Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

Vivimos inmersos en una tremenda manipulación climática.

Según la R.A.E, en nuestro idioma, en el idioma español, la palabra manipulación, en su tercera acepción significa," intervenir con medios hábiles y a veces arteros, en la política, en el mercado, en la información… …con distorsión de la verdad o la justicia y al servicio de intereses particulares".

Actualizado 23 julio 2020  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Eso es exactamente lo que está ocurriendo con todas las noticias relacionadas con el cambio climático, todo desde hace ya demasiado tiempo, se está manipulando. La ciudadanía está manipulada por un poder político que, sirviéndose de noticias, más o menos probadas, más o menos circunstanciales, está inculcando en el ciudadano medio la necesidad de una lucha absolutamente estéril contra un “cambio climático”, de origen antropogénico.
Y lo que es más que dudoso, el origen antropogénico de todos los cambios climáticos, que desde siempre han ocurrido y ocurren a la humanidad, lo presentan ya como axiomático; afirmar que el origen de todos los males está en el hombre, que se quiera o no, es el causante de todo el problema, es ya más que un dogma de fe, es una realidad, a la que nadie puede ni debe sustraerse.
Y para que todos veamos cómo se nos presentan todas las noticias relacionadas con el dichoso “cambio climático” y su estafadora lucha actual, leamos con detenimiento la última que nos presentan desde la GWPF.
 
“Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), noticia preparada por la Oficina Meteorológica del Reino Unido, existe una "posibilidad creciente" de que el mundo supere el "umbral de París" de 1,5 ° C en la temperatura global por encima de los niveles preindustriales. Afirman de forma conclusiva y sin rubor alguno que hay un 20% de posibilidades de que, en uno de los próximos cinco años se superen los 1.5 ° C previstos como aumento máximo admisible en la temperatura media global y que además y en paralelo, existe al mismo tiempo, un 70% de probabilidades de que esto ocurra en un solo mes durante el mismo período.
Claro es que, la noticia así presentada, induce al ciudadano medio, aterrado por las predicciones apocalípticas que está soportando de forma permanente, a seguir permitiendo el expolio climático al que nos están sometiendo los gobiernos europeos, con el nuestro a la cabeza, porque el miedo al desastre climático anunciado y su palpable realidad anula la posibilidad de que el individuo crea en otras soluciones para resolver el problema climático. 
Pero vean ustedes, veamos ahora la misma noticia presentada de otra manera, presentada de forma normal sin perseguir los intereses ni los dictados, las más de las veces remunerados, de la superioridad.
En vez de presentar la noticia diciéndonos que hay un 20% de posibilidades de catástrofe, por qué no afirmar, como sería lo lógico, que hay un 80% de posibilidades de que las temperaturas promedio anuales globales no aumentarán estadísticamente de manera significativa en los próximos cinco años.
Pero hoy podemos afirmar que, no hay periodista ni grupo periodístico alguno que se atreva a presentar esta noticia de forma normal. No tendrían ayudas públicas, están obligados a seguir dando titulares enloquecedores que puedan seguir distorsionando la realidad.

 
“Solo por un momento piensen lo que significan y persiguen realmente estas formas de actuar”.
Si no hay un cambio significativo en la temperatura promedio mundial para 2025, podremos mirar hacia atrás treinta años (la definición oficial del clima) y observar que los dos episodios de calentamiento principales, 1998 y 2015, se debieron a la variabilidad climática natural, en este caso dos eventos de El Niño. En muchos sentidos, el informe de la OMM es más un testimonio de la importancia de la variabilidad climática natural que del calentamiento antropogénico a largo plazo.
Además, este pronóstico se ha probado invirtiendo la dirección del tiempo en los modelos de computadora y viendo cuán exitosamente "predice" el pasado. Uno esperaría que cualquier modelo sea bueno en esto porque las observaciones pasadas ya se han incorporado al modelo que ha evolucionado para no tener desacuerdos serios con él.
En un sistema tan complicado como el clima el informe de la OMM subraya la naturaleza incierta y poco conocida de la variabilidad climática interna, mirar hacia el futuro es algo completamente diferente. Los buenos pronósticos posteriores no implican buenos pronósticos.”
En otros informes del mismo documento de la OMM, las estadísticas se vuelven aún más sospechosas. Uno dice que hay un 3% de posibilidades de que el próximo promedio de temperatura global de cinco años supere los 1.5 ° C. El tres por ciento implica una capacidad predictiva muy precisa, especialmente cuando va acompañada de una declaración de error.
Una vez más, cualquier periodista que observe estas cifras objetivamente, descubrirá que la verdadera historia es que hay un 97% de posibilidades de que el promedio de los próximos cinco años siga siendo lo que es ahora”.

 
Y, sin embargo, ECOLOGIST, ha proclamado en base a estos disparates que solamente tenemos ya cinco años para que ocurra ya el preconizado colapso climático”.
Terminemos señalando que, en estos días, se nos advierte también, en un estudio publicado por la revista NATURE, de que, la significativa reducción de ciertos gases, como el CO2, tardaría décadas en producir efectos en la temperatura del planeta.
El trabajo, desarrollado por el Centro Internacional de Investigación del Clima de Oslo en Noruega, (CICERO, en sus siglas inglesas), insta a "gestionar las expectativas" en este área, dado que  sus resultados sugieren que cualquier medida encaminada a mitigar la crisis climática exige compromisos a muy largo plazo.
“Aunque existe un consenso generalizado en torno a la necesidad de reducir las emisiones antropogénicas para frenar el calentamiento global, no se puede detallar la escala de tiempo durante la que ocurrirán los cambios atmosféricos deseados”, exponen los autores del estudio. En ocasiones, observan, los debates públicos están marcados por asunciones sobre la inmediatez de las medidas de mitigación, pero el propio sistema climático se encarga de "ocultar" cualquier reacción a cambios abruptos a corto plazo. Estudios anteriores han analizado esta cuestión en relación con la emisión de dióxido de carbono (CO2), pero se conoce menos la respuesta de la naturaleza a otros gases de efecto invernadero.

 
En resumen y para que todos lo entendamos resulta que, tras los cientos de miles de millones de euros que nos vamos a gastar, nosotros diríamos tirar, en la estéril e innecesaria lucha contra el cambio climático, intentando que la temperatura global no subiera en el año 2025, nos decían, más de 1,5 º C, nos será imposible su comprobación y contrastación.
Según nos dicen serán necesarias muchas décadas, quizás seis, es decir 60 años, para poder comprobar si la temperatura baja lo previsto y si es de origen antropogénico. Es decir que las previsiones para el año 2025 ya se atrasan hasta el año 2080 o 2090, ¡qué les parecen los modelos! ¡Quién comprobará entonces lo que haya ocurrido y responderá de los despilfarros actuales!
¿No se convencen de la falta de veracidad de los ecologetas vividores del clima?
¡Quién lo diría, hace solo unos meses! Pero la UE erre que erre.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Tras 16 años , ¿solucionaremos el problema de los aranceles USA?

Por favor Planas, no más embelecos.

Sobre la anunciada reforma de la Ley de la Cadena.

"cuando las barbas de tu vecino, el "fracking", veas quebrar, pon tus

Nuevo embrollo en el sector oleícola español.

¡Quo Vadis! Francisco.

De nuevo, ¿bioetanol en Castilla-León?

ACEITE DE OLIVA, Cooperativas versus Asociaciones de izquierda.

¿Es posible la contumacia sobre los biocombustibles? Sí

Contumacia en el Barco 2.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.