Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Recursos Energéticos y Agua

Ver para creer

No creo que nosotros seamos dudosos en la condena que, desde hace décadas, hemos mantenido sobre las políticas seguidas por nuestros gobiernos en relación con el fomento de las nuevas energías renovables, en concreto sobre las energías eólicas y fotovoltaicas.

Actualizado 28 mayo 2015  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Con este tipo de tonterias se puede perder algun que otro liderazgo
Siempre hemos defendido y defenderemos que las ayudas diseñadas y mantenidas, durante muchos años, para el fomento de estas instalaciones era absolutamente inasumible para el contribuyente español y que su inevitable introducción y participación en el mix energético nacional nunca había debido instituirse a través de subvenciones públicas.
Dicho lo anterior ahora tenemos que condenar la actitud y maneras con las que , para mitigar la ruina económica a la que nos han conducido las políticas seguidas anteriormente, se están comportando nuestros nuevos dirigentes energéticos emboscados en los  Ministerios de Industria y Hacienda.
De repente, nuestro gobierno que en el mes de diciembre pasado anunció, en el avance de Planificación para el año 2000, la necesidad de entre 4.553 y 6.473 MW eólicos, no puede ahora con nuevas cabriolas volver a jugar, en el peor sentido del término con las expectativas de todo un sector que, en poco tiempo, parece haber evolucionado en técnica y rentabilidad de forma admirable, -(las energías eólicas tal como nosotros exigíamos para su utilización, parece que han entrado ya, sin subvención alguna, en competencia con el resto de las energías convencionales)-.
Según la AEE, (Asociación de Energías Eólicas), el Ministerio de Industria, Energía y Turismo (MINETUR), ha lanzado una propuesta de Real Decreto para convocar subastas de potencia eólica y biomasa con derecho a incentivo (Retribución a la Inversión o Rinv) y un borrador de Orden Ministerial con los parámetros retributivos de aplicación, intentando así, fomentar de nuevo las instalaciones eólicas para  cumplir con los objetivos europeos de consumo de energías renovables en 2020.

Pero una vez más y van… …  el gobierno a través de la CNMC sigue dando palos de ciego porque con la propuesta actual, realizada a espaldas del sector, no resuelve ninguno de los problemas, incluido el de la inseguridad jurídica, que hoy paralizan lo "eólico".

Se quieren subastar 500 MW eólicos,-(cantidad muy lejana a las necesidades declaradas por el MINETUR)-, con el modelo introducido por la última reforma energética con lo que, al permitir que el  gobierno modifique las condiciones económicas cada seis años, se impediría "de facto"  que los inversores  se planteasen instalar nueva potencia eólica, al  desconocer la rentabilidad de sus proyectos más allá de los primeros años, aumentándose con ello exponencialmente, no lo dude nadie, el riesgo de sus inversiones.
Esta alegación se repite , con toda lógica, en todos los escritos presentados en la CNMC por las empresas del sector a título individual, recordando a la administración que los proyectos ganadores se regirían por el nuevo marco retributivo de parámetros que, de acuerdo con las condiciones de la subasta, se revisarían parcialmente cada tres años (semiperiodo regulatorio) y de forma total cada seis años. En esos plazos se fiscalizaría asimismo, con el peligro subsiguiente, la llamada "rentabilidad razonable" que la ley establece  hoy en el 7,503% para nuevos proyectos.
Por tanto se insiste por todos en que  “es imposible establecer cualquier mínima previsión de rentabilidad de los proyectos, y se genera una incertidumbre que hará inviable cualquier proceso de asignación”. Se recuerda también al gobierno que debería tener en cuenta los diferentes modelos de subastas de potencia renovables que se han realizado en otros países porque, el nuestro, “sería el único caso en todo el mundo que no aseguraría, no ya una rentabilidad, sino una retribución previsible a lo largo de la vida útil de proyecto”.

También se ha trasladado al gobierno, con toda razón, la conveniencia de modificar, aprovechando la subasta,  los mecanismos de regularización de ingresos por ajuste de precios de mercado prevista en el real decreto de renovables de 2014, en concreto en  cambiar los límites inferiores previstos y sustituirlos por la obligación de reconocer “la diferencia íntegra positiva en su caso resultante de hallar la retribución específica [incentivo] conforme al precio de mercado respecto a la que se la reconocido a partir del precio estimado”.

Para la AEE, es claro que el Gobierno, para elaborar una normativa importante de funcionamiento, no ha contado para nada con el sector eólico, el más perjudicado por necesarios  recortes de la Reforma Energética y así en la  subasta anunciada:

.- no se especifican ni las fechas ni la metodología que se aplicará, pero sí el coste que le supondrían en incentivos la instalación de los 500 MW eólicos: 21 millones de euros.
.-  se quiere aplicar una Rinv de 40.000 euros por MW, que es alrededor de un 60% inferior a la de los parques instalados en 2013 y 2014, ya con la Reforma Energética en vigor y
.-  con un CAPEX (inversión inicial de capital) un 20% inferior al definido en junio del pasado año 2014, con costes de explotación, un 21% menores y  con exigencia en horas medias de funcionamiento para el parque eólico, un 52% superiores.

España, habiendo sido pionera en Europa en instalaciones eólicas, parece caminar ahora a contracorriente en el tema eólico. Sólo cuatro países de la UE instalaron menos potencia eólica en 2014 que nosotros. Sólo Bulgaria, República Checa, Lituania y Estonia instalaron menos que España, que puso en marcha unos ridículos 27,4 MW eólicos en el pasado año.
Según datos de la EWEA, Asociación Europea de Energía Eólica, en la Unión Europea se instalaron en 2014 11.791 MW nuevos megavatios eólicos, –(un 5,3% más que el año anterior)–, hasta alcanzar una capacidad acumulada de 128,8 GW. Según la EWEA, “2014 muestra el impacto negativo de la incertidumbre política, regulatoria y de mercado que invade Europa, con marcos legislativos inestables frenando las inversiones en eólica”. En el resto del mundo, según Global Wind Energy Council (GWEC) tras el parón de 2013, 2014 ha sido un año récord, se instalaron 51.477 MW eólicos, lo que supone un aumento del 44% y sitúa la potencia instalada total en 369,55 GW. China sigue siendo la locomotora mundial, con 23.351 nuevos megavatios eólicos, lo que supone el 45% de todo el crecimiento mundial. India fue el segundo país asiático que más instaló, con 2.315 MW. Esto sitúa a Asia como el mercado de mayor crecimiento de la eólica en el mundo: en 2014 se instalaron 26.161 MW.  En los Estados Unidos, otro de los mercados hacia los que mira España, se instalaron 4.854 MW en el año.
A pesar de las sinrazones gubernamentales, a pesar insistimos en que ya, por fin, parece que la energía eólica puede empezar a vivir sin ayudas extraordinarias y de que , de ser así, debería constituirse en  una fuente energética absolutamente válida en el mix energético nacional, a pesar de que, desde la administración energética, parece olvidarse que, en el mundo las tecnologías energéticas y en los desarrollos empresariales, los emprendedores españolas cuentan y mucho, -( en las últimas semanas se nos ha anunciado que Gamesa ha  firmado un contrato para el suministro de 100 MW en China y  que Acciona  conectará 800 megavatios eólicos en Norteamérica)-, en el pasado 2014 España sufrió un cerrojazo tremendo en sus aspiraciones eólicas.
Pero por favor que nadie olvide y menos que nadie la propia administración, que nuestro país, que durante décadas ha estado pagando, indebidamente para nosotros, el desarrollo y establecimiento del sector eólico nacional, sector pionero a nivel mundial que alcanza la cuarta posición del mundo y la segunda de Europa por potencia eólica instalada, corre hoy el riesgo de perder el liderazgo que ocupa si el resto de países apuestan con fuerza por lo eólico, mientras en España  se fomenta con fuerza su paralización.
¡Ver para creer!
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Recursos Energéticos y Agua

La depuracion de aguas, un negocio floreciente

El sector porcino reduce un 28% el uso de agua por kilo producido

SIGRE o como reducir el consumo de materias primas 

Green Cycles obtiene el Certificado de Biodegradabilidad Marina

La bioindustria de la celulosa y el papel reporta resultados

La introducción de gases renovables reduciría las emisiones de gases

Fábulas y verdades en torno al medio ambiente

Los gastos en protección medioambiental crecen

Estas Navidades reciclaremos un 4% más de papel y cartón

La gestión de residuos crece

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.