Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Gastronomía > Restaurantes
VI COOL

Un pequeño fiasco

Cuando uno va a un restaurante que tiene el apellido Arola espera, quizá mucho. La fama de uno de los cocineros que, al menos en Madrid, abrió el frasco de las esencias de la cocina de El Bulli, cuando el nombre de Ferra Adriá no decía prácticamente nada en la capital, había llegado a su máximo y desde sus encontronazos con la Hacienda, puede que ya no sea el mismo.

Actualizado 8 febrero 2014  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Ocio
  
Indudablemente la fama hace mucho y el restaurante esta hasta arriba, pero la cocina no pasa de ser algo cuadriculado, en el que simple intento de salirse de un menú mas que estandarizado hace rechinar todas las estructuras y al final no funciona. Decimos esto porque en Vicool  todo esta preestablecido. La diversidad de menús diseñados por Arola, deben, de acuerdo con el diseño de la  carta ser mas que suficientes  para los comensales . Si uno intenta probar de aquí y de haya, complicado, casi imposible, al menos eso es lo que nos sucedió en nuestro intento de conocer algo mas de la carta, mas que a o b.
Por otra parte, esta formula conlleva una mas que exagerada formalidad en la elaboración de los platos que, formalmente son correctos, pero gastronómicamente dejan bastante que desear por estar firmados por quien están. Sergi Ariola es capaz de mucho mas. Su creatividad da mucho mas de si que la frialdad de unas elaboraciones que no se pueden criticar, porque la materia prima es correcta, la elaboración es también correcta, la presentación es formalmente correcta, y claro su degustación es eso, correcta. No busquemos mas.
 
VALORACION
Recepción/ Acogida 3
Local 2
Mantelería/Servicio/Rapidez 3
Carta (Presentación/Novedad/Variedad) 3
Carta de vinos 2
Materia prima 2
Elaboración (Platos pensados) 2
Presentación de los platos 4
Repostería 3
Cafés, Tes  
Copas 3
Precio 2
Creatividad/Novedad/Tradición 1
SUMA 30/52
Con toda esta  precisión y sin podernos salir del esquema prediseñado, nada mas que cuando de alguna manera pedimos que así fuese, aunque se tratase de una excepción llegaron a nuestra mesa los platos que conforma el llamado menú de Tapas, ya que, aunque nuestra intención era probar el mayor numero de platos posibles el menú mas largo, el de "degustación" era un menú muy lento porque requería mucho tiempo para servirse. ante este argumento no había mas remedio que plegarse  y aceptar lo que nos recomendaban, si bien pedimos que nos cambiasen uno de los platos  de carne por uno de pescado, para así poder probar esta materia prima  por lo que  pedimos cambiar unas alitas de pollo al Mojo picón por jnas sardinas.
Tras esos prolegómenos,   empezaron a llegar a la mesa con una rapidez  los distintos platos:
Pan ce doca casero con tomate y aceite
Carpacho de Portobello en aceite de trufa, parmesano y piñones
Ensalada de tomate con anchoas
Berenjenas ahumadas con carbón, también con piñones y balsámico
Las bravas de Ariola
Langostinos fritos con  curry y menta
Canelones de carne de olla
Albondigas fritas  con una fondue de queso de cabra
Sardinas
Y todo ello regado con un blanco "Ocho Patas"  de Valdeorras y un madrileño "Treinta mil Maravedies". La carta de vino es corta pero cuenta con referencias bien seleccionadas y que hacen fácil una elección adecuada.
La verdad es que el servicio fue rápido, pero no solo el nuestro, sino el de todas las mesas, lo cual hace que la rotación sea posible en unas cuantas  mesas, lo cual es bueno para los propietarios del local.
En definitiva,  lo que se echa de menos, es imaginación, creatividad, frescura y muchas cosas mas que Ariola ha aportado a la cocina española y que parecen haber quedado en el baúl de los recuerdos.

De cualquier forma, en estos días habrá salido la nueva carta que quizá recupere algunas de las virtudes del cocinero catalán, de no ser así el restaurante seguirá llenándose, porque la uniformidad y la simple corrección gastronómica ,  también tiene sus simpatizantes, no lo dudamos, pero la cocina de Ariola habrá que buscarla en otra parte


ViCool by Sergi Ariola
Lagasca, 32
914  355  701
Madrid
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Restaurantes

La Taberna de la Reina: un guiño a la tradición

Casa Franco o como volver a os orígenes

El chef Vivas Arocha abre restaurante en Madrid con sabor venezolano

Lettera una trattoria moderna que acaba de abrir sus puertas

Llego el frio, es el momento del "cocido madrileño"

Sushita, convierte su nueva propusta en un apartamento

Un "ovillo" muy personal

ROOSTIQ donde Carmen Acero lo es casi todo

Baroz, un bar de arroces

Mediodías ´nikkei´ de la mano de Arevalo

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.