, más verde y sostenible desde el punto de vista medioambiental.
Que sea sostenible económicamente, desde el punto de vista productivo, y socialmente pasa a un segundo o tercer plano. Aquí hemos dicho muchas veces que había que prestar atención a Timmermans. Hoy lo reitero.
Dos datos a tener en cuenta. El primero, que el Pacto Verde europeo establece que el 40 por ciento del dinero de la futura PAC está vinculado al cumplimiento de objetivos medioambientales y es el holandés el encargado de que esto se cumpla. Y, el segundo, Timmermans y no el comisario de Agricultura es el encargado de dar el visto bueno a los Planes Estratégicos nacionales de los Estados miembros, incluido el español, que deberán respetar el Pacto Verde europeo. Y, en nuestro país, quien habla con Timmermans no es Luis Planas, sino Teresa Ribera, la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica, que antes de enviar este documento a Bruselas deberá dar su visto bueno al mismo.
Repito e insisto. La última palabra sobre la nueva PAC no la tienen ni Planas ni los consejeros de Agricultura, la tienen Teresa Ribera y Frans Timmermans. Dicho queda”.

Todo y todos vienen a demostrar, como nosotros venimos afirmando con reiteración, que lo ocurrido, los desacuerdos existentes, obedecen a las dos formas absolutamente distantes de ver el futuro del sector agrario. 
Unos vemos el futuro con la mirada puesta en lograr un sector económico, competitivo, capaz de lograr la viabilidad de un mundo rural desarrollado, perfectamente compatible con todo tipo de desarrollos futuros, mientras que los otros, los calentólogos, entienden un mundo agrario como un mundo de jardineros, siervos del desarrollo urbano, productores de abalorios a la manera, para que todos nos entiendan, de los indios de las reservas americanas, recuerdan… … 
Y lo triste es que, el mundo empresarial agrario, de la mano de sus propias Organizaciones han consentido, a cambio de asistencias públicas y ayudas siempre insuficientes, la desaparición de la empresarialidad agraria. Hace tiempo que todo, en nuestro mundo rural, son cuotas, permisos, autorizaciones, burocracias… …y así nos va. La libertad de establecimiento, la libertad empresarial hace tiempo que, a través de todo un mundo de controles y asistencias, (casi el 40% de los ingresos agrarios nos llegan, no por vender más y mejor nuestros productos sino por obedecer al papá estado), está desapareciendo. Y ahora en el colmo de los colmos nuestro benefactor, el papá estado, ha decidido que lo fundamental para que podamos sobrevivir, sea la sostenibilidad, lo bioclimático, lo circular, la lucha contra el cambio… ...en definitiva todo lo que llaman “verde”.

Termino ya con unas reflexiones de Hayek que nos ha recordado Fernando del Pino en su último artículo en Expansión:  
“El sentimiento de opresión en los países totalitarios es menos agudo que lo que se imagina la mayoría de personas en los países liberales porque los gobiernos totalitarios han conseguido en alto grado que la gente piense como ellos desean que lo haga. Ello se logra, evidentemente, por las diversas formas de propaganda (…), cuyas consecuencias profundas son la destrucción de toda la moral social, porque minan uno de sus fundamentos: el sentido de la verdad y su respeto hacia ella (…). La necesidad de doctrinas oficiales, como instrumento para dirigir y aunar los esfuerzos de la gente, ha sido claramente prevista por los diversos teóricos del sistema totalitario (…). No es difícil privar de independencia de pensamiento a la gran mayoría, también hay que silenciar a la minoría que conservará una inclinación a la crítica (…). El credo oficial, cuya adhesión se impone, abarcará todas las cuestiones concretas sobre las que se basa el plan. La crítica pública, y hasta las expresiones de duda, tienen que ser suprimidas porque tienden a debilitar el apoyo público. Así, la prensa se usará exclusivamente para propagar aquellas opiniones que, verdaderas o falsas, refuercen la creencia en la rectitud de las decisiones tomadas por la autoridad y se prohibirá toda la información que pueda engendrar dudas o vacilaciones”. Hayek realizó esta descripción del totalitarismo en 1944. ¿No describe acaso lo que estamos viviendo? 

¡Ustedes mismos!
 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Seamos optimistas.

El Presidente prefiere los "chuletones".

¿Existirá un MAPA tras la nueva PAC? 

Vía libre a una PAC más verde.

Un gobierno de ruines e indignos. 

Planas "quid facis". 

Virgencita que me quede como estaba…

La AN avala el cierre de tiendas de Inditex

Sobre la Ley de Cambio Climático y Transición Energética de España.

Señores de la UPA, a qué jugamos.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2021 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.