Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Recursos Energéticos y Agua

¡Vaya descaro!, ¡qué personaje!.

Cuando ya creíamos desaparecido el "pensamiento Alicia", nombre con el que designó el filósofo Gustavo Bueno la ideología socialista predominante en la época de Zapatero, el ex ministro Sebastián, en la presentación del panfleto con el que nos ha indignado a muchos "La falsa bonanza", nos ha vuelto a la nefasta escuela de pensamiento de la época anterior.

Actualizado 15 octubre 2015  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
La cosa de la patraña hizo furor, incluso entre los ministros pro Zapatero
"La tendencia imperante entonces, seguida en primera posición de saludo por el ministro Sebastián y la gran mayoría de los  dirigentes del partido socialista, entonces en el poder, consistía y así nos fue, en la recreación de un mundo absolutamente infantil, similar al  de los espejos, al descrito en el País de las Maravillas en los que se aventuraba de cuando en cuando la Alicia de Lewis Carroll. Este pensamiento acrítico meta-utópico, capaz de llamar personas humanas a los simios, progenitores A y B a los miembros de las parejas homosexuales a los que se les ha concedido un niño en adopción, hablar de la "felicidad de las ponedoras o de los terneros" alimentados en libertad, ultrajar y vejar a quienes vencieron en la Guerra Civil española con la nominación de "fascistas, equivocar el alcance del término solidaridad, o de plantear una Alianza de Civilizaciones sin delimitar antes lo que son éstas, encubriendo así los problemas reales de la gente bajo una nebulosa fantasiosa y carente de contenido, nos ha conducido a la inanidad actual en la que todos y cada uno de los gobernantes dicen normalmente y sin ningún pudor.

Así hemos llegado hasta el momento actual en el que el autor de las mayores sinrazones que la clase política ha cometido en las últimas décadas, el ya entonces junio del 2008 apodado por nosotros como  Mister Patraña, (ver en Crónica Económica el artículo " Los Biocarburantes y Mister Patraña"), ha sido capaz de , con el mayor de los cinismos, imbuido de la nunca olvidada filosofía Alicia,  decir " que es lo que no es y que no es lo que es".
Decíamos ya en el muy pasado 2008 en el artículo anteriormente citado:
"…. es quizás la crisis más grave a la que nos enfrentamos desde los años 80, con importantes daños irreversibles para los que no sepan adaptarse al nuevo mundo globalizado. Ya han pasado las elecciones generales y, ya es una evidencia, que el partido socialista engañó a los españoles; vamos los engañó o estos se dejaron engañar en todo lo concerniente a lo económico; lo cierto es que, la mayoría, decidió seguir viviendo en la inopia, en el  mundo feliz pintado por Zapatero-Solbes...
 ... si para todos los países europeos  el tema biocarburantes es un disparate para España es la mayor barbaridad que nadie haya podido cometer. Es como el descubrimiento de América, pero al revés. Es, junto con los costes del cambio climático, mal negociados, una de las causas principales endógenas de la ruina del país, que sirve para el enriquecimiento de algunos Sires Francis Drake, piratas energéticos que no van a dejar tesoro sin rapiñar. España no tiene materias primas, ni agua y ya es hora de que nos enteremos. ¡Y mientas tanto Brasil fuera de Kyoto, e inundado de agua, caña y soja talando bosques!..."

 y en aquellos momentos, denunciados como gravísimos por nosotros, nuestro descarado ministro insistía en que :

"…tenemos que dar una respuesta como país y como Europa. Tenemos que elaborar un Plan de Ahorro Energético. Elaborar un Plan de Energías Renovables y apoyar los biocombustibles por mucho que el sector petróleo diga que son los causantes de la subida del precio de los alimentos. Eso es una patraña ( de ahí el apodo con el que desde entonces le conocimos) . Tenemos que buscar medidas para intentar pinchar la burbuja del mercado del petróleo que la hay…
"… Con una frivolidad cortada por un patrón común, con aplomo y seguridad, dirigida al público sencillo, el del bueno triunfante y el malo castigado, el Sr. Ministro, pretende convertir su patraña en verdad. Incluso se ha mostrado menos prudente que su Presidente cuando en Roma, a primeros de junio coincidía con el Premier británico  en que “había que esperar a conocer lo que acuerden los expertos sobre los efectos y peligros reales de los biocarburantes”…
"… ¿Porqué no se informa a la sociedad española de la realidad energética española?. En los últimos años venimos insistiendo en la necesidad de revisar los planes existentes y aprobar un mix energético español sostenible en un mundo globalizado sin tabúes previos. Aún estamos a tiempo, desengrasemos las neuronas con la crisis y enfrentemos el problema con realismo y sin prejuicios. ¡Apliquemos bien la fuerza del cambio! No es tema fácil, tenemos por delante diez años de tensiones, pero en el medio plazo la sociedad española se merece tener energía suficiente y a un precio competitivo.
Mister Patraña es otro personaje incorporado a la sinrazón energética, nuestro problema es que para nuestra desgracia es Ministro de muchas cosas en nuestro Gobierno, de muchas cosas muy importantes para el presente y futuro de la vida económica y social de los ciudadanos, en particular de los más pobres
…"

Ya hace un año Sebastián nos decía en "Cuadernos de Energía" publicado por Enerclub en abril del 2014, que:

"… su departamento se encontraba "solo frente a todos" en su esfuerzo por "pinchar la burbuja" fotovoltaica en la que participaron "terratenientes y financieros", ya que las medidas necesarias no solo se encontraron con un Ministerio de Economía "ajeno" al problema, sino que no habrían contado con el apoyo ni del Congreso ni de las autonomías controladas por el PSOE.
Lamentaba además la "hipocresía" en torno al proyecto de Almacén Temporal Centralizado (ATC),  señalaba en alusión a las renovables que quizá no se fue "demasiado lejos", pero sí "demasiado rápido" y consideraba junto a la crisis económica, la asunción de los incentivos a estas tecnologías por parte de la tarifa eléctrica y no de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) fue una de las dos causas del déficit de tarifa.
…"la burbuja fotovoltaica se produjo en la primavera de 2008 ante las propias ´narices´ del Gobierno y fue alentada deslealmente por los ayuntamientos y las comunidades autónomas, que daban todo tipo de facilidades burocráticas, algunas apurando al máximo la legalidad, para facilitar la avalancha de solicitudes", pero el decreto ley que habría pinchado la burbuja "no hubiera tenido el apoyo mayoritario de nuestra Cámara, ni siquiera el de nuestro propio partido (conviene recordar que el despliegue de huertos fotovoltaicos se produjo" en "comunidades gobernadas entonces por el PSOE y que recibían la generosa lluvia de primas") al encontrarse en el ´cinturón solar´ español.
En el artículo, Sebastián cita además cinco "errores" del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que contribuyeron a la "burbuja":
"… El primero fue precisamente el de primar las instalaciones en suelo, en vez de las situadas en los tejados. El segundo error, también cometido por el gobierno de José María Aznar, "fue no haber incluido las primas a las renovables, que explican buena parte del endiablado déficit tarifario, en el presupuesto del Estado, en vez de en la tarifa eléctrica". El tercer error consistió en fijar "de antemano y a ciegas" una prima sin establecer un límite a la calidad, mientras que el cuarto consiste el de remunerar las tecnologías en función de las horas de actividad, sin topes. El último error fue el de no haber impedido la "conversión de estos proyectos en un producto financiero de alta rentabilidad". "Si se hubiera impedido la reventa de estos derechos en paquetes de pequeño tamaño que se colocaban a ahorradores pequeños o inversores internacionales, el daño hubiera sido menor", afirma
"….
¡Qué descaro!

Recordemos también que nuestro ministro fue el que tiró 10 millones de euros en bombillas o el que predijo que hoy habría un millón de coches eléctricos circulando y que fue el "ideólogo"  miembro destacado del Gobierno que dirigió todo entre 2004 y 2011, que nos hundió en la miseria, que puso en marcha el Plan "E" con el que se tiraron millones de euros por las alcantarillas, que desoyó todas las alarmas en la economía y en el sector financiero y que acabó haciendo mal lo que tuvo que hacer mucho antes.
Y ocho años después, tras los fiascos cometidos y los miles de millones de euros que a los españoles nos ha costado sus veleidades y antojos, nuestro ministro Patraña vuelve a la actualidad, publica un libro y acompañado de la reina madre y el nuevo delfín, Zapatero y Sánchez, se permite decir que sí que cree que, " …. el Gobierno socialista jamás se planteó estropear la fiesta y pinchar la burbuja inmobiliaria y que se nos fue la olla con las renovables,  embriagados por la actividad económica y el empleo, no quisimos ni oír hablar de dificultades estructurales, de desequilibrios o de crecimientos sostenibles". En aquellas fechas para el Ministro regía el mandamiento de "nunca te atreverás a poner en duda públicamente la bondad de las energías renovables , condenarás siempre la energía nuclear y reprimirás cualquier pensamiento o deseo de explicar que quizás sea la salida más razonable para esta sociedad. Así y desde entonces los socialistas acompañados desde hace años por D. Mariano nuestros políticos llevan años hurtando a la ciudadanía un debate no ideológico sobre la cuestión energética.

Y  ocho años después, termina en su afán de mostrarse ante la ciudadanía como irresponsable, cometiendo la bellaquería de pedir al Partido Popular "que rinda cuentas por las consecuencias económicas que tuvo la gestión del Gobierno presidido por José María Aznar y en el que Rodrigo Rato ostentaba el cargo de vicepresidente", ¡qué les parece!
¿Es posible que un personaje así, vuelva a la actualidad socialista y se muestre con los máximos capitostes del partido…?. Nunca se van a exigir a los políticos las responsabilidades de todo tipo, económicas e incluso penales, que se deriven de sus actuaciones públicas?
¡Vaya descaro, que personaje!
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Recursos Energéticos y Agua

Fábulas y verdades en torno al medio ambiente

Los gastos en protección medioambiental crecen

Estas Navidades reciclaremos un 4% más de papel y cartón

La gestión de residuos crece

Un millón de personas viven en zonas de inundación recurrente

50 años del embalse de Iznájar, el más grande de Andalucía

La UE impone aranceles de hasta el 18% al biodiésel indonesio

Las emisiones de CO2 de los coches empeoran por la caída del diésel

El gasto industrial de protección medioambiental, crece

La UE insta al Gobierno a revisar la cogeneración en el pniec

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.